Prueba Kawasaki Z900 2020: ¡Para seguir dominando!


Vota

0 0

La nueva superventas de la saga “Z” es ahora una moto mas tecnológica y más fácil de usar pero que no ha perdido un ápice de su carácter.

Parece que se asemeje a su antecesora... pero nada mas lejos de la realidad. La nueva Z900 se ha actualizado de manera notable tanto a nivel estético, como a nivel tecnológico forzada tanto por la presión actual a la que se somete a las marcas como por las exigencias del comprador. La primera responde a la necesidad de la Euro 5 y la segunda a reclamar motos cada vez más polivalentes pero sin perder su carácter.

Desde su implementación en el año 2004, con la presentación de la primera Z750, empezó una larga trayectoria de esta súper naked que fue aumentando paulatinamente su cilindrada y prestaciones. En 2013 se presentó la Z800 y no fue hasta 2017 el momento en que creció hasta convertirse en la Z900... cuya última evolución llega ahora. Un éxito corroborado por el total de 32.000 unidades que han sido las vendidas en los últimos 4 años en Europa.

Hay que reconocer que todos y cada una de sus evoluciones han seguido esta estética única que nunca ha dejado indiferente a nadie y que han dado lugar a una gama muy amplia. En la actualidad Kawasaki cuenta con hasta seis modelos de la saga Z, que van desde la pequeña Z 125 hasta la potente Z H2 turboalimentada.

¡Muchas mejoras!

La Z900 es una moto clave para la marca y por este motivo Kawasaki la mima para que siga estando a la altura y continue liderando las ventas en este segmento, como así ha sido en los últimos años. Y lo mejor de todo es que han sabido hacer cada año un nuevo modelo sin desmarcase de lo que ya era el anterior pero mejorándolo en todos los sentidos.
Esta nueva Z900 dispone de muchas cosas nuevas; entre ellas su nueva iluminación totalmente en Led añadiendo luz diurna tipo colmillo en ambos lados del faro delantero. Su pantalla TFT a todo color de 4,3, de lectura muy clara y de gran luminosidad cambia de color de fondo entre el día y la noche y plasma toda la información requerida para el conductor.

Dinámicamente lo que más llama la atención es la incorporación de 3 modos de conducción: Sport , Road y Rain así como del nuevo KTRC, el exclusivo control de tracción de la casa de hasta 3 niveles de actuación.

Por otro lado se ha trabajado en los parámetros de inyección así como la gestión del embrague para disponer de una entrega de potencia muy suave al abrir y cerrar el gas y sin tirones. El chasis se ha reforzado en la parte baja -en la zona de anclaje del basculante- para así proporcionar aún más una mayor sensación de agilidad al conducirla ya que ese cambio ha llevado a la marca a modificar ligeramente la situación de ambas suspensiones ofreciendo una experiencia de conducción facilísima. También se incorpora un nuevo silenciador que, además de ofrecer emisiones más limpias entrega un sonido mas suave al ralentí.

Facilidad de uso

El plato fuerte de la presentación se vivió en la increíble carretera que va desde Sant Feliu de Guixols hasta Tossa de Mar; una carretera perfecta para este tipo de motos naked de gran cilindrada. En ruta la nueva Z900 demostró que sigue siendo una moto extraordinariamente versátil, capaz de adaptarse a las necesidades de cada tipo de conductor... sin distición de más o menos experiencia o envergadura. Es una moto que pone las cosas fáciles, muy fáciles.

Y es que sólo sentarme en su asiento de 820mm de altura, enseguida noté ya su cómoda posición de conducción. Sin duda la postura es sport, un poco tirado hacia adelante -por otra parte una ergonomía muy típica de este modelo- y que personalmente me gusta ya que ayuda a transmitir mucho aplomo en la parte delantera de forma natural.

Las estriberas están bastante altas y es un punto importante para poder disfrutar de grandes sensaciones en curva. El manillar es ancho y largo y el depósito de combustible parece, al principio, que esté en una posición muy elevada -como observando la moto desde fuera...- pero a los manod realmente no molesta nada.

En relación al confort de los asientos debo decir que el del conductor es fantástico, con un mullido y anchura adecuados incluso para rodar durante un largo periodo de tiempo pero el asiento del pasajero me pareció estrecho y con un mullido bastante duro.

