Prueba

Prueba Moto Guzzi Eldorado 1400 ABS"La Poderosa"


Vota

0 0

La Moto Guzzi Eldorado 1400 es una moto... ¡poderosa! Sus 96 CV y sus 1.380 cc, bien domados por una electrónica competente, la hacen una custom demoledora...

Moto Guzzi, o más popularmente, “Guzzi” a secas, atesora una larga tradición. La firma de Mandelo del Lario, situada desde 1921 junto a la orilla del lago Como, ha convertido su motor V2 a 90 grados en un emblema de marca todavía más señero que el águila con las alas desplegadas que preside su escudo.
Es verdad que Guzzi ha brillado en la antigüedad del siglo XX como fabricante de motos deportivas; no podemos olvidar la fama que consiguieron aquellas Le Mans I, II y III que obtuvoeron grandes victorias en las Motociclismo Series, el embrión -allá por los años 80’- del actual Campeonato de España de Velocidad en la categoría Superbikes.
Sin embargo, aquellas “glorias deportivas que campearon por España” son cosa del pasado. Tras su compra por parte del gigante Piaggio, Moto Guzzi dedica hoy en día su producción a segmentos que podríamos considerar “nido”: las custom, las GT, las naked o las scrambler son ahora sus productos estrella.

Segmentos nido

Es obvio pensar que su decisión de restringir su catálogo a los modelos bicilíndricos “de carácter” elimina, por su propia configuración motriz V2 transversal, poco favorable para obtener altísimas prestaciones, la posibilidad actual de ver Guzzi’s compitiendo con neumáticos lisos. Pero, por lo propio, esta disposición es idónea para motos de alma tranquila... aunque también -muy- poderosa.
Entre las custom de Moto Guzzi, sin duda, quizás el modelo con más nombre sea el California, y con este nombre ya supondrás -o conocerás- que debe tratarse de un modelo con inspiración norteamericana: gran cilindrada, asiento amable, amplio manillar, estribos con plataformas, carenado estilo Harley y... claro, mucho brillo repartido en sus partes y adornos metálicos...
Tomando esta base de la California, profundamente renovada en 2013, Guzzi ha presentado esta temporada dos modelos muy parecidos, el Audace y esta Eldorado, la protagonista de esta prueba Motofan.
Si la Audace se dirige a un público más radical, puesto que podría calificarse de estilo “power bike”, esta Eldorado es una custom de estilo más clásico, puesto que sigue de alguna manera las líneas maestras de aquella V7 GT850, denominada también originalmente Eldorado, una moto que se hizo famosa al ser usada por la “policía montada” LAPD de California.

Poder motor

Empezando por la decoración cromada de la zona lateral del depósito de la Eldorado, y acabando por el más pequeño tornillo de las múltiples piezas metálicas que la conforman, el diseño aplicado a esta Moto Guzzi llega al más pequeño detalle.
Estribos, piñas de conmutadores, manetas... Miguel Ángel Galuzzi ha llenado de personalidad y encanto no sólo la contemplación lejana de sus puras líneas, sino también las de un acercamiento a una observación detallada: esta Eldorado dispone, y lo citamos como primera constatación, de un cuidado muy superior a la de otras custom del mismo talante.
La estética de la Eldorado combina perfectamente la tradición con lo más moderno, que llega a elementos como el faro compuesto, las luces de LED de apoyo y de piloto posterior y, claro... las ayudas electrónicas.
Efectivamente, la moto goza de un acelerador controlado de modo electrónico, lo que permite implementar un control de tracción regulable en tres posiciones, además de un cruise control o “control de velocidad”. Por si fuera poco, además cosa poco habitual en una custom, el conductor de la Eldorado dispone, a encontrar respuesta al abrir gas, de tres modos de motor: Turismo, Veloce y Pioggia.
En tanto que el modo Pioggia disminuye la potencia en toda la gama, en los dos primeros, es decir, el Turismo y el Veloce, ésta es máxima, es decir, 96 CV, pero con diferente tacto en la entrada de los caballos.

¡Par!

Entrando en materia, es decir, ya una vez situados a los mandos, la Eldorado muestra claramente a su conductor tres grandes, o podríamos decir enormes, sensaciones.
La primera, claro, un tamaño y peso digamos que considerable. Esta Guzzi pesa 314 kilos, y aunque una vez echa a andar se maneja con suficiente facilidad, desde luego nota tanto “que está hecha de hierro” -y que éste se ha usado sin recato- como que las ruedas que deben soportar tanto metal son igualmente de medidas “poderosas”: 130/90 R16’’ para una llanta delantera de radios y cerco de aluminio de 3.50” x 16”, y un neumático trasero de 180/65 R16’’, en llanta trasera de 5.50” x 16”... ambos sin cámara y con una espectacular banda blanca muy “californiana”.
La segunda particularidad de esta moto es su motor... Se trata de un V2 con los cilindros a ambos lados, de manera que al acelerar en vacío el gran bicilíndrico en V a 90º con cigüeñal transversal al sentido de la marcha transmite el clásico giro ya conocido en otras bicilíndricas, esta vez fabricadas en Bavaria. Así, al ralentí, la Eldorado vibra bastante, pero por suerte, su sistema elasto-cinemático las convierte en casi inapreciables en marcha, de modo que su rodar es siempre bastante agradable.
Y, la tercera, y que sugiere el titular “La Poderosa” con que he iniciado esta prueba, es el impresionante par disponible desde muy bajos regímentes. He usado esta moto en mis carreteras habituales, entre ellas las que se dirigen a la capital catalana escalando el Tibidabo por la zona humbría, muy muy resbaladiza en estos meses invernales por el relente y humedad, de modo que he apreciado como muy satisfactoria la aportación a la conducción segura de esta Eldorado de su control de tracción: éste es capaz de domar y filtrar perfectamente la profunda pegada de esta moto al insinuar el gas evitando pérdidas de tracción incluso a baja velocidad.

