Rieju Tango 125 2.0: Nació en el Mediterráneo


Vota

0 0

La segunda generación de la popular fun-bike Made in Spain de Rieju renueva su imagen y equipamiento, mejorando su polivalente experiencia de conducción.

Pocos supervivientes nos quedan de la otrora exitosa industria española de las dos ruedas, entre ellos el fabricante de Figueres, Rieju, de capital 100% nacional y perteneciente a la familia Riera, del que hace poco repasábamos con nostalgia su trayectoria que ya supera los 75 años de vida...

Un adhesivo con los colores de la bandera española junto a un 'Made in Spain' luce en el basculante de la Tango 125 2.0. No es una mera cuestión de patriotismo.
'En Europa, el nombre Rieju suena a chino, y queremos dejar constancia de que esta motocicleta ha sido ensamblada en nuestra factoría de Figueres', nos explicaba Álex López, responsable de comunicación de la marca, en el transcurso de la presentación que Rieju organizó para la prensa hace unos días cerca su localidad natal.

Entre las playas bañadas por el Mediterráneo y las sierras del interior de la provincia de Girona, pudimos realizar una toma de contacto con esta actualizada trail ligera de 125 cc, en un entorno rural y a través de una variopinta ruta que nos permitió extraer a la Tango su verdadero espíritu, el de una fun-moto ligera, manejable, ágil, fácil y que no se achanta ante ningún terreno... 'Para la aventura cotidiana', decía el lema que acompañaba su lanzamiento allá por 2006. Fue además el primer modelo en permitir una configuración a gusto de los clientes mediante una aplicación online que se puede encontrar en la web de la marca.

Desde entonces y hasta 2016, esta Scrambler 'a la española' se ha convertido en uno de los órganos vitales de Rieju, despachando más de 20.000 unidades en sus diversas cilindradas (50cc, 125cc y 250cc).

Estética más moderna y mejor equipada

Para 2019, la casa catalana ha desarrollado con esmero una segunda generación que mantiene intacto el concepto original, pero que pretende aportar una imagen más moderna y un equipamiento algo más actual, dando así respuesta a algunas de las reclamaciones que sus usuarios les hicieron saber durante su década de vida.

Como el depósito de combustible, por ejemplo, que aumenta su capacidad en casi 2 litros, pasando de 6 a 7,5 l. e incrementando por consiguiente una autonomía que en su antecesora resultaba reducida. O su asiento, ahora más ancho y confortable. También se ha querido poner al día ciertos elementos, como el cuadro de instrumentos, totalmente digital, de mayores dimensiones y cuya principal novedad es que ahora informa de la marcha engranada. La iluminación recibe tecnología led, algo habitual en los modelos de última hornada. El envoltorio, aunque a simple vista parece no haber cambiado, ha sido bastante remozado, con nuevos plásticos y gráficos, que le donan a la Tango indudablemente un aspecto más moderno.

Chasis modificado

En la parte ciclo tan solo se han aplicado algunas modificaciones menores en el bastidor tubular de acero de doble cuna, con tal de que pudiera acoger el nuevo tanque de gasolina y que también permitiera la posibilidad de regular el amortiguador posterior en dos posiciones, una más dura para afrontar incursiones off-road y otra más blanda y confortable si el destino son meros trayectos urbanos. Son las dos únicas novedades que encontramos en un grupo ciclo que, en todo lo demás, permanece invariable, tanto a nivel de suspensiones (horquilla de 37 mm y amortiguador Mono-shock) como de llantas de radios y neumáticos mixtos (90/100-19" delante y 120/90-16"). Las geometrías también son las mismas que la anterior generación.

En el sistema de frenos, que también mantiene un disco de 260 mm con pinza de doble pistón delante y trasero de 200 mm, incluye en esta segunda generación el obligado sistema combinado CBS, que actúa repartiendo la frenada en ambos trenes solo cuando actuamos sobre el delantero, un sistema que ayudará sobre todo a conductores de menor experiencia a conseguir una frenada más equilibrada y mejorar su seguridad. Genera una sensación extraña, pues cuando pisamos el pedal de freno notaremos cómo en la maneta derecha -si también la estamos usando- se produce un retroceso, un inesperado 'efecto colateral' al que hay que acostumbrarse.

