Piaggio MP3 250: ¿Tres mejor que dos? 2007

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

El lanzamiento del nuevo MP3 250 marca un antes y después en el mundo de las dos ruedas. Hoy os proponemos esta prueba especial para descubrir sus ventajas y sus desventajas frente a los scooters convencionales, una prueba a fondo que nos ayude a responder la pregunta más lógica en este caso.

Piaggio MP3 250: Más seguro en frenadas

Con la Piaggio MP3 250 puedes hacer todo tipo de diabluras, cosas impensables para un piloto del montón... Los pavimientos deslizantes, la gravilla, los pasos de cebra, el agua... ya no serán un problema que comprometa la estabilidad.

Que Piaggio nos sorprenda con algún invento revolucionario no es noticia. Sobre todo en esta última etapa, en la que el constructor italiano está nutriendo su gama de cada vez más sofisticados y complejos modelos que, en algunos casos, son tan sorprendentes e innovadores como el triscooter MP3 250. Hemos examinado a fondo el MP3 en ciudad, circulando entre coches, subiendo la acera para aparcarlo, en pruebas de manejabilidad -prueba del alce, en frenadas a fondo, en circuito con rodilla al suelo, derrapando... Le hemos hecho de todo al MP3, y os podemos decir que ha superado la prueba con nota alta.

Una revolución

Piaggio MP3 250: ¿Tres mejor que dos?

Piaggio nos propone un nuevo medio de transporte basado en un scooter, pero aún más evolucionado, pensado para mejorar uno de los puntos más críticos de los vehículos de dos ruedas: el eje anterior.

Se ha confeccionado un original sistema que proporciona al MP3 un tren delantero con dos ruedas que, gracias a su innovador mecanismo basculante y de suspensión por paralelogramo, nos permite inclinar normalmente, con el consecuente aumento de la seguridad, al disponer del doble de apoyo en el tren anterior. Con este sistema también se aprecia un incremento importantísimo en la estabilidad a cualquier velocidad, aunque lo mejor de todo es que no tendremos que cambiar nuestra conducción, ya que el MP3 se conduce como cualquier otro scooter.

¿Dónde se nota?

Piaggio MP3 250: Ideal para novatos

El MP3 destaca donde otros scooters flaquean. En mojado, sobre superficies deslizantes como pasos de cebra o gravilla, el tren delantero nos confiere una confianza espectacular. Al entrar en una rotonda resbaladiza o al frenar fuerte se muestra impasible; de hecho, el mismo fabricante
anuncia un poder de frenada tan espectacular que se disminuye la distancia en un 20 % respecto a
los scooters convencionales. Y es que con el MP3 podremos abusar de los poderosos frenos anteriores -dos discos de 240 milímetros, y uno trasero del mismo diámetro detrás- sin miedo a perder la rueda delantera. Tal y como comprobamos en nuestra prueba de frenada, el MP3 es capaz de detenerse dos metros antes que un X8 250, partiendo desde una velocidad de 50 km/h.

Al trazar una curva, el aplomo y agarre son espectaculares, cualquiera puede llegar a inclinar hasta tocar el caballete sin esfuerzo y riesgo. Como mucho, y siempre sobre superficies muy deslizantes, puede derrapar la rueda posterior, lo que en el MP3 no supone un problema, ya que no hay que ser especialmente habilidoso para controlarla.

Los puntos flacos de este mecanismo son su lentitud en los cambios de apoyo y el tener siempre presente donde está cada una de las ruedas de la dirección. El radio de giro es muy amplio, por lo que su maniobrabilidad a la hora de girar entre coches es más limitada que en otros scooters. En la prueba del alce que realizamos expresamente para vosotros, con conos en un circuito cerrado, pudimos corroborar que frente a un scooter es algo más torpe en esta maniobra.

A pesar de ello, compensa su seguridad, sobre todo si tenemos poca experiencia en la conducción de scooters, ya sea por que no los hemos conducido hace tiempo o por ser conductor de automóvil y queremos aprovecharnos de la convalidación entre carnets (para ello existe una versión 125 cc).

Situaciones cotidianas como bajar o subir un bordillo son más fáciles de realizar. Las ruedas delanteras del MP3 son independientes, lo que nos beneficia notablemente. Aunque queramos subir el bordillo de la acera en diagonal, el MP3 siempre se mantendrá estable, ya que primero sube una rueda y luego la otra, como si fuera un coche.

