Prueba

Prueba Husqvarna 701 Supermoto 2016¡Desencadenada!


Vota

0 0

La Husqvarna 701 Supermoto es más que una enduro con manillar alto -y ruedas y frenos gordos-. Es una moto ¡desencadenada!

Colabora: Circuit d’Osona, Vic. www.circuitosona.com

Acción: Francesc Cucharrera

Tras su compra por Stefan Pierer, Husqvarna se integró en KTM en 2013 sustituyendo a Husaberg como “la otra marca” de la firma austríaca. Se avanzó que no iba a ser, precisamente, una “marca B” de KTM, sino que iba a apostar por relumbrar su historia mediante modelos todavía más exclusivos y refinados.

Así, al igual que ocurre con los modelos off-road HVA, esta 701 Supermoto, que en particular parte de una KTM 690 SMC R, ha sido revisada con un diseño más sofisticado y dotada de elementos de aún mejor calidad.

 

¡Supermotard!

Husqvarna es, para muchos, “la madre del supermotard”. Aunque las primeras carreras con motos de cross dotadas de neumáticos “de carretera” y frenos grandes fueron las Superbikers Series, disputadas en los USA sobre 500 2 T de cross hace algunas décadas para enfrentar en una especialidad mixta a los mejores campeones del asfalto como Eddie Lawson, Wayne Rayney y demás a los mejores crossman de la época como Broc Glover o Jeff Stanton, -y a los especialistas norteamericanos de las especialidades sucias del dirttrack como Jay Springsteen o Scott Morehead-, el supermotard como lo entendemos nosotros, a la europea, nació en Francia a principios de los noventa.

Disputados en carreras sobre pistas mixtas –con alrededor de un 30% de tierra y con algunos saltos-, aquellos primeros campeonatos franceses del “dérapage controlé” vieron –con la ocasional oposición de pilotos del calibre de Stephane Peterhansel sobre Yamaha o Jean Michel Bayle sobre Honda-, el dominio de las Husqvarna de la escudería SIMA dirigida por Marcel Seurat pilotadas por grandes derrapadores como Laurent Pidoux o Gilles Salvador y, sobre todo, el gran –pequeño- Stephane Chambon, sucedido después por su hermano Boris.

Aquellas Husqvarna suecas pasaron a ser italianas, primero compradas por Cagiva, y luego alemanas al serlo por BMW... y ahora son austríacas al pertenecer a la marca de Mattighofen, pero desde luego la gloriosa HVA es mucho más que una marca invitada en el mundo del Supermotard...

Ligera y capaz

Empezando por el motor, el monocilíndrico SOHC, cuatro válvulas, 690 cc (102.0 x 84.5 mm) de agua de esta 701 rinde 67 CV de potencia a 7.000 rpm y un par máximo de 67 Nm a 6.500 rpm. Como la moto pesa sólo 145 kilos en seco, la relación peso/prestaciones es simplemente excelente... Claro, siempre que no la uses solamente en línea recta, sino que le impongas el régimen “massive attack” en las curvas que necesita para sentirse a gusto.

Como sus hermanas naranjas, la moto incorpora ayudas electrónicas, pero “ma non troppo”: por suerte para una genuina Supermoto, no equipa traction control ni antiwheelie como su prima-hermana KTM 690 R que recientemente he tenido ocasión de probar aquí mismo en www.motofan.com.

¿Es esto un demérito? No, simplemente... ¡a la 701 no le hace falta! ¿Para qué poner ayudas a la conducción que capen los caballitos y las derrapadas a una moto que está hecha precisamente para esto, para derrapar y para salir levantando rueda de los ángulos?

Hacerlo sería como pedirle a Nacho Vidal que tomase bromuro antes de ponerse a trabajar...

Eso sí, esta Husqvarna se apoya en la tecnología fly-by-wire de acelerador electrónico para la inyección 46mm Keihin, y los frenos Brembo incorporan un ABS adaptado que, también por suerte, es desconectable.

Además, dispone de mapas de potencia “Standard”, “Soft” y “Advanced” (o sea, para uso normal, suave y avanzado). Monta también las mismas suspensiones WP Performance Systems (con la botella izquierda dedicada al rebote, muetras que la derecha es para la compresión) mientras que atrás se monta un monoamortiguador de gas sobre bieletas) y chasis tubular de las KTM, con basculante de aluminio, embrague hidraúlico Magura, inyección de gasolina Keihin, y neumáticos ContiAttack Supermoto de 17”. En todo caso, la Husqvarna 701 Supermoto 2015, con 145 kilos de peso en seco, tiene 13 litros de diversión disponibles antes de repostar, gastándolo a razón de unos 5,5 a los cien... 

Husqvarna 701 Premium

Como decíamos, la 701 toma de la KTM 690 SMC casi todos sus componentes. Sin embargo, lo añadido no se trata sólo de unos detalles de marketing. Husqvarna quiere ser una marca premium, y ello se nota: en principio, la estética es más exclusiva, los detalles más refinados, y la decoración toma los elegantes colores de la casa; blanco para aligerar los volúmenes, azul para dar estructura al conjunto, y detalles en amarillo para subrayar las aristas vivas de la carrocería. El resultado es brillante.

