Prueba

Nueva SYM Wolf 250i: pequeña gran moto3.499 euros – 249,4cc – 24,6 CV


Vota

0 0

Más que scooters. La marca taiwanesa SYM demuestra, al presentar su nueva Wolf 250i, que también sabe fabricar motocicletas con un extraordinario compromiso entre calidad y precio. Por tan sólo 3.499 euros, esta naked ligera y bien equipada se postula como 'posible-primera-moto' para iniciados gracias a su polivalencia de uso y a su estética actual. Para ser una gran moto, no es necesario ser grande...

El catálogo de SYM deja muy claro cuál ha sido -hasta el momento- su recorrido en nuestro país. Tan sólo en la cilindrada de octavo de litro, la firma taiwanesa dispone de hasta 16 scooters diferentes. De 50cc, podemos sumar 9 modelos más. Un batallón que ha contribuido a afianzar la imagen de SYM como fabricante de scooters con un genoma común: vehículos urbanos, lógicos, de precio ajustado y alta corrección en acabados y materiales. Sin embargo, vista la última Wolf 250i y escuchados a los responsables de Motos Bordoy -importador de SYM en España- parece que algo está cambiando... “Abordamos el mercado de la moto media, en el segmento 'de moda' como es el de las naked, con una finalidad estratégica de imagen de marca y el objetivo de introducir la marca SYM en otras categorías además del scooter”, declaraba Carlos Muñoz, responsable de prensa de Motos Bordoy, durante la presentación de su nueva motocicleta. 

Con esta fijación, llega a los concesionarios de nuestro país la versión de 250cc de la SYM Wolf (que ya estaba disponible en 125cc), una naked ligera catalogada como 'entry model' -es decir, modelo de entrada- para motoristas noveles con el carnet A2 que tengan cada día necesidades de movilidad urbana y que, llegado el momento, no renuncien a alguna escapada por carretera. El público femenino también encontrará interesante la nueva Wolf 250i, porque es una moto de potencia lógica, sin alardes ni sofisticaciones, y su tamaño es muy accesible... tanto como su propio precio (3.499 euros) que se sitúa claramente por debajo del de su competencia directa, o sea, la KTM Duke 200 (4.239 euros), la Suzuki Inazuma 250 (3.899 euros) o la Yamaha YBR 250 (4.719 euros), modelos -excepto el de Iwata- recién llegados al mercado y que dejan clara la tendencia actual de muchos fabricantes de disponer en su gama de motocicletas asequibles y divertidas. SYM se suma al carro -y puede que no sea la última vez pues hay rumores de que lleguen más adelante otras versiones de diferentes cilindradas- con una moto que, pese a su reducido precio, ofrece un alto nivel de equipamiento y tecnología y un sorprendente comportamiento en marcha. Estamos ante una pequeña y, al mismo tiempo, gran moto. Veamos de qué pasta está hecha. 

Estilo naked deportivo

La nueva Wolf250i reproduce a pequeña escala soluciones estéticas que acostumbramos a encontrar en el segmento de las naked de gran cilindrada. Los diseñadores de SYM han querido enfatizar este espíritu deportivo dibujando una moto de líneas agresivas, muy acorde a las modas imperantes en Europa, con detalles 'musculosos' y formas de streetfighter: un gran faro delantero en forma de 'punta de flecha' con cupulín integrado, un voluminoso depósito de combustible (14 litros), sus aletines afilados de estilo 'boomerang' y su prominente quilla son los principales reclamos estéticos de esta naked taiwanesa. También gana protagonismo el silencioso del escape de sección ovalada y el guardabarros delantero de rasgos deportivos.

Además, para su 'opera prima' en el segmento de las motos de más de 125cc, SYM no se amilanó en el plano del equipamiento tecnológico. La nueva Wolf exhibe, por ejemplo, un completo cuadro de instrumentos analógico-digital de diseño deportivo tipo naked, con fondo tipo de fibra de carbono, retroiluminado y que, además de la información que solemos encontrar en la categoría (velocímetro, cuentarrevoluciones, cuentakilómetros, nivel de gasolina, reloj digital, testigo intermitencia, luz de carretera y testigo de presión de aceite) ofrece la inestimable ayuda del testigo de la marcha engranada o de carga de batería. De noche ofrece una iluminación azul neón. En cuanto a las ópticas, la delantera es de tipo multiconvex (cristal liso y parábola del faro tallada) y la trasera dispone de una matriz de led's. 

