Prueba Kawasaki Z650 2020: El paso racional a la gran cilindrada


Vota

0 0

En los años 70 Kawasaki sacó al mercado dos modelos que con el tiempo serían icónicos: las primeras Z900 y Z650...

Desde ese momento la marca ya tuvo claro que cada modelo debería ir enfocado a un tipo de cliente diferente; la Z900 sería para gente exigente en prestaciones y con más experiencia al manillar, mientras que las Z650 irían más enfocadas a los que querían empezar en este maravilloso mundo de las dos ruedas y sentir la magia de conducir una motocicleta... pero que no deseaban una moto pesada o que asustase al abrir gas sino que fuera ágil y fácil de usar por el simple hecho de disfrutar encima de ella.

Pues bien, después de más de 5 décadas -sí... habéis leído bien... 50 años- Kawasaki nos sigue demostrando que aunque el mundo haya cambiado mucho hay cosas que es mejor dejarlas como estaban. Y es esa justamente la razón por la cual la marca de Kobe mantiene esta misma filosofía de antaño demostrándolo con la nueva Z650; el paso más racional a la gran cilindrada.

Casi perfecta

Kawasaki nos lleva hasta la provincia de Gerona para mostrar su nuevo modelo de la aclamada saga Z, la nueva Z650; un modelo que se encuentra justo en el medio de los 6 modelos actuales denominados por la marca super nakeds y que sólo en 3 años desde su primera aparición ha vendido más de 37.000 unidades en Europa. Una moto casi perfecta para todo uso y divertidísima de conducir que sorprende por la fantástica relación entre la buena calidad percibida, la diversión que es capaz de ofrecer y el precio ajustado. Así que si crees que podría ser una de las opciones para tener en tu garaje... no dudes en seguir leyendo porque intentaremos sacarte de dudas.

La prueba dinámica empezaba por la mañana temprano y sólo con salir del hotel nos encontramos con una hilera de unas 20 unidades con el motor ya encendido y listas para salir a rodar. ¡Tocaba mirarla por todos lados y poder experimentar las primeras principales novedades exteriores de esta montura de media cilindrada!

La primera impresión en parado ya transmite que va a ser una máquina con mucha agilidad en su conducción al disponer solamente de 188kg de peso, con una corta distancia entre ejes de sólo 1.490mm y de fácil manejo en ciudad por su relativa poca altura de asiento de 790mm. El asiento del pasajero -a diferente altura- es de nueva factura y destaca por ser de mayor tamaño y disponer de un mullido mucho más confortable que el anterior. El del conductor es igual al del anterior modelo.

Buenos detalles

Los materiales empleados en la construcción de la moto se perciben de calidad; sin nada que destaque especialmente pero transmitiendo la sensación de que todo está donde debe estar. La botonería del manillar y de pantalla es intuitiva y de fácil manejo además de buen tacto. De hecho hicimos uso de la amabilidad de los ingenieros de Kawasaki para que nos subieran un poco el manillar, ya que de serie la altura del manillar venía un poco baja para nuestro gusto y es importante encontrar la posición ideal de conducción según la envergadura de cada uno. Siempre he pensado que la moto es la que se debe ajustar a nosotros y no al revés.

Una de las principales diferencias respecto al modelo anterior ha sido la implementación de una pantalla a color de tipo TFT de 10,9cm donde podemos consultar cualquier información necesaria para el conductor. También dispone de conexión vía Bluetooth, a través de la cual con la ayuda de una App denominada Rideology -diseñada por la propia marca- puedes acceder a muchos mas parámetros y disponer de un sin fin de información adicional de ruta, consumos, mantenimiento etc. Dicha App funciona a la perfección con dispositivos IPhone, en cambio para teléfonos con sistema operativo Android no dispone de todas las opciones y habrá que esperar a una nueva actualización.

Ligera, ligera

Su chasis y subchasis es tubular de acero aunque no se actualiza del modelo anterior pero que sigue destacando por toda la moto. Más aún si escogemos la opción de color Pearl Blizzard White o el Metalic Spark Black, siendo este ultimo el color que nos tocó ya que ambos colores disponen del bastidor pintado en verde lima. Un color que personalmente me gustó mucho y que hace que el chasis tenga mas protagonismo que en la opción de color Candy Lime Green con el chasis y subchasis en color negro.

Percibimos un escape recogido debajo del conjunto del motor, tanto colectores como silenciador, con lo cual excluye a la Z de disponer del típico silenciador a un lado, dando una imagen mas limpia en la parte de la rueda trasera.Dicho escape es de nuevo desarrollo ayudando a unas emisiones más limpias para el medio ambiente ya que la Z650 ya viene lista para pasar las emisiones de Euro 5.

Otra novedad es la implementación de iluminación de tipo LED en toda la moto que, de esta forma, mejora la visibilidad de noche, tanto detrás simulando el logo Z en la luz trasera, como para una más que aceptable iluminación frontal con el faro también de nuevo diseño. Los neumáticos son igualmente novedad; esta vez Kawasaki ha confiado en la nueva versión de los Dunlop Sportmax -en concreto los Roadsport 2- que dan aún más una sensación de agilidad y buena tracción al conjunto que su antecesora... eso sí, cuando están a su temperatura optima y no antes.

Ergonomía ideal

Desde el primer momento en que nos subimos al asiento nos dimos cuenta de que lo que se percibía desde fuera era lo que nos encontrábamos una vez sentados al manillar.
La posición de conducción es bastante erguida, ya que el depósito de combustible es corto y eso se traduce en una distancia entre el asiento del conductor y del manillar bastante corta y por lo tanto vas con los brazos algo recogidos al conducirla.Esta corta distancia hace que la cabeza se sitúe bastante adelantada hacia el manillar lo cual se traduce en una sensación de control del tren delanteroen todo momento.

La altura del asiento permite tocar al suelo con los dos pies fácilmente a conductores de todas las tallas. Personalmente mido 1,69cm y como los ingenieros de Kawasaki también nos dieron la opción de probar el asiento más alto -que sube dicha altura 37mm más- pedí instalarlo.Mi opinión es que no dudaría en instalarlo también si fuera propietario de este modelo, ya que logra que aunque vayas un poco más tirado para adelante y aún más encima del manillar...esa sensación me encanta.
Las estriberas, por otra parte, están en su posición correcta y te permiten sentirte cómodo tanto para una conducción deportiva -con las puntas de los pies encima de ellas- o con los pies algo más relajados para uso en ciudad y en el día a día.

La nueva Kawasaki Z650 dispone de un sin fin de accesorios para poder personalizar la moto a gusto del consumidor. Los puedes encontrar en la pagina web oficial Kawasaki.es y estará disponible en los concesionarios oficiales de todo el territorio nacional en breve,a un precio de lanzamiento de 6.699€ impuestos incluidos. Y por supuesto puedes adquirirla limitada a 48cv para los usuarios con el carné A2.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"