Prueba

Nuevo SYM Maxsym 600i ABS 2014De norte a sur, de este a oeste...


Vota

0 0

Una tercera alternativa se planta con firmeza en el segmento de los megascooters GT de altas cilindradas, hasta ahora compuesto por el Suzuki Burgman 650 y el BMW C650 GT, modelos con precios de 5 cifras. Por tan sólo 6.499 euros SYM propone el nuevo Maxsym 600i, un vehículo de grandes equilibrios con genética rutera: amplio confort para dos pasajeros, capacidad de carga, correcta calidad de fabricación y potencia a raudales. Todo lo necesario para transportarte donde quiera que vayas...

Bajo una óptica enfocada en la seguridad y el confort, y no en las altas prestaciones ni la deportividad, el fabricante taiwanés SYM ha elaborado su nuevo megascooter, el Maxsym 600i ABS. Es el segundo integrante de la familia, pues ya conocíamos la versión de 400cc, que lleva tres años cosechando buenos resultados en los concesionarios. No hay cambios transcendentales entre ambos 'hermanos' -a excepción del crecimiento de la mecánica, el silenciador y los retrovisores; las dimensiones y la estética de la carrocería son idénticas-, por lo que conserva esa fórmula de vehículo de corte económico pero con una elevada calidad de construcción. Sin embargo, el posicionamiento del nuevo vehículo top de gama de SYM tiene ciertos matices: es el único mega monocilíndrico de alta cilindrada, mientras que sus dos rivales naturales, el Suzuki Burgman 650 y el BMW C650 GT, equipan propulsores de dos cilindros; más allá de esta importante diferencia mecánica que a lo largo de este artículo explicaremos en más detalle, el resto del vehículo cumple con todos los estándares que cualquier amante de los largos viajes en scooter automático pueda necesitar: un habitáculo muy espacioso y ergonómico tanto para el conductor como el pasajero, buena capacidad de carga para dos cascos integrales bajo el asiento y amplias guanteras, carenado y pantalla envolvente, una parte ciclo robusta y confortable, soluciones tecnológicas como el ABS que aportan un plus de seguridad, y el citado propulsor de 45 CV de potencia que se caracteriza por sus vivas aceleraciones y unas velocidades máximas de nota. 

Es de merecido reconocimiento el esfuerzo que, desde hace unos años, SYM está haciendo por ofrecer productos de una altísima relación calidad/precio y con todas las garantías de una marca que, en nuestro país, está representada con solvencia por la dilatada experiencia en la industria de las dos ruedas de Motos Bordoy, su importador oficial con sede en Rubí (Barcelona). Por tanto, estamos de nuevo ante un SYM que convierte al precio en su principal caballo de combate: los 6.499 euros que vale en comparación con los 9.599 del Burgman o los 11.600 del BMW C serán sin duda un poderoso reclamo para el público objetivo al que se dirigen los tres modelos. Con estas credenciales nos dirigimos el pasado 11 de junio a Bilbao, invitados por los responsables de la marca en España, para disfrutar de una exhaustiva ruta a lo largo y ancho del País Vasco y parte del sur de Francia, con la que pudimos extraer unas primeras impresiones a bordo de este voluntarioso megascooter que no entiende de fronteras ni de distancias. 

Con el Maxsym 600i ABS, el tope de gama de SYM, ponemos la guinda”, explicaba Carlos Muñoz -responsable de comunicación y marketing de Motos Bordoy- durante la conferencia de prensa.Ofrecemos lo mismo que nuestros competidores, pero a mejor precio. Es un scooter de buenas terminaciones, equilibrado y proporcionado, con un motor potente que le va a resolver sus necesidades de carretera para poder viajar con él, pero también que sirve para la ciudad, pues no pierde el cariz de scooter, resuelve el día a día, por tamaño y manejabilidad, e incluso puede zigzaguear entre coches y subir bordillos”, aclaraba Carlos, que finalizaba: “es un scooter de alta cilindrada de lujo, con una relación calidad/precio imbatible”.  

EL MAXSYM NACIÓ PARA SER 600

En realidad, el Maxsym fue diseñado para debutar como 600, pero los responsables de SYM en Europa decidieron por cuestiones comerciales 'traer' antes la versión de 400 (leer prueba aquí), mucho más adaptada a los gustos y necesidades de los conductores de aquí. Ambos modelos, por tanto, comparten carrocería, chasis, suspensiones y la práctica totalidad de componentes. Son como dos gotas de agua, que podemos diferenciar tan sólo por los retrovisores -cromados en el pequeño, negros en el grande-, por el silenciador del escape y, obviamente, por el incremento de cilindrada que redunda en mayores prestaciones.