Posición de conducción

Como buena moto polivalente, la Wolf250i ofrece al conductor una posición natural y cómoda que le permita afrontar los trayectos diarios o las salidas de fin de semana sin fatiga: la espalda queda erguida y ligeramente inclinada hacia delante -al estilo de las sport turismo-; las piernas quedan bien acopladas en el vehículo aunque -sobre todo para los conductores más altos- bastante flexionadas debido a que las estriberas están algo retrasadas; y los brazos alcanzan relajadamente el manillar de tubo curvado, que es ancho y cómodo. El asiento es espacioso, tanto para el conductor como el pasajero, que también dispondrá de unas accesibles asas traseras y reposapiés plegables de fundición de aluminio y sujetos al subchasis. Para estacionarla, la nueva SYM 250 ofrece un sólito caballete lateral con interruptor de desconexión del motor de seguridad.

Otros detalles destacables en la Wolf son el tapón de depósito de combustible articulado con cierre de llave y, bajo el asiento, el acceso a la batería y un pequeño hueco -también accesible mediante llave- para guardar la documentación del vehículo.

La Wolf 250i es una moto pensada para todos los públicos. Sus contenidas dimensiones (L x An x Al: 2005 x 790 x 1050 mm) permitirán a la inmensa mayoría de los conductores alcanzar con facilidad el suelo con los pies. Posiblemente, los motoristas más corpulentos sientan que le 'falta' moto entre sus piernas; de ahí que la intención de SYM es dirigirse sobre todo a los conductores jóvenes que quieran 'foguearse' con un modelo práctico y fiable, o al público femenino que necesite una moto proporcionada a sus necesidades.

Motor completamente nuevo

La casa asiática ha desarrollado y fabricado 'desde cero' un nuevo propulsor para equipar su nueva Wolf. Dispone de un único cilindro de 71 x 63 mm que alcanza los 249,4 cc de cilindrada; la refrigeración es líquida y de la alimentación se encarga un sistema Efi de inyección electrónica tipo 'closed loop' fabricado por Nissin; la distribución, con culata de cuatro válvulas, está accionada por un único árbol de levas y el encendido electrónico es de última generación. Esta configuración da como resultado un motor compacto de 24,67 CV de potencia a 7.500 rpm y un par motor de 23,1 Nm a 6.000 rpm (las prestaciones que ofrece en marcha las veremos más adelante).

Como curiosidad mecánica en esta categoría, hay que destacar que dispone de eje de balance tras el cigüeñal, solución que ayuda a filtrar en gran medida las vibraciones de este motor que, por tratarse de un monocilindro, tiende a generarlas. El embrague es tipo multidisco en baño de aceite, el sistema de arranque es eléctrico y la caja de cambios es de seis marchas.

Eficaz parte ciclo

Como hemos dicho, es posible que en un futuro SYM comercialice algún modelo de mayor cilindrada usando como base la Wolf 250i. Quizás -ya que todo son rumores- por este motivo la nueva moto oriental se beneficie de una leve sobredimensión en algunos de sus componentes de la parte ciclo, lo que sin duda mejora su eficacia dinámica gracias a su buena dotación de llantas, ruedas y frenos. Encontramos un generoso tren rodante, con una suspensión delantera basada en un horquilla telescópica (con diámetro de 35 mm y recorrido de 125 mm) y la trasera en un monoamortiguador de doble efecto con recorrido de 100mm -ambos con asistencia hidráulica, y unos neumáticos anchos de 110/70 delante y 140/70 detrás -ambos de 17 pulgadas-. Su robusto chasis es de tipo monoviga, con tirantes en su extremo frontal para anclar el motor y tubos posteriores que descienden desde la parte central para formar un triángulo con la estructura trasera.

El sistema de frenada queda a cargo de un disco en cada uno de los ejes: el delantero con un diámetro de 288 mm y gran pinza de doble pistón paralelo con un anclaje radial; y el trasero de 222 mm son simple pistón. Los dos son de perímetro irregular. Además, disponen de cuatro posiciones de regulación. Las llantas son de aluminio pintadas en negro y disponen de seis brazos curvos. 

Moto polivalente

Nada como una buena ruta de montaña para exprimir al fondo las prestaciones de la nueva SYM Wolf 250i. Aunque durante la presentación no realizamos ningún trayecto puramente urbano -tan sólo pisamos alguna población con poco tráfico- nos podemos imaginar que esta moto se comporta con nota en la ciudad ya que se trata de un vehículo ligero, de tan sólo 173 kg, compacto y maniobrable. Se mueve con soltura tanto en parado como entre coches y, a ritmos bajos, no es necesario jugar excesivamente con las marchas ya que su motor lleno no lo requiere. Como hemos apuntado, es accesible y se llega con facilidad al suelo, así que la ciudad, por muy atascada que se encuentre, no será un terreno hostil para esta naked ligera.

