Prueba Suzuki GSX-R 1000 R 2017: ¡Adrogalina!


Vota

0 0

La versión “RR” serie limitada de la nueva Suzuki GSX-R 1000 2017 es adrenalina dura, y se –te- coloca a la altura de las –los- mejores...

No hace tanto, dos meses llenos, probamos en Motofan y en rigurosa exclusiva en Europa, y con las primeras unidades llegadas directamente de Japón en avión la versión base.

Ahora hemos podido probar la versión upgrade o doble R.

Si la R era ya definitivamente buena, esta doble erre en su sexta generación GSX-R, es todavía mejor, porque ha sido creada tanto para impulsar las prestaciones en circuito de la base para que las disfruten los aficionados que las usen en tandas y competiciones no profesionales, como para servir de partida para las versiones que van a ser preparadas para carreras de superbikes y/o superstock.

Por supuesto, básicamente la RR es la misma moto que la R.

Por ello adopta su motor totalmente nuevo -más supercuadrado- Broad Power System que da ahora 202 CV a 13.200 rpm, es decir... ¡17 CV más que el modelo anterior!, que sube unas 1.500 rpm más, y que está dotado ahora de una distribución variable VVT, que cambia los diagramas de distribución ampliando a altas vueltas la fase en que las válvulas de admisión y escape están cruzadas para conseguir mayor rendimiento termodinámico, en un sistema creado por Suzuki para la moto de MotoGP.

R y RR

Como en el caso de la R, la RR se siente tan ágil, pequeña y manejable como una 600...

En esta presentación a la prensa nacional, se probó primero en el circuito Tito Rabat, en realidad Circuito de Andalucía anexo al Circuito de Almería, un enclave de entrenamiento intensivo donde el piloto catalán tiene no sólo casa donde vive muchos más días que en su propio hogar, sino que de tantas vueltas dadas en ellos, ha marcado en ambos trazados una guía-surco estilo scalextric.

Se trata de un circuito muy revirado, pleno de curvas ciegas y de doble radio, y frenadas en curva, subida y bajada, que parece diseñado por el propio Tito para entrenar las peores curvas de los circuitos del mundial que enfrenta en MotoGP.

Lo cierto es que si la GSX-R 1000 R se encontraba algo constreñida en una pista más bien lenta, (la de Tito), donde no podía expresar todo su potencial de más de 200 caballos bien domados, la verdad es que la tanda posterior, ya en el circuito de Almería tradicional, fue toda una revelación.

La nueva Suzuki, de tanto que corre que se las pela, es tan rápida que es capaz de hacer pequeña incluso a una pista tan abierta como la del circuito grande.

En este sentido, es adrogalina pura... Te cambia todos los parámetros.

Y ahora me permitirás que te traslade lo que se me ocurrió dentro del Arai mientras pensaba para ti esta Suzuki RR: entiendo que no serás uno de los muy pocos que comprarán una, y que por ello estarían básicamente interesados en el detalle, -lo encontrarás de todas maneras más adelante-, sino que serás igual que yo en mi juventud, que leía las revistas del motor a una sola mano, como el Penthouse: ¡yo ya sabía que no iba a disfrutar de la protagonista, pero me gustaba verla!...

Y, mientras intentaba domar el enorme potencial de la Suzuki, iba pensando para mis adentros que el hombre occidental, a diferencia del oriental que se coloca mediante el yoga o el opio... ejem-, tiene otra manera distinta pero igualmente eficaz para transgredir su pobre condición de bípedo terrestre.

Efectivamente, lo que hacían antaño nuestros 'payeses' mediante el estramonio o las setas alucinógenas, romper los límites del espacio tiempo alterando la percepción de la distancia y del tiempo, y de lo real, mediante drogas u otras sustancias enteógenas, lo hacemos ahora mediante ¡la técnica!

¿Te sorprende que hable de esto en una web donde se prueban motos? Sigue y verás...

¿Acaso no rompemos los límites espacio temporales... simplemente leyendo un libro, que nos transporta a escenarios irreales cambiando nuestra percepción mental?

¿Acaso no hacemos lo propio viendo una peli en la tele, cuando viajamos a otros sitios y nos sentimos fuera de nuestro sofá?

¿Acaso no vuelan nuestros hijos en sus juegos en 3D del ordenador?

Y, volviendo a la técnica occidental... ¿Tal vez no alteramos nuestra condición de, repito, simples animales terrestres, cuando nos montamos en una moto capaz de recorrer 83 metros por segundo (300 por hora, no hace falta que calcules), acelerar más rápido que tu sombra de Peter Pan... y hacerte sentir unas sensaciones físicas y mentales tan ejem de nuevo- adictivas como la mejor de las sustancias citadas antes?

Mírate al espejo. ¿Acaso no deseamos -¡tanto!- montar en moto una vez más justo cuando hemos dejado de hacerlo?

En resumen, los humanos, léase Alicia en el país de las maravillas, siempre hemos estado fascinados por morder el pastel que convierte lo grande en lo pequeño, y que nos hace superar nuestros límites..., iba a poner animales, pero mejor pongo..., anímicos.