El formato es el mismo, con un diseño exterior elegante y una carrocería de amplias dimensiones -la distancia entre ejes llega a los 1.560 mm- reconocible por su doble faro elipsoidal para las luces de cruce y carretera, y con una batería de LEDs encargada de la luz de posición. El el piloto trasero también encontramos una matriz de LEDs. Las voluminosas cotas del nuevo Maxsym lo convierten en el scooter GT más largo -empatado con el Burgman en 2.270 mm- y ancho del mercado -825 mm- generando un espacioso habitáculo que asegura el máximo de los conforts para enfrentarse a largos viajes por carretera. Para ello el conductor dispone de un amplio y mullido asiento, unas buenas plataformas laterales donde reposar los pies y, gracias a su doble nivel, incluso llegar a estirar completamente las piernas (también los conductores más altos), y de un respaldo que “mima” las lumbares; el pasajero también viajará cómodamente gracias a su espaciosa 'parcela' de asiento, su respaldo de serie, las generosas estriberas encauchadas y amplias asas donde agarrarse. Todo el habitáculo queda protegido aerodinámicamente tanto por el ancho frontal del vehículo como la prominente pantalla parabrisas. 

CAPACIDAD DE CARGA

El nuevo buque insignia de la casa asiática se equipara a otros modelos del mercado con una buena capacidad de carga que, aunque no alcanza a la del Burgman -techo de la categoría en este aspecto- ofrece al usuario la posibilidad de albergar bajo el asiento dos cascos integrales de talla grande: han de colocarse con cierta maña, y una vez dentro no queda espacio para nada más. Pero el Maxsym también ofrece hasta tres guanteras más bajo el manillar, redondeando lo que sin duda es un excelente almacenamiento: dos laterales que se abren mediante pulsador y una más inferior que, bajo llave, destaca por ofrecer toma de corriente convencional y por entrada USB. Las tres juntas son suficientes para guardar todos esos pequeños objetos que deseamos descargar de nuestros bolsillos cuando nos sentamos en el scooter. El ancho túnel central y la ausencia de gancho porta-bultos no facilita el transporte de bolsas o mochilas entre las piernas. 

ESOS PEQUEÑOS DETALLES QUE TANTO SE AGRADECEN

En la elección de un scooter -en detrimento de una moto- suelen tener mucho peso todos esas soluciones funcionales que, a la hora de vivir a bordo de nuestro medio de transporte, nos facilitan la vida con lógica y practicidad. El Maxsym 600i te puede convencer con unas cuantas que os enumeramos:

  • * Apertura del maletero con amortiguadores de sujeción

  • Posibilidad de regular la pantalla

  • Freno manual de aparcamiento

  • Sistema de calefacción en la zona inferior del retro-escudo

  • Warning

  • Doble posibilidad de abrir el asiento: accionamiento remoto mediante un pulsador en la piña derecha del manillar, o eléctrico desde el contacto.

  • Cerradura con bloqueo

  • Las citadas tomas eléctricas en las guanteras para recargar tu dispositivo móvil

  • Cerradura con bloqueo de “cortinilla” que sella todas las funciones de la cerradura para evitar el robo

  • Tapón de depósito con llave en el túnel central para repostar sin necesidad de descender el vehículo

  • Doble opción de estacionamiento, por caballete central o lateral

  • Completísimo cuadro de instrumentos, con dos esferas para velocímetro y cuentarrevoluciones, con dos relojes a los lados para informar el nivel de combustible y temperatura del motor. Dispone además una pantalla digital en el centro del panel, para la consulta de recorridos parciales, nivel de carga de batería y reloj digital, y a lo largo del cuadro, testigos luminosos. La iluminación en conducción nocturna exhibe una tonalidad azul eléctrico

EL MOTOR CRECE Y RECIBE MEJORAS

El propulsor del Maxsym 600 es el mismo que el del 400. Los ingenieros de SYM tan sólo han incrementado el diámetro y la carrera del cilindro, que ahora llega hasta los 92 x 82 mm, dando así una cilindrada 165cc mayor. El resultado es una mecánica de 565cc capaz de ofrecer 11 caballos más de potencia máxima: de 34 pasa a 45 CV, alcanzables igualmente a 7.000 rpm. Por su parte, el par motor aumenta de 3,6 a 4,7 kgm, consiguiendo esta cifra máxima a 1.000 vueltas más (6.500 en lugar de 5.500 rpm).

En comparación con sus rivales directos, las prestaciones del nuevo Maxsym son menores: el Suzuki Burgman 650 logra una considerable cifra de 55 CV mientras que el C650 GT de BMW llega hasta los 60 CV, aunque no debemos obviar que sus cubicajes son mayores, 638cc y 647cc respectivamente.

