Prueba Ducati Monster 1200 S: La Monster 3.0

Publicado el 18/02/2014


Vota

2 0

La revolución ha llegado a la saga Monster. Después de 22 años y 275.452 Monster después, ha llegado la 1200 S. Este nuevo un modelo supondrá un antes y un después en la historia de la Monster, una historia que a partir de hoy se escribe en términos 3.0. Benvenuti nel nuovo millennio.

–Camila, acabo de llegar de Tenerife de la presentación de la Monster y estoy fastidiado, muy fastidiado. Me voy a echar un rato y el lunes te cuento, ¿ok?–

Ese fue el mensaje que le envié cuando llegué a casa el pasado domingo. Camila, una vieja amiga, es una enamorada de la Ducati Monster que tuvo una muchos años atrás y a la que llamé unas semanas antes del evento para “informarle” de los tres maravillosos días que me esperaban en Tenerife con motivo de la presentación de la nueva 1200. Por este matiz y porque me volví con más ganas de probar aquella moto que con las que había ido, le mandé ese “Whatsapp” tratando de evitar que viniera a interrogarme sobre aquella moto.
Tarde. Camila había apuntado perfectamente la hora a la que llegaba e hizo caso omiso a mi mensaje dándome apenas 30 minutos de tregua antes de plantarse en mi casa.

Pero en la presentación se dieron un cúmulo de circunstancias que dieron absolutamente al traste con todas las esperanzas que yo tenía depositadas en aquella prueba. Hizo mal tiempo, muy mal tiempo. Me pilló un gripe que tuvo mis indicadores de temperatura apuntando a la zona roja y para colmo, me apareció un dolor de muelas que puso la guinda a lo que iban a ser “tres maravillosos días en Tenerife”.

La tormenta que visitó las islas el día de la prueba impidió que pudiésemos salir a probar la moto como estaba previsto y la ruta quedo tan reducida –sobre todo en mi caso, ya que la fiebre me instó a hacer vuelta rápida– que me pasé más tiempo en el scooter con que fui al aeropuerto que en la moto que íbamos a probar.

–Vale, vale. ¿Pero qué tal va la nueva Monster?–
–Camila, ¿has oído lo que te acabo de decir? Apenas pude estar 20 minutos en la moto…–
–Ya, ¿pero qué tal va?–

Así empezó la conversación que tuvimos el domingo por la tarde y, por más que traté de evitar sus preguntas invitándole a que me dejara recuperarme del malestar que aún tenía encima, ella insistió hasta extraer toda la información posible.

Así que hice de tripas corazón y empecé a transmitirle la información que pudimos recabar en aquellas jornadas de lluvia y viento en Tenerife.

Monster 3.0

Sabes Camila, esta 1200 supone el inicio de una nueva generación para este modelo y aunque esta moto es innegablemente una Monster, que es algo que se reconoce a un kilómetro de distancia, no queda nada de la segunda generación de la familia.

El chasis sigue conservando una parte multitubular pero ahora tiene una configuración similar al de la Panigale, es decir, que va anclado sobre las culatas del nuevo motor siendo éste ahora una parte estructural de la moto mucho más relevante que en modelos anteriores. Dicho de otra forma, el tren delantero y el trasero van anclados al motor desde extremos opuestos; una solución que utilizaba hasta ahora BMW y que curiosamente ha abandonado en sus últimos modelos…

–Y si no me equivoco, en BMW buscaban un poco más de flexibilidad en la parte ciclo, ¿no? –Preguntaba Camila–.
–Efectivamente, los alemanes han optado por un chasis multitubular que une ahora el tren delantero con el trasero, justo lo contrario que ha hecho ahora Ducati–.

Precisamente Camila, esta cuestión dio pie a una pregunta que le pudimos formular a Giulio Malagoli, responsable del proyecto Monster 1200, en una charla que tuvimos mientras la lluvia arreciaba fuera del hotel.

Ducati Monster 1200 S, la Monster 3.0

–Si Ducati dice que la nueva Monster está pensada para ser un modelo más versátil y confortable, ¿por qué se ha elegido esta configuración en la parte ciclo? ¿No será una moto demasiado rígida para el día a día?–
La respuesta fue clara y directa; nos dijo que ese fue un punto al que dedicaron especial atención pero que el trabajo realizado en las suspensiones contrarrestaba la rigidez del nuevo chasis. Por otro lado destacó que este nuevo conjunto de parte ciclo ha permitido bajar el centro de gravedad de la moto y desplazarlo un poco hacia atrás, obteniendo una moto más manejable y fácil de llevar, dos objetivos prioritarios en el desarrollo de esta nueva Monster.

El reparto de pesos se ha desplazado hacia atrás siendo ahora del 47,5% en el tren delantero por el 52,5% en el trasero, otro de los cambios que rompe con la tradición de la saga. Esta nueva ordenación de las masas sigue la fórmula de la Diavel, una moto con la que Ducati sorprendió por la manejabilidad y facilidad de conducción que consiguieron para una moto de sus características.

¡¿Una Monster alemana?!

Ducati Monster 1200 S, la Monster 3.0

Lo cierto es que las Monster siempre han tenido una posición de conducción muy particular y algo agresiva; muy cargadas en el tren delantero, algo que reforzaba su carácter deportivo, pero penalizaba el confort en marcha y la hacía un poco menos buenas para el día a día.

–Cierto, yo siempre decía que mi era como un zapato de tacón... – Añadía Camila–.

A la nueva disposición de las masas y la mayor facilidad de conducción, se le une un asiento que tiene mucho más mullido pero que es a la vez más bajo y hasta tiene posibilidad de regulación en altura…

–¡¿En serio?! Entre la configuración de la parte ciclo y la regulación del asiento, parece que me estás hablando de una moto alemana… –Camila se reía con cierto asombro–.

