Prueba Kawasaki J300: ¿Es un Ninja… hecho scooter? 2014


Vota

0 0

Hasta ahora, sólo una de las 4 grandes marcas japonesas se había resistido a incorporar en su catálogo un scooter, Kawasaki…

El objetivo de esta J300 es, ante todo comercial, y por ello el tratamiento tomado por Kawasaki en su entrada en el universo scooter puede recibir el mismo calificativo. Los scooters medios están convirtiéndose en parte de león de las ventas, y los concesionarios de la marca verde pueden ahora completar gama y acoger a un sector de clientes que hasta ahora se escapaban a otras marcas. Por ello, y conscientes también de que los actuales poseedores de scooters pueden acabar decantándose en el futuro por motos convencionales, Kawasaki ha ido a lo seguro y ha establecido un acuerdo industrial con KYMCO para comercializar con su marca, mediante algunas modificaciones de imagen, su nuevo J300 basado en los nuevos scooter de la misma cilindrada de la marca de Taiwán.

Empecemos por descartar cualquier posible descrédito procedente de esta operación hacia la bien ganada reputación de la marca de Kobe: los productos KYMCO han llegado a un grado de calidad que permiten a una firma como la de la gran K incorporar su logo en sus carrocerías sin ningún tipo de reparo ni recato. Por otro lado, Kawasaki insistió en su presentación a la prensa que “el diseño es Kawasaki”… Bien, aceptemos esto como lógico argumento comercial, porque, lo repetimos, este J300 parte de una base mecánica y dinámica más que convincente.

Para diferenciarlo del KYMCO, que ya avanzamos que cuesta 300 euros menos, Kawasaki incorpora unas características específicas y únicas en cuanto a practicidad, fiabilidad, diseño, ergonomía/comodidad y accesoriado y un cuidado especial en la calidad de acabados… 

La imagen es más deportiva: doble faro, pantalla más baja… Las modificaciones que llegan a la carrocería afectan al asiento, -“mucho más mullido y ergonómico” aunque ello haya llevado a sacrificar ligeramente la capacidad de carga bajo él-, a los reposapiés –los del pasajero son plegables, y hay en la carrocería unas hendiduras laterales que permiten el paso de la pantorrilla hacia el suelo de manera más práctica-, y al silencioso, que recibe nueva parrilla protectora…

A nivel mecánico puro no hay modificaciones, aunque la parte ciclo monta ahora frenos mejorados: discos alveolados -típicos en Kawasaki- y latiguillos metálicos inextensibles, lo que garantiza una constancia y durabilidad de las mejores condiciones de frenada aún en uso intensivo. Mientras el delantero es un disco de 260 mm, atrás equipa uno de 240 mm, con pinzas en ambos casos de dos pistones… ahora con el logo Kawasaki. Por 400 € esta disponible opcionalmente el ABS Bosch de última generación… La suspensión delantera es por horquilla de 37 mm convencional, mientras que atrás se confía en dos amortiguadores tradicionales con precarga de muelle en 5 posiciones. 

A nivel mecánico, no hay retoques: motor monocilíndrico SOHC de 4 tiempos y 300 cc, refrigerado por líquido, a inyección, y transmisión totalmente automática, con diámetro y la carrera de 72,7 x 72,0 mm. El sistema de inyección de combustible (con un cuerpo de mariposa Keihin de 34 mm y una CPU de 16 bits) tiene en cuenta la temperatura del refrigerante y de la admisión de aire, la posición del acelerador, la presión de admisión de aire, la velocidad del vehículo y el ángulo del cigüeñal, para dosificar automáticamente la cantidad ideal de combustible requerida para un suministro de potencia muy estable independientemente de las condiciones, sin necesidad de hacer ajustes, siempre con un arranque exento de problemas y una respuesta rápida ideal para la conducción deportiva.