Incluso para aparcar tendremos las máximas comodidades, especialmente en la versión equipada con el mecanismo Roll Block, que nos permite bloquear el sistema basculante cuando estemos parados o circulemos a una velocidad muy reducida y con el acelerador totalmente cortado.

En circuito, un escenario para el que el MP3 no ha sido pensado, es increíblemente estable y noble, y hacer derrapadas e inclinadas a lo bestia es más fácil de lo que pensáis. El único límite en las inclinadas es el caballete en el lado izquierdo y el escape en el lado derecho. Si los respetáis, tendréis diversión asegurada. Si en cambio claváis el escape o el caballete en el asfalto, la rueda trasera se levantará irremisiblemente y toparéis con vuestros huesos -y el MP3- en el suelo...

¡Todo un invento!

Piaggio MP3 250: Movilidad

Con un poco de habilidad, el sistema Roll Block -en opción cuesta 700 euros- hace posible que disfrutemos de unas comodidades realmente sorprendentes. Por ejemplo, al llegar a los semáforos no será necesario que bajemos las piernas, puesto que al accionarlo el scooter se queda apoyado sobre sus tres ruedas sin posibilidad de inclinarlo. Para desactivarlo, solamente tenemos que volver a dar gas y, de manera automática, circularemos de nuevo como si se tratara de un scooter normal.

Piaggio ha querido ofrecernos las máximas seguridades en todas estas operaciones, por ello, existe un chivato en el cuadro de instrumentos, apoyado por unas señales acústicas, que nos advierte en todo momento de si el eje anterior está o no operativo.

Con el triscooter parado, podremos moverlo como si fuese un quad, por lo que su movilidad en parado será mucho mejor que la de un GT convencional, ya que únicamente deberemos empujarlo y no sujetarlo, como lo haríamos con sus hermanos con sólo dos ruedas.

Además, gracias al Roll Block, también podremos olvidarnos del caballete central, puesto que si lo hemos dejado accionado, al apagar el scooter, el MP3 se mantendrá estable como si estuviera colocado en el caballete. Por si fuera poco, para que sea imposible empujar o arrastrar el triscooter, y evitar así su robo, Piaggio le ha incorporado un freno de parking, cuya palanca está situada en el contraescudo, que es imposible de quitar con la dirección bloqueada.

Pero todavía hemos encontrado una tercera posibilidad de utilización para este original mecanismo. A la hora de subirse el pasajero, sobre todo cuando nos encontramos con el típico amigo que no es muy cuidadoso, el Roll Block nos ayuda a sujetar el MP3 firmemente. Al no poder inclinarse, será imposible que nos desequilibremos y que podamos caernos de una forma tan tonta.

Equipamiento excepcional

Piaggio MP3 250: Escape

Por si esto no fuese suficiente, los responsables de la marca de hexágono han dotado el MP3 con el equipamiento que sólo un scooter gran turismo puede tener: cuadro de instrumentos estratosférico con infinidad de indicadores y opciones, cofre -para dos integrales- con doble entrada, como en la familia X8, con apertura desde el contacto o eléctrica desde el mando a distancia que hay en la llave, amplio asiento con dos niveles, apoyo lumbar para el acompañante, llave codificada de seguridad... En definitiva, un equipamiento de verdadero lujo.

Si a pesar de todo aún no teníamos bastante, la versión que pudimos probar se trataba de la equipada con el propulsor 250 cc de la familia Quasar. Un monocilíndrico 4T LC SOHC 4V inyectado que nos demostró contar con potencia y prestaciones más que suficientes para mover sin complicaciones su elevado peso.

El MP3 hará historia. Debemos esperar para saber cuál será su aceptación en nuestro mercado, aunque viendo el número de ventas obtenido en Italia -el país transalpino se come prácticamente toda la producción-, no dudamos por un momento de que tiene el éxito casi asegurado.

Su precio es una limitación importante, ya que la versión del MP3 250 con Roll Block cuesta 5.749 euros, aunque existe una versión más asequible a 5.049 euros. Desde luego, será un peaje elevado para hacerse con sus servicios, pero es el precio que hay que pagar por disfrutar de su enorme seguridad.

Sobre la respuesta a la pregunta planteada en el titular, ciertamente creemos que decir que es mejor que dos ruedas es una cuestión de matices, pero que tres ruedas pueden llegar a ser más divertidas que dos, eso seguro que sí.


Jordi Hernández
Fotos: Félix Romero y Santi Díaz (estudio)
Con la colaboración de Jordi Esteve, Edu Fernández, Jordi Mondelo y el circuito de karts de Sallent

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"