Prueba

Prueba Honda Integra 2016 – PresentaciónEVOLUCIÓN CONTINUA


Vota

0 0

Tercera actualización en 4 años del moto-scooter Honda Integra, que amplía sus modos de conducción, aploma su horquilla, embellece su zaga y añade LED.

No le dan descanso al Integra. El revolucionario modelo de Honda, mitad moto, mitad scooter, arrancaba su andadura en 2012 y, en menos de cuatro años, ya ha superado dos reediciones: la de 2014 para una mayor potencia (creció hasta 745cc), seguridad y confort, entre otras funcionalidades y elementos estéticos actualizados; y esta versión 2016 que, manteniendo el continente y el contenido casi intacto, refleja la voluntad de los ingenieros de Honda de pulir ciertos matices 'a mejorar' de su antecesor, el más evidente, el que afecta al software su caja de cambios DTC, la famosa y ultramoderna tecnología de transmisión de doble embrague que llega a su tercera generación con la misma fórmula -un modo manual y dos automáticos, D y S- pero ahora con más posibilidades para adaptarse a las necesidades del usuario pues el modo S se ramifica en tres niveles (S1, S2 y S3).

Puede parecer una novedad de poca importancia, sin embargo (y quienes posean o hayan probado la Integra lo entenderán mejor que nadie), una de las demandas más solicitadas al anterior modelo radicaba precisamente ahí, en que había un gran salto entre la respuesta ofrecida por el modo D y el S, más sosegado y más deportivo, respectivamente. El nuevo DCT duplica los modos de conducción, de dos a cuatro, para escalonar las prestaciones del motor adaptándolas a un mayor número de situaciones posibles -ciudad, extrarradio, carretera, autopista...-, pues no olvidemos que estamos ante un vehículo de muchas caras, un amplio y confortable commuter para cada día, pero con la potencia y parte ciclo más que suficientes como para enfrentarse a viajes largos o zonas viradas con todas las garantías. Habrá quien se pregunte si es normal tanto cambio en tan poco tiempo y la respuesta es que no, no es habitual que un fabricante evolucione tanto un modelo en un margen tan corto; pero ya conocemos la exigencia que se auto-impone la marca del ala en el desarrollo de sus productos, siempre en el techo de la tecnología, y más tratándose de una familia clave en su estrategia comercial en el segmento de medias y altas cilindradas como es la NC (New Concept), conformada por la NC750S, NC750X y la propia Integra, la más vendida en nuestro país de las tres. 

Ya explicábamos en la anterior presentación de la Integra 2014 que Honda tenía los oídos muy grandes para escuchar con atención la opinión de sus usuarios y tester, y lo ha vuelto a demostrar, aplicando sutiles cambios que generan destacadas mejoras, no tantas como en la anterior revisión -allí recibía “más” motor, ABS de serie, un habitáculo y un hueco bajo el asiento más cómodos, manetas ajustables, redistribución de los pesos o rediseño de la carrocería- pero en la medida de mantener una evolución continua: además de la renovación del DCT, que dosifica el carácter de un propulsor que ya cumple la Euro 4, en Honda han aprovechado para practicarle otros progresos, como la nueva horquilla telescópica con reglajes optimizados Showa Dual Bending Valves para una amortiguación más firme y progresiva, la posibilidad de regular la precarga del muelle del amortiguador, o la nueva tecnología led montada en el faro delantero y el piloto trasero. 

No faltan algunos retoques estéticos en el nuevo Integra 2016 para mantener fresca su imagen, y vemos ahora una nueva zaga, con el piloto trasero instalado en el propio colín -no en el portamatrículas-; un silencioso del escape que abandona aquella enorme forma cilíndrica y ahora es mucho más compacto y deportivo, con un diseño pentagonal; los nuevos reposapiés con piezas de acero inoxidable integradas en las alfombrillas de goma; o el nuevo panel de instrumentos con pantalla LCD y en la que, como una de las novedades más “pijas”, se puede cambiar el color de la barra del cuentarrevoluciones (9 opciones disponibles). 

Las opciones de colores básicas son tres -Blanco Glare Perlado, Plata Bullet Mate, Gunpowder Mate Metalizado-, pero Honda vuelve a ofrecer, por un coste añadido de 200 euros, dos versiones de color Special Edition -Plata Alpha Mate y Plata Majestic Mate- que usan unas franjas, unas bandas de rueda, tapas del motor con acabado diferente y, por primera vez, un nuevo y exclusivo acabado metálico: es una pintura especial que, gracias a unas escamas alineadas que generan unos contrastes diferentes según el punto desde el que lo observes. El coste del vehículo se incrementa en unos 350 euros respecto a la versión anterior: el Integra 2016 está a la venta a un precio de 9.349 euros, o de 9.549 euros si el acabado elegido es uno de los Special Edition