Kawasaki España nos ofreció una ligera toma de contacto con este modelo… Lo primero que llama la atención al probarlo, además de su estética, y el cuadro de instrumentos y platinas de manillares metalizados y de mejor aspecto, es el nuevo asiento, más confortable y mejor acabado… La funda del asiento con dos dibujos y las costuras plateadas confieren al asiento un aspecto de alta calidad. Recordemos que en el scooter original el propio mullido del asiento, en lugar de la habitual espuma de poliuretanos, era parecido a “gel”, de manera que resultaba muy blando y, en principio cómodo. No obstante, el propio gel “hacía de muelle” con los baches, de manera que el contacto entre el trasero y la tapicería era discontinuo y en marcha te ibas echando poco a poco hacia delante y, cada tanto, debías retrasar tu posición.

Los instrumentos están compuestos por un velocímetro y un tacómetro analógicos que flanquean un panel LCD multifunción, que incluye odómetro, cuentakilómetros parcial doble, indicador de modo de servicio, reloj, indicador de combustible, indicador de temperatura del refrigerante y testigo warning del motor. Los frontales negros de los diales de los instrumentos y la luz de fondo azul del panel LCD contribuyen a brindar un aspecto deportivo a los instrumentos. Los aros plateados mate de los instrumentos agregan un toque de calma y calidad.

Aunque al principio el rediseño del asiento no pasa de una constatación, al cabo de los kilómetros empiezas a notar el trasero más acomodado, lo que redunda en un mayor agrado de conducción general. Los recortes en las placas laterales que ofician de reposapies mejoran las maniobras en parado al permitir deslizar mejor los pies. Los traseros son tipo moto, es decir, plegables, de modo que pasan totalmente desapercibidos… Las manetas son ajustables en cuatro posiciones programadas… Bajo el tablier se dispone de un gancho portabolsas, y bajo el asiento, iluminando el hueco disponible para un integral y poco más, –un portátil ligero, el mono de lluvia con una capacidad de carga máxima de 10 kg- una luz led con sensor que se pone en funcionamiento automáticamente… Además, tras el escudo se dispone de una práctica guantera con toma de 12 V. El depósito de combustible, de 13 litros, se halla ubicado en la parte inferior para mantener bajo el centro de gravedad.

Kawa entra así, y quizás con voluntad de expandirse por arriba y por debajo de este segmento, en el scooter. Consciente de que el mercado de los scooters entre 200 y 400 cc cayó desde nada menos que 27.279 unidades en 2007 a los actuales 9.700… pero que va a subir en el futuro –las previsiones para 2014 son de 10.200 motos-, Kawasaki quiere contribuir con sus ventas a su mejora–al principio entre un 5 y un 10% del sector- y quedarse definitivamente en la lucha.

La filosofía de Kawasaki se basa en que conducir una moto debe ser divertido. Para la marca, un scooter no deja de ser una motocicleta, así que el motor deportivo del modelo J300, y las ruedas delantera de 14 pulgadas y trasera de 13, en medidas 120/80-14 M/C 58S y 150/70-13 M/C 64S, y unos ajustes de suspensión bien adaptados a nuestras carreteras dan una agradable sensación de conducción deportiva, siendo cómodos a la vez. 

La Kawa reúne unas ruedas pequeñas tipo scooter, con unas geometrías delanteras bastante rápidas… y una batalla relativamente corta. Sus suspensiones, por fortuna, son más duras y firmes que lo habitual en otros scooters orientales, de manera que su manejabilidad es muy alta, como corresponde a un vehículo ciudadano por antonomasia, y también reactiva, que no nerviosa, al pasar rápidamente de moto recta a moto inclinada.

En curvas rápidas este scooter es noble y capaz, dando siempre confianza. Así, no hay cabeceos ni bamboleos longitudinales tras pasar los baches, su precisión de dirección es excelente, y su estabilidad es correcta incluso a alta velocidad… Su aceleración es excelente. 

El motor de 300 cc –creado directamente para esta cilindrada, no derivado de un 250 cc- da 28 CV a 7.750 rpm en su hermana KYMCO, y debe andar por estos lares en la Kawa al no haber celebrado modificaciones, de modo que al J300 puede calificarse sin problemas de scooter “deportivo”. Su punta es cercana a los 150 por hora reales, casi una velocidad máxima de motor de 400. A este ritmo, solo alcanzable ocasionalmente sobre todo en ciudad, se echa en falta una cúpula más alta. A nivel dinámico, aunque la pegada pura no sea desmesurada, delante monta un buen disco de 260 mm, y detrás otro de 240 mm, cuya eficacia y potencia de frenada está a la altura de sus buenas prestaciones.

