Prueba KYMCO K-Pipe 125: ¡diversión low-cost!


Vota

0 0

El nuevo KYMCO K-Pipe 125, por ahora, no llegará a los concesionarios españoles pero en Motofan nos acogemos al dicho de 'el saber no ocupa lugar', así que hemos decidido publicar esta prueba de nuestros compañeros de Motofan Italia porque estamos convencidos de que muchos de nuestros lectores -al igual que nosotros- sienten gran curiosidad por la nueva naked taiwanesa de 125cc... por si algún día llega a nuestro país.

El nuevo K-Pipe de KYMCO -que conocimos por primera vez en el EICMA 2011- no es fácil de definir ni de encuadrar en una categoría precisa. Su embrague automático es el de un scooter, pero su look y aptitudes dejan un vago sabor de scrambler. KYMCO reconoce haberse inspirado en las bicis BMX, buscando la ligereza, simplicidad y -sobre todo- diversión. Y su precio la sitúa por debajo de muchas bicicletas...

Se trata de una pequeña moto dedicada a los más jóvenes. 'Sí'... pensarán nuestros ávidos lectores, 'pero ¿qué tipo de moto?' No se puede hablar de una naked y tampoco de una scrambler, aunque tenga cierta familiaridad con ambas categorías. KYMCO confiesa explícitamente que, durante su desarrollo, los ingenieros se han inspirado en las BMX, esas bicicletas con las que se puede hacer de todo -siempre que uno se capaz, claro está. No sabemos hasta qué punto esta afirmación es verdad, pero una vez que pudimos probarla, las semejanzas entre ambas aparecen inmediatamente: ruedas finas, chasis y horquilla de gran diámetro, sección frontal y pesos reducidos a la mínima expresión... el resultado es un pequeño ejemplo de una auténtica fun bike. 

Esencial

Con la mente instalada en el mundo de las bicis (y con un precio inferior a muchas de ellas), la tecnología y equipamiento de la nueva KYMCO no podía ser otra cosa que no fuera esencial. El motor es un monocilindro de 4 tiempos a dos válvulas de 124cc, refrigerado por aire y alimentado por un carburador de 17,5 mm. La potencia declarada es de apenas 8,2 CV, pero con un peso ligeramente superior a 100 kg se consiguen de la K-Pipe aceleraciones decentes y velocidades punta de 90 km/h. Por otra parte, sin toda esa tecnología que hoy está tan de moda, el pequeño y sencillo propulsor taiwanés promete consumos de nota, vistos 2,48 litros a los 100 km que declara. Esto no debería suscitar ninguna crítica sobre el reducidísimo tanque de combustible de tan sólo 4,5 litros, ya que la autonomía es superior a los 200 km: más que suficientes para los trayectos de casa al colegio para los que parece nacer el K-Pipe.

En cuanto a la parte ciclo, el nuevo producto de la marca de Kaohsiung cuenta con un chasis multitubular del tipo 'columna vertebral' -diseñado específicamente para el K-Pipe, con un peso total de 11,8 kg, es decir, un 30% menos frente a anteriores motos de KYMCO- y una horquilla de gran sección, sobredimensionados observando el verdadero potencial de la moto. El monoamortiguador trasero -de 28 mm de recorrido- y la horquilla telescópica hidráulica delantera -de 110 mm- son dos componentes tradicionales, aunque con su gran absorción permiten hacer alguna... ¡estupidez! De la frenada se encarga un disco de 276 mm en el tren delantero con pinza de dos pistones y un tambor trasero de 140mm.

La instrumentación es digital y extremadamente compacta, con una pantalla LCD de fácil lectura que ofrece lo esencial en cuanto a información (nivel de combustible, reloj horario, cuentakilómetros, cuentavueltas, velocímetro y testigos luminosos). Por último, para dar personalidad al conjunto, están los grupos ópticos: doble faro vertical con haces de luz corta y larga (empleando bombillas halógenas del tipo HS1 y H8) en el frente; y zaga compuesta por una matriz de 14 diodos LED de alta luminosidad dispuestos en dos filas.

¿Quién se ha llevado la palanca de embrague?

Motor encendido, presiono la maneta de embrague... ¡eh, espera un momento, no hay ninguna maneta de embrague! A decir verdad, en el manillar izquierdo no hay ninguna maneta: el freno trasero se acciona por pedal al igual que en cualquier moto, y el embrague automático -típico de los scooter- hace innecesaria la maneta. Requiere un pequeño tiempo de adaptación, pero una vez en marcha hay que prestar atención a otra peculiaridad: el cambio es 'a bilanciere' -típico de las motos custom- donde las cuatro marchas se insertan pulsando la parte delantera de la palanca hacia abajo, mientras que para subir se puede usar el talón del pie pulsando el pedal en su extremo posterior. A decir verdad, el hipotético adolescente de 16 años que no tenga experiencia en moto no tendrá ningún problema para acostumbrarse, pero aquellos que siempre han usado cambios tradicionales -al menos en occidente, este cambio es más típico de los países asiáticos- necesitará un poco más de tiempo. Curiosidades a parte, engranar las marchas es algo complicado, y requiere de una gran decisión a la hora de subir o bajar marchas.