HONDA INTEGRA 2016: TOMA DE CONTACTO

Málaga y sus carreteras colindantes acogieron la presentación internacional de la nueva Integra 2016. Honda preparó una ruta variada, con tramos urbanos, autovía y zonas más viradas de puerto. El buen clima acompañó para esta primera toma de contacto de un modelo que, si sois asiduos a nuestra web, sabréis que ya hemos probado en varias ocasiones (Presentación 2012, Prueba 2012, Presentación 2014, Prueba 2014), así que en esta ocasión no vamos a centrarnos tanto en las cualidades archiconocidas de este 'híbrido' en términos de confort, polivalencia y funcionalidad para el día a día: su ergonomía y estética es de scooter pero sus prestaciones y estabilidad dinámica de moto. Es un vehículo de alto nivel constructivo, una postura cómoda, una excelente protección aerodinámica, una capacidad de carga justa para un casco jet y posee un motor bicilíndrico de agua con 54,5 CV y 68 Nm, un propulsor calado a 270º que no trabaja a muchas revoluciones (hasta 6.250 rpm, el par motor máximo se alcanza a 4.750) pero que ofrece una respuesta contundente en bajas y medias vueltas, gracias a su buen par y empuje desde abajo. 

La renovación a la que la marca japonesa ha sometido en esta versión 2016 a su modelo estrella de la gama NC, como decíamos al principio, supone principalmente un importante avance en la adaptabilidad de su nuevo DCT: en su sexto año de producción -recordemos que se lanzó por primera vez en la VFR1200F de 2010- esta tecnología de dos embragues trabajando en sintonía ha sido revisada de manera que el software ahora ofrece más modos de conducción con el propósito de que el conductor personalice a su gusto al respuesta de la caja de cambios, algo que antes se reducía a tan sólo dos modos automáticos. Seguimos teniendo el modo manual MT que permite subir y bajar marchas mediante dos pulsadores en la piña izquierda del manillar a voluntad del conductor, y una alternativa automática D, enfocada a conducción en autopista con un consumo mínimo. 

El otro modo automático, el S, más sport, protagoniza la gran novedad pues, si en anteriores versiones era único, en esta versión 2016 ofrece tres niveles: S1, S2 (que equivale al S estándar de la integra 2014) y S3. Estos modos, a diferencia del D, transmiten un feeling más deportivo y excitante, la escalada de marchas se produce a rpm más elevadas. Nosotros notamos que el S1 vendría a ser el más sosegado de los tres, seguramente el más idóneo para circular por ciudad; el S2 se sitúa en un término medio para enfocarse a usos más interurbanos, donde requerimos unos cambios más vivos para aceleraciones algo más fuertes en adelantamientos; y el S3 sería el más deportivo de todos, en el que el motor gira con más alegría y encara mejor esos asfaltos revirados al que acudimos para divertirnos, como hicimos en la ruta malagueña preparada por Honda. 

Destacar que el nivel S seleccionado que almacenado en la memoria de la moto y, si bien es cierto que cada vez que la encendemos la Integra debemos pasar obligatoriamente por el modo D, al llegar al S encontraremos el último que estábamos utilizando antes de apagarla. 

Otras novedades son que, al encender la moto, el interruptor de los modos actúa de una forma más rápida, para emprender nuestra marcha en menos tiempo, y que en el modo AT ahora actúa un sistema que detecta la inclinación de la carretera para ayudar al conductor adaptando el esquema de cambios de marcha consecuentemente. Por supuesto, todo se controla mediante el mismo pulsador (un toque para cambiar de D a S; ya en el S, mantener presionado un instante para cambiar entre S1, S2 y S3), una operación que en marcha, hasta que no nos acostumbramos, puede distraernos brevemente. En el cuadro de instrumentos, asimismo, está todo informado. Recordemos que, con un depósito de 14,1 litros y un consumo de gasolina de 28,6km/l (modo WMTC), la autonomía se puede alargar hasta los 400km. 

Señalar que, como ya nos tenía habituados, el funcionamiento del Integra es suave, fino en el gas, si bien en esta versión 2016 hemos percibido que claras mejoras en marcha: primero que los “tirones” del cambio a medida que se suben las marchas (en automático, la Integra no es tan lineal como un cambio 100% de scooter) son menos evidentes que en su antecesor, así que la escalada de marchas es más natural, gracias al nuevo Control Adaptativo de la Capacidad del Embrague, un sistema que gestiona la cantidad de par motor que transmite, las aperturas y cierres del acelerador también son más dulces; y segundo, que la respuesta de la horquilla de 41 mm y 120 mm de recorrido, gracias a los nuevos reglajes del Showa Dual Bending Valves, optimizados para amortiguación en compresión y extensión, genera un comportamiento del tren delantero más firme, permitiendo atacar los giros rápidos con más robustez y progresividad. El vehículo minimiza los 'flaneos' y por tanto mantiene una estabilidad mayor en todo el habitáculo, que además favorece el confort de marcha de un modelo que, en términos generales, actúa en todo momento con bastante reactividad y manejabilidad, a pesar de ser un vehículo de generosas dimensiones. 

