Prueba

Nueva Yamaha YZF-R3 - Presentación¡EMERGENTE!


Vota

0 0

La nueva Yamaha YZF-R3, una bicilíndrica de 320 cc, te puede convencer como deportiva utilitaria... y como perfecto paso intermedio para llegar a motos mayores

El día anterior a probar esta nueva Yamaha YZF-R3 bicilíndrica 4 T en carretera y en circuito lo estuve haciendo sobre una superbike de 20.000 euros que la cuadruplica en potencia... Pero sobre la Yamaha no me lo pasé, te lo aseguro, peor...

Nuestro mercado está creciendo... pero por mucho que lo haga nunca será de ocho (sí, 8) millones de unidades al año, como India, o de tres como... Indonesia, justo donde está fabricada esta R3. Es cierto que por aquí las deportivas, gracias a que la DGT -y los distintos gobiernos sean del color que sean-, han acabado con el mercado del ciclomotor, y por ello, el de iniciación a las motos medias, y a que la crisis ha hecho aflorar otros sectores como el ciclomotor o el naked, están en crisis.

Yamaha YZF-R3, la "segunda de la saga"

Ocurre justo lo contrario en países emergentes como los citados o Brasil, como ejemplos, donde una naciente clase media empieza a ir más allá de las pequeñas “motillos” tipo Scoopy que llenan las calles como vehículo utilitario ante todo. Desde allí, y para allí sobre todo, está apareciendo un segmento de motos de unos 300 cc de cilindrada y carácter “sport”: la KTM 390, las Kawasaki Ninja 250 y Z300, las CBR 300...

Yamaha acaba de presentar esta espectacular YZF-R3 como “la segunda de la saga” que, tras la YZF R-125, llevará como paso inmediatamente lógico a esta 321 cc y, luego, a las R-6 y R-1. Es lógico, estas Yamaha “azules”, pese al descenso en ventas de las “R” en el mundo “occidental”, sigue siendo el segundo sector de mercado de la marca de Iwata.

Así... por mucho que esta moto sea, ejem, un modelo “emergente”... ¡aprovecharla aquí, en las europeas, es una perfecta idea!: es una supersport apta para el día a día, deportiva y divertida, perfecta en carreteras “idem”, realmente bonita, muy versátil y muy asequible a un amplio segmento de público joven, entre 18 y 25 años de edad, que incluye “como anillo al dedo” a los nuevos poseedores del carnet A2.

¿Qué da esta R3 bicilíndrica? Como decía, subí en ella tras rodar sobre una SBK de 200 CV –ejercer de probador tiene estas cosas, saltando cada día de moto a moto, ufff...-, y ello incluyó, además de una bonita excursión persiguiéndonos entre colegas en las espectaculares carreteras del Priorat tarraconense, unas apasionadas tandas en Calafat. Y, como insinuaba en la entradilla, no lo pasé peor sobre esta R3 de 321 cc que sobre la Superbike de 200 CV con la que había rodado en Misano el día antes. ¿Porqué? Pues porque a pesar de sus 320 cc, esta moto tiene el suficiente picante, por encima de las 250 cc, para que, junto a su peso ligero y a una manejabilidad bien apoyada en unos componentes de calidad y eficacia suficiente, todo a un precio digamos asequible y apto para que todos, incluso sin necesidad de mucha experiencia, se lo pasen muy bien con ella.

Yamaha YZF-R3: motor completamente nuevo

Empecemos con que, gracias a sus 42 CV y a su buena aerodinámica, esta moto se pone sin excesivos problemas a más de 185 km/h de marcador, llegué a ver casi 180 a final de recta de Calafat pese a que la sexta es casi una overdrive. Una de mis sentencias favoritas es que si alguien considera que una moto capaz de correr así es lenta es que... nunca se ha caído a esta velocidad. Sube revolucionándose sin rechistar a más de 11.500 vueltas empujando, tras dar su máximo a 10.750 rpm, -corta a 13.500 rpm- y su par de casi 30 Nm a 9.000 vueltas la aleja definitivamente de una moto “pequeña” como sería una... ejem, 250 cc. Esta moto empuja definitivamente mejor arriba que su rival RC390... que da dos caballos más pero 2.000 vueltas menos...

