Prueba MH NK3 125: ¡Prefiero una moto!


Vota

0 0

Aunque los scooters se imponen por su practicidad en la clase 125, la verdad es que para iniciarse en la moto nada como una 125 cc bien hecha como la MH NK3...

La MH NK3 125 es el último modelo puesto en el mercado por la firma sevillana Motor Hispania. Fundada en 1938, despareció como marca en 2014 vencida por la crisis, pero menos de un año después de su cierre volvió a la palestra de la mano de Jovicelect SL. Esta empresa, también sevillana y que se dedicaba a la distribución de recambios y accesorios, reflotó Motorhispania que pasó a llamarse oficialmente MH Motorcycles. Su política será la ofrecer productos al gusto del mercado europeo, con la calidad que siempre ha caracterizado a esta marca sevillana con tanta solera y tradición, y con unos precios muy competitivos.

125 naked y urbana

La MH NK3 125 es..., ¡tal como parece!: una pequeña motocicleta de 125 cc perfecta para ser conducida con el carnet A1, ya sea a través de incorporarse a él tras el examen pertinente con 16 años, o ya merced a la equivalencia B-A1 que permite llevarla directamente con carnet de coche tras tres años de experiencia...

Su diseño es sencillo, basado en unas líneas aguzadas y simples. A diferencia de otros modelos MH descatalogados, con mayores pretensiones, como la MH-7 con chasis deltabox y motor de agua, la NK3 equipa un motor monocilíndrico de 4T y 2 válvulas refrigerado por aire, y con cambio de 5 velocidades.

Este propulsor ofrece una potencia máxima de 11,2 CV a 8.500 rpm y un par motor de 10 Nm a 7.000 rpm alimentado por un carburador Keima PZ 25, y cumple con la Euro 3.

A cambio de unas prestaciones de acuerdo a lo esperado en una moto cuyo uso no va a ser declaradamente deportivo, la velocidad máxima llega a superar en buenas condiciones los 115 km/h, los consumos son realmente espartanos, puesto que no superan en ningún caso los 2.5 l/100 km... Teniendo en cuenta que el depósito de combustible tiene 18 litros de capacidad, su autonomía se acercará bastante a la..., independencia.

Sólida pero ágil

La nueva MH monta, pues, un chasis multitubular de acero de diseño tradicional: una doble espina dorsal, de sección rectangular, con estructura monocuna cerrada por la parte inferior por el propio motor, con suspensiones por horquilla invertida de 37mm de diámetro delante, y un único amortiguador trasero en un basculante de tubo rectangular.

Para seguir su descripción técnica, hay que citar que equipa un disco delantero alveolado de 280 mm con pinza radial AJP de doble pistón, y un disco trasero igualmente lobulado de 220 mm, y que los neumáticos Chen Sing son de 17'', en medidas de 90/90 y 110/80, delante y detrás, respectivamente, correctamente adecuadas al peso, tamaño y prestaciones de esta MH.

Efectivamente, desde los primeros metros se aprecia que esta moto es un verdadero juguete: su peso en vacío no es superligero entre las de su clase, pero sólo tara 122 kg en vacío, 134 kg en orden de marcha, y dado que su distancia entre ejes es de tan sólo 1.355 mm, su manejabilidad es absoluta.

Por supuesto, en ciudad es un regalo, y se maneja entre el tráfico con suma facilidad.

A falta de una capacidad de carga digna de este nombre, puesto que bajo la tapa colín trasera con llave sólo se dispone de un pequeño hueco portaobjetos apenas un pantalón de lluvia, quizás...-, la moto está relativamente bien equipada: la NK3 arranca por demarreur eléctrico -y por pedal-, y equipa caballete central más pata lateral, aunque ésta, lamentablemente, no dispone de cortacorrientes sino de muelle de plegado, lo que no facilita su despliegue desde arriba a la hora de aparcarla y puede ocasionar caídas por impacto de otros vehículos mientras está aparcada.

Aunque el embrague multidisco en aceite y con mando por cable con funda metálica directora a la salida de la maneta, por cierto- es muy suave, y desliza perfectamente la moto en las arrancadas, en la MH se agradecería ciertamente un cambio menos rudo y más preciso, con mayor facilidad para encontrar el punto muerto en lo semáforos..., ¡y que permitiera arrancarla en cualquier marcha, apretando el embrague, sin necesidad de haberlo seleccionado antes!

Bien terminada

La NK3 es una pequeña motocicleta diseñada al estilo naked deportivo, así que su aspecto discurre entre lo atrevido y lo clásico.

Estará disponible en dos colores, blanco o negro, y a un buen precio de 2.075 €, y lo cierto es que sus acabados son más que correctos en su categoría: por ejemplo, su cuadro de instrumentos incorpora dos relojes, uno analógico, por aguja, para el cuentarrevoluciones, más otro digital para el velocímetro, acompañados por una serie de testigos luminosos cuya intensidad de brillo debería ser más elevada bajo luz solar directa.

