Prueba

Prueba Honda Forza 300: ¡Que la fuerza te acompañe!Probamos a fondo el nuevo scooter GT 300 de la marca japonesa


Vota

0 0

Traspasar con contundencia y confort las hostilidades urbanas es la principal virtud de este nuevo Honda Forza 300, un scooter mitad GT/mitad Sport que prefiere el hábitat metropolitano pero que no rechaza alejarse eventualmente de la ciudad. Su parte ciclo es puro nervio y estabilidad, su asiento encubre un hueco para dos cascos y su autonomía puede sobrepasar los 350 km. Un vehículo ideal para quienes os enfrentáis cada día a 'La Guerra de las Calles'. Así que... ¡Que la Forza os acompañe!

En el segmento de los scooters de 300cc se libra actualmente una interesante batalla. Hace tan sólo seis años no encontrábamos ningún modelo de esta cilindrada entre las 10 motocicletas más vendidas en nuestro país. Sin embargo, el escenario hoy es otro y, por razones que ahora no vamos a tratar aquí -pero que básicamente se explicarían por los efectos del carnet A2 y las nuevas tendencias de movilidad que empujan al sector a la paulatina escuterización, tal y como explicaba Gonzalo en uno de sus últimos editoriales-, lo cierto es que el scooter de media cilindrada se ha convertido en uno de los frentes más activos que los fabricantes tienen actualmente abiertos, y sobre el que depositan gran parte de sus esfuerzos y esperanzas. En el ranking de matriculaciones de 2012 y 2013, hasta tres scooters de 300cc ingresaron en el top 10.

Echando un vistazo al catálogo de modelos que conforman este segmento, observé que todas, absolutamente todas las marcas de primera línea -a excepción de una, Suzuki- tiene al menos un scooter de cilindrada aproximada a los 300cc, incluyendo incorporaciones de última hora como la Kawasaki J300 o la Rieju CityLine 300, dato que nos demuestra su incipiente protagonismo en las intenciones de compra de los usuarios. Cada vez se demandan más, cada vez se fabrican más...

Ojo avizora, Honda se apresuró hace un año en actualizar su Forza que, además de pasar de 250 a 300 y de recibir un rediseño estético, se convirtió en un vehículo todavía más adaptado a las exigencias de los bolsillos actuales, soltando 'superfluos' lastres en cuestión de equipamiento y mecánica y centrándose en lo que realmente interesa a la gente. Los atractivos del nuevo Honda Forza 300 se vertebran en torno a tres aspectos básicos: el primero es su funcionalidad urbana, con gran capacidad de carga, detalles prácticos y ergonomía; el segundo es su excelente comportamiento dinámico en la ciudad, gracias a una de las partes ciclos más logradas de su segmento; y el tercero es su economía de uso, que deriva de unos consumos muy reducidos y de unos mantenimientos que se alargan hasta los 12.000 km. El porqué y el cómo la firma japonesa lo ha logrado es precisamente lo que trataremos en esta prueba a fondo. 

En cuanto a su precio, la Honda Forza 300 se sitúa algo por encima de la media -en relación a sus competidores directos- con un precio de 4.729 euros. No es su gran argumento comercial, pues encontramos en el mercado otros modelos como el Yamaha XMax 250 (4.599 €), el KYMCO SuperDink 300 (3.990 €), el Peugeot Satelis 300 (4.299 €), el SYM Joymax 300 (4.099 €), el Kawasaki J300 (4.399 €), la Aprilia SRMax 300 (4.399 €) o el Rieju CityLine 300 (4.499 €), todos de similares características que se ofrecen a precios inferiores; otros como el Piaggio X10 350 (5.999 €) o el Vespa GTS 300 (4.992 €), sin embargo, superan al japonés en este aspecto. Dicho esto, es importante añadir que la cuestión del precio hay que contextualizarla y, si bien es cierto que no juega a su favor, el Forza 300 cuenta con la siempre inherente ventaja de tratarse de un Honda y -como tal- aporta esos valores añadidos de fiabilidad y calidad de construcción de una marca líder como la japonesa. Y eso siempre hay que tenerlo en cuenta en nuestras valoraciones de compra. 

La versión equipada con sistema de frenada ABS alcanza los 5.129 euros. Y está disponible en tres colores: Negro Asteroid Metalizado, Blanco Himalayas Perlado y Plata Seal Metalizado.