Su motor es completamente nuevo, un bicilíndrico paralelo vertical DOHC con inyectores de 12 pulverizadores, con ángulo de válvulas muy estrecho y toberas de 32 mm y tiro directo, con una relación diámetro por carrera (68 x 44,1 mm) bastante corta, y pistones forjados con laterales “platinados” y 7 mm de offset o desfase entre los ejes de bulones y cabezas de biela que reduce su desgaste, bielas “carburizadas” tipo R1 y... cigüeñal a 180 grados, de modo que esta moto suena y se comporta como una mini “crossplane”.

El resultado es un motor muy alegre, pero al tiempo capaz de dar un buen compromiso entre su carácter agresivo y que sea tremendamente fácil de llevar. Por su carácter divertido, la moto gusta de empalmar marchas arriba como una verdadera deportiva, pero también es amante de callejear sin quejarse y hasta de trotar a bajo régimen en marchas relativamente largas. Para mejorar su docilidad, el mando de gas que mueve las mariposas de los inyectores de doble cuerpo monta una leva progresiva, de modo que la moto “abre gas” dosificando su respuesta en favor de evitar cualquier comportamiento abrupto...

El mismo carácter versátil se refleja en su posición de conducción, con manillares por encima de la tija superior, las estriberas bastante bajas y adelantadas, y un asiento plano y cómodo. Supongo que tanto por razones de costes como de facilidad de industrialización, el chasis no es un “Deltabox” doble viga de aluminio, sino un tubular tipo “dyamond” de tubo de acero.

Su batalla de 1.380 mm, su geometría delantera de 25º de dirección, y su avance de 95 mm serían de una “RR” si esta moto tuviera una cilindrada superior a los 600 cc, pero resultan bastante conservadoras al tratarse de un modelo con la mitad de su cubicaje: así, su comportamiento es particularmente sólido en combinación con un basculante fundido en aluminio casi tan largo como el de una R1...

El escape se centra debajo del motor, como en aquella, y emite un sonido grave muy parecido, si se me permite, a una hipotética ER-3 o una de las conocidas Suzuki 500 de hace unas décadas. En total el peso se contiene en unos correctos 169 kilos todo lleno, y su reparto de pesos al 50% es virtualmente idéntico al de las mayores de la saga “YZF-R”.

Las llantas son de aleación, y monta de serie, y de calle, unos Michelin Pilot “Street” de buen comportamiento en carretera y aceptable en circuito gracias a la relativamente baja potencia que deben resolver abriendo a la salida de las curvas. Las medidas de 110/70 y 140/70 17” son un buen compromiso entre agarre y escaso arrastre. La misma calidad, ciertamente “industrial” pero muy adecuada al interés comercial de esta moto, puede verse en los frenos: delante, un único disco de 298 mm, con pinza de doble pistón paralelo, de mordiente no exagerado pero progresivo, y... ABS no desconectable que llega, lógicamente, a “disparar” en circuito en uso igualmente disparado por no decir “disparatado” a la hora de perseguir a los periodistas que te preceden.

La horquilla delantera es convencional, de 41 mm, con 130 mm de recorrido y sin reglajes, pero mostró un más que aceptable comportamiento en Calafat. El monoamortiguador es un KYB ajustable a 7 niveles de precarga.

La YZF-R3 es buena en uso ciudadano, para el día a día y hasta para moverse en autopista, ya que el carenado es bastante protector a alta velocidad y su triángulo ergonómico es más que confortable. Para los menos altos, se ha querido que el asiento quede a 780 mm, y resulta muy estrecho en la zona de las rodillas de modo que las piernas no quedan abiertas.

