Piaggio Carnaby 125: Buenas razones

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

La ya familia numerosa Piaggio nos ofrece una nueva alternativa de rueda alta con una estética fresca y redondeada. ¿Será digna rival de la todopoderosa Honda Scoopy?

Piaggio Carnaby 125: Buenas razones

El grupo Piaggio no para de sacar novedades al mercado, y esta vez le ha tocado a un segmento con gran demanda en nuestro mercado: los rueda alta. Por todos es sabido que el rey indiscutible de esta categoría es el Scoopy, ya sea en la cilindrada de 125 cc o en 150 cc. Ahora, Piaggio nos propone con el Carnaby dos cilindradas que seguro que van a ser un acierto; por una parte, tenemos el imprescindible 125 cc –el que hoy nos ocupa–, cuya demanda ha aumentado con la convalidación B=A1 y, por otra, el modelo 200 cc, que os mostraremos más adelante.

Concepto acertado

Piaggio Carnaby 125: Buenas razones

El Carnaby nace en una familia con muchos hermanos. Por encima encontramos la gama Beberly, el top de la marca, y por abajo, la gama más económica denominada Liberty. Nuestra protagonista de hoy, a pesar de estar entre dos aguas, se beneficia del mejor de los motores de la casa, el Leader, de refrigeración líquida, cuatro válvulas y 15 cv. La potencia del Carnaby es más que suficiente, y además supera a muchos de sus rivales directos, entregando la potencia de una manera suave y progresiva, lo que nos permitirá disfrutar de él tanto en la urbe como en su extrarradio.

Otra de las ventajas de este nuevo modelo son las llantas de 16 pulgadas, esto lo dota de una agilidad y aplomo muy superior a los de una rueda más pequeña, con lo que hace posible plegar y cambiar de dirección sin esfuerzo. La plataforma plana para apoyar los pies favorece una posición muy correcta y cómoda, además de permitirnos transportar bultos de medidas contenidas.

En el apartado ciclo contamos con suspensiones de suficiente calidad. En la parte delantera se ha montado una horquilla con barras de 35 mm, cuya rigidez ofrece un buen tacto del tren delantero, incluso si vamos con acompañante. Dos amortiguadores regulables en precarga de muelle se encargan de lo propio en el tren trasero y aseguran que nuestras vértebras no sufran demasiado. Para rematar la faena se ha montado un equipo de frenos con buen compromiso, disco delantero y trasero de 260 mm mordidos por pinzas de doble pistón se ocupan sin demasiado esfuerzo de parar los 146 kilos del Carnaby.

Un gran asiento permite alojar a un acompañante con suficiente comodidad. Además, el Carnaby goza de un nuevo tejido antiquemaduras, muy útil en el caso de dejar la moto aparcada al sol durante un periodo prolongado de tiempo. Los estribos del pasajero también están en una correcta posición y se pliegan fácilmente hacia el interior, con lo que quedan disimulados en la línea de la moto. El segundo de a bordo también disfruta de unas anatómicas asas en las que agarrarse y de espacio suficiente donde acomodar sus posaderas.

Redondeando

Piaggio Carnaby 125: Buenas razones

La estética juega un papel muy importante dentro del mundo de los scooters; así, el Carnaby sigue una tendencia de rasgos afilados, pero con muchos de los detalles redondeados. La doble óptica se compone de dos faros multiconvex que se unen a dos ópticas más pequeñas para las luces de posición. Más arriba, ya en la careta superior, se integran los intermitentes, éstos son incoloros, que siempre quedan más estéticos. Para la parte trasera se utiliza un doble piloto redondeado también, y siguiendo la tendencia circular, los cuadros de mandos también adoptan esa forma. Con dos grandes esferas de igual tamaño solucionamos, por una parte, la velocidad y, por otra, los indicadores de gasolina y temperatura y chivatos. Justo encima de ellos encontramos otra que incluye un reloj digital, más que útil en nuestros tiempos.

En general, el Carnaby nos dio bastante buena impresión. Creemos que es más que un digno rival para el Scoopy, que tendrá ponerse las pilas si no quiere ver peligrar su longevo liderazgo. Ya podéis acercaros a vuestro concesionario Piaggio más cercano para ver in situ el nuevo Carnaby, y llevároslo por 3.100 euros.


Eduard Fernández
Fotos: Xavier Pladellorens

La alternativa

Prueba Suzuki Burgman 125 ABS

Tras los cambios estéticos celebrados por la versión 2014, la Burgman 125 recibe un ABS optativo que lo hace todavía mas funcional... y seguro.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"