A su favor, citemos que equipa nivel de combustible, más indicador de entrada en reserva, más llave en el lateral del depósito con tres posiciones. A nivel estético, destacan los buenos intermitentes y retrovisores, la quilla inferior o el buen acabado del silencioso, las ergonómicas asas en los laterales del colín más los estribos forrados con goma para el pasajero, la semicúpula frontal de faro y las tapas laterales del radiador, las llantas de aleación de brazos múltiples, el asiento de doble cuerpo, o el guardabarros delantero bicolor y los plásticos embelledores de los soportes de los reposapiés posteriores, que dan aspecto de moto de mayor cilindrada.

En marcha

Las arrancadas son correctas, aunque partiendo, como decíamos, de un cambio de funcionamiento más agreste de lo deseable, y la aceleración desde los semáforos se acentúa a voluntad si se estiran las cinco velocidades hasta más allá de medio régimen.

Desde este rango, y hasta superar las 9.000 vueltas aunque a partir de las 8.000 vueltas el empuje lógicamente ya decae al sobrepasar el pico de potencia máxima-, los más de 11,2 CV ofrecen a la NK3 un dinamismo más que suficiente para fluir de manera segura en el tráfico urbano.

No es un disparo, su pequeña cilindrada no permite esperar milagros.

Pero como naked deportiva, esta MH estará siempre de acuerdo, por supuesto, en acelerar la marcha acercándote a tu carretera favorita: en este sentido, el conjunto de chasis y suspensiones tiene un comportamiento noble; la horquilla delantera afronta bien los esfuerzos de frenada, sin hundirse de modo excesivo, y aunque el monoamortiguador trasero puede llegar a hacer topes al pasar sobre baches duros, y es poco eficaz en su zona de sag, regula relativamente bien los movimientos de la rueda posterior y facilita que los neumáticos ofrezcan siempre su máximo agarre.

La rueda delantera de 17, conjuntamente a las bien estudiadas geometrías de dirección, ofrecen una buena precisión de trayectoria a la hora de iniciar la trazada, y mantiene la línea de apoyo de manera que la moto da una buena confianza a alto ritmo y es ágil en los cambios de dirección.

A pesar de la ausencia del ahora políticamente correcto y casi imprescindible ABS, la frenada conseguida por las pinzas AJP y los discos de 270 mm delante y 210 mm (con pinza de dos pistones en el caso del freno anterior) es realmente apreciable, de modo que al cabo de la maneta de sección rectangular, a la que hay que acostumbrarse al principio- se obtiene siempre toda la potencia y buena dosificación que se pueda desear...

¡Prefiero una moto!

Es cierto que la presión del scooter es muy alta, de hecho, tu madre y tu suegra siempre te aconsejarían que eligieras, antes que esta pequeña amotillo, un scooter con motor automático, hueco para las compras bajo el asiento, con un aposento más cómodo tanto para el conductor como para el pasajero..., y con mucha mejor protección frente a los elementos contrarios: se acerca el invierno, y ya sabes que en moto se pasa mucho más frío...

Sin embargo, ya sabes aquello del chiste: me gusta cambiar de marchas y hacerlo mal: hacerlo bien, ¡tiene que ser la repanocha!

Si tienes previsto pasar a motos mayores en el futuro por estar todavía creciendo, o has vuelto a la moto tras un tiempo en el banquillo (los niños, el piso, todo eso...), quizás mejor encontrarás en una pequeña 125 cc como esta MH NK3 la mejor escuela posible para re-aprender los secretos de montar en motocicleta: poner y quitar marchas aprovechando el motor, frenar con la rueda delantera y la moto recta para buscar una trazada hacia el ápice y no salir abierto...

Como simple vehículo, la NK3 es ya una moto práctica y fácil de llevar en toda circunstancia.

Y, en todo caso, esta MH, a poco más de dos mil euros, puede ser tu mejor escuela...

HIGHLIGHTS TÉCNICOS MH NK3

1. Motor monocilíndrico, 124 cc

2. Potencia: 11,2 CV a 8.500 rpm

3. Cambio de 5 relaciones

4. Embrague multidisco en aceite

5. Chasis tubular de acero, basculante doble brazo de tubo de acero.

6. Suspensión delantera por horquilla invertida de 38 mm no regulable

7. Monoamortiguador con muelle

8. Arranque eléctrico

9. Instrumentación por reloj analógico y diplay digital

10. Alimentación por inyección, encendido electrónico CDI, refrigeración por aire.

11. Tanque de 18 l.12. Ruedas de 90/90 17 y 110/80 17

13. Peso sin gasolina 122 kilos

14. Disco delantero de 280 mm, pinza 2 pistones paralelos, y trasero de 210 mm, pinza 1 pistón.

Fotos de la Motorhispania NK3 125

Fotografías por: Sessantuno (Guillem Hernández) - Acción: Solid

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"