AL GRANO, A LAS NECESIDADES DIARIAS

Pero ya está bien de rodeos. Dirijamos nuestra mirada al vehículo y vayamos al grano, que es exactamente lo que hizo Honda a la hora de desarrollar su NSS300 Forza. Sus creadores lo despojaron de cualquier elemento banal, también fueron al grano y lo adaptaron a la perfección a las necesidades diarias de las personas que realizan recorridos urbanos e inter-urbanos. Comparado con su antecesor, este Forza ha concretado sus prioridades, así que ya no encontramos esos elementos premium como el contacto antirrobo Smart key (llave inteligente), el Equipo Audio con altavoces o la sofisticada transmisión S-Matic, que encarecían el precio del producto final. Este nuevo NSS300 se ha quedado con lo imprescindible, pero sin mermar sus cualidades de herramienta metropolitana, es decir, una excelente capacidad de carga (dos cascos integrales bajo el asiento + dos guanteras generosas), su gran ergonomía con un cómodo asiento de dos plazas y respaldo lumbar para el conductor, soluciones prácticas como el caballete lateral para estacionar o el tapón del depósito en el túnel central que facilita el repostaje sin necesidad de bajar de la moto. O sea, esas soluciones cuya presencia ya no llama la atención -pues son comunes a la mayoría de las scooters de su categoría- pero sin las cuales ya casi no podemos 'vivir'. 

Pensando en el pasajero, Honda ha dispuesto en esta nueva versión dos bondadosos y confortables reposapiés plegables -que además se integran estéticamente con la carrocería cuando los cerramos- y una amplia asa de aluminio donde sujetarse con total confianza.

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

Acudo a una expresión usada por nuestro probador Pere Casas cuando, tras volver de la presentación organizada por Honda a mediados de 2013 y en el plano de la estética, decía del nuevo Forza: “Este scooter 'manga', en el mejor sentido, mantiene su diseño low and long”. Efectivamente, su diseño ha sido rejuvenecido, con unas líneas ahora más dinámicas y redondeadas, pero sin perder la esencia de modelos anteriores, esa esencia de cómic japonés a la que aludía Pere.

Todo es cuestión de gustos en esto de la estética y, para nosotros, aunque no destaque por su trazos deportivos y angulosos -en sintonía con las tendencias actuales en el segmento- sí es cierto que no le falta personalidad. Su carenado frontal exhibe un grupo óptico de doble faro con intermitentes integrados y muy estilizados: se trata de multi-reflectoras, con doble lámpara de 35/35W y lámparas de 5W siempre encendidas. Por cierto, las luces de emergencia funcionan sin el contacto. 

En su conjunto, las dimensiones del Forza a simple vista engañan. Parece un vehículo grandote, un GT voluminoso de movimientos lentos y maniobrabilidad pesada. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Nos sorprendió positivamente la compacidad del Honda una vez que te subes a su asiento, y la soltura con la que se desenvuelve incluso en parado. Su cuerpo es bajo y largo -como decía Pere, “low and long”- y esto genera un buen centro de gravedad y un buen apoyo de los pies en el suelo. Su habitáculo ofrece una agradable ergonomía, con un asiento de escaso mullido pero ancho para los dos pasajeros. No hay plataforma plana, sino un túnel central que penaliza ligeramente el acceso al vehículo y que no deja mucho espacio para los pies del conductor. Pero el habitáculo en líneas generales acoge con confort y espaciosidad a sus ocupantes.

BAJO EL ASIENTO CUMPLE EL GUIÓN

En Honda son muy conscientes de la gran importancia que actualmente tiene para los usuarios la capacidad de carga en los scooters y las motos. Basta recordar la sorprendente actualización de su Scoopy 125, que -tras muchos años reclamándolo- ahora ya alberga un integral; o la solución de su NC750, con ese falso depósito para guardar un casco. El hecho es que ya prácticamente no entendemos un mundo en el que un megascooter no pueda acoger como mínimo dos cascos integrales... y alguna cosa más. El NSS300 cumple el guión. Cuando levantamos el asiento -que se abre mediante interruptor- aparece un espacio suficiente para almacenar la pareja de cascos XL, aunque para encajar el trasero es necesario tener cierta experiencia en Tetris. Otras 'pequitas' son que el cierre del asiento en ocasiones no encaja a la primera y que no dispone de muelle amortiguador, y que en el hueco no encontraremos -como sí en muchos rivales- luz de cortesía.

