Piaggio MP3 Yourban, la mejor delantera

Publicado el 29/10/2011


Vota

0 0

Una vez probado el Yourban 125, nos queda claro que, gracias al comportamiento de su nueva mitad delantera, sería el scooter definitivo si tuviera el motor de su hermano mayor, el 300. Ágil, estable, manejable y seguro.

Los MP3 llegaron en su día como unos vehículos de corte ciudadano, pero con volumen y peso de scooter GT. Es por eso por lo que las versiones de mayor cilindrada funcionaban con solvencia, pero las de motores convalidados resultaban especialmente pesadas y poco ágiles. Además, su corpulencia intimidaba a muchos de los usuarios que llegaban por vez primera al mundo del scooter, lo que no dejaba de ser un contrasentido: el vehículo que mejor se adaptaba a los noveles, por ser el más seguro y estable, y el que mayor número de errores perdona, asustaba a los que no se atrevían a mover un scooter grande y pesado. Y además había que dar órdenes decididas al manillar para meterlo en curva.

Todas esas sensaciones desaparecen de un plumazo con el Yourban. Para empezar, su tamaño es extraordinariamente compacto sabiendo todo lo que tiene debajo de la carrocería. De hecho, no abulta más que un Beverly, salvo por la anchura del tren delantero. El conjunto de suspensión/ dirección por cuadriláteros de los MP3 no se puede variar sin que se vea afectado de forma notable su comportamiento, así no se ha alterado lo que ya funcionaba. Se le ha creado un nuevo escudo y dos guardabarros flotantes, uno por rueda. El resultado es muy esbelto y proporcionado, y a tenor de varios comentarios realizados por la gente que nos veía con el Yourban en los semáforos, a la mayoría le gusta y le resulta poco voluminoso, nada intimidatorio con los novatos o la gente de escasa altura. Justo lo deseado a priori. 

Equipamiento de lujo

Antes de entrar en materia en cuanto al comportamiento del Yourban 125, daremos un repaso a su equipamiento. Para empezar destacaremos un detalle que muchas marcas descuidan sobremanera: la doble óptica halógena Multiconvex que se monta sobre el faro (y no sobre el escudo, como en el MP3 a secas) ilumina todo lo que se encuentra frente a nosotros con una solvencia que ya quisieran muchas motos de gran cilindrada e incorpora leds diurnos. El tablier es de lo más completo en la categoría de los 125, al ser compartido con sus hermanos mayores. Destaca la inclusión de serie del Blocco, un sistema que fija las ruedas delanteras cuando estamos parados, con lo que no es necesario echar el pie al suelo en los semáforos.

Si está activado, al bajar de 6 km/h comienza a parpadear la luz del tablier y al pulsar el botón correspondiente se inmoviliza la dirección en el momento de detenernos. Hay que coger algo de práctica para evitar que el bloqueo se produzca con las ruedas algo inclinadas, pero una vez superada esa fase será difícil que nos equivoquemos. A la hora de accionar el acelerador (de tipo ride by wire, por cierto) se desactiva, con lo que la dirección queda automáticamente liberada. Como el motor no es muy potente, no es conveniente tener los dos pies en la plataforma al acelerar en subida desde parado y con el bloqueo accionado. Los instantes en los que la dirección titubea hasta superar los 8-10 km/h nos pueden desestabilizar. Es algo inapreciable en los 300, que aceleran con mayor rotundidad desde parado, y el único inconveniente de un sistema que se muestra cómodo y preciso, y que evita incluso que nos mojemos los pies en caso de lluvia. Si lo combinamos con el freno de mano sirve para que no tengamos ni siquiera necesidad de apoyar las manos sobre el manillar en las paradas. El asiento, si bien es algo más alto de lo que desearán los de menor estatura, permite manejar el vehículo con facilidad gracias a su estrechez.

Y si prefieres maniobrarlo a mano, el conjunto se puede mover como si de un coche se tratara, ya que las ruedas giran hacia donde queramos, pero sin permitir que la carrocería balancee. Ideal para perder el miedo a la maniobra si se es poco corpulento. 

Manejo muy natural

Las dos llantas delanteras de 13 pulgadas más la trasera de 14 (con neumáticos 110/70 y 140/60) están sobredimensionadas. Se puede entrar en las curvas sin haber tenido en cuenta la correcta velocidad de paso, de modo que, en las mayoría de las ocasiones, todo quedará en un ligero subviraje, pero sin perder nunca el tren delantero, algo que ya sabemos cómo acaba en los scooter convencionales. Si vamos muy pasados o el asfalto está demasiado sucio o gastado, podemos llegar a notar la deriva del tren trasero, pero incluso en esas circunstancias extremas los cuadriláteros ejercen el contramanillar hasta que se recupera la línea sin latigazos bruscos. Esto no quiere decir que se deba conducir sin la debida precaución, sin calcular a cuánto debemos pasar por cada curva, pero sí que os podemos asegurar que el margen de error es enorme frente a los modelos de dos ruedas.
Lo mejor es que no requiere ningún hábito especial más allá de la práctica del sistema de bloqueo: el Yourban entra en curva como si sólo nos guiase una rueda delantera. Frenar es muy seguro por motivos obvios, y con una potencia que nos sorprenderá. A ello ayudan los adherentes Michelin City Grip que monta de serie, excelentes también en mojado, como pudimos comprobar a lo largo de la prueba.
La pega es que se trata de un conjunto apto para recibir mecánicas de varias cilindradas, con lo que la versión de 125 tienen un motor a todas luces escaso. Es muy fino, no vibra y su potencia es buena para su categoría, pero necesita más par para acelerar. Son más de 200 kilos de conjunto en orden de marcha, así que la versión ideal es, sin duda, la de 300 cc, de la que nuestro compañero Jordi Mondelo nos habló maravillas a la vuelta de la presentación en Pontedera, la sede de Piaggio (ver Solo Moto Actual no 1.807). Con mucha mejor aceleración y mayor capacidad de recuperación, pero con una autonomía similar, parece claro que es el scooter más equilibrado y seguro del mercado. Os lo contaremos en cuanto podamos probarlo a fondo.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"