Prueba

Prueba Harley-Davidson Sportster Roadster 2016 – PresentaciónLa perdición de los customizadores


Vota

0 0

Deportiva y minimalista. Hemos sido los primeros en subirnos a la nueva Harley-Davidson Sportster Roadster. Aquí nuestras impresiones:

Harley-Davidson lleva tiempo pisando fuerte con su gama Dark Custom y lo cierto es que, desde que se ha pasado al “lado oscuro”, algunos de sus modelos como las Sportster Iron 883 y Forty-Eight se han convertido en los más vendidos, por lo que no cabe duda de que han dado en el clavo con este nuevo estilo y concepto… rebelde. Esta misma semana hemos viajado a Marsella para probar dos nuevas monturas que se suman a la fresca y exitosa gama de la firma de Milwaukee. De camino a la ciudad gala ya sabíamos que una de ellas sería la nueva Lowrider S, pero no nos dieron ninguna pista sobre la otra H-D que se escondía bajo una lona, que pudimos ver en primicia mundial y que probaríamos a la mañana siguiente de Marsella a Saint-Tropez en una ruta de ida y vuelta.: la Sportster Roadster.

Una buena manera de definir la Roadster sería a través de las palabras del director de estilo de H-D, Brad Richards: "Queríamos ofrecerle a la Roadster algunos genes de los modelos KHR de altas prestaciones de mediados de los años 50 y de las Sportster preparadas para las competiciones de dragster”. Y es que podemos asegurar que la Roadster se perfila como la Harley más deportiva de todas. Con ello, otro aspecto que aparece en su carta de presentación es que se convertirá en en el deseo de los amantes de la customización. Seguro que ya le habrá echado un ojo más de un preparador que ha participado en la vigente edición del 'Battle of the Kings'. Customs y Harley-Davidson siempre han ido de la mano, y es que no olvidemos que –ojo al dato-, el 92% de sus clientes deciden personalizar sus motocicletas. Al igual que las Sportster que se usaban en los años 50 para todo tipo de competiciones, la Roadster elimina todos los elementos indispensables y apuesta por una conducción deportiva, sí, pero sin dejar de lado la belleza estética que también va ligada a H-D.

El poder del lado oscuro…

Llámalo X, pero ese je-ne-sais-quoi que nos hace parecer tipos duros a lomos de una Dark Custom, también vive dentro de la Roadster. Y nos hacía ilusión probar una moto de la que nadie salvo sus creadores sabía absolutamente nada. Nada más destapar la lona, hemos visto que cuenta con múltiples acabados en negro mate y brillante que le dan ese toque “tenebroso”. Lo vemos en los retrovisores, la protección de la correa, el faro, el filtro de aire, o incluso en las protecciones de los colectores.

…Y deportivo

Por otro lado, el carácter ‘sport’ de la Roadster ya se puede apreciar de lejos por factores como la pintura o los grafismos, que son deportivos y que –por qué no decirlo- se acercan al terreno de las café racer, que ahora lo están “petando” en el mercado de las dos ruedas. Pero su espíritu deportivo se debe, sobre todo, a la disposición del manillar –muy rebajado- y las estriberas –que por contrario se han elevado-. ¿Y eso qué supone? Que nuestra postura de conducción sea agresiva, con la espalda algo curvada y con mucha más agilidad en las piernas que con las H-D convencionales. La tendencia en curva es sacar un poco las rodillas para buscar esa sincronía entre conductor y motocicleta, ¡Y eso es algo nuevo en una Harley! Según iban pasando los kilómetros y las carreteras iban presentándose más exigentes, uno se da cuenta de que  esta montura de la casa norteamericana tiene algo especial

Aunque creáis que este modelo no es más que una fusión de otros ya existentes de la familia Sportster, se ha partido desde cero en muchos puntos. Por ejemplo, el cuadro de instrumentos es nuevo y moderno, ya que transmite toda la información necesaria al conductor, en el que encontramos, entre otras cosas, un velocímetro y tacómetro digital. Parte del encanto de la Roadster lo encontramos en las llantas, de gran ligereza y con cinco brazos divididos que harán delicias de los incondicionales del custom. Se ha confeccionado un nuevo asiento biplaza a poca distancia libre al suelo que optimiza el centro de gravedad de la moto. En Francia, el diseñador de la Roadster nos comentaba que eso favorecía la conducción deportiva a la que nos hemos referido. También vemos un guardabarros trasero muy corto que deja al descubierto la rueda trasera para potenciar su imagen ‘sport’. Y siguen los detalles de alta calidad de estampa H-D: escapes 2 en 2 con silenciadores de corte sesgado y con colectores cromados y protectores ranurados, un filtro de aire ovalado que homenajea los inicios de la Sportster y que se completa con un toque clásico a través de una tapa de distribución aleteada. La Roadster se perfila como una moto de apariencia clásica, sí, pero no por ello renuncia a elementos modernos como la llave Smart key –manos libres- que se activa y desactiva por cercanía.

El “corazón” de la nueva Roadster no es otro que el mítico motor 1200cc V-Twin Evolution refrigerado por aire, aunque algunos fanáticos de la casa de Milwaukee lo reconocerán bajo el nombre de Blockhead. Gracias al hecho de que las culatas y los cilindros están fabricados en aluminio ligero, se ha mejorado la eficiencia de la refrigeración por aire, y eso refuerza la fiabilidad del motor. En rectas es más que potente, y su respuesta de par es progresiva tanto en altas como bajas velocidades. Cuenta con un freno delantero de doble disco flotante que, a decir verdad, es uno de los aspectos que más nos sorprendió a nuestra vuelta de Saint-Tropez a Marsella durante una carretera muy serpenteada. A ello hay que añadirle que dispone de ABS de serie. El aplomo en curva es consistente, y es que la Roadster monta una horquilla delantera invertida de 43 mm y amortiguadores traseros de emulsión con precarga ajustable y nuevas pletinas que absorben con gusto los típicos baches traidores del asfalto. Ese aplomo se hace más presente con la nueva geometría de dirección, que nos permite conducir de un modo mucho más preciso, por lo que nos hemos sentido con confianza en todo momento e incluso nos hemos ido animando a un estilo cada vez más y más deportivo. Los neumáticos son unos Dunlop radiales de pared negra ideados específicamente para Harley-Davidson.

La marca ha dispuesto la Roadster de 3 versiones en base a los colores vivid black, black denim (mate), billet silver/vivid black, velocity red sunglo. Por un precio de 13.100 euros, creemos que se trata de un modelo perfecto para aquellos que quieran iniciarse en el mundo H-D, pero también para los que ya estén sumergidos en él y busquen sensaciones más deportivas sin renunciar a la filosofía de la firma norteamericana. Y a los amantes del custom… ¿no se os hace la boca agua al verla?

Highlights técnicos Harley-Davidson Sportster Roadster

- Motor V-Twin de 1200cc refrigerado por aire
- Peso ligero
- Freno delantero de doble disco flotante
- Asiento de perfil bajo
- Estilo de conducción deportivo
- Manillar dragbar
- Diseño minimalista
-Cuadro de mandos moderno
- Llave 'Smart Key'


EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR: Para la prueba de la Harley-Davidson Sportster Roadster nos hemos equipado con un casco jet HJC FG-70s y una chaqueta de cuero SCHOTT.
 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • Nori
    Nori 01-06-2016

    Yo tengo una Road King H.D. Como está el mercado de estas motos.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"