Bajo el ahora mejor asiento, un punto mejorable. Sólo cabe un integral, cuando en otros rivales caben dos… Y hay una única guantera tras el escudo, aunque con toma de 12 V… Por lo demás, los acabados son buenos, a la altura de algunos otros scooter… ¡germanos!, no olvidemos que KYMCO fabrica también para BMW… Así, pues, este J300 tiene unos acabados realmente… “europeos”. 

Monta manetas regulables, por ejemplo, faros con fibra óptica y pilotos traseros igualmente por LED, y asas de gran tamaño para el pasajero que le permiten sujetarse bien pese a sentarse bastante más alto que en otros scooter. Y gancho cuelgabolsas en el interior del escudo. Un curioso “escudo sellador”, abierto por la propia llave de contacto, evita el acceso directo a la cerradura del clausor… tanto por parte del agua, como de “agentes externos”. Y el cuadro de instrumentos es digital, con indicador de barras de nivel de combustible. Para terminar, el consumo debería recogerse a unos 4 litros a los cien kilómetros. Y el mantenimiento deberá realizarse con intervalos de no antes de 5.000 km.

Hay tres colores disponibles, un plata mate de bello efecto, un negro brillante y… el que escogió un servidor para tomar las fotos: un negro mate con detalles en verde de la más pura tradición de la marca. Mientras las dos primeras versiones llegan al mercado a 4.399 €, la “green” es 150 € más cara (y cuesta 4.549 €), pero siempre –prueba de la confianza de Kawa en este acuerdo con su proveedor industrial- con garantía por parte de la propia marca, y total, de cuatro años. 

Kawasaki deseaba que su gran scooter fuera cómodo y práctico, pero para la firma de Kobe el rendimiento óptimo requiere más: deportividad, control, comodidad y diversión, y este J300 fusiona estos conceptos en un diseño conocido, pero con el sello característico… ¿Ninja?... No, si se tratara de un guerrero, estaría escondido bajo buenas dosis de pragmatismo…

DISEÑO DISTINTIVO KAWASAKI

- Diseño del doble faro

- Parabrisas de bajo perfil para conferir un aspecto deportivo

- Pintura metalizada en el diseño de los instrumentos

- Luz trasera LED

- Asiento en dos materiales que ofrece un alto nivel de comodidad y agarre

- Emblemas en 3D

-Forma de la plataforma para los pies diseñada para asegurar un buen ángulo

- Los ajustes de la suspensión contribuyen a lograr una sensación de conducción deportiva y comodidad

- Frenos de doble disco lobulado con latiguillos inextensibles, con ABS disponible

- Colores plata mate, negro brillante y negro mate/verde (a 150 € más)

HIGHLIGHTS TÉCNICOS

1. Motor monocilíndrico cuatro tiempos de 299 cc

2. Potencia: 28 CV a 7.750 rpm

3. Cambio por variador

4. Embrague automático

5. Chasis tubular de acero con motor portante

6. Suspensión delantera por horquilla telescópica

7. Suspensión trasera por basculante con transmisión integrada y doble amortiguador

8. Precarga posterior regulable

9. Instrumentación por diplay digital

10. Alimentación por inyección, refrigeración por líquido

11. Peso de 191 kg en orden de marcha.

12. Ruedas de 120/70 14” y 150/70 13”

13. Depósito de 13 l de capacidad

14. Disco delantero de 260 mm, pinza 2 pistones, y trasero de 240 mm, pinza 2 pistones.

 

Fotos de la Kawasaki J300 de 2014

Fotografías por: Manu Lozano / Kawasaki
 
Da tu opinión

Comentarios (8)

  • Manuel
    Manuel 28-11-2013

    No me convence, una Kawasaki con cuerpo de una Kimco,
    Si Kawasaki quiere estar en el mercado de las scooters, puede y debe desarrollar su propio modelo.
    Creo sinceramente que la a cagado con esta decisión.

