Prueba GOES G 125 SK EFI Euro 4: La ciudad te espera


Vota

0 0

La económica naked 125 de la casa francesa GOES se adapta a la EU4 para seguir “dando guerra” en el asfalto urbano...

Si hace escasos meses nos bajábamos de la 125 NK para contaros nuestras impresiones a bordo y todos los detalles de la naked de la firma con sede francesa aunque fabricación china, GOES, ahora nos subimos a su 'hermana' 125 SK, que se propone como un modelo todavía más económico (2.295 euros), y establece una relación calidad/precio aún más atractiva.

La GOES G 125 SK recibe ahora las siglas EFI -inyección electrónica, firmada en este caso por DELPHI, proveedor de marcas como Harley-Davidson- para evidenciar el motor de nueva generación que la impulsa y le permite, ante la entrada en vigor este año de la normativa Euro 4, superar las nuevas restricciones de Bruselas. Como en el resto del catálogo, la 'entry level' a la gama de motocicletas de la marca importada a nuestro país por Jets Marivent está ahora propulsada por un sencillo monocilíndrico SOHC de 125cc (conducible con carnet de coche y A1) refrigerado por aire que, sin embargo, es capaz de entregar una buena potencia máxima de 12 CV a 9.000 rpm, y un par motor de 9,5 Nm a 7.000 vueltas. Esta mecánica se desenvuelve con solvencia en el entorno urbano, permitiendo arrancadas eficaces y unas aceleraciones que, si jugamos adecuadamente con sus cinco marchas estirándolas por encima de medio régimen, podremos sacarle provecho en recorridos de corta y media distancia, con una velocidad máxima capaz de crecer hasta los 110 km/h.

Dispusimos en Motofan durante varios días de una unidad de pruebas que nos permitió, ingresándola en carreteras cercanas a la ciudad y en el asfalto puramente urbano, sacarle punta a este modelo que, sin duda, se ofrece como uno de los más accesibles del mercado, idóneo para jóvenes motoristas que quieren dar sus primeros pasos a bordo de una motocicleta de marchas práctica, cómoda y atractiva, o bien para aquellas personas que, hartas de los atascos diarios, prefieren ahorrarse tiempo en sus desplazamientos cotidianos con un vehículo ligero y escurridizo entre los coches.

El trabajo estético realizado por los diseñadores es uno de los 'highlights' de este modelo, que refleja su clara intención de colocar en los concesionarios una moto moderna y atractiva. Para gustos, los colores... Pero no se puede negar que la 125 SK apuesta por una carrocería de trazos agresivos que transmiten deportividad. Como decíamos, aunque GOES fabrica en China, el diseño está más cercano a los gustos del viejo continente, y así encontramos una moto muy casada con las tendencias en la categoría de las naked. Observamos un faro delantero y unos paneles laterales que generan mucho dinamismo, una quilla protectora en los bajos y unas llantas de palos de perfil sport y, en definitiva, una combinación de colores impactante: predomina el negro -para depósito, guardabarros, llantas, escape, paneles...- que se alía con un rojo vivo en el chasis y discos de freno. No faltan algunas sutiles gráficas que decoran el cuerpo de esta moto enfocada a gradar a los más jóvenes. La calidad general de los acabados es más que aceptable, y correcta para este presupuesto.

A bordo de la SK uno enseguida percibe el confort que genera su triángulo ergonómico, donde los brazos agarran cómodamente el alto y ancho manillar, la espalda se mantiene erguida, las piernas encuentran una angulación ideal y el asiento, amplio y mullido, acoge al conductor con total comodidad y permitiéndole una gran libertad de movimientos. Además, el sillín ofrece un acabado antideslizante y la amplia parcela para el pasajero -que además cuenta con estriberas plegables y generosas asas trasera para agarrase- permite las travesías en pareja con comodidad. La altura del asiento de 815 mm es algo elevada pero la estrechez de la 'cintura' permite al conductor tener las piernas lo suficientemente cerradas como para apoyar con facilidad los pies en el suelo.

