Prueba

Prueba Honda CB500X 2016 – Presentación¡DÉJATE LLEVAR!


Vota

0 0

La más polifacética de la gama CB de Honda e idónea para el carnet A2, la CB500X, se afina para llevarte de excursión con más confort y estilo.

El tridente de modelos Honda conducibles con el carnet A2 sin limitación alguna, pues su potencia se ajusta a la máxima permitida de 35 kW para esta licencia, se ha refrescado acertadamente de cara a 2016 buscando, sobre todo, una imagen más moderna y atractiva, pero también un mayor confort y nivel de equipamiento. Estamos hablando de la gama CB500 de la casa japonesa, formada por tres versiones de vocaciones diversas. Tanto la naked CB500F como la sport CBR500R de última generación las acabábamos de probar en Motofan, en su presentación internacional, y sólo nos restaba subirnos a la que, sin duda, es la variante más versátil y polifacética de la familia, la CB500X 2016. Una oportunidad que Honda España nos acaba de brindar por las soleadas carreteras de la isla italiana de Cerdeña, el pasado 26 de abril. 

La nueva 'X', al igual que sus hermanas, recibe por primera vez desde su lanzamiento en 2013 un restyling que actualiza su carrocería, ahora más cautivadora; pero además, comparte con ellas importantes novedades que buscan ofrecer a sus pasajeros una confortabilidad a bordo mejorada, como sus nuevas posibilidades de ajuste de la horquilla delantera y un cambio de marcha suavizado, además de otras funcionalidades como el tapón de combustible con bisagra, la maneta de freno ajustable y la llave más corta, todas ellas más prácticas para el usuario.

También estrena tecnología LED en el piloto trasero y faro delantero, ahora más pequeño y con la forma en 'X' de las grandes tourer de la marca del ala. Sin embargo, la tercera en discordia de esta familia de medio litro, aquella destinada a alejarse mucho más de la ciudad, también busca redoblar sus cualidades ruteras
incrementando considerablemente su protección aerodinámica respecto a la versión anterior, gracias a una pantalla parabrisas 10 cm más alta, y añadiendo algunos kilómetros más a su autonomía, entre 20 y 25 km, gracias a un sutil aumento del depósito de combustible (de 17,3 a 17,5 litros de capacidad) y a una reducción de los consumos (de 28,4 a 29,4 km/l.), que permiten superar, siempre en términos de conducción eficiente, los 510 km sin repostar. 

Es importante destacar que la nueva CB500X no supone ninguna revolución respecto a su antecesora, las intenciones de Honda han sido continuistas y tan sólo han pretendido pulir detalles y potenciar virtudes, así que no hay modificaciones a destacar ni a nivel mecánico ni de parte ciclo como para encontrarnos ante una moto que haya alterado su carácter o comportamiento. Esta pequeña crossover es el modelo de acceso a la familia más aventurera de Honda, una perfecta 'escuela' para noveles motoristas con inquietudes touring que aspiren algún día a subirse a una NC750X, VFR800X o culminar con una VFR1200X

Y como todo en la vida, los comienzos han de ser con paso firme y seguro, de ahí que esta CB500X no sea un alarde de prestaciones ni emociones fuertes; es una moto lógica pensada y adaptada para disfrutar plácidamente de la carretera, un vehículo compacto, ligero y ágil en cualquier situación, en un mayor rango de escenarios, de ahí que su enfoque sea el más trasversal de la gama, y sea capaz de desenvolverse tanto en ciudad, como en trayectos de medias o largas distancias.