Un motorazo

Una vez arrancamos la marcha, noto enseguida la finura de su motor tetracilíndrico de 948 cc. La entrega increíblemente suave de la potencia al tacto del acelerador -como hemos dicho, gran novedad en este modelo- me sorprendió mucho porque es como si la moto supiera que vamos a abrir gas antes de que lo hagamos y eso se traduce en una aceleración inicial muy suave sin los típicos tirones. Puedes abrir gas yendo a muy pocas revoluciones, incluso en sexta marcha a menos de 2.000 rpm y al abrir gas no notas nada de vibraciones y sólo hay una entrega suave. ¡Es increíble!

La entrega de potencia, obviamente, es muy fina y lineal en su umbral de revoluciones bajas e intermedias pero a partir de las 7.700 rpm -que es donde se alcanza su par máximo de 98,6Nm- su carácter cambia notablemente. La moto se enfada y se estira rápidamente hasta su limite de revoluciones a 9.500 rpm, entregando toda la potencia máxima de 125 CV. Es como si notáramos un extra de empuje todavía más notorio que el que ya llevábamos desde el inicio de revoluciones. ¡Una pasada!.

En resumen

No hay que olvidar que disponemos de los 3 modos de conducción y 3 niveles de control de tracción. El modo más radical es el Sport, entregando la máxima potencia y activando el control de tracción sólo al primer nivel de intrusión.

El modo mas racional es el Road, donde seguiremos disponiendo de la máxima potencia pero el control de tracción actuará en el segundo nivel de intrusión, dándonos un plus de seguridad. Finalmente disponemos del modo Rain, con el que el motor bajará su potencia máxima hasta los 68 CV y el Control de tracción pasará a trabajar en su máxima intrusión para una experiencia de conducción totalmente segura en condiciones adversas. También dispondremos de un cuarto modo denominado Rider donde podremos personalizar cada nivel de potencia e intrusión del control de tracción gusto del consumidor.

Igualmente, acorde con los tiempos, la nueva conectividad por Bluetooth para el Smartphone que nos proporciona gestionar nuestras llamadas y sobre todo disponer e interactuar con toda la información de los parámetros de la moto. Para ello basta con acceder a la App de Kawasaki llamada Rideology en la que podremos ver kilómetros, recorridos totales y parciales, el consumo, la velocidad media que hemos llevado en la ultima salida, así como informarnos de los intervalos de servicio que recomienda la marca para nuestra moto, entre otros...Por supuesto este modelo estará disponible para los conductores que dispongan del carné A2, limitando la moto a una potencia máxima de 35kW(48cv) a 7.900rpm, con un par motor de 77.0 Nm a sólo 3.300rpm y pudiendo ampliar su potencia hasta los 70kW (95cv) a 8.000rpm con un par motor de 91,2Nm a 6.500 rpm una vez pasados los 2 años de dicho carné.

Es fascinante lo bien y lo redonda que va esta Z900. Tienes la sensación de control absoluto en todo momento porque cuando la conduces te transmite en todo momento lo que esta pasando en el asfalto sin excepciones. Y eso es gracias a la buena absorción de su horquilla invertida regulable de 120mm de recorrido y su amortiguador trasero de 140mm. La facilidad en el cambio de dirección y su aplomo constante del tren delantero entre curvas es abrumador.
La estabilidad en frenadas fuertes es buenísima aunque no lleve pinza radial de serie; pese a eso la verdad es que ni con un uso intensivo notas ninguna decaída en la efectividad de los dobles discos de 266mm delante y del disco simple de 216mm atrás.

Personalmente pude participar en la copa monomarca que Kawasaki organizó con las Z800 y Z900 respectivamente -la denominada ZCup- y contrariamente a lo que muchos pensábamos los frenos también eran los de serie y nunca en ninguna carrera tuvimos ningún problema con ellos. ¡Y eso que los llevábamos al límite en cada curva!
Un ejemplo claro de que muchas veces no hace falta recurrir a las pinzas radiales para disponer de una buena frenada si las convencionales están bien diseñadas.

La Z900 dispone de un deposito de combustible de 17 litros de capacidad al que, en nuestra prueba en conducción variable a ritmo normal, pudimos sacar un consumo de 6,4l/100 km de media y una autonomía de más de 250 kilómetros, con unos periodos de mantenimiento de cada 12.000km.
Esta nueva Kawasaki Z900 2020 estará ya disponible en los concesionarios este mismo mes de diciembre a un precio de 9.699 euros con seguro gratis y unas opciones de colores que pasan por;

Metallic Graphite Gray

Candy Lime Green

Pearl Blizzard White

Metallic Spark Black

 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • Max
    Max 09-12-2019

    Por qué nunca ponéis fotos de la parte trasera, del colín......no lo entiendo.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"