Ahora bien, evadidos del entorno urbano y de los trayectos diarios de semáforo en semáforo... ¿será la nueva SYM capaz de ofrecer un comportamiento noble y divertido en otro tipo de vías? 

Sin lugar a dudas. Esta moto tiene una vocación polivalente e, inmersos en asfaltos serpenteantes, también es capaz de sacar alguna sonrisilla incluso a los motoristas más expertos. Que nadie se lleve a engaño, no es una moto destinada únicamente a fines deportivos... pero si se le requiere, puede ofrecer un comportamiento más que digno y será una buena 'moto-escuela' para los iniciados.

Su chasis ofrece un comportamiento ligero y dinámico y sus suspensiones -de tarado levemente duro- permite enlazar curvas con precisión y soltura. Durante la presentación recorrimos una larga y exigente carretera de montaña y la Wolf sacó su 'gran' espíritu de 'pequeña' moto deportiva. Los 25 caballos de potencia ofrecen aceleraciones resueltas y, con alguna recta larga por delante, velocidades punta muy por encima de los límites no recomendados (y cercanos a los 140 km/h). Para sacarle el máximo provecho, será necesario -aquí sí- menear con soltura la palanca de cambios, sobre todo en salida de curva, donde la Wolf pedirá una marcha menos para salir adelante. Las relaciones de cambio están muy bien escalonadas y pondrán en relieve unos datos de par interesantes. Dicho de otra manera: es un motor que puede solventemente con la motocicleta que lleva encima gracias a su potencia adecuada y afín al tipo de cilindrada. Asimismo, y gracias a sus reducidas cifras de consumo, la taiwanesa llega a confirmar unos sobresalientes 2,9 litros a los 100km que pueden llegar a suponer hasta 450 km de autonomía, un dato a tener en cuenta a la hora de hacer una salida. 

El paso por curva a alta velocidad evidencia algún flaneo en el tren delantero, pero en líneas generales la moto se comporta con precisión y aplomo en los giros. Los frenos, bien dimensionados detienen mediante una maneta de tacto dosificable la moto con mucha eficacia. Con un reparto de pesos muy equilibrado -76 kg en el tren delantero y 97 en el trasero-, una posición de conducción tipo sport turismo ligeramente sobre el manillar y un ángulo de lanzamiento de la dirección de 25º, la agilidad en las trazadas de esta moto es una de sus principales virtudes, lo que incita en muchas ocasiones a ingresar en los giros con desparpajo y, al mismo tiempo, confianza. Sus reacciones son previsibles y muy controlables. 

La nueva Wolf 250i ya se comercializa en los concesionarios españoles desde este mes de junio a un muy competitivo precio de 3.499 euros, y está disponible en colores blanco y negro (la garantía es de dos años con cobertura en piezas y mano de obra). Sin duda, un vehículo a tener en cuenta en el segmento de las naked ligeras de media cilindrada, esta nueva SYM reúne ingredientes básicos pero necesarios para convertirse en la primera moto de muchos motoristas con el carnet A2. Está bien construida, es proporcionada, equilibrada y además rezuma deportividad por todos los costados. Una deportividad que luego se entrega en frasco pequeño. Su polivalencia, junto con sus correctos acabados y materiales, es su principal baza, ya que se adapta tanto al uso urbano como al de carretera dominical, demostrando que para ser una gran moto, no es necesario ser grande. 

Fotos de la SYM Wolf 250

Fotografías por: Motos Bordoy (J.M Orengo)

La alternativa

Suzuki Inazuma 250

Ya está aquí. Después de ser presentada recientemente en Italia y tras meses de exitosa comercialización en China y Japón, la Suzuki Inazuma 250 llega a España, un nuevo modelo que sin ser una moto exuberante, estaba generando una gran expectación a escala internacional. Económica de precio pero con la excelente calidad que Suzuki siempre imprime a sus motos, la Inazuma promete ser una moto perfecta para un gran número de usuarios.

 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • Daniel
    Daniel 01-09-2013

    Teens will read it when you are not looking. Get the inmirfatoon out. Would like to see one that has actual pictures of the disease, but that would make it difficult to mix peds, teens and adults in regard to rooming a patient.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"