Suman -y mucho- en esta cuestión de la capacidad de almacenaje las dos guanteras presentes en la parte interior del escudo frontal, bajo el manillar: la de la izquierda, la más amplia, se abre mediante un interruptor y sólo cuando el vehículo está encendido, y permite conectar dispositivos móviles a través de su toma de 12V; a la de la derecha, más pequeña, se accede mediante un simple pulsador y es idónea para depositar los objetos 'de mano', tales como llaves, mandos de garaje, gafas, etc. Podemos decir en definitiva que la capacidad general del nuevo Forza 300 es de nota alta. Permite además instalar de una manera sencilla un top box opcional u otros accesorios con sólo quitar la parte de la tapa del spoiler trasero. 

Una mención especial le damos al grupo de interruptores que ubica justo bajo el manillar, en el centro del retroescudo. Bajo nuestro punto de vista, de gran utilidad y facilidad de manejo: el pulsador (Box) de la izquierda abre la guantera; el de la izquierda se encarga del asiento (Seat) y del tapón de la gasolina (Fuel). En las piñas del manillar encontramos lo típico, a excepción del claxon y los intermitentes: Honda sigue empeñada en cambiarlos de posición y, hasta que no te acostumbras, las equivocaciones son constantes.

En cuanto al panel de instrumentos, ya por último en este apartado de dotaciones, la información disponible para el conductor es completísima: cuatro esferas analógicas -con velocímetro, cuentavueltas, nivel de combustible y temperatura-, así como un pequeño display en el centro que ofrece la hora, los consumos y el totalizador de kilómetros y doble contador parcial.

EL MOTOR DEL SCOOPY RETOCADO

Hemos hablado ya de actualizaciones en la estética, la ergonomía, el equipamiento... pero, sin duda alguna, uno de los cambios más grandes respecto al modelo anterior radica en su mecánica. El nuevo Forza sustituye su anterior motor de 249cc por el de 279cc de su hermano Scoopy 300 -por lo que incrementa cilindrada (30cc) y potencia (3CV) respecto al Forza 250-, aunque lo recibe con ciertas modificaciones: es el mismo cuatro válvulas SOHC y refrigeración líquida, pero con 2,5 CV menos que el del Scoopy y adaptado para generar menos fricciones internas, reducir su consumo -por tanto, respetar más el medio ambiente- y alargar el intervalo de mantenimiento que pasa de 6.000 a 12.000 km. A la larga, esta reducción de costes es considerable. El par motor continúa siendo prácticamente el mismo (26 Nm) que el del Scoopy, pero en comparación con la Forza 250 crece en 4 Nm. Con un depósito de combustible de 11,6 litros, el NSS300 puede ofrecer una autonomía superior a los 350 km/h, merced a su consumo de solo 30,8 km/l (modo WMTC) (3,24 l. / 100 Km.). Usando un sistema de inyección de gasolina PGM-FI altamente eficiente, el motor cumple la normativa Euro 3. 

Otra variación importante respecto al Forza 250 es la sustitución de la sofisticada transmisión controlada electrónicamente S-Matic por la convencional V-Matic, igualmente adaptada al uso urbano pero más económica con el objetivo de abaratar costes de fabricación. 

PARTE CICLO SENCILLA Y EFICAZ

El nuevo Forza también estrena chasis, de novedosa factura. Es multitubular de acero y está construido en dos partes: una rígida que mediante un tubo superior une directamente la pipa de dirección con el bastidor trasero; y una flexible que une el final del tubo inferior al bastidor trasero. Esta solución ha permitido optimizar el equilibrio de rigidez del bastidor y, en definitiva, minimizar considerablemente las vibraciones que llegan al habitáculo y sus pasajeros.

Hay ciertas medidas que varían respecto a su antecesor, como el avance reducido en 3 mm con el objetivo de mejorar la agilidad del vehículo; la longitud de la carrocería es 20 mm más corta, pero la distancia entre ejes permanece igual (1.546mm), manteniendo por tanto su buena estabilidad en recta pero incrementando la compacidad del conjunto; y ha crecido en 6 mm la altura del asiento, aunque sigue baja (716 mm) como para llegar tranquilamente con los pies al suelo. 

