Prueba

Prueba KYMCO Agility City 125 2016 – PresentaciónCORONA PULIDA


Vota

0 0

Estética, almacenaje, parte ciclo, consumos... El modelo más vendido de 2015, el KYMCO Agility City 125, se “pule” en clave Euro 4 con profundas novedades

La del Agility City 125 es una de esas historias que van de menos a más. Desde su irrupción en el mercado en 2009, el ruedas altas 'low cost' de KYMCO ha ido inclinando hacia arriba su balance comercial -en unidades y cuota- al ritmo de la recuperación sectorial: en 2011 era el 6º modelo más vendido de nuestro país con 2.852 unidades; y, desde entonces, ha ido incrementando progresivamente sus resultados año a año hasta alcanzar el primer peldaño en 2015, matriculando 5.825 unidades y convirtiéndose en la motocicleta más vendida de España.

Tras siete años en la palestra, el Agility era uno de los modelos más longevos en activo de todo el sector de las dos ruedas, un sencillo ruedas altas de corte económico que pedía a gritos una renovación, pero una “madurez” que no le impidió completar en 2015 la mejor temporada de su vida. Ahora, tras el hito comercial, la firma taiwanesa ha decidido finalmente ofrecerle la pertinente actualización (siendo además el primero de la marca en arrancar su estrategia 2016 basada en el lanzamiento de vehículos Euro 4) que le permita, por un lado, cumplir con la obligada normativa anticontaminante, y por el otro, afianzar su condición de best-seller con una serie de disimuladas pero concienzudas novedades que mejoran su imagen, su comportamiento dinámico, su funcionalidad, su seguridad y sus consumos, con el propósito de seguir convenciendo a todos esos usuarios estrictamente urbanos que requieren un medio de transporte fácil, ligero y económico. 

Manteniendo la fisonomía y aires de la anterior versión, los responsables de Kaohsiung han partido de cero para elaborar este Agility City 2016. El principal propósito de esta completa renovación era, obviamente, superar la Euro 4, así que han comenzado con la adaptación del pequeño propulsor monocilíndrico de 4 tiempos y refrigerado por aire que abandona la anterior carburación y hereda el sistema de inyección Synerject de sus 'hermanos' SuperDink y K-XCT para superar las restrictivas emisiones: la marca confirma un descenso de hasta el 21% en los consumos y declara unos 2,6 litros a los 100 km, convirtiéndose en uno de los motos más eficientes de la categoría pues sus emisiones se colocan por debajo del 50% de los límites exigidos, algo que unido a un nuevo depósito de combustible que incrementa su capacidad un 26% (de 5,8 a 7 litros), alarga la autonomía del nuevo taiwanés que podría superar los 250 km. A pesar de todas estas medidas hacia la eficiencia, los trabajos de KYMCO se han centrado en mantener las mismas cifras de potencia (9 CV a 8.500 rpm) y par motor (9 Nm a 6750 rpm), por lo que las prestaciones de este modelo prácticamente no se resienten, y sigue ofreciendo una correcta respuesta de aceleración, con una curva de potencia algo más lineal y acentuada en bajos y medios (el régimen de giro más usado en la ciudad) que se adapta sin problemas a esos cortos desplazamiento urbanos, aunque ahora con un comportamiento más suavizado: el motor ahora se va estirando sin los “baches” típicos de la carburación. En algún eventual tramo de extra-radio, el nuevo Agility City podría llegar a ofrecernos hasta 100 km/h. 

Otra de las exigencias de Bruselas es el equipamiento en todos los modelos de 125 cc de un sistema de frenada ABS o de frenada combinada, a elegir por el propio fabricante, que en este caso ha optado por la segunda solución. El nuevo CBS de KYMCO reparte la frenada entre la rueda trasera (65%) y la delantera (35%) cuando accionamos la maneta izquierda, y cuenta con un equipamiento más contundente: si su antecesor disponía de una pistón por disco, ahora cuenta con la mordida de tres pistones en el disco delantero de 260 mm (uno de los mayores del segmento) y de dos pistones en el trasero de 240 mm (el diámetro de ambos discos no varía), si bien cuando frenamos de delante actúan dos de los pistones, y cuando frenamos de detrás entran a funcionar los dos traseros más el otro de delantero. La sensación en la detención del nuevo Agility City 2016 es más potente, eficaz y equilibrada, y sobre todo, adaptada a los inexpertos conductores que, quizás, se suban por primera vez a un scooter, pues el reparto de la frenada les será de gran ayuda e incrementa su seguridad activa y pasiva. “La capacidad de frenada respecto a la versión anterior crece un 10%”, afirmaba el responsable técnico de KYMCO España, José María San Juan, durante la conferencia de prensa que convocó la marca el pasado 16 de junio en el centro de Madrid. 