Que esta 701 quiere ser una moto de gama alta se nota en el “abigliamento”: el guardabarros es compacto, y las tapas del radiador y los plásticos traseros tienen un diseño muy estilizado. Sobre esta cubierta se encuentra un asiento muy largo, con tapicería texturada para optimizar la adherencia, que pese a ser duro y estrecho como se debe en una moto sobre la que tenderás a “moverte más que los precios”, resulta suficientemente acogedor.

Situado bajo el asiento, y con el tapón situado detrás de él, el tanque de combustible contribuye a un mejor centrado de las masas. Al lado discurre el escape de aluminio satinado, cuyo diseño extremo trapezoidal es bastante original.

A diferencia del modelo “superenduro”, la Supermoto monta paramanos reforzados mediante unos soportes laterales metálicos.

“No es moto para viejos”...

...¡ni para bajitos! Es verdad que el asiento de la Superenduro sube hasta los 910 mm y que el de la Supermoto, por suerte, culmina a sólo 890 mm, pero si tu talla no llega a la media te será difícil incluso llegar a desplegar el caballete lateral y tocar bien de pies en el suelo, así que, como yo, al parar en los semáforos irás buscando los bordillos laterales para apoyar el pie.

El manillar ajustable y galvanizado Neken queda de manera natural al alcance de las manos, y los reposapiés montan unas gomas antivibratorias que a duras penas consiguen aminorar unas vibraciones bastante notables procedentes del motor... y de una suspensiones muy rígidas debido a su tarado tan deportivo.

La instrumentación es espartana: se reduce a un botón más testigo del ABS –que usarás para desconectarlo a voluntad-, que se une a algunos otros indicadores luminosos, más un pequeño display LCD que incorpora taquímetro, reloj, cuentakilómetros y dos parcializadores. Nada más.

Y no busques el cuentavueltas... ¿acaso no tienes oídos?

A pesar de los largos recorridos de suspensión, la 701 SM gestiona bastante bien los transfers de masa una vez tocas el freno o aceleras duro gracias a su masiva horquilla y su sistema progresivo posterior. Hiperágil precisamente porque es muy alta (una vez la haces caer hacia la curva, su cdg tan elevado acorta muchísimo este trámite), pero igualmente aparatosa porque su cuerpo se eleva mucho sobre el asfalto, se pilota más acudiendo al instinto que a los cánones tradicionales de las motos de calle.

La diferencia entre esta SM y su hermana 690, mucho más bajita, es precisamente que ésta última, aún con genes “supermotard”, ha sido adaptada definitivamente a un uso no competitivo: en supermotard las suspensiones deben tener más recorrido por los saltos y los baches, algo innecesario en una moto ya totalmente –ejem- de “carretera”.

Así, esta Husqvarna se balancea mucho más hacia delante y atrás en frenada y aceleración, lo que rompe más su equilibrio de marcha, pero a cambio, aprovecha precisamente los retornos de la amortiguación para hacer los cambios en las chicanes, y de lado a lado en las esses, con una mayor rapidez.

Cuenta que esta HVA no hará otra cosa que esperar la oportunidad de levantar su tren delantero hacia el cielo, porque el 690 cc de casi 70 CV –una cifra enorme para un monocilíndrico- empuja y se estira de modo sorprendente más allá de las 8.000 rpm...

Su respuesta es progresiva, pero también demoledora. La moto se come las entrecurvas como si no existiera mañana, y en cuanto llegan los tramos virados, la HVA se las apaña para tratarlas como si fueran una yincana...

Tramos cortos

Siendo muy parecidas, esta moto es ideal, claro, para los tramos de montaña más rotos, y para los circuitos de Supermotard como nos demuestra Francesc Cucharrera, mientras que la 690 se halla más a gusto en pisos más lisos...

En autopista y vías rápidas, a fondo de una sexta velocidad bastante larga, alcanza los 190 por hora sin mover –mucho- la cabeza.

Esta moto no entiende nada de confort, y pese a que es capaz de defenderse en línea recta, lo suyo es echarse a las carreteras más torturadas que se te antojen para poder mostrar todo su carácter.

Aquí encuentra su santo grial: esta moto reza para llegar a las curvas frenando en el último momento, y buscando aprovechar que la suspensión delantera se hunde para “acortar la moto” y meterse más fácil al viraje. En esta transición, es debido aprovechar igualmente que el tren trasero deslastra para darle un toque al freno trasero -uniéndolo a la natural retención del monocilíndrico bajando una o dos marchas, todo afortundamente muy bien apoyado en el embrague antirrebote- para cruzarla...