Asimismo, el nuevo monocilíndrico asiático -que sigue siendo de refrigeración líquida asistida por bomba, con distribución de cuatro válvulas mediante un único árbol de levas, y alimentación mediante un sistema Keihin con regulación electrónica- recibe ciertas adaptaciones al incremento de potencia (como las nuevas zapatas de embrague) y mejoras que logran optimizar la eficiencia energética: incorporación de un doble pulmón en la toma de aire para la admisión y una doble vía de refrigeración (Two Tunnel Cooling System) que redobla la eficacia del circuito refrigerante en favor de la longevidad mecánica. Como buen SYM, no falta el uso de compuestos cerámicos en el tratamiento del cilindro, una técnica inusual en el mundo de los scooters que ayuda a rebajar la temperatura interna. Los consumos de combustible son prácticamente iguales que los de su hermano pequeño -tal y como declara la marca; esperamos confirmar estos datos en una futura prueba a fondo- situados entre los 4,5 y los 5 litros a los 100 km. La autonomía, gracias a los 14,2 litros de capacidad del depósito de combustible, alcanza en teoría una considerable cifra de 300 km aproximadamente. 

PARTE CICLO DE NOTA

El gran talante dinámico de este megascooter -que más adelante analizaremos con lupa- nace de su notable parte ciclo. El bastidor es de estructura de doble cuna entrelazada, con un chasis compuesto por varios tubos en forma de 'truss' que trabaja para asegurar un alto nivel de rigidez y estabilidad. Estas cualidades se ven refrendadas por una robusta horquilla hidráulica con barras de 41 mm de diámetro de la que pocos scooters del mercado suelen presumir -son más propias de las motocicletas; las del BMW C son de 40mm- y la excelencia llega con la doble tija que la une a la dirección, que garantiza un impecable funcionamiento del tren delantero; para la suspensión trasera, SYM vuelve a elegir como en el 400 los dos amortiguadores casi verticales que se pueden regular en la precarga.

Para acabar de completar esta aplomada parte ciclo, el Maxsym 600 se aferra al asfalto con unas llantas de 15 pulgadas delante y de 14'' detrás, ambas calzadas de serie con neumáticos con carcasa de estructura radial de la marca Maxxis. 

SISTEMA ABS DE ÚLTIMA GENERACIÓN

SYM no hizo esperar a nadie por el sistema ABS -normalmente los fabricantes lanzan los nuevos scooters sin esta ayuda electrónica, que llega meses después- y el Maxsym 600i ya aterriza en los concesionarios con el anti-bloqueo de ruedas, que nuevamente está firmado por la prestigiosa casa Bosch. La unidad elegida ha sido la de última generación para motos, el ABS Bosch 9, un modelo compacto y ligero (700 gr.) que además incorpora un nuevo sensor de presión adicional sensible a gravilla o suelo degradado. El sistema de frenada del mega oriental propone enormes discos de acero templado que alcanzan el techo de la categoría gracias a sus 275 mm de diámetro -260 mm en el Burgman y 270 mm en el BMW C- mordidos por pinzas radiales y con un rendimiento optimizado gracias a su diseño irregular; el disco simple utilizado en el tren trasero es de las mismas dimensiones y el mordisco se lo lleva de una pinza de doble pistón. Todas las conducciones hidráulicas de este sistema de detención son de trenzado metálico y las manetas son regulables en aproximación.  

DOS VERSIONES: TOURING Y SPORT

El nuevo Maxsym 600i ABS está disponible en los puntos de venta en dos variantes: la Estándar (6.499 euros) que da a elegir entre colores blanco o negro brillante y cuyas características estéticas son las que hemos descrito a lo largo de este artículo; y una segunda versión Sport -como la que veis en la foto que acompaña este párrafo-, con ciertas soluciones que le otorgan una imagen sutilmente más deportiva y juvenil, tales como un acabado en negro mate, el nombre del modelo bordado en hilo rojo en el apoyo lumbar del asiento, y las llantas negras en lugar de plateadas y combinadas con un perfil rojo. El precio de esta segunda variante es 200 euros mayor, llegando a los 6.699 euros. En ambos casos, la promoción de lanzamiento incluye además el regalo de los gastos de matriculación.

