Prueba

Prueba Honda CBR500R 2016 – PresentaciónCARNÉ A2... ¡Y ACCIÓN!


Vota

0 0

Honda remodela profundamente su deportiva de medio litro para el A2, la CBR500R, con una imagen más agresiva, iluminación 'full led' y horquilla ajustable.

Hace tres años, Honda, en un escenario todavía de incipiente crisis, confeccionaba un traje a medida para el carné A2, como sabéis, la licencia de iniciación en vehículos de dos ruedas que permite conducir motos de hasta 35 kW. Pensando principalmente en el mercado europeo, la casa nipona desarrollaba la gama CB500 compuesta por tres modelos de diversa orientación y utilización que compartían parte ciclo y un propulsor bicilíndrico cuya potencia máxima se situaba, precisamente, en los 47,5 CV (o los citados 35 kW): la versión naked CB500F, la crossover CB500X, y la deportiva CBR500R; tres modelos pensados para jóvenes motoristas que, a pesar de sus diferentes enfoques (sobre todo el de sus carrocerías), compartían la misma filosofía centrada en la polivalencia, la facilidad de uso y una gran sensatez entre sus prestaciones y el equilibrio de sus componentes. El producto se redondeaba con un precio competitivo para ajustarse a los maltrechos bolsillos y el 'cocktail' resultante acabó por convertirse en todo un éxito, hasta el punto de que esta familia de motocicletas 'midsize' ya es la más vendida en nuestro país en el seno de la marca del ala. 

Tres años después de su lanzamiento, la crisis ciertamente ha amainado y el sector de las dos ruedas se despereza, siendo las motocicletas de medias y altas cilindradas las que mayor incremento en ventas están experimentando; Honda ha leído entre líneas este entorno más optimista, y ha pretendido apuntalar la buena trayectoria de sus CB con ciertas mejoras que suben un peldaño la calidad constructiva de estos modelos, además de refrescar acertadamente su imagen y ampliar sus cualidades en los apartados del confort y equipamiento. Pudimos verlas en el pasado salón de Milán EICMA 2015, sin embargo, no fue hasta hace unos días, en su presentación internacional en Sevilla, cuando pudimos realmente probar la versión F y R (para la X todavía habrá que esperar) y poner en práctica lo que hasta el momento era sólo teoría. De la CB500F 2016 ya os hemos hablado; así que toca el turno a la CBR500R 2016 una moto de vocación más sport destinada principalmente a conductores noveles que deseen 'graduarse' en la especialidad, o motoristas con más rodaje que busquen prestaciones intermedias a bordo de un vehículo fiable y práctico.    

La climatología no fue hospitalaria en nuestro paso por tierras andaluzas el pasado 26 de febrero, y una intensa lluvia quiso acompañarnos toda la tarde en la que nos tocaba rodar con la nueva CBR500R, así que no pudimos llevar al límite como nos gustaría una moto hecha expresamente para disfrutar de la carretera. De todas formas, no ha habido modificaciones drásticas en su mecánica o parte ciclo, y su comportamiento dinámico es la faceta más continuista de cuantas se puedan analizar en este vehículo. Y es que las novedades interesantes llegan por otras lindes. La más destacada y evidente: el atractivo de sus líneas ha crecido exponencialmente gracias al profundo rediseño en toda su carrocería. Su estética, en la que se percibe esa genética de las grandes CBR de la casa, experimenta una clara modernización, con formas dinámicas más acentuadas y, en general, una carrocería más agresiva o 'al ataque', con un colín reconstruido y elevado y un frontal con nuevo faro doble: en ambos extremos de la CBR500R se han instalado luces led.

También se ha rediseñado el silencioso del escape que, además de haber afinado sus componentes internos para recompensar al usuario con un sonido más envolvente, su forma es más compacta y corta, es más ligero y por tanto ayuda a centralizar masas, y casa mejor con la nueva deportividad del vehículo.

No se nota, pero el depósito de combustible ha ganado un litro de capacidad, siendo ahora de 16,7 litros. Honda, además, declara una mejora de los consumos respecto a la anterior versión, así que la nueva CBR sería capaz de recorrer hasta 29,4 kilómetros por cada litro -antes era de 28,4 km/l-, una ecuación cuyo resultado es el de una autonomía incrementada, que se acerca a unos considerables 490 km.

Funcionalmente, la japonesa aporta nuevos detalles como una nueva bisagra para el tapón de gasolina que no nos obligará a tener el tapón en la mano mientras repostamos, una maneta de freno ajustable en cinco posiciones para que cada conductor encuentre la separación más cómoda para su mano derecha, un asiento rediseñado que pretende ser más confortable y una nueva llave de contacto estilo 'wave'.

Otro de los highlights de esta 500 es la posibilidad que ofrece ahora la horquilla delantera para ser ajustada en precarga; esta telescópica de 41 mm de diámetro y 120 mm de recorrido, sencilla pero de noble comportamiento, tiene ahora las patas coronadas en color azul alumite. La suspensión trasera no cambia (Pro-Link monoshock) y, ya como en su antecesora, se ajusta en 9 posiciones de precarga. Su rendimiento es progresivo gracias a las bieletas. La caja de cambios también ha sido revisada y permite unos subidas y bajadas de marchas más fácil y suave. 

