Prueba

Prueba Yamaha XJR1300 Racer 2015EL PERFIL BUENO...


Vota

0 0

Cuatro acertados detalles cambian completamente el perfil de la Yamaha XJR1300, convirtiéndola en una Café Racer de estimulante look y comportamiento...

El estilismo puede hacer maravillas, cambia el aspecto de alguien hasta convertirlo en otra persona. Nos disfrazamos para vivir unas horas bajo la piel de un superhéroe o un villano y, aunque en el fondo, seguimos siendo nosotros mismos, algo en nuestro interior palpita de forma diversa, haciendo emerger ciertos deseos, pasiones o sentimientos que de otra forma nunca dejaríamos escapar. Nada como el anonimato para dejarnos llevar, nada como una máscara para desvelar nuestro Álter ego... La XJR1300 de Yamaha es un magnifico ejercicio retrospectivo, el regreso de una tetracilíndrica de época que en realidad nunca se había ido, sólo se había sentado en el banquillo de los suplentes esperando su momento para encabezar, merced a unos refrescantes restylings, la invasión de esta nueva generación de bienvenidas motos retro. Sus cualidades basadas en un maduro y poderoso motor de 1251cc y 4 cilindros en línea refrigerados por aire junto a un robusto bastidor de acero y la franqueza de conducción que no recurre a la más mínima ayuda electrónica fueron claves para “resucitar” bajo las influencias del proyecto Yard Built un vehículo que promete girar cuellos, que augura emociones fuertes pero también polivalencia en un uso más diario, confort de conducción y, sobre todo, esa inigualable sensación de conducir una moto sin fecha de caducidad... Ahora bien, la casa de Iwata aprovechó que tenía las manos en la masa para moldear una segunda versión que “enmascara” la naked original bajo un formato de estilo Café Racer, una especie de “capa y antifaz” que ocultan su verdadera personalidad para encandilar a quienes pretenden vivir la XJR desde otra óptica más emocionante y radical...

La Yamaha XJR1300 Racer, que según el propio product manager de Yamaha Motor Europe, Shun Miyazawa, está inspirada estéticamente en el prototipo “Eau Rouge” que Deus Ex Machina elaboró para el proyecto Yard Built, no es en realidad más que una XJR estándar con cuatro elementos que la transforman. El más importante es sin duda la cúpula delantera de carbono, que recuerda a aquellas motos de competición de los años '70. Es el antifaz de Batman, el pasamontañas de Spiderman o el rulo en el pelo de Superman. Es el carenado que le tapa la “cara”, que convierte a la XJR en Racer y que le otorga unos poderes de seducción 'old school' que muy pocas motos en la actualidad tienen en su haber. Pero más allá de la estética, también cumple una correctísima función de protección aerodinámica: es escueta y cubre lo justo el puesto de mando, pero esta cúpula desvía lo suficiente el flujo del aire frontal para que su conductor, ligeramente recostado sobre el depósito, no sufra tanto el impacto de las inclemencias, como sí sucede en la versión estándar de la XJR. 

Esta posición más integrada del usuario se debe principalmente al segundo de los elementos exclusivos de esta Racer, los semimanillares de aluminio tipo 'clip-on', que sustituyen al manillar elevado y más confortable de su “hermana” desnuda. Se ramifican directamente desde la horquilla por debajo de la pletina superior, y obligan al conductor a estirar más los brazos y inclinar más la espalda para sujetar los mandos de la moto. Se logra así una mayor integración en el vehículo, adoptando una postura más deportiva, sacrificada y centrada que en la XJR, pero propia del espíritu que persigue Yamaha, un ánima evidentemente más racing y predispuesta a elevar la experiencia de conducción. Y es que como suele suceder, cuando el piloto descarga una mayor parte de su peso corporal sobre el tren delantero, la rueda que guía gana aplomo pues ejerce una mayor presión sobre el asfalto y, a su vez, precisión: el conductor se orienta hacia delante y viaja mejor cogido a los “cuernos” y por tanto domina más su máquina, y la capacidad del neumático anterior de pegarse al suelo aumenta. Con el manillar alto de la XJR Classic el conductor podía hacer algo más de palanca para minimizar la tendencia de la moto a caer al interior de la curva que con los semimanillares de la Racer, sin embargo, en la segunda versión la pisada de la goma delantera carga más kilos así que su inclinación y su trazada son más naturales, y esto potencia su carácter más deportivo. 