Una moto para usar a diario, tanto por sus bajos costes de mantenimiento y consumo como por su alta maniobrabilidad; una moto para viajar, a raíz de su postura de conducción natural, cómoda para la espalda y brazos, y su correcta protección aerodinámica; pero, y ahí viene lo extraordinario, una moto para divertirse (¡no sabes cuánto!) en una carretera de curvas, pues su motor bicilíndrico de 47,5 CV “tira” con alegría en bajos y medios regímenes, para ofrecer resueltas aceleraciones, y se estira bien hasta las 8.500 rpm, alcanzando en las 7.000 vueltas su par máximo de 43 Nm, y ofreciendo al conductor una amplia gama de régimen para usarlo al gusto y necesidades:
sube bien hasta las 6000 rpm, sin vacíos aparentes, en donde empieza a empujar fuerte, y sigue subiendo bien hasta la zona alta, en donde sigue siendo enérgico. 

Aunque su termodinámica y la disposición ‘triangular’ del cigüeñal, eje primario y eje secundario se inspiran en el diseño de modelos como la CBR1000RR y CBR600RR, en realidad el origen de este propulsor no viene de otro de mayor cilindrada de la casa, no es un motor reducido o despotenciado, si no creado 'ad hoc' para este modelo, de ahí que se trate de una mecánica bien dimensionada, exprimible y disfrutable por los clientes jóvenes (o incluso por aquellos motoristas más expertos o 'durmientes' que desean regresar a las dos ruedas) pues jamás hará que sudemos “la gota gorda”.

Es más bien una mecánica que puedes llevar al límite sin temor, su funcionamiento es suave y, aunque su entrega de potencia no es explosiva, si se juega bien con las marchas se genera un feeling emocionante, nada exigente y apacible a partes iguales. Respecto a la anterior versión, los ingenieros han optimizado el conducto del airbox para mejorar la eficiencia de la aspiración y la respuestas al puño del gas. También el filtro es más permeable. 

Su maniobrabilidad es alta gracias a su ancho y elevado manillar estilo trail -aunque después la postura de las piernas y la baja altura del asiento es más bien de estilo naked-, que permite gestionar bien la dirección de la moto, y su capacidad para inclinar es elevada. Gracias a la escasa cilindrada unitaria, no hay casi vibraciones en los mandos, y menos en las estriberas antivibratorias, incluso cuando llegamos a la zona alta del cuentavueltas. Su velocidad máxima se acerca a los 170 km/h. 

El comportamiento de esta CB500X, aunque marcado por unas geometrías más 'tranquilotas' que las de sus hermanas, es bastante reactivo y estable, pues, para tratarse de una moto de estética trail, es más bien bajita y su distancia entre ejes es muy contenida (gracias a su motor compacto quadro, de 67 x 66,8 mm), y esto favorece los cambios de trayectoria 'en bloque'. Es un vehículo dócil con el que puedes improvisar y, si deseas corregir tu trayectoria ante un obstáculo inesperado o en medio de la curva, te obedecerá sin rechistar. Respecto a sus hermanas F y R, sus suspensiones son 20 mm más largas para afrontar esos cometidos ocasionales fuera del asfalto, de ahí su mayor altura del asiento (+25mm) y distancia libre al suelo (+30mm), y sin embargo, sigue siendo una moto muy accesible y con la que se apoyan bien los pies en el suelo. 

Esta horquilla convencional de 41 mm -como decíamos al principio, ahora ajustable en precarga para encontrar el tarado deseado- no es muy robusta, pero se junta con el monoamortiguador -también ajustable en precarga en 9 posiciones- muy progresivo gracias a su sistema de bieletas para funcionar bien, priorizar el confort y ofrecer una absorción correctísima y un buen aplomo que tan sólo se desvanece en parte cuando circulamos a ritmos altos buscando el límite. La frenada (que cuenta con ABS de serie de correcto funcionamiento) no es muy potente pero es equilibrada.

Con un
disco delantero de 320 mm que estrena pinza de 2 pistones (los ingenieros afirman que “disipa mejor el calor”) y otro trasero de 240mm la moto se sujeta sin problemas a través de un tacto ligeramente esponjoso y poco dosificable. Las llantas son para el asfalto, de 17 pulgadas, así que su vocación off-road es limitada, aunque ayuda a rebajar la altura del conjunto y a no generar tanto trasvase de pesos como otros modelos del segmento con mayores diámetros, creando unas geometrías que favorecen ese comportamiento ligero y trazadas precisas. 