Fue la oportunidad que tuvimos para conocer y subirnos al nuevo “ariete” de KYMCO, un vehículo que siempre tuvo entre sus mayores fortalezas la gran funcionalidad con la que agasaja a sus ocupantes, y que en este segunda generación ha sido potenciada para seguir siendo uno de los “reyes” de nuestras calles. La capacidad de carga, una de las históricas demandas a este modelo, crece considerablemente, y ahora su huevo bajo el asiento, con un volumen un 75% mayor respecto a su predecesor (llega ahora hasta los 28,5 litros), ya es capaz de acoger un casco semi-jet. A pesar de este aumento, sigue sin ser un gran almacenaje -cuando otros modelos de la competencia, por ejemplo, albergan uno integral sin problemas-, así que el Agility City dispone de serie de un top case de 28 litros (fabricado por la española SHAD) instalado en la parrilla trasera y que, sin ningún coste añadido, permitirá a su usuario guardar un casco integral. Es extraíble y la llave es diferente a la del cláusor, por lo que este box se podría instalar en otro vehículo. Para lograr el agrandamiento del cofre bajo el sillín, los ingenieros de KYMCO han optado por disminuir la rueda trasera de 16 a 14 pulgadas, y por reubicar el depósito de combustible, ubicado ahora bajo la plataforma plana (anteriormente situado en la parte trasera), logrando desalojar la zaga del vehículo. 

Esta solución, sumada al bastidor de nueva factura que logra una reducción de la distancia entre ejes (1.340 mm) y del ángulo de lanzamiento (25 grados) favoreció una mayor compacidad y un mejor reparto de pesos (40% delante y 60% detrás, frente al 38% y 62%, respectivamente, en el Agility City Euro 3), además de una bajada del centro de gravedad, que influyen positivamente sobre la agilidad, manejabilidad y aplomo del vehículo, reforzando el carácter urbano de un scooter cuya vida discurrirá mayoritariamente entre los coches del atascado tráfico de la ciudad. La ligereza del Agility City no queda mermada por los 3 kg de más que marca en la báscula respecto a su antecesor. La distancia del asiento al suelo aumenta de 790 a 850 mm, aunque sigue tratándose de un vehículo accesible y en el que se alcanza fácilmente el suelo con los pies. 

MODIFICACIONES EXCLUSIVAS PARA EL MERCADO ESPAÑOL

No es la primera vez que KYMCO España con su Director de Marketing Carlos Wang al frente solicitan a la matriz en Taiwán realizar algunas modificaciones específicas para el mercado español que casen en mejor grado con los gustos o necesidades de los usuarios nacionales. En este sentido, y continuando con las mejoras en términos dinámicos, el nuevo Agility City sale de la fábrica asiática con una ajuste específico de las suspensiones que tan sólo afectará a las unidades que lleguen a nuestros concesionarios. Tras contrastar las opiniones de los usuarios, el equipo de suspensiones, formado por una horquilla delantera de 33 mm de diámetro y 95 mm de recorrido, y dos amortiguadores traseros con precarga regulable den tres posiciones y un recorrido de 81 mm, ha sido ajustado para ofrecer una mayor suavidad en la absorción de irregularidades, cambiando muelles internos, hidráulicos y, en definitiva, el tarado de la suspensión delantera y aumentando el recorrido de la trasera en 6 mm para una mejor esponjosidad y confort en el habitáculo. 