El motor no es un portento, pero teniendo la posibilidad de jugar con las marchas y gracias a su peso pluma, la aceleración es más que suficiente para liberarse del tráfico. Es precisamente en este tipo de situaciones que este simpático KYMCO destaca, con dimensiones mínimas y una absoluta agilidad, convirtiéndose en imbatible cuando se trata de deshacerse del tráfico urbano: ideal cuando el despertador no ha sonado y se corre el riesgo de llegar tarde al colegio. En estas situaciones, con un poco de malicia, no es nada difícil subir y bajar bordillos y escaleras buscando rutas alternativas: además de las suspensiones, ayudan en este caso las dimensiones y el peso, que permiten gestionar el K-Pipe como su fuese una bicicleta.

Desde el punto de vista tecnológico, los frenos no son un milagro: el disco delantero se porta muy bien y el tambor trasero, a pesar de que ya se queda un poco obsoleto, también está a la altura de la situación, obviamente porque no se le requiere mucho.

¿Una alternativa al clásico scooter?

Divertido, original y económico: el K-Pipe 125 realmente puede ser una alternativa al scooter clásico para los chicos que quieren un medio para moverse con facilidad en el tráfico congestionado de la ciudad. Los acabados y componentes merecen un voto suficiente en líneas generales, pero sin duda mejora si tenemos en cuenta el precio al que KYMCO ofrece esta pequeña moto, que aunque todavía no llegará a nuestro país y, por tanto, no dispone de precio oficial por parte de la marca taiwanesa, en otros mercados se coloca entorno a los 1600 euros. Inferior a la mayoría de los scooters y de muchas bicicletas.

Texto de Lorenzo Schiappadini adaptado por Iván Bolaño

 
Da tu opinión

Comentarios (5)

  • haicesleefe
    haicesleefe 18-05-2013

    This 1960 global "To assist you for slay a good solid Mockingbird, Published by Harper shelter, Sent u. s facetcreated byace as well as violenttender types bigotry, Lack of knowledge, Lower income, Instructional, And as well rape; Previously it had a while ago (2006) Elected simply by simply japanese librarians as the top fresh, Before the type, That men and women is going to scan through before you customers meet your death. That getting this done first showed (This is not on Broadway) Exploiting Monroeville, Al shelter home town your assumed ring ring along with " sci fi "-ish Maycomb, The state of birmingham, al. The participation owns each one can easily online district court house environment and moreover townspeople from the team.
    The Joker provides purportedly certainly a police arrest so a psychotic right preceding to he had become the Joker. Your lover describes when superman were being been, The dog have to come back to just tearing right aside mobsters. Recollect, Properly, Your dog changed into t

  • Barzan
    Barzan 29-08-2013

    I have had a 2003 Yamaha Zuma, and currently have two 2007 Agility 50 s, amnosgt two other Kymco Models. The Zuma hits 40mph in the shortest amount of time out of any scooter I have ever ridden (hundreds). I love the knobby tires and frequently took it off road. I have nothing bad to say about the Zuma. The Agility 50 (4 stroke) doesn't have the acceleration anything near the Zuma. The Agility has more of a street tire so I doubt it would be good on dirt or grass. The craftsmanship of both the scooters is next to none. The question is, do you want a quick accelerating scooter for a little more money? The feel of the two bikes is near identical, they both are narrow up front and widen towards the rear and force you to sit it an upright position. I prefer the Zuma of the Agility, but I prefer my Kymco People 50 over the Zuma. The Kymco brand is just as good if not better than Honda.

  • Charlene
    Charlene 30-08-2013

    They are a Tawainese company, but like the other perosn said, they are not garbage ..they are a VERY good company. Most people don't know that they've been in the scooter business for over 40 years, and supply just about every major motorcycle company with OEM parts, meaning that your Japanese motorcycle (Honda, Kawasaki, Suzuki, ect.) and American motorcycle (Polaris, Artic Cat, Buell, etc.) use parts manufactured by Kymco ..no kidding.

  • Nani
    Nani 01-09-2013

    Personally, I don't care for them.That's not a reflection on the brand, just my taste.I was cuouris, so I looked at all the models they brought to Bike week.EVERY ONE was labled Made in China. No (ROC) after it, either.

  • Daniil
    Daniil 01-09-2013

    I think 1.) your art is super fucking cool 2.) you seem to have a great petnrsalioy and 3.) You are as cute as a sinclair dinosaur ! 4.) theres one more FAQ you didn't answer? do you date? =P .

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"