Prueba

Prueba Honda CRF1000 L Africa TwinLa fiera del desierto se reinventa


Vota

0 0

¡La Africa Twin está de vuelta! Su espíritu dakariano se conserva intacto pero ahora también atesora un gran potencial en carretera. ¡2 motos en 1!

Honda tuvo 4 años de dominio absoluto en el Dakar con las NXR750V y NXR800V entre 1986 y 1989. En ese tiempo de supremacía, la marca decidió que era el momento de crear una moto comerciable que heredara algunas cualidades de su arma dakariana, y en el ’88 apareció la primera Africa Twin, la 650 XRV (apodada RD03). Desde entonces vimos varios nuevos modelos hasta que, en 2003, decidieron aparcar esa tendencia raid. O más bien dejarla en ‘stand-by’, porque en 2014 la vimos renacer a modo de prototipo en el salón EICMA de Milán.

Para todo amante de las dos ruedas, la Africa Twin es una motocicleta nostálgica, cuyo encanto no perece aunque ya hayan pasado 13 años desde su última aparición. En su vuelta al mercado, la CRF1000L Africa Twin nos planteaba un mar de dudas: ¿Mantendrá la filosofía que siempre la ha definido? ¿O será una historia distinta?

2 X 1

De entrada ya os avisamos que, efectivamente, conserva su espíritu dakariano. Pero también es cierto que Honda ha querido acercarla al segmento que está marcando una nueva tendencia, es decir, el de las trail asfálticas. Por eso veremos dos caras totalmente distintas en la nueva Africa Twin. Por un lado, su carácter offroad no es moco de pavo. Desde el conductor más pésimo al más ‘pro’, este nuevo modelo saca lo mejor de cada uno de nosotros por tierra a través de un sinfín de configuraciones. Y lo mismo sucede con su condición de motocicleta de carretera: es ágil, potente, confortable y también personalizable.

Modo off

Según nos ha comentado Honda, la versión estándar es la que más se está vendiendo. Eso se debe a que la Africa Twin es una moto que sigue encasillada en el offroad, por lo que la mayoría de clientes prefieren esta versión "pelada" antes que la que dispone de DCT (Dual Clutch Transmission). Para los que no conozcáis este sistema, se trata de un cambio de marchas automático que no dispone de maneta de embrague, si se desea, también permite cambiar de marcha manualmente a través de dos botones en la izquierda del manillar. Ya lo habíamos probado con la Honda Integra, pero ahora se han mejorado sus prestaciones y actúa de un modo mucho más intuitivo.

Para el off es preferible conducir con cambio manual y embrague, sin ABS, sin control de tracción ni ninguna otra ayuda electrónica. Su llanta delantera de 21'' la capacita para conducir por tierra, pero no por ello deja de ser apta para el asfalto. El largo recorrido de las suspensiones hace que la Africa Twin absorba todo tipo de obstáculos e incluso nos podemos animar a realizar algún salto...

A nivel de sensaciones, lo más divertido de la Africa Twin por tierra es la facilidad con la que nos permite acelerar y jugar con el tren trasero. Para esta prueba se han equipado unos neumáticos Continental TKC 80. También nos ha sorprendido la versión con DCT. En un principio pensábamos que sería muy aburrido ir por tierra sin poder tantear el embrague, pero su comportamiento es tan natural que te olvidas de ello. Es más, hace que te concentres más en lo que tienes enfrente porque no tienes que estar pendiente de cambiar de marcha ni embragar.

La casa del ala dorada ha dispuesto el botón ‘G’. Cuando lo activamos, todas las prestaciones offroad se acentúan, como por ejemplo el control sobre el sistema de embrague, que nos aporta una transmisión más agresiva, más directa.

Modo ON

Ya esperábamos que esta trail fuera digna en tierra porque sus antecedentes la avalan. Pero no nos imaginábamos que nos sorprendería en asfalto. Cuando ves la motocicleta en persona, no te haces a la idea de que sea posible. Ni por sus dimensiones, ni por su estética. ¡Pero sí, sí! Tan solo pesa 228 kg y su motor bicilíndrico en paralelo de 998cc con calado en 270º declara una potencia de 95,1 CV y ofrece una respuesta de par muy lineal, algo que se percibe aún más en la versión con DCT.

Albert Cavero, director del área de Motorsport y seguridad para España y Portugal, ha sido uno de los responsables del desarrollo de la nueva Africa Twin. Nos ha contado que “la centralización de masas ha sido vital para que lograr un comportamiento óptimo en asfalto. Un ejemplo de ello es que hemos reubicado la batería, que ahora se encuentra detrás de la culata”. 