En sintonía con las demandas de los usuarios españoles, también trae en exclusiva un asiento con dos nuevos tejidos técnicos (en la parte superior más elástico, y en los laterales más reforzado) además de un mayor espumado y densidad para acomodar con más confortabilidad a los ocupantes. Por otro lado, la tapa superior del top case trasera va a juego con el color de la carrocería. Otras mejoras en exclusiva para las unidades que se comercialicen en España son un nuevo embellecedor lateral del tubo de escape en color gris mate, llantas (negro satinado para las versiones azul y blanco; plata para las carrocerías negras); amortiguadores negros; horquilla plata en las versiones negras; el logo KYMCO en el tablier pasa de color rojo a plata; el embellecedor del tablero pasa de gris a negro; el soporte trasero pasa de negro a gris; adhesivos con nuevo diseño y localización; la parte trasera del guardabarros delantero, en el mismo color que la carrocería; mismos acabados de manetas y contrapesos en negro mate; diversas tornillerías, muelles y bridas cambian de color para el mercado español. 

ESOS DETALLES QUE CUENTAN

La practicidad en su día a día queda optimizada con una nueva guantera bajo el manillar con protección con llave y cierre hermético, donde podemos guardar pequeños enseres personales o enchufar algún dispositivo electrónico a su nueva toma interior de 12 V. El acceso a la batería es mucho más sencillo y la nueva ubicación de la boca del depósito, anteriormente bajo el asiento y ahora en el retroescudo, permite repostar sin bajarse del vehículo. Las estriberas son escamoteables con sistema 'one touch' para mayor confort del pasajero. Y desde el nuevo cuadro de instrumentos recibimos, analógica y digitalmente, información como la velocidad, cuentakilómetros total y parcial, indicador de mantenimiento periódico, nivel de gasolina, reloj horario digital, testigo de intermitencia, testigo luz de carretera y, como gran novedad en esta versión 2016, testigo OBD (on board diagnostics) de comprobación de inyección. La retroiluminación del tablier es blanca y queda ligeramente penalizada por la escasa visibilidad en días soleados. Dos detalles que incluiríamos como mejoras es la escasa capacidad de la guantera donde no podríamos guardar el móvil, y el sistema de retorno automático de la pata de cabra, que nos obliga a desplegarlo siempre fuera del vehículo. 

BUEN REDISEÑO CONTINUISTA

Por último, aunque no menos importante, el nuevo Agility City 125 ha sido refrescado con un diseño que no borra su personalidad, pero que sí consiente modernizar su estilizada carrocería. Los trazos dibujados por el estudio italiano Arkema (de donde han nacido otros KYMCO como el SuperDink o el K-XCT) mantienen el aire de la anterior versión, pero la remozan con nuevas líneas más angulosas y nuevos grupos ópticos, donde ahora se separa el faro frontal -con bombilla halógena de mayor potencia lumínica y blancura- de las luces de posición e intermitentes. Hay un completo rediseño del todo el sistema de iluminación, ahora con tecnología LED en las luces de posición delanteras, y una óptica halógena en la zaga que imita una matriz LED.

El popular Agility City 125, que desde su lanzamiento en 2009 ha convencido con su facilidad de uso, ligereza y adaptación al medio urbano, a casi 32.000 usuarios, muchos de ellos noveles, se ha visto obligado por la Euro 4 a renovarse, pero no por ello ha perdido ninguna de las cualidades que lo definían, más bien las ha potenciado, y aunque quedan algunas 'pegas' inherentes a su condición de ligero y económico 'ruedas altas' la fórmula que tanto éxito le ha reportado sigue intacta. Imagen refrescada, mayor capacidad de carga, un comportamiento dinámico y confort optimizado y una reducción de consumos, son las principales novedades de un scooter que ha sido clave en el crecimiento del segmento en nuestro país. Estará disponible en colores azul, blanco o negro a partir del próximo 27 de junio a un precio de 2.199 euros, aunque quienes realicen la pre-reserva antes de ese día, KYMCO les hace un descuento de 200 euros. Además, la firma taiwanesa sigue ofreciendo su promoción de financiación a medida y seguro a todo riesgo gratuito el primer año. 

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Para la toma de contacto del nuevo KYMCO Agility City 125, nuestro probador equipa un casco integral Arai QV-PRO y la nueva chaqueta AGOS de Tucano Urbano, así como unos guantes HEBO.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"