Pegada

El poder desde bajos de la Eldorado es, en suma, demoledor.
El V-Twin de 1.380 cc a 90 grados de Moto Guzzi, desarrollado por el ingeniero Giulio Cesare Carcano, tiene una entrega constante y contundente que se manifiesta en una impresionante capacidad de saltar hacia delante en toda la gama de revoluciones.
Claro que el motor admite un trato tranquilo, de hecho puedes rodar por debajo de 1.500 rpm y en quinta sin problemas, pero es desde medios donde convence absolutamente por su pegada.
Esta Guzzi tiene un motor que destaca entre las de su clase, también, por su estirada: no es habitual poder acelerar una custom con 96 CV a 6.500 y que su estirada final sea tan... poderosa.
El cambio de seis marchas es suave, pero el punto muerto tiene, por lo menos en la unidad probada, una clara intención de esconderse y es engorroso de encontrar en las contínuas paradas en ciudad obligadas por los semáforos. 
La electrónica de esta Guzzi es, pues, una excelente ayuda, del mismo modo que lo es su ABS, capaz como el control de tracción de convertir otra de las maniobras delicadas sobre una moto, en este caso la frenada, en mucho más segura.

Electrónica

A nivel de marcha, una vez que a cierta velocidad su peso empieza ya a pasar más desapercibido, sigue notándose un comportamiento bastante subvirador: el peso de esta Guzzi garantiza grandes inercias que el “largo” lanzamiento y ángulo de dirección, y una considerable batalla, no consiguen “cerrar”. Además, el neumático delantero de 130 y el trasero de 150 son de perfil muy plano, de modo que la moto no “cae” con facilidad hacia el interior de las gomas para “curvear”,y hay que obligarla con el cuerpo en las curvas cerradas si se quiere conseguir cierta rapidez de reacciones.
Por supuesto, la posición de conducción es muy relajada.
El asiento es mullido, y el manillar se podría calificar de “cuerno de vaca"; todo ello coincide con el diseño envolvente de los guardabarros y un tanque en forma de lágrima, como corresponde a una versión clásica de la California 1400 de los setenta.
Los detalles retrospectivos menudean: ruedas de radios con gomas con banda blanca, asiento de gran tamaño, guardabarros trasero con un piloto cilíndrico, o el ya citado tanque –la Eldorado está disponible en negro y rojo con tratamiento de espejo de cromo pulido- con un doble fileteado en blanco, al igual que los guardabarros y tapas laterales.
El frontal deja al aire un peculiar faro delantero polielipsoidal con luces de tipo LED DRL. Siguiendo con la aplicación de las nuevas tecnologías digitales, la instrumentación se incluye en un reloj circular de 150 mm de diámetro, con la escala del tacómetro analógico en el exterior y una pantalla o display multifunción en el centro... Sin otras modificaciones frente al California, el V2 a 90º refuerza su aspecto gracias a los culatines en negro con el logo Moto Guzzi grabado al laser, mientras que las aletas de refrigeración son del mismo metal que las estriberas del pasajero.

¡... y majestuosa!!!

Esta Eldorado llega a 18.868 euros, un precio que puede incrementarse a base de montarle opciones de accesorios escogidas en su catálogo específico: varios tipos de parabrisas, un protector cromado para el radiador, o unas maletas de cuero. Además, los usuarios de Moto Guzzi apasionados por la tecnología podrán equiparla opcionalmente con una plataforma multimedia que conecta nuestro teléfono con la Eldorado, de modo que visualizará distintos parámetros del viaje y del vehículo, y hasta recibir, en tiempo real, consejos para una conducción más eficiente.
Han pasado cincuenta años pero Moto Guzzi demuestra con esta Eldorado que la electrónica bien aplicada a un motor tan poderoso como este V2 puede reafirmar el carácter de una moto tan tradicional.

HIGHLIGHTS TÉCNICOS

1. Motor bicilíndrico en V a 90º de 1.380 cc, 104 x 81,2 mm.

2. Potencia: 96 CV a 6.500 rpm.

3. Cambio de 6 relaciones.

4. Embrague monodisco en seco.

5. Chasis doble cuna de acero.

6. Suspensión delantera por horquilla convencional de 46 mm.

7. Suspensión trasera por doble amortiguador con muelle.

8. Basculante posterior doble brazo asimétrico de aluminio fundido.

9. Depósito de gasolina de 20,5 litros.

10. Alimentación por inyección con doble cuerpo en Y, refrigeración por aire.

11. Transmisión secundaria por cardán.

12. Ruedas de 130/90 16” y 180/65 16”.

13. Peso con gasolina 314 kilos.

14. Disco delantero de 320 mm, pinza 4 pistones radial, y trasero de 282 mm, pinza 2 pistones paralelos. ABS opcional.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"