El trato es conseguir que con todo ello, pasen varias cosas, todas positivas para esta SM: una, que las curvas se hagan “más pequeñas”... Dos: minimizar la duración del paso por curva. Como esta moto está hecha para virajes de radio corto, no está a gusto en largas trayectorias de apoyo puro y duro. Al contrario, está hecha para equilibrar abriendo gas el instante de transición en el ápice de los garrotes, y para salir al límite de la adherencia, con la rueda delantera hacia el infinito si hace falta, “levantando la moto” para ponerla recta lo antes posible... y siempre notando como en tu cara se dibuja una sonrisa igualmente sin límite.

Preciso al límite, el tren delantero conduce la moto, incluso en las más exageradas inclinaciones, de una curva a otra sin ningún esfuerzo. Particularmente progresivo, el freno delantero permite dosificar bien, lo que es una ventaja en carreteras deslizantes. El trasero acompaña, sin bloquear excesivamente aún con el antibloqueo “apagado”.

Pero personalmente, como he comentado, creo que el espíritu de esta moto pide a gritos, cuando la lleves en serio, desconectar el ABS para hacer pivotar la moto como mandan los cánones de la conducción supermotard.

¿Por qué?

Para terminar, lector avanzado como eres, quizás estés esperando encontrar en esta prueba una respuesta clara a la eterna pregunta... ¿porque comprarme esta Husqvarna 701... y no otra?

Voy a dar dos buenas razones. La primera: si ya has hecho el camino de ida hacia las superderportivas y te has dado cuenta que éstas -salvo en circuito cerrado- son ya demasiado rápidas como para que resulten todo lo divertidas que deberían, tal vez decidas “volver” a un tipo de moto con el que “pasan más cosas en tres curvas” (derrapadas, levantadas de rueda, etc...) que en toda un carretera para una “R”...

Unas motos a las que, por cierto, la Husqvarna partirá por la mitad en tus tramos virados favoritos y ya con la ventaja de que sobre esta 701 podrás acercarte a ellos superando los 190. Es decir, lo harás sin arrastrarte como un gusano en las rectas como ocurría en aquellas primeras “XT para rallies” de los noventa...

La segunda: esta moto, con 67 CV, es apta para el carné A2, en este caso con una potencia limitada a 30 kW.

Es la mitad de la potencia, de acuerdo, pero puestos a pasar dos años “put...do” así, esta limitación se notará muchísimo menos en una moto cuya relación peso/potencia, gracias a sus 147 kg, ¡se ve mucho menos “perjudicapada” que en una cuatro cilindros más pesada!

En resumen, si tienes 9.000 euros –el precio es alto, es verdad-, la edad para sufrir el castigo del A2, y sobre todo muchas ganas de aprender a pilotar y dominar una moto, ¿porqué no hacerlo sobre una tan divertida como esta Husqvarna 701 Supermoto?...  

Francesc Cucharrera, Mr. Supermotard

El piloto de Navàs, el autèntico rey del Supermotard: seis veces Campeón de España de la especialidad, nos ha ofrecido amablemente su colaboración, y opinión, en la prueba Motofan de esta Husqvarna 701, marca para la que corre en el Nacional de Supermotard 2016. Ha rodado con ella para Motofan en el Circuit d’Osona, del que es socio...

“Me parece una moto muy interesante para quien quiera disfrutar de una supermotard en carretera. Desde luego, es algo grande y aparatosa, por su condición “trail”, para “correr en SM”... Pero es muy estable, tiene unas buenas suspensiones (la trasera algo blanda para pista cerrada, pero puede regularse), es posible desconectar el ABS y el motor, pese a tener un mapping y un comportamiento menos radical que mis motos de carreras, corre de verdad. El asiento es muy sofa también, pero esto será bueno para usarla a diario en carretera”... 

HIGHLIGHTS TÉCNICOS

1. Motor Monocilíndrico 4 T, OHC, LC, 690 cc, 105 x 80 mm

2. Potencia: 75 CV a 8.000 rpm

3. Cambio de 6 relaciones

4. Embrague multidisco en aceite antirrebote

5. Chasis tubular de acero, basculante monobrazo de aluminio fundido.

6. Suspensión delantera por horquilla invertida de 43 mm regulable

7. Monoamortiguador progresivo ProLever regulable

8. ABS Bosch 9M de serie

9. Instrumentación por diplay digital, 3 modos motor

10. Alimentación por inyección, refrigeración por líquido

11. Tanque de 13 l.

12. Ruedas de 120/70 17” y 160/60 17”

13. Peso con gasolina 161 kilos

14. Disco delantero de 320 mm, pinza 4 pistones radial, y trasero de 240 mm, pinza 2 pistones, ABS de serie desconectable.

Fotos de la Husqvarna 701 Supermoto

Fotografías por: Sessantuno (Guillem Hernández)
 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • rafagasss
    rafagasss 18-04-2016

    Me ha gustado el artículo, entretenido de leer, me he reido en un par de ocasiones y con bastate info y fotos, gracias! La moto parece muyy.. disfrutable xD

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"