La jornada de test sevillano no dio para mucho, y la espesa lluvia y bañado asfalto no nos dejaron extraer muchas conclusiones a bordo, más allá de que sigue tratándose de una pseu-deportiva de tamaño compacto y manejable; su peso se eleva hasta los 194 kilogramos, y sin embargo la moto se siente en todo momento ágil, ligera, de rápida respuesta a nuestros cambios de dirección. Su enfoque sport no es radical, y la posición de conducción no castiga lo más mínimo al ocupante, que puede apoyar los pies con cierta comodidad en el suelo gracias a una altura del asiento que se reduce a 785 mm. El manillar es alto y esto favorece el confort de la espalda y brazos. De hecho, las geometrías son calcadas a las de su hermana naked (25,5 grados de ángulo de lanzamiento y 102 mm de avance), claro síntoma de que la CBR500R tiene más 'Erres' en su nombre que en su propia personalidad: los arquetípicos 'R', como la postura echada hacia delante o la poca manejabilidad o radio de giro, no están presentes en esta moto que prefiere tratar con más dulzura a su conductor. Siguiendo con las comparaciones con la CB500F, esta es 15 mm más alta aunque su distancia libre al suelo es 20 mm menos, así que su polivalencia se reduce sensiblemente, pero su aplomo para enfrentarse con mejores sensaciones a tramos revirados es mayor. También es 4 kilos más pesada, obviamente por la carrocería que la F no tiene. Sus formas aerodinámicas permiten afrontar con mucho más confort esos viajes en carretera abierta, donde el impacto del viento a altas velocidades no se notará tanto, sobre todo en el torso y cabeza, no tanto en piernas y brazos. 

Sus prestaciones, pensando en esos jóvenes motoristas, son estupendas. El bicilíndrico refrigerado por agua de 471cc se instala en el techo de la categoría A2, con 35 kW, con una potencia suficientemente adaptada a los debutantes o motoristas “durmientes” que deseen volver a la moto sin necesidad de elevadas prestaciones. El propulsor se comporta de manera muy alegre, subiendo hasta las 8.500 rpm, y una velocidad punta bastante considerable aproximada a los 170 km/h. Su chasis es sólido y vertebra a la perfección unas suspensiones que se comportan con firmeza y aplomo en los virajes rápidos. Los frenos vuelven a estar confiados a un sólo disco delantero, de 320 mm, con pinza de dos pistones, que ofrece una deceleración enérgica y progresiva. A falta de poder imponerle a este modelo una prueba a fondo que nos deje hilar más fino, os proponemos echar le un vistazo a la prueba de la CBR500R 2013 que publicábamos en este misma web hace unos dos años, y cuyo comportamiento en marcha poco o nada difiere del que ofrece esta nueva versión 2016. Enlace a la prueba: Prueba Honda CBR 500 R, ¿Doble R?.

Sin ser una deportiva al uso, pues esta CB no es extrema en ninguna de sus facetas, si no todo lo contrario, una moto accesible y equilibrada, la nueva Honda de peso medio y 'pintas' sport ha sido actualizada por donde mejor se le podía tocar, es decir, la estética que, ahora sí, emana deportividad y líneas modernas, y el confort y equipamiento. Su versatilidad de uso se mantiene intacta: una sport 'light' sí, para carreteras reviradas, pero adaptada también a un uso diario en ciudad. Una moto lista para la acción de todos esos motoristas que, recién aprobado el carnet A2, desean vestirse por los pies y entrar en el mundo de las sensaciones deportivas no con una moto limitada y posiblemente comprometida para su experiencia, si no con un modelo hecho a medida y portador de todo lo necesario para divertirse y desplazarse con garantías. 

CUADRO DE INSTRUMENTOS

Incorpora velocímetro digital, tacómetro digital tipo barras, odómetro, dos contadores parciales, reloj horario e indicador digital de nivel y consumo de gasolina. El HISS (Sistema de Seguridad de Encendido Honda) está integrado en el encendido; hay un espacio bajo el asiento para guardar un candado de arco.

ACCESORIOS

Entre los accesorios Honda para la CBR500R se incluyen puños térmicos, guardabarros delantero símil carbono, tapa asiento, candado de arco, kit colín deportivo, guardabarros trasero, protector depósito, y toma de carga AC.

HIGHLIGHTS TÉCNICOS HONDA CBR500 R 2016

- Bicilíndrico en paralelo, refrigerado por agua

- Cilindrada 471 cc

- Potencia Máxima 47 CV a 8500 rpm

- Par Máximo 43 Nm a 7000 rpm

- Capacidad Depósito de Gasolina 16,7 litros

- Peso en Orden de Marcha 194 kg

- Horquilla telescópica convencional de 41 mm, ajustable en precarga

- Suspensión trasera Pro-link mono-amortiguador con ajustador de precarga en 9 posiciones, basculante de acero de sección rectangular

- Neumáticos 120/70ZR y 160/60ZR - 17M/C

- Freno delantero Simple disco lobulado de 320 mm, pinza de 2 pistones 

Fotos de la Honda CBR 500 R

Fotografías por: Honda Press

La alternativa

Kawasaki ER-6F: El antídoto

Kawasaki nos da el antídoto contra la depresión ofreciéndonos un conjunto vistoso, alegre y deportivo, y a un precio incontestable.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"