Prueba

Prueba Rieju City Line 125Tu primer romance


Vota

0 0

Si eres joven y buscas un scooter de 125cc barato, funcional, de buenas prestaciones y con una estética digna, el Rieju City Line te lo pone fácil.

Llegará un momento de nuestras vidas en el que recordaremos las motos que hemos tenido la ocasión de conducir. Nos costará más hacer memoria a los que nos dedicamos a probar la mayoría de modelos que salen al mercado, pero todo el mundo tendrá en mente su primera moto -en mi caso, por ejemplo, una Merlin Fius-. La primera moto es como el primer amor, nunca se olvida. Y eso es lo que podría ser para ti el Rieju City Line 125: tu primer romance.

Se dice pronto, pero ya hace 80 años de la aparición de Rieju en el mercado de las dos ruedas. Es una de las marcas más antiguas de nuestro país. Y también hay que reconocer un factor tan histórica como especial es, a día de hoy, es la única marca española -además de Bultaco, que acaba de reaparecer con las Brinco y Rapitán- que sigue “viva”.  Desde Figueras se han encargado de que eso siga siendo así por muchos años a través de propuestas frescas y variadas. Porque de Riejus aún puedes encontrar modelos offroad, deportivos, supermotos, scooters e incluso eléctricos.

Hoy nos subimos a uno de sus productos estrella: el City Line 125. Sin duda se trata de uno de los scooters GT de baja cilindrada mejor equipados del mercado. Con este modelo, así como también ocurre con el resto de su gama, la firma catalana se dirige a un público muy concreto: los jóvenes. Muchos conductores, dentro de algunos años, pensarán: “Con mi Rieju empezó todo”.  Y eso no es fruto de la casualidad, sino gracias a la buena relación entre precio y calidad de sus productos. Y el City Line es un buen exponente de esa armonía. Nosotros hemos probado la versión de 125cc, aunque también puedes adquirirlo en 300cc.

Es probable que el City Line 125cc no existiera si no fuera por la historia que une a Rieju con Malaguti. La compañía italiana fundada por Antonino Malaguti trabajó en varios proyectos con la marca española entre 1980 y 1990. Por desgracia, y como ha sucedido con muchos otros casos, no ha podido hacer frente a un mercado tan exigente como el actual y ha desaparecido. Pero, ¿cuál es el vínculo entre el City Line y Malaguti? ¿Recordáis el Madison (foto abajo)? Ha sido uno de los modelos más exitosos de la casa boloñesa, y si lo comparamos con nuestro protagonista, casi podemos afirmar que… ¡Son el mismo scooter! Bien, sería más justo decir que su parecido estético es sorprendente, sobre todo por el frontal de su carenado.

No olvidemos que el Rieju City Line es un producto ‘de casa’, eso que a nosotros nos gusta tanto llamar ‘Made in Spain’. A pesar de eso, es innegable aceptar que ha heredado el estilo italiano de Malaguti. Pero las líneas del Rieju son algo más agresivas, y eso concuerda con la intención de la marca de acercarse al público joven. No busques detalles de fibra de carbono ni cromados de alta calidad: es un scooter GT cómodo, ágil, funcional, barato y con una estética moderna y personal. Decía que la parte que se parece más al Madison es el frontal del carenado. Éste cuenta con una pantalla idónea para nuestros desplazamientos por autopistas y autovías porque cubre al conductor del viento. Integra tomas de refrigeración completamente camufladas entre el carenado a través de unas formas excesivamente atrevidas. Tan atrevido que refleja las pretensiones futuristas de sus diseñadores. Su panel de instrumentos está completamente digitalizado. Un pequeño detalle del City Line que, por insignificante que parezca, lo hace aún más adecuado para los jóvenes, es que incorpora un cargador del móvil. Si hay algo que es de agradecer en un scooter GT, es su asiento a dos niveles. Es cómodo como un sofá, ancho, acolchado y diseñado para tener la cadera bien fijada a la moto. Para el pasajero, lógicamente, no es tan sofisticado, pero eso no quiere decir que el confort no sea el adecuado. En Rieju han ideado un soporte de plástico para que el pasajero pueda sujetarse con las manos y tenga más seguridad. El hueco de debajo del asiento permite guardar un casco jet. También podemos depositar nuestro móvil, la cartera u otros objetos de mano en la guantera delantera.  El City Line dispone tanto de caballete central como lateral.

2.999€ es lo que cuesta el Rieju City Line 125. Ya es barato de por sí. Pero si lo compras también dispondrás del primer año de seguro gratuito además de un baúl de 33 litros y financiación al 0%.  Coincidiremos en que a ese precio no estamos buscando la excelencia, sino la practicidad. Pero de entre los scooters GT de 125cc, es probable que el City Line sea uno de los dos o tres modelos que otorgan más potencia al conductor. Eso lo consigue gracias a su motor Leader de inyección electrónica de 4 válvulas refrigerado por agua que ha sido fabricado por Piaggio. Desde Figueres han querido dotar el City Line 125 de la máxima agilidad posible. Para conseguirlo, han puesto todos sus esfuerzos en que la distancia entre ejes, la altura del asiento y la contención del peso total estén bien equilibradas. A más agilidad, más seguro, y para mejorar esa segunda virtud lo han equipado con un sistema de frenado compuesto por discos wave de 260mm y 240mm de diámetro con pinza de doble pistón delantera.

Re-visión

Por la abultada competencia que existe en el segmento de scooters de 125cc, el Rieju City Line es, en mi opinión, una de las mejores opciones que encontrarás. Y lo es por su equilibrio entre precio, prestaciones y comodidad. De acuerdo, probablemente podrás pensar que hay marcas que ofrecen otros modelos con materiales de mayor calidad –que las hay-, con más capacidad de carga, con mayor potencia, o lo que sea. Pero para convencerte de que es un buen scooter te diré que, por lo que cuesta, lo que te aporta el Rieju City Line es más que suficiente. O dicho de otro modo: ¿para qué quieres más? Si lo que estás buscando es un scooter de 125cc a buen precio, que no se vea anticuado y que sea funcional, el City Line es tu opción. Y si encima eres joven, este se convierte en la mejor manera para aprender a ir en motocicleta. Divertido, fácil de conducir, cómodo y fresco. Así es el Rieju City Line 125. Dale una oportunidad y puede que se convierta en tu primer romance.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"