El papel del bastidor semi-doble cuna de acero con subchasis trasero de acero nos garantiza una estabilidad en curva impropia en una moto tan alta como esta. También es transcendental la horquilla invertida Showa de 45mm, totalmente ajustable, así como las pinzas radiales Nissin de cuatro pistones. En las frenadas hemos percibido que, aunque el peso se transmite en el tren delantero de forma notable, la Africa Twin puede entrar en curva y mantenerse en ella sin dificultades. También son responsables de ello el amortiguador trasero Showa con ajuste hidráulico de precarga de muelle y los discos flotantes lobulados.

Tu Africa Twin

El simple hecho de que sus prestaciones tanto por tierra como en asfalto sean tan elevadas ya la describe como una moto polifacética. Pero sobre todo lo es por la gran variedad de configuraciones electrónicas que podemos ajustar para que nuestra Africa Twin sea única. Por un lado, el HSTC (Honda Selectable Torque Control) ofrece cuatro niveles de control de par que se puede regular fácil y rápidamente en el cuadro de mandos del manillar. Así, encontraremos el nivel 1, 2, 3 y off. Eso también sucede con el control de tracción, que podemos darle más o menos presencia a nuestro gusto. Y Lo mismo pasa con el ABS de la rueda trasera, que se puede activar o desactivar al apretar un único botón –al desactivarlo nos aseguramos una conducción offroad pura-.

En el DCT, apreciamos tres configuraciones: N (punto muerto), D (dynamic, excelente para una conducción urbana) y S (el más deportivo, que se puede hacer más o menos agresivo en tres niveles). El DCT incorpora el “control adaptativo de la capacidad del embrague”, que nos da un tacto más suave del embrague cuando circulamos a baja velocidad. También ofrece el sistema de detección de pendiente, que ajusta el cambio de marchas en función de la inclinación.

Un mal menor que presenta la Africa Twin es que, cuando apagamos la motocicleta y volvemos a darle al contacto, sólo se conserva la configuración del DCT, pero no recuerda en qué modo teníamos el control de tracción ni si habíamos desactivado el ABS. Por delante del embrague vemos una palanca que hace la función de freno de mano. Eso se agradece mucho cuando aparcamos en una pendiente con una moto de gran envergadura.

El ‘lifting’ estético que presenta la nueva Africa Twin es del todo acertado. Nos recuerda a los modelos anteriores, no se las da de futurista, aunque aspectos como su sistema de luces LED tanto en el faro frontal como en los retrovisores -sólo en la versión DCT- le aportan un aspecto moderno. Además esconde los componentes electrónicos con perspicacia. Honda ha ideado cuatro colores tanto para la versión estándar como la DCT.

La versión CRF Rally (SE), quiere recordar a la CRF450R Rally de HRC a través de dos tonalidades de color rojo y un asiento en tres colores distintos.

La versión Africa Twin Tricolor (SE) es un guiño a su propia vuelta al mercado, con los colores que decoraban la XRV750L Africa Twin original. Destacan detalles de calidad como las llantas y el manillar de color dorado. Se han preparado otras dos versiones: Plata Digital Metalizado y Negro Mate Ballistic Metalizado.

La firma japonesa completa su renovada Africa Twin con una gama de accesorios en la que encontrarás un top box, maletas laterales, pantalla tintada, pantalla alta, deflectores de viento, goma de estribera, shifter para el DCT, puños calefactables, toma de corriente de 12V, luces antiniebla con barra embellecedora, adhesivos de llantas y sistema de alarma.

Prácticamente 200 km por carretera y 50 km por tierra nos han demostrado que la Africa Twin se puede “colar” entre las mejores trails asfálticas, pero que ninguna de ellas puede ser tan completa como ella por caminos de tierra. El precio de la versión estándar es de 12.700€, y con ABS son 13.600€. Para los que quieran equiparla con el DCT, 14.720€ es su valor total. Existe la posibilidad de pagarla a plazos mediante el servicio Honda Finance y también con diferentes packs de accesorios pensados para todos los gustos. A nosotros nos ha dejado con ganas de hacer más kilómetros…

Highlights técnicos

- Trail de asfalto y tierra
- Motor bicilíndrico en paralelo de 998cc
- DTC (Dual Clutch Transmission) opcional
- ABS y control de tracción regulable
- Luces LED delanteras
- Poco peso. Muy ligera en curva
- Rueda delantera de 21''
- Pantalla alta y gran asiento que aportan confort

Equipamiento probador

Prueba onroad: Para nuestra ruta por carretera con la Africa Twin nos hemos equipado con un casco integral HJC, guantes AXO, chaqueta Garibaldi, pantalones HEBO y botas AXO.

Prueba offroad: Por tierra hemos usado un casco de motocross Acerbis, gafas SCOTT, chaqueta Tucano Urbano, pantalones HEBO, guantes y botas AXO.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"