La pregunta de Camila me hizo reflexionar y me ayudó a entender que la nueva Ducati Monster va más allá de una remodelación de la saga. ¿Podría ser esto el inicio de una nueva filosofía de marca para Ducati?

Continué contándole a mi “invitada” que el acabado del nuevo asiento invita a sentarse encima, pero no en solitario, como suele suceder en muchas de las Ducati, sino con acompañante pues en el proceso de desarrollo de este modelo se ha tenido muy en cuenta al pasajero que se encontrará con un asiento mucho más cómodo de lo que se pueda imaginar.

Ducati Monster 1200 S, la Monster 3.0

–Pero si te ha llamado la atención lo de la altura regulable del asiento, ¡agárrate Camila que aún hay más!– Así preparé a Camila para anunciarle que la nueva Monster 1200 puede montar maletas originales Ducati con unos discretos soportes diseñados en Borgo Panigale…

 –¿En serio? ¿Una Monster con maletas? –Le llevó unos segundos hacerse una idea y reaccionar ante la imagen de una de estas motos con maletas originales. –¡Esto es muy fuerte!–

Realmente este es un cambio de concepto tan profundo que mientras  lo hablábamos necesitamos repasar las fotos del dossier para volver a comprobar que sigue siendo tan Monster como siempre. Pero yo diría que esta Monster es ahora más Monster que nunca...

Café Racer 3.0

Ducati Monster 1200 S, la Monster 3.0

Yo, que siempre he huido de las modas como de la peste, tengo que confesarte Camila que cada vez me llama más la atención la tendencia por la que se ven cada día más motos personalizadas con estilos Vintage, Retro, Urban, Café Racer o como más te guste definirlo. Estas preparaciones buscan eliminar lo superfluo para quedarse con la esencia de la moto y cuando vi la nueva Monster, me vino a la cabeza alguna de estas preparaciones de las que te hablo; una de esas en que todo queda reducido al motor, depósito, ruedas, un pequeño asiento y un faro bien integrado en el diseño.  –Camila, ¿no te parece a ti también que esta nueva Monster tiene algo de esas motos que te digo?–

Yo creo que una vez más, los italianos han hecho un excelente trabajo de diseño y han conseguido con esta nueva Monster una perfecta combinación entre sencillez y simplicidad pero que en este caso, al contrario de las motos que te comentaba, está cargada a tope de tecnología; otro de los aspectos que hacen que parezca que hayan pasado más de 10 años entre la Monster 1200 y las ya viejas Monster de 2013.

El cuadro de mandos está muy bien integrado con el diseño general; es pequeño y respeta las líneas de la moto pero cuando te sientas en la Monster, la pequeña pantalla TFT se convierte en toda una ventana que te da acceso a un sinfín de posibilidades de configuración.

Ducati Monster 1200 S, la Monster 3.0

–Camila, tú ya sabes que Ducati ha sido pionera en este aspecto, ¿verdad? Bueno, pues ahora ha llegado el turno de que las Monster tengan la misma tecnología que los modelos más punteros de la marca–
–Gran noticia, sin duda–
–Exacto. Ya sabes que yo soy pro-tecnolgía y que pienso que esto convierte a las motos en mucho más seguras, completas y divertidas–.

Incorporando toda esta tecnología, la nueva Monster 1200 no sólo entra en el selecto grupo de motos 3.0 sino que se posiciona como una de las referencias entre las naked más tecnológicas.
Si bien es cierto que no cuenta con suspensiones electrónicas, sí tiene todo un catálogo de posibilidades en cuanto a configuración de frenos, control de tracción y respuesta del motor con los tres modos de conducción disponibles. Un sinfín de opciones que permite a cada usuario adaptar el comportamiento de su Monster a las circunstancias o a sus gustos. Opciones que te permiten disfrutar más de tu moto y, a la vez, hacerla más segura.

Ducati Monster 1200 S, la Monster 3.0

–Camila, a ti que te enamoró una Monster, estoy seguro que esta nueva versión, la pionera de la tercera saga sería una moto perfecta para ti–
–¿Pero no es muy grande para mí?–
–No te voy a negar que a primera vista es una moto que impone, pero después de todo lo que te estoy contando puedes estar segura de que es una moto mucho más asequible de lo que pueda parecer–

En Ducati han pensado que esta moto va dirigida a un público principalmente masculino y dinámicamente activo, y probablemente no se equivoquen con el tipo de público que se sentirá atraído por esta potente moto, pero la revolución que ha experimentado este modelo hace que ahora la Monster tenga ahora un abanico mucho mayor de candidatos.

La Monster 1200 S está mejor equipada con suspensiones Ohlins y frenos Brembo, los mismos de la 1199 Panigale, mientras que su propulsor cuenta con 145CV, lo que la convierte en la Monster más potente de la historia. 
Ésta, quizá sí vaya más enfocada a un público más ávido de sensaciones y prestaciones puras, mientras que la Monster 1200, la versión más económica, cuenta con un propulsor de nada menos que 135CV que reunirá las condiciones perfectas para ser la Monster de los sueños de cualquier enamorado o enamorada de esta leyenda.

–Camila, creo que esta es la Monster que estabas esperando para volver a tener una en tu garaje.–

Después de esto Camila cambió de tema y charlamos durante un rato de otras cosas. No sé si para ella aquello fue sólo un rato agradable hablando de motos como tantas otras veces hemos hecho, pero he oído que volviendo a casa estuvo pensando si hubiese sido mejor haber hecho caso a aquel Whatsapp que le envié. Por lo que me han dicho
aquella misma tarde sacó la chaqueta, los guantes y el casco del trastero en los que estaban guardados desde hace algunos años…

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"