Para conectar este chasis con el asfalto, la nueva Honda se sirve de unas sencillas pero eficaces suspensiones: una horquilla telescópica con barras de 35 mm delante y un doble amortiguador con ajuste en precarga y basculante de aluminio con brazos a ambos lados detrás. El sistema de frenada, que de fábrica viene con la solución combinada del CBS de Honda -al accionar la maneta de freno trasero también actúa sobre el delantero- pero que opcionalmente puede equipar ABS Combinado, está a las órdenes de un disco de 256 mm mordido por una pinza de doble pistón en el tren delantero; en el trasero, trabaja un disco de 240 mm con una pinza de simple pistón. Las ruedas son de fundición de aluminio (14 x 3.0 pulgadas delante, 13 x 4.0 pulgadas detrás) con neumáticos de 120/70-14 delante y 140/70-13 detrás. 

LE GUSTA -Y MUCHO- LA CIUDAD...

El nuevo asiático se siente muy cómodo en la ciudad, más que en ningún otro lado. Puede que su apariencia -como explicábamos antes- pueda hacer pensar en todo lo contrario. Pero es que el Forza se desplaza por el asfalto urbano con agilidad y mucha viveza. Sus geometrías le permiten girar “en una baldosa” y obedecer a las órdenes del conductor con una rapidez inaudita en su categoría. Su cuerpo bajo hace además que el conductor llegue fácilmente al suelo y sienta que, a pesar de su volumen, pueda dominar este vehículo con soltura.

El habitáculo es confortable y se agradece mucho el respaldo lumbar, aunque los usuarios más altos quizás no puedan estirar todo lo que desearían las piernas en la plataforma. La posición de conducción, con la espalda ligeramente inclinada hacia delante y las piernas flexadas, puede generar cansancio a la larga. El manillar vuelve a dejar la sensación de barato, con todos los cables a la vista -al estilo moto- aunque en esta versión el embellecedor es negro en lugar de mate, mejorando la percepción de calidad.

La respuesta del motor, muy contundente en bajos y -sobre todo- medios regímenes, hace que desplazarse por la ciudad sea un agradable paseo gracias a su tacto suave, pero con la fuerza necesaria para acelerar en los semáforos con mucho vigor. Las adaptaciones de los ingenieros sobre el motor le han restado caballos (24,3) pero éstos relinchan 1.000 rpm antes (5.000 en lugar de 6.000) por lo que su adaptación a los requerimientos de la ciudad es idónea. 

...PERO ACEPTA CUALQUIER ENCARGO

Como decíamos, el entorno urbano es su predilección. Pero que nadie dude de su compromiso con otro tipo de desplazamientos más largos. Bajo mi punto de vista, su principal defecto -y casi único- a la hora de enfrentarse a carreteras o autopistas es la escasa protección aerodinámica frontal: su pequeña cúpula no corta mucho el viento y por encima de los 100 km/h el impacto en el cuerpo y sobre todo el casco es bastante fuerte. Como suele pasar en las motos naked, hay que agarrarse con fuerza al manillar, inclinar los hombros hacia en el manillar y aguantar. Esto, obviamente, lo penaliza como scooter 'viajero'. Por lo demás, el Forza se comporta a la perfección. Ofrece una alta estabilidad en línea recta -recordemos que tiene una buena distancia entre ejes- y también en curvas rápidas: ¡su pasatiempo favorito! Algunos no me creeréis, pero este GT es capaz de divertirnos en una buena carretera. Exhibe mucho aplomo y, aunque en las curvas más lentas quizás peca de perezoso, su comportamiento global es más de Sport que de GT. Al contrario que muchos de sus oponentes, los flaneos son casi inexistentes.

En la zona alta del cuentavueltas el NSS300, sin embargo, es menos alegre, y su empuje por encima de los 120 km/h no acaba de ser rotundo (o al menos no tanto como el Scoopy300). Esto vuelve a demostrarnos que sus cualidades urbanas se imponen a las ruteras, y que los responsables de Honda han preferido fortalecer las prestaciones de este producto en la zona baja y media que tanto se aprecia en la ciudad. 