Ambos elementos -la cúpula y estos semimanillares- son los que más intervienen en la transformación de XJR en Racer, pues además de la estética, modifican significativamente la vocación de la moto: si la estándar cumple los patrones del segmento naked, permite viajar con un triángulo ergonómico más confortable y, por tanto, ofrece un amplio rango de usos -ciudad, extrarradio y recorridos de media distancia-, en la versión “enmascarada” la polivalencia decrece pues, si bien la moto te incita a disfrutar de sus mejores prestaciones en carreteras de curvas, las muñecas y los hombros te pedirán más a menudo hacer un descanso. 

El conjunto queda redondeado con otros dos componentes de estilismo. Tanto el guardabarros delantero recortado como la cubierta para el colín del asiento que convierte a la Racer en un monoplaza (si aún no era lo suficiente...) están realizados, al igual que la cúpula, en fibra de carbono, y le dan al conjunto el “toque” final. El resultado es el de un modelo Sport Heritage bordado, inspirador y con toda la genética necesaria para enamorar a los amantes del estilo Café Racer que no busquen restauraciones o transformaciones de taller que implican elevados costes o más sufrimiento a bordo de lo deseado. La Yamaha XJR1300 Racer no es una moto del pasado arreglada, si no una reinterpretación en clave moderna de aquel estilo de los años '70 sobre una 'macho-bike' japonesas pero con las funcionalidades y calidad de fabricación de una moto de hoy en día y, sobre todo, con las exuberantes prestaciones del mayor motor tetracilíndrico refrigerado por aire del mercado, un veterano propulsor que sigue sacando músculo bajo ese robusto chasis de acero.

Sobre su comportamiento en marcha, el quehacer de sus suspensiones y demás análisis acerca de su calidad constructiva, ya nos hemos extendido en la prueba a fondo realizada hace unos meses a la Yamaha XJR1300 Classic y que, a todos los que deseen informarse en más profundidad, animamos a leer en el siguiente enlace. Por lo demás y como sucede con la versión normal, la Racer está disponible en tres colores: el Midnight Negro que veis en las fotos de este reportaje, así como en Power Azul y Matt Gris. Además, la casa japonesa ofrece en nuestro país a todos los deseosos de una mayor customización una amplia gama de accesorios cuya lista os detallamos a continuación. Recordaros que el precio de la XJR1300 Racer -con la cúpula, guardabarros, colín y semimanillares- es de 12.199 euros, tan sólo 1.200 euros más que la estándar si tenemos en cuenta que el coste por separado del guardabarros y del manillar clip-on ya se eleva a casi 900 euros. 

Accesorios para la XJR1300 Racer de 2015

-Silencioso negro Akrapovic

-Cúpula deportiva

-Parabrisas

-Intermitentes LED

-Manillar custom estrecho

-Topes para el motor

-Varias opciones para equipaje

-Kit de espejos en los extremos del manillar

-Estriberas personalizadas

-Banda de cuero para el depósito

-Tapa en aluminio anodizado para el piñón de ataque de Rizoma

-Tapa en aluminio anodizado para la inyección de Rizoma

-Reposapiés en aluminio anodizado de Rizoma

CARACTERÍSTICAS DE LA XJR1300 RACER DE 2015

-12.199 euros

-Cúpula de carbono estilo Café Racer

-Guardabarros delantero de carbono recortado

-Colín de carbono para el asiento

-Semimanillares

-Motor DOHC de 4 cilindros y 1.250 cc; el mayor del mercado de 4 cilindros en línea y refrigeración por aire

-98 CV - 85 Nm

-Suspensión trasera Öhlins y horquillas con protección DLC.

-Manillar cónico de aluminio

-Depósito estilizado de 14,5 litros

-Diseño de asiento monoplaza

-Escape negro con colectores 4-2-1

-Faro compacto multirreflectante de 180 mm

-Carenados laterales en aluminio de inspiración deportiva

-Panel de instrumentos rediseñado

-Chasis trasero recortado y simplificado

Fotos de la Yamaha XJR1300 Racer

Fotografías por: Sebas Romero para Yamaha Motor España
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"