  • Felipe
    Felipe 28-11-2013

    Querido Manuel eres uno de los que no la comprará pero tiene gancho comercial de la marca y un diseño atractivo. He tenido una Z 750 y tengo simpatía hacia "lo verde". Si te compras un scooter BMW tampoco es BMW del todo ni está hecho en Alemania. Para mí no solo no "la ha cagado" sino que les auguro un gran éxito comercial y me encantaría tener una para ir por ciudad. Un saludo.

  • busero10
    busero10 28-11-2013

    Creo que kawasaki lo ha echo bien. Hace su propio scooter con motor kymcom. Tiempo habra de ver el mercado, si le va bien subirá a 400 y luego hara sus propios motores, todo es esperar la evolución. Creo que este scooter es una buena apuesta y se juega mucho kawa, pues si este sale malo o da mal resultado, los compradores sentenciaremos. A mi me gusta y estoy esperando una prueba mas a fondo y asi poder decidirme entre 300 o 400cc. Peugeot hizo lo mismo con Piaggio y ahora hace ya sus propios motores con buen resultado.

  • Fran
    Fran 15-01-2014

    Me parace genial lo de kawasaki. triunfara yo tengo una super dink 300 i abs ase un año 26000km 0 problemas,,,,haber si de una ves por toda se callan los detractores de kimco. que jusgan sin conocimiento de causa.

  • JUANCAR
    JUANCAR 02-03-2014

    Yo tengo montado este escotter.os aseguro que va muy,pero que muy bien.ideal para ciudad y extrarradios.acelera que se las pela y me sorprendio lo bien que entra y sale de las curvas.sin flaneos,y frena que se jode el condenado.que os dejen una vuelta con el,enseguida os acordareis de este que escribe ahora mismo.y tengo moto grande.que conste.un saludo.vsssssssssss

  • Santi
    Santi 15-08-2015

    Tengo J300Abs en negra. hace un año y tiene 20287km, la uso hasta para ir a por el pan je je y ni un solo fallo, haciendole las revisiones cada 5000 km con sus 13 litros tiene una autonomia de 300km . Es una gozada conducirla tiene una aceleracion brutal, en las curvas es increible te deja asombrado como entra y sale tumbandola hasta tocar con la rodilla. De estetica decir que ahora mismo es de las mas bonitas del mercado aunqueno no lo creais todo el mundo se te queda mirando. Si esta desarrollada a raiz del chasis de la superdrin 300i, pero Kawasaki incorpora unas características específicas y únicas en cuanto a practicidad, fiabilidad, diseño, comodidad y accesoriado y un cuidado especial en la calidad de acabados, acelera de cero a 100 en 5 segundos mas rapidos y 10 km hora mas que la superdrin300i. Quizas muchos de vosotros no entendias, pero para salir de dudas os recomiendo que la probeis y entonces lo entendereis. La recomiendo 100x100. Un saludo.

  • Santi
    Santi 15-08-2015

    Ojo a la noticia
    La experiencia con el Kawasaki J300 está resultando muy positiva, parece decidida a seguir creciendo en este pujante segmento, El registro J125 y J500 no parece dejar lugar a dudas sobre sus intenciones aunque de momento todo son suposiciones generadas por el registro en la OHIM (Office for de Harmonitation in the Internal Market), por lo que resulta convincente que el nuevo J125, pueda venir con el motor de la Super Dink 125, de enfoque GT, o el K-XCT 125 deportivo.
    Por otro lado tenemos el J500, su motor puede ser del modelo Xciting 500 Ri.
    Tendremos que esperar todavía tiempo para ir sabiendo más cosas sobre este hipotético nuevo proyecto de scooters bajo el sello Kawasaki y de comercializarse cuando llegaria a España.

  • Santi
    Santi 15-08-2015

    Nueva noticia: lo más probable es que sea en el próximo EICMA 2015 de Milán en el mes de Noviembre.
    Como salga la de 500 me la compro jeje
    Un saludo.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"