EN CONCLUSIÓN

La segunda versión de esta CB500X, la tercera motocicleta de Honda más vendida en España en lo que va de año (por detrás de la Africa Twin y la CB500F) eleva su precio en 250 euros respecto a la anterior versión, pero también eleva el listón en diferentes aspectos, como acabamos de explicar. El titular sería que estamos ante una multiusos económica -ideal para el carnet A2, pero no sólo para el carnet A2- que mantiene inalteradas todas sus cualidades pero que potencia sus posibilidades ruteras (más protección, autonomía, horquilla ajustable...), dulcificando la vida a bordo de aquellos usuarios que le hagan más kilómetros.

Sin duda, es una moto más pensada para el día a día, y pese a su estética trail, no es un vehículo comprometido como la mayoría de trails, todo lo contrario, es una moto polivalente, ligera, accesible y muy manejable, así que también se puede enfocar a otros propósitos cotidianos o “excursionistas”. La estética, bajo nuestro punto de vista, ha mejorado mucho con una carrocería remozada más moderna y aunque no hereda las actualizaciones en el colín y escape de sus hermanas F y R, la imagen general es indudablemente más atractiva. La calidad de los acabados no es de sus notas más altas, pero es correcta en su conjunto y justificada con un precio contenido: 6.249 es un buen reclamo y un importe estupendo para una moto tan completa y cualitativa. Insistimos, no es una trail al uso, es un modelo de escasa altura y ligero, así que nadie se espere altas prestaciones en ese sentido. Es una moto que da confianza, una moto a la que cuesta sacarle defectos, una moto divertida, una moto fácil que no supone ningún esfuerzo físico ni mental... Una moto para dejarse llevar. 

CUADRO DE INSTRUMENTOS

El cuadro de instrumentos incorpora un velocímetro digital, tacómetro digital de barras, odómetro, doble contador parcial, reloj horario e indicador digital de nivel y consumo de gasolina

ACCESORIOS

Entre los Accesorios Originales Honda para la CB500X se incluyen puños térmicos, top box y bolsa interior de 35L, trasportín trasero, maletas laterales, caballete central, cubre-puños, luces antiniebla, candado de arco y toma de carga AC.

HIGHLIGHTS TÉCNICOS HONDA CB500X 2016

-Precio: 6.249 euros

-Colores: Negro Asteroid, Rojo Millennium, Blanco Horizon Perlado y Negro Gunpowder Mate

-Rediseño estético para una imagen más moderna

-Pantalla parabrisas 10 cm más alta, y regulable en 4 mm

-Conducto central en la pantalla que iguala la presión y reduce las turbulencias alrededor del casco

-Más capacidad del depósito de combustible para mayor autonomía

-Luz delantera y trasera LED

-Airbox mejorado

-Nueva posibilidad de ajuste en precarga de la horquilla

-Tambor del selector rediseñado para unos cambios de marcha más suaves

-Maneta de freno ajustable

-Tapón de combustible ahora con cierre por bisagra

-Nueva llave tipo wave más compacta y práctica

-Nuevas opciones de color

-Espacio bajo el asiento para guardar un candado de arco

-Placa salva-cárter para proteger los bajos del motor y el escape

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Nuestro probador equipaba para la presentación en Cerdeña de la nueva Honda CB500X 2016 un casco HJC RPHA 10 PLUS, así como unos guantes del fabricante AXO, unas botas Dainese y un conjunto touring de chaqueta y pantalón de la firma italiana Garibaldi.

Fotos de la Honda CB 500 X

Fotografías por: Honda Italia
 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • PepIllu
    PepIllu 29-04-2016

    No habéis dicho nada del ABS y tampoco aparece en la ficha técnica....

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"