La GOES 125 SK se percibe en todo momento como una moto muy manejable gracias, principalmente, a su escaso peso (134 kg en vacío) y a la estrechez del conjunto a la que aludíamos. Es por eso que, circulando en el tráfico urbano, esta moto se comporta con suma ligereza y maniobrabilidad. La parte ciclo cumple con los estándares del segmento al equipar un bastidor con tubos de acero de simple cuna, apoyado sobre una horquilla convencional y un monoamortiguador detrás. La eficacia de las suspensiones es correcta, absorbiendo con suavidad las frecuentes irregularidades del asfalto. Ofrece una elevada distancia libre al suelo (216 mm), un síntoma más de su vocación urbana, pues nos permitirá 'escalar' los bordillos de las aceras sin temor a rascar los bajos de la moto. Además, su radio de giro es bastante cerrado, para 'culebrear' en espacios angostos sin ningún problema. La distancia entre ejes es bastante contenida, no llega a los 1.400 mm, por lo que su reactividad es de nota. Por último, el estacionamiento se puede realizar mediante la pata lateral o el caballete central. Entre los puntos a mejorar en este modelo apuntamos el tacto de la palanca de cambio, algo duro e impreciso a la hora de insertar las marchas, con un punto neutro que en alguna ocasión se resiste a engranar.

Para la frenada se ha optado por equipar dos discos alveolados, uno delante y otro detrás, de no mucho diámetro pero suficiente para detener sin problemas esta liviana montura. Para cumplir con la Euro 4, la 125 SK cuenta con frenada combinada CBS al no equipar ABS. Este sistema reparte la presión en las fases de frenado: si accionamos la maneta derecha, actúan dos de los tres pistones delanteros; si accionamos la izquierda, funciona el pistón trasero y uno en la parte delantera. El CBS está ideado para optimizar la frenada de los usuarios con menor experiencia al manillar, pues equilibra automáticamente el reparto si accionamos el pedal de freno, acortando las distancias. Los neumáticos son unos Magsport con las medidas 100/80 y 130/70, delante y detrás respectivamente, ambos de 17 pulgadas. Es un calzado fino adaptado a las dimensiones y peso de esta moto, de correcto agarre (al menos en condiciones de seco) y que permite que la gobernabilidad de la moto, su reactividad y la ligereza en los cambios de dirección sea alta.

Finalmente, los atributos de esta SK quedan redondeados con un equipamiento más que correcto. Encontramos luces led en el grupo óptico trasera así como en los intermitentes (el faro frontal es halógeno) e incorpora un cuadro de instrumentos analógico-digital con bastante información (velocímetro, tacómetro, odómetro) y en la que tampoco falta, superando a la mayoría de sus rivales en este aspecto, el indicador de marcha engranada y punto muerto, un reloj horario y el nivel de combustible.

Además, como auténtica exclusiva en la categoría, la GOES 125 SK cuenta con un equipo de música MP3 con radio incorporada (ubicado en el depósito), con el que poner banda sonora a nuestros desplazamientos: dispone de radio, Bluetooth o un puerto USB (situado bajo el asiento) en el que conectar un dispositivo móvil. Se trata de un singular y curioso equipamiento que la convierte en una moto única en su categoría. A destacar también el tapón de gasolina con llave y la amplia capacidad de este depósito, de 14 litros, con la que gozar de una elevada autonomía.

Si os preguntáis cuáles son sus principales rivales, por cilindrada y tipología, el grupo estaría compuesto por la Honda CB125F (2.549 €), la Hyosung GT125 Comet (2.595 €), la KTM 125 Duke (4.499 €), la Yamaha MT-125 (4.849 €), la Aprilia Tuono 125 (4.674 €) y la Suzuki GSX-S125 (N.D.).

HIGHLIGHTS TÉCNICOS GOES G 125 SK EFI 2017 EURO 4

- Precio: 2.295 euros

- Motor monocilíndrico de 125cc y 4T de Inyección Electrónica DELPHI, refrigerado por aire y cambio de 5 velocidades

- Potencia máxima de 12 CV a 9.000 rpm

- Par motor de 9,5 Nm a 7.000 rpm

- Chasis tubular de acero

- Freno delantero con disco tipo Wave y pinza de tres pistones, trasero con pinza de un pistón

- Neumáticos 100/80-17 delante y 130/70-17 detrás

- Grupo óptico trasero e intermitentes con tecnología LED

- Faro delantero halógeno

- Equipo de música MP3 y radio incorporado

- Amplio asiento mullido anti-deslizante y el reposapiés y asideras para el pasajero.

- Altura asiento de 815 mm

- Distancia entre ejes de 1380 mm

- Peso en vacío de 134 kg

Fotos de la Goes G 125 SK EFI

Fotografías por: Sessantuno (Guillem Hernández)

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"