DESDE HONDARRIBIA HASTA EL RESTAURANTE DE ARZAK

Las rutas organizadas por Motos Bordoy para presentar su nuevos modelos ya son legendarias, diseñando extraordinarios y exhaustivos recorridos con una variada tipología de asfaltos que permiten a los periodistas no sólo probar a fondo el vehículo, si no también disfrutar del paisaje, la compañía y -como en este caso- la gastronomía del lugar. Invitados por los distribuidores de SYM en España, nos fuimos hasta País Vasco para comenzar el primer día con un recorrido de 100 km por autopista, y el segundo día otros casi 150 km por carreteras secundarias, reviradas y algunas vías rápidas. El Maxsym 600i ABS, un megascooter que nace con el objetivo básico de servir en largos viajes, cumplió su papel rutero y nos acomodó con mucho confort desde el primer segundo y hasta el último, varias horas después. La ergonomía del habitáculo es incuestionable: posición relajada de los brazos gracias a su alto manillar, piernas estiradas a voluntad y todos los mandos dispuestos correctamente. La pantalla es amplia y protege del viento completamente, a excepción de los conductores más altos que notarán algo de impacto en la zona alta del casco.

Al mismo tiempo, este voluminoso GT de 238 kg de peso no tiene pereza en desenvolverse por escenarios más urbanos: no es su hábitat natural pero se defiende, con un centro de gravedad bajo y una altura del asiento de tan sólo 755 mm -menos que sus oponentes- el usuario llegará con facilidad al suelo y tendrá un buen control del vehículo, una cualidad ideal para los trayectos atascados por el tráfico de la ciudad. Obviamente no es un adalid de ligereza y maniobrabilidad, pero no deja de sorprender que un scooter de sus dimensiones sea capaz de pegar algún 'baile' entre coches y ofrecer giros con viveza. Las aceleraciones desde parado de su monocilindro son fuertes: en bajos y medios regímenes empuja con vigor hasta las 5.000 rpm; a partir de ahí y hasta las 7.000 rpm sigue estirando progresivamente hasta alcanzar sus velocidades máximas, cercanas a los 165 km/h. Las recuperaciones en la zona alta, tal y como sucede en los monocilíndricos, es menor que en la zona baja, donde son más inmediatas.

En los trayectos que pudimos realizar por autopistas, el nuevo SYM brilló con un gran funcionamiento del motor para viajar holgado y, sobre todo, con un confort a bordo sin pegas; en las carreteras serpenteadas, el Maxsym no se encuentra tan cómodo -lógico, por otra parte- y se muestra algo pesado para enlazar curvas y en los cambios de dirección; sin embargo, su estabilidad y el aplomo del tren delantero te permiten llegar a girar más alegremente de lo que puedas pensar. Las suspensiones, de tarado suave y blando tal y como debe ser en un scooter de estas características, absorben cada irregularidad sin transmitirlo al habitáculo, aunque esto penaliza su precisión si queremos rodar rápido y generan más flaneos de los deseados si en medio de la trazada encontramos algún bache o abrimos gas. Las vibraciones que emanan de su único cilindro no se perciben demasiado, tan sólo un poco en manillar y plataforma cuando le exigimos al vehículo esfuerzos en la zona alta del cuentavueltas.

En cuanto a los frenos, los grandes discos de 275 mm detienen el Maxsym con mucha solvencia a través de unas manetas de tacto algo esponjoso pero con mucho mordiente en el último tramo, lo suficientemente poderosos como para gestionarlas con dos dedos de la mano; en las zonas de frenadas más exigentes, se comportaron con la máxima de las confianzas. 

La ruta de la presentación a la prensa finalizó con una exquisita comida en el restaurante del prestigioso cocinero vasco Juan María Arzak, donde pudimos compartir, entre plato y plato, las primeras impresiones de esta toma de contacto con el nuevo SYM Maxsym, un megascooter que llega al mercado europeo con unas armas y unas intenciones muy concretas y humildes: convertirse en la tercera alternativa (junto al japonés Burgman y el alemán C650 GT), equilibrada, con un excelente compromiso entre la calidad y el precio y un comportamiento dinámico ideal para desplazamientos de largo recorrido pero adaptado a otros usos como el urbano o el commuter. 

HIGHLIGHTS TÉCNICOS

  • Motor monocilíndrico, 4 válvulas, SOHC

  • Potencia de 45 CV; par motor de 4,7 kgm

  • Horquilla delantera de 41 mm y doble tija de dirección

  • * Freno con doble disco delantero de 275 mm

  • Sistema ABS firmado por Bosch

  • Llantas de 15 y 14 pulgadas

  • Capacidad de carga para dos cascos integrales grandes; y tres guanteras

  • Respaldo lumbar para el pasajero

  • Pantalla parabrisas ajustable

  • 300 km de autonomía

  • Dos versiones: Estándar (6.499 euros) y Sport (6.699 euros)

Fotos de la SYM Maxsym 600i ABS

Fotografías por: J.C. Orengo para Motos Bordoy
 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • Julioalonso
    Julioalonso 21-07-2014

    Es suficiente el motor de la SYM 400 para moverte por carreteras y autopistas en pareja con soltura

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"