Las suspensiones tan probadas como las que equipa no defraudan: a pesar de mostrarse algo secas en ciertas situaciones, su confort y absorción están en grado de no incordiar a sus ocupantes. Los frenos pueden con lo que se les viene encima: ofrece un buen tacto -principalmente el trasero-, más holgado en el primer plano y con mucho mordiente después, e incluso en las apuradas detienen el vehículo son 'fríos sudores'.

EN CONCLUSIÓN

Más potente, más confortable, más ahorrador y más actual. El nuevo Forza ha evolucionado con inteligencia para representar en el segmento de los GT compactos a una marca que, por el momento, no acaba de dominar este terreno. Honda tiene el Scoopy 300 -el popular ruedas altas, más urbano- y el SW-T400 -el megascooter-, así que le faltaba un candidato fuerte y con garantías para lidiar una batalla dura con rivales duros (pensamos, principalmente, en el SuperDink 300 y el XMax 250, líderes de ventas). Su precio, correcto para tratarse de un Honda, está a la altura de sus acabados y calidad de fabricación. Su comportamiento, el más divertido de cuantos GT haya probado. Sus funcionalidades, cumplen a rajatabla el guión establecido en la categoría. Su hueco, para dos cascos integrales XL. La conclusión, una herramienta urbana perfecta, si eres de esos que además hacen kilómetros de extrarradio con frecuencia. 

HIGHLIGHTS TÉCNICOS

- Monocilíndrico, 279Ccc, 4 tiempos, 4 válvulas, OHC, refrigeración líquida

- 24,3 CV a 7.500 rpm

- 26 Nm a 5.000 rpm

- Capacidad depósito gasolina: 11,6 litros

- Consumo de gasolina: 30,8 km/l

- Altura asiento: 716 mm

- Peso en orden de marcha: 192 kg (194 kg con ABS Combinado)

- Sistema Combinado de Frenos (CBS) como equipamiento de serie o ABS Combinado opcional.

- Suspensión: delantera horquilla telescópica de ?35; trasera doble

- Neumático: delantero 120/70-14; trasero 140/70-13

- Freno: delantero disco de ?256 mm; trasero disco de ?240 mm

SISTEMA DE SEGURIDAD ENCENDIDO

El nuevo Forza 300 incorpora el HISS de Honda (Sistema de Seguridad de Encendido Honda), un dispositivo antirrobo: si el chip ID incorporado en la llave y el ID de la ECU (Unidad de Control Electrónico) no concuerdan, el motor no arrancará. Además, incluso si se intenta hacer un puente de corriente al motor, o sustituir el módulo del interruptor de encendido, el motor no arrancará ya que es la ECU la que tiene el control.

LAS RAÍCES DE LA FAMILIA FORZA

Así se explica el dossier de prensa facilitado por Honda la historia de la saga Forza y los modelos que anteriormente abrieron el camino de los scooter de media cilindrada:

En 1954 Honda, un poco después de establecerse la compañía, lanzó el scooter monocilíndrico de 220cc Juno K. 1962 fue testigo del lanzamiento del Juno M80, un scooter bicilíndrico de 125cc; ambas máquinas compartían la transmisión hidromecánica tipo Baldalini y también el objetivo de Honda de seguir creciendo en confort, funcionalidad y diversión.

El comienzo de los años 80 fue testigo de un enorme crecimiento de la popularidad de los scooters de baja cilindrada en Japón. En 1984 Honda presentó la Freeway, un scooter monocilíndrico de 250cc diseñado para que el conductor y el pasajero disfrutasen “mejor y más rápido”, y en 1986, la Fusion llegó al mercado añadiendo un estilo recostado tipo cruiser. La monocilíndrica Foresight de 250cc, lanzada en 1996, fue etiquetada como un “Scooter Deportivo”, y combinaba ágiles prestaciones con una marcha confortable. Una versión de 125cc se vendió en Europa con el nombre de Pantheon.

Honda colaboró en el establecimiento del mercado de scooters de alta cilindrada con el desarrollo de la categoría de 250cc – 300cc a finales de los 90. El original scooter Forza, presentado en 2000, ofrecía un comportamiento deportivo, frenos combinados y gran capacidad de almacenaje. Fue muy bien recibido en Europa, donde los usuarios apreciaron su capacidad polivalente, excelente para ir al trabajo o a la escuela, y también para disfrutar.