Pues bien, la Suzuki GSX-R 1000 R es drogalina dura capaz (de tanto y bien como corre) de convertir una pista rápida que conozco bien caramba, asistí a su inauguración, y he dado muchas muchas vueltas en ella-, en una pequeña pista de karts.

que estaban ahí antes, al abrir gas desde más allá de las 10.000 vueltas, simplemente desaparecen.

Lo que te parecía grande, de repente se vuelve pequeño, y la recta de meta de Almería se desvanece para llevarte en una simple exhalación a la frenada del final... Y las porciones entre virajes donde -¡lo juro!- sé que antes había unos cientos de metros rectos, ¡ya no están!...

Pero esta moto no es extraordinaria en sentido literal, o sea, fuera de lo ordinario, a no ser que te pases el día sobre una RCV 213 de calle preparada a MotoGP como la que usa Tito en sus entrenamientos-, ni sensacional capaz de dar sensaciones- sólo en los tramos rectos... La moto se tiene en las aceleraciones en curva como si fueras capaz de dar todo el gas que habías imaginado.

Si te pasas con el acelerador, te recoge como una mano materna amorosa y te devuelve al redil con una sonrisa y, aunque te aseguro que soy incapaz de hacer entrar a posta el ABS en curva y desde los más de 270 por hora que se lee en el contador de la GSX-RR a final de recta de Almería, te da la seguridad de que incluso puedes fallar en una frenada sin que pagues por ello más que, quizás, una salida a la agricultura.

Tras comerte el pequeño pastelito que te entrega Alicia, ¡oh, maravilla!, las rectas

Electrónica

Y, de repente, vuelves a la realidad: entras en boxes y recuperas la percepción espacio temporal que te es propia, pobre humano terrícola, y piensas que todo aquel poder no es tuyo.

Piensas que era la moto la que corría por ti, que frenaba por ti, y que en realidad ya no sabes controlar el gas, sino hacer entrar el control de tracción en la posición 4, que en la 3 entraba quizás algo antes de lo debido en la curva de atrás.

Piensas que la moto se comporta distinto en aceleración en cada marcha, y que por ello se muestra tan perfecta como irreal caramba, ¡antes eras tú quien se adaptaba a cada curva y ahora es la moto!-, y que controla los caballitos, y que hasta es capaz de hacer por ti la salida de la carrera, esa en la que te concentrabas en ti mismo antes en el box porque sabías que era tan importante hacerla bien.

Y, al fin, te das cuenta de que la moto es tan perfecta que los limites para ir todavía más rápido ya no son humanos, porque quien mide esta referencia eres -¡por supuesto-, tú, o sea que está claro que los que te adelantan con otra GSX-R 1000 R es porque no lo son, han llegado de las estrellas.

Al fin y al cabo, la electrónica te rompe los esquemas.

Con una moto tan buena como es la nueva Suzuki RR, el desafío eres..., tú.

Mejoras

Y, por favor, no me hagas repetir aquí lo concreto que encuentras en un simple click en el enlace anterior,como que la moto abandona los vasos de las válvulas para usar empujadores móviles más ligeros... No obstante, señalemos que esta Suzuki adopta unos conductos de admisión superpuestos que mejoran el llenado del Ram Air en los cilindros 1 y 4, o unos dobles inyectores tipo shower, o una válvula de escape en los colectores que se une a la de la entrada del silencioso... o un cambio tipo cassette.

Bueno, entiendo que si sigues leyendo es porque eres uno de los pocos que va a comprar una de estas RR, y dado que la moto es la misma salvo mejoras en suspensiones y mappings, pasemos directos a buscar el cómo y el porqué esta moto es todavía más eficaz.

Motor y parte ciclo son las mismas, totalmente nuevos respecto a la anterior GSX-R, y las diferencias se reducen al peso (la RR equipa de serie ABS y por ello en la ficha tara un kilo más). Igualmente, añadiéndose a toda la electrónica que ya monta la standard, se añade el cambio quick-shift up-down (que la standard puede aceptar como opcional), un sistema Suzuki Launch Control de control de salida y, sobre todo, las suspensiones pata negra.

La RR monta una horquilla delantera Showa Balance Free, (a diferencia de la BPF de la básica), y el monoamortiguador posterior es también un Balance Free Lite, que se monta en una platina superior aligerada.

A nivel de detalle, la batería es de tipo ligero, el cuadro de instrumentos llega con fondo negro, y la moto equipa unos bigotes tipo LED para las luces de cruce diurnas que la standard dirige en doble función a los propios intermitentes.

Repetimos que la R básica ya monta Ride by wire más todo tipo de chips: el S-DMS (Suzuki Drive Mode Selector) con tres modos de conducción, A, B y C, más una nueva central inercial IMU (Inertial Measurement Unit) que se rige por la posición de la moto en tres ejes.

Monta también un ABS no desconectable en la versión base, y el Motion Track TCS (Traction Control System) que puede regularse en 10 posiciones. ¡Ah!, y un amortiguador de dirección electrónico que aumenta automáticamente su acción con la velocidad...