RÁPIDA MADURACIÓN

El Integra ha ido evolucionando en muy poco tiempo, y es que Honda no le ha querido dar un “respiro” a un vehículo que ha supuesto, desde su lanzamiento en 2012, una apuesta tan revolucionaria como incomprendida. Y es que eso de mezclar el mundo del scooter y de la moto en un mismo modelo es algo que de digestión lenta; sin embargo, echando un vistazo a las cifras de ventas de ANESDOR para la realización de este artículo, he comprobado que, en su cuarto año de vida, el Integra está alcanzado sus mejores cifras, con unas 100 unidades en lo que va de 2016, para situarse entre los 40 modelos más vendidos de España, algo que no había sucedido hasta ahora. Pero hay que seguir evolucionando, habrán pensado en las oficinas japonesa, para poner al día un Integra con más ambiciones: su cambio automático de doble embrague acertadamente actualizado para ofrecer más modos, su horquilla más firme, su equipamiento mejorado... Es cierto que puede parecer que no hay mucho de nuevo en este Honda, y así es, se trata sobre todo de una revisión, pero capaz de optimizar el funcionamiento y el atractivo de un scooter/motocicleta que pretende conquistar a aquellos motoristas que necesiten un vehículo versátil, de múltiples caras, que abarca y que aprieta en la misma medida, pues casi nada tiene que envidiar de los especialistas en la ciudad, y aún menos de los commuter o de las grandes ruteras.  

DE UN VISTAZO: Principales novedades Honda Integra 2016

- Precio Integra: 9.349

- Precio Integra Special Edition (colores especiales): 9.549

- Actualización de DTC (Transmisión de Doble Embrague) con tres niveles del modo S

- Nuevas luces LED

- Nueva horquilla delantera Showa Dual Bending Valves, más firme

- Instrumentos LCD con opciones personalizadas de color

- Dos nuevas versiones con pintura Special Edition en acabado metalizado

- Motor adaptado a Euro 4

- Nuevo silencioso de escape

- Rediseño de la zaga, con piloto integrado en el colín

- Nuevos reposapiés con piezas de acero inoxidable

CUADRO DE INSTRUMENTOS

Los nuevos instrumentos del Integra 2016 utilizan una pantalla LCD negativa, que ofrece la siguiente información: odómetro, contador parcial, indicador de posición del cambio, indicadores de eficiencia y consumo de gasolina, temperatura de los puños térmicos (opcional) y pantalla de los 3 modos S. Además, com novedad, el usuario podrá cambiar el color de la barra del cuentarrevoluciones; hay disponibles un total de 9 opciones. También es posible disponer de cambio de color según la marcha seleccionada, el rango de revoluciones o el modo de marcha. Si se utiliza el cuadro en un solo color, o el modo de ajuste dependiente, los modos ECO y SHIFT permiten más opciones: el ECO pone la pantalla en color azul si se conduce con una buena eficiencia en el consumo de gasolina y en verde si se conduce aun de forma más económica; el SHIFT cambia el color a naranja si las rpm exceden de un nivel preestablecido por el conductor.

ACCESORIOS ORIGINALES HONDA INTEGRA 2016

Los Accesorios Originales Honda incluyen un nuevo transportín trasero específicamente diseñado, top box de 35 y 45 L, maletas laterales de 29 L, bolsas interiores, puños térmicos de 5 niveles, candado en arco y deflectores de viento.

NUEVO SILENCIOSO DEL ESCAPE

Honda ha renovado por completo el silencioso del escape, ahora pentagonal y con un tamaño y formas más compactas, cortas y deportivas. Usa dos cámaras comunicadas por un tubo de unión perforado, que trabajando junto a la cámara de resonancia final crean un sonido y una pulsación de escape más profundos y característicos. El catalizador integrado tiene una estructura de dos capas para reducir las emisiones.

NUEVA LLAVE TIPO 'WAVE'

Honda está utilizando en sus últimas novedades una nueva llave de contacto tipo ‘Wave’ que, en el caso de la Integra 2016, incorpora el Sistema de Seguridad de Encendido Honda (HISS, Honda Ingition Security System): el motor no arrancará si el chip de identificación embutido en la llave y la clave de identificación de la Unidad de Control Electrónico (ECU) no concuerdan. 

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Nuestro probador equipaba para la presentación en Málaga de la nueva Honda Integra 2016 un casco HJC RPHA 10 PLUS, así como unos guantes del fabricante Onbrain, unas botas Dainese y un conjunto touring de chaqueta y pantalón de la firma Garibaldi.

Fotos de la Honda Integra

Fotografías por: Honda Press

La alternativa

Prueba: Suzuki Burgman 650 Executive: Alemania es el objetivo

La versión 2013 del Suzuki Burgman 650 ha refinado su ya conocida alma burguesa y viajera para responder todavía mejor al ataque de la BMW C650GT. En Hamamatsu quieren plantarle cara a Munich. ¿Lo ha conseguido? La respuesta ya la sabemos... y te la contamos tras su presentación a la prensa en El Rompido, Huelva…

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"