La Forza ha evolucionado constantemente en los últimos 12 años. En 2004 adoptó una CVT (Transmisión Continua Variable) S MATIC controlada electrónicamente, un contacto antirrobo Smart key (llave inteligente), inyección de gasolina PGM-FI altamente eficiente y espacio para dos cascos integrales bajo el asiento. 2005 fue testigo de la adición de frenos ABS y 2008 de toques de lujo como un Equipo Audio con altavoces además de una S MATIC actualizada (con modo de cambio automático en fases) y unos frenos ABS Combinados.

Desde la llegada de la Forza las demandas de los clientes de scooters de media cilindrada se han mantenido de forma continuada. Además de usuarios más maduros, también se han sumado muchos jóvenes motoristas que desean subir de cilindrada después de tener una máquina de 125cc, y las investigaciones de Honda han mostrado que las principales prioridades de todos sus potenciales clientes son la seguridad y una excelente calidad de fabricación, combinadas con buen precio y durabilidad, además de un motor de una cilindrada capaz de desenvolverse tan bien en autopista como en ciudad. Un diseño moderno y elegancia también son importantes. En respuesta a todas estas demandas, Honda ha desarrollado la nueva NSS300 Forza, una máquina que satisface en cualquier terreno”.

Mr. Kenichi Sueda, líder del Proyecto NSS300 FORZA

“Nuestra misión es la de ‘leer’ constantemente el signo de los tiempos y evolucionar nuestros productos de acuerdo a éste, y esta nueva NSS300 Forza, un scooter que se siente cómodo maniobrando por las calles de la ciudad y también cubriendo largas distancias por carretera, será comercializada en todo el mundo. Como persona responsable del desarrollo, es mi deseo que la NSS300 Forza, una máquina que cumple los tres principios fundamentales de Honda ‘medioambiente’, ‘seguridad’ y ‘DIVERSIÓN’, lidere el camino hacia el futuro proporcionando al mayor número de clientes posible, en cada rincón del planeta, la oportunidad de experimentar la satisfacción de poseer un producto Honda que ofrece prestaciones y calidad a un precio asequible.” 

ACCESORIOS

- Pantalla parabrisas

- Top Box de 45 litros

- Top Box de 35 litros

- Anclaje para el top box

- Puños calefactables

- Kit de alarma Averto

- Funda

Fotos de la Honda NSS 300 Forza

Fotografías por: Manu Lozano (www.manulozano.com)

La alternativa

Suzuki Burgman 400 ABS: El pionero incombustible

Con el Suzuki Burgman empezó todo. Fue quien abrió la puerta al resto de maxiscooters y los convirtió en el fenómeno que son hoy. Catorce años después de su llegada al mercado empiezan a soplar vientos de relevo aunque, mientras tanto, el ya venerable Burgman 400 sigue siendo un vehículo extraordinariamente eficaz, completo y bien resuelto...

 
Da tu opinión

Comentarios (2)

  • pitito
    pitito 29-05-2014

    se esta poniendo de moda el que las scooter vengan de serie con unos parabrisas ridículos, que no protegen nada y enseguida te ofrecen otro, mucho mejor, carísimo, por el dinero que pagamos por las scooters de media cilindrada deberían venir mejor equipadas de fabrica y no clavarte un montón de dinero después de la "pasta" que te has dejado en comprar la moto, creo es una política que disuade a muchos de comprar motos de marcas "premium" y se dirigen a marcas mas baratas que ofrecen mas por menos dinero!!

  • Eugenio
    Eugenio 20-11-2014

    Hola,compré el modelo anterior de honda forza y quedé algo desilusionado con esta marca ya que daba por supuesto su fiabilidad, la cual deja mucho que desear, ya que al poco tiempo empezó a dejarme tirado, varias veces sin saber lo que pasaba, ya que al dia siguiente volvia a funcionar. Finalmente fue la bomba de gasolina la cual al parecer le ha fallado a muchas de este modelo como puede comprobarse en foros. El precio del recambio es como el doble de otra marca, pero falla igual o mas ya que al modelo nuevo parece que le pasa lo mismo. por cierto si pierdes las llaves prepara mas de mil euros. Por lo demas, es muy manejable en ciudad aunque para autovia no es recomendable ya que dificilmente llega a 120 Km/h

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"