1.000/1500 rpm mas

Mientras que la vieja GSX-R se moría arriba a las 13.500 vueltas, ahora es posible superar hasta las 14.500 rpm con el motor todavía empujando. Señalemos que la moto mantiene un orden de encendido screamer en lugar del big bang o irregular tan de moda.

Suzuki mantiene que para el orden de potencias menos de 240 CV, lejos de una Moto GP- de una superbike de calle, alterar el equilibrio de un motor de encendido convencional no ofrece ventajas, al contrario, en par y potencia en bajos, y ello además obligaría a reforzar y aumentar de peso los cárteres motor, y hasta volver al eje contrarrotante antivibraciones que esta sexta generación del GSX-R ha eliminado.

Añadamos a lo citado ya para la versión básica que el motor se ha angulado 6 hacia atrás para conseguir una moto más corta y más centrada en sus masas, al permitir un basculante más largo para disminuir el pitch o cabeceo en frenada y aceleración, y para montar el propulsor más cerca del eje delantero buscando favorecer el feeling del piloto y la precisión del tren anterior.

Gracias al IMU, y el S-DMS que controla los modos del motor, ha sido fácil dotar a la RR de un toque de respuesta de gas más agresivo que en la R normal, algo necesario para dar el mejor control de pilotaje en circuito. Señalemos que el ride by wire no adopta un potenciómetro en el propio puño, sino que éste se halla situado en la moto y es regido por un doble cable, que mantiene el tacto de puño de gas tan apetecido por los motociclistas de siempre.

Otros detalles: para la puesta en marcha basta ahora un simple toque al botón, y la moto monta el Low RPM Assist que evita que el motor caiga de vueltas en el momento de meter primera, facilitando así las arrancadas.

Novedades

Pero vayamos a las novedades: en primer lugar, el launch control: pulsando un simple botón, el motor se coloca a 10.000 rpm, sueltas el embrague de una vez (la maniobra precisa cierta fe, lo reconozco)... y la moto sale zumbando y dosificando el acelerador para tomar la salida por sí misma hasta cuarta velocidad ¡y en primera posición!, sin darse la vuelta hacia atrás, ni deslizando de rueda...

En segundo lugar, el cambio shifter, que permite multiplicar y también- reducir, sin cortar gas en absoluto lo hace la propia moto entre los 50 y 75 milisegundos- ni usar el embrague: de nuevo, es una maniobra a la que hay que acostumbrarse tras tantos años de doble acelerón en reducción, y de toque a la maneta izquierda para poner o quitar marchas... puesto que la moto abre ligeramente las mariposas para acompasar las velocidades de rueda y eje primario al reducir ayudando y ayudado por el embrague antirrebote New SCAS (Suzuki Clutch Assist System) Clutch... Una gran ventaja que puede darte en una carrera unas décimas decisivas.

Suspensiones

Para mejorar el ya excelente comportamiento de las suspensiones BFF de Showa, la RR monta las balance free, que incorpora en la horquilla un depósito de gas externo que alberga gas cuya contrapresión elimina el desequilibrio en punto muerto entre extensión y compresión y viceversa- en de las horquillas convencionales.

Igualmente ocurre en el amortiguador posterior, donde se equilibra la presión de aceite por encima y por debajo del pistón interno a la medida del recorrido de la rueda trasera, de modo que la mejora del control de amortiguación es tan interesante que se puede prescindir de reglajes independientes a baja y alta velocidad como en los elementos convencionales.

Pero dejemos por fin la mecánica, sin olvidar citar los nuevos frenos con anclaje radial Brembo con discos de 320 mm con sujeciones T-Drive más ligeras... ¡y por fin en una GSX-R con un tacto en la bomba que no se muere al cabo de unas vueltas en circuito!, o el ABS que actúa en curva, o las nuevas llantas y neumáticos Bridgestone RS10 (ahora perfil 55 atrás en lugar de 50), la nueva carrocería más aerodinámica, el nuevo tablier digital...o el nuevo Glass Sparkle Black exclusivo de esta RR y vayamos, de nuevo, a lo importante...

Y lo importante para preferir algo que se paga con dinero, como una moto, -en este caso, 20.999 euros- a las demás es... ¿Quieres sentir que eres mejor de lo que has imaginado sobre una GSX-R 1000 R?

HIGHLIGHTS TÉCNICOS Suzuki GSX- R 1000 R 2017

1. Motor tetracilíndrico en línea de 999 cc, 74,5 mm x 57,3 mm

2. Potencia: 202 CV a 13.200 rpm

3. Cambio de 6 relaciones

4. Embrague multididisco en aceite antirrebote

5. Chasis doble viga de aluminio

6. Suspensión delantera por horquilla invertida de 43 mm

7. Suspensión trasera por monoamortiguador con sistema progresivo

8. Basculante posterior doble brazo simétrico de aluminio fundido

9. Depósito de gasolina de 16 litros

10. Alimentación por inyección con tres modos de motor

11. Transmisión secundaria por cadena

12. Ruedas de 120/70 17 y 190/55 17

13. Peso sin gasolina 203 kilos

14. Disco delantero de 320 mm, pinza 4 pistones radial, y trasero de 220 mm, pinza simple pistón. ABS no desconectable.


Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"