El cuadro de instrumentación es muy ligero, con display de velocidad engranada, luz “flash”ajustable para indicar los cambios de marcha, rpm, reloj, nivel de gasolina, consumo instantáneo y medio, temperatura de refrigerante, dos parcializadores, reserva de combustible en kilómetros, de intervalos de cambio de aceite, etc... Para terminar, esta moto busca que los intervalos de mantenimiento sean muy largos: a nivel de reglaje de válvulas llegan a los 42.000 km, y la cadena de distribución monta tensor automático...

A nivel estético, destaca sin duda el doble faro con led central, el carenado lateral a base de “capas” para mejorar el flujo de aire, los estribos de aluminio de categoría superior, el silencioso muy bien dibujado, el piloto posterior por leds...

En resumen, Yamaha ofrece una moto que se posiciona perfectamente entre las “utilitarias” y las extremas deportivas de la categoría, apta para jóvenes apasionados y nuevos A2... A estos sólo les quedará escoger entre los colores “azul” de guerra Yamaha y un negro mate muy aparente, todo por 5.299 euros... Si te queda algo en cartera, la marca te ofrece un completo catálogo de accesorios: silencioso Akrapovic tipo calle o circuito, asiento colín, etc... Juguete completo, ¡juguete Yamaha!

Características generales Yamaha YZF-R3

1. Motor Bicilíndrico, 321 cc, 68 x 44,1 mm

2. Potencia: 42 CV a 10.750 rpm

3. Cambio de 6 relaciones

4. Embrague multidisco en aceite

5. Chasis tubular de acero, basculante monobrazo de aluminio fundido.

6. Suspensión delantera por horquilla convencional de 41 mm no regulable

7. Monoamortiguador no progresivo regulable en 7 niveles de precarga

8. ABS de serie

9. Instrumentación por diplay digital

10. Alimentación por inyección, refrigeración por líquido

11. Par motor de 29,6 Nm a 9.000 rpm

12. Ruedas de 110/70 17” y 140/70 17”

13. Peso con gasolina 169 kilos

14. Disco delantero de 298 mm, pinza 2 pistones opuestos y trasero de 230 mm, pinza 1 pistón, ABS de serie.

Fotos de la Yamaha YZF-R3

Fotografías por: Sebastián Romero, Alessio Barbanti, Yamaha.
 
Da tu opinión

Comentarios (2)

  • Carlosrc04
    Carlosrc04 29-04-2015

    Despues de leer la noticia, y ver el precio, las caracteristicas generales y demas, no entiendo tanta critica positiva, la verdad, y me explico.
    Un motor, bicilindrico, de 320c.c. 4t, con 42 cvs, es para enmarcar? la verdad, la aprilia RS 125 c.c., si de 125, de 2 tiempos, daba en torno a 37 cvs, y francamente, los componentes de dicha "bestia" era de 1º nivel, por el mismo precio que este "caceorolo".
    Francamente, sacan modelos "nuevos" con componentes "light", horquillas convencionales, freno simple delantero sin grandes dimensiones... y 169 kilos? en serio? pesa lo mismo que una R6 o una R1? en serio, dejad de tomarnos el pelo. las marcas se han dado por vencidad por el "efecto HONDA"? poco a poco se van viendo innovaciones en los motores de 2Tiempos, como la injeccion directa de OSSA, que hablan maravillas de ella, la tecnologia de aprilia, y lo que queda por venir.
    Una 250 cc 2 tiempos, con motor injectado, me gustaria ver que opinion le mereceria al editor de esta noticia....
    Larga Vida al 2T

  • Matrakos
    Matrakos 12-05-2015

    Claro que sí precioso, está toda España deseando una 500cc 2T para ir de paseo o a trabajar. O mejor, para ir de ruta. Así cuando la saques por la sierra a 40º aprovechas para hacer una BBQ. Eso sí, prepara 4l de acite y bien de gasolina que está barata. Y cada 10.000 afloja la revisión de maravilloso 2T: cojinates, segmentos, juego de juntas completo, lo mismo la jaula de agujas y toda la mano de obra. Enhora buena, eres campeón del mundo.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"