Nuevo Motor

Pero las novedades no se quedan ahí, en cuestiones solo cosméticas y de equipamiento. También se ha optado por equiparla con un motor nuevo, ahora de configuración Honda CB125 -antes montaba un Yamaha 125 4T-, una mecánica 4T de inyección refrigerada por aire, provista por el gigante asiático Zongshen, fiable y de reducidos costes de mantenimiento y consumos. A diferencia de su antecesor, este monocilíndrico consta de eje de balances, un aspecto fundamental en términos de confort pues logra reducir considerablemente el nivel de vibraciones. El sonido del escape, que ha cambiado de lado y ahora se sitúa en el derecho, queda bien amortiguado.

Accesible

Nos subimos a la nueva Tango 2.0 con mucha facilidad. Como decíamos, Rieju no ha variado lo más mínimo el concepto original de la moto, y ésta sigue presentando unas dimensiones reducidas, estrechas y aptas para todo tipo de usuarios. El asiento se mantiene en 790 mm de altura, por lo que la accesibilidad al habitáculo es universal, tanto como el apoyo de los pies en el suelo. Ojo con la pata de cabra que es de ésas que se pliegan automáticamente, así que recomendamos colocarla tras bajarnos del vehículo, no antes. Sus maniobras en parado o a baja velocidad no generan el más mínimo compromiso y la Tango permite al usuario desenvolverse con rapidez y seguridad, tanto si se encuentra entre coches u obstáculos urbanos como si está disfrutando de una trialera en medio de la montaña.

Y es que esta ligera trail vale tanto para un 'roto como un descosido'... Dimos buena fe de su adaptación a todo tipo de usos y ambientes a lo largo de una ruta que no llegó al centenar de kilómetros pero que recordaremos durante mucho tiempo, pues acabó siendo una jornada tan fácil como divertida, en la que combinamos ciudad, con carreteras secundarias y pistas de tierra y hasta algún tramito más escarpado.

Ciudad

Primero comprobamos su vocación más urbana, realizando un trayecto por el centro de la localidad de Roses (Girona) donde nos demostró que es uno de sus hábitats favoritos: su corta distancia entre ejes y su buen radio de giro nos permitieron colarnos por reducidos espacios en el tráfico. El motor, del que no podemos decir que tenga una gran potencia (11 CV), se muestra sin embargo solvente en la ciudad, gracias a su buen rendimiento en bajos regímenes que le dona alegres aceleraciones. Por cierto, para arrancarla es necesario poner el punto muerto. No es muy rumososa y el cambio de marchas es suficientemente suave y preciso -el punto neutro se encuentra con facilidad, algo que muchos modelos de su categoría no pueden decir- de ahí que su conducción sea agradable.

La postura a bordo se hace algo extraña al principio. El manillar es alto y ancho, y las estriberas se sitúan altas -para ofrecer una buena distancia libre al suelo y ángulo de inclinación- de ahí que las piernas se encuentren algo más flexionadas de lo deseado. Pero en general, la postura es cómoda, el asiento bien mullido, y la gobernabilidad muy directa, aunque es cierto que hay que acostumbrarse a esas llantas de gran diámetro que tienden a abrir la trazada más de lo deseado. Su peso en seco es de escasos 110 kg, un factor clave en su alta polivalencia.

Carretera

Enseguida nos guiaron hasta una serpenteante carretera de montaña. Para sacar todo el provecho de este tranquilo motor y poder disfrutar entre curvas, lo cierto es que hay que andar vivo con el cambio de cinco marchas, para mantener el rango de revoluciones por encima de las 6.000 rpm y así poder tener una buena entrega a la salida de curvas, pues si el motor trabaja por debajo sus recuperaciones no son tan generosas. Son 11 CV agradecidos siempre que los llevemos en su óptimo régimen. Arriba, puede llegar a estirarse hasta los 115 km/h en condiciones favorables.

En carretera su parte ciclo trabaja bien gracias a su rígido chasis, el mismo que en un futuro cercano será capaz de acoger un motor más grande de 250/300 cc. Obviamente, sus suspensiones son sencillas y priman el confort por encima de cualquier objetivo sport. Quizás el entorno de curvas enlazadas no sea el favorito de esta moto, si lo que pretendemos es sacarle fuertes emociones, pues de delante tiende a flanear a su paso por baches. Hay que entender que su vocación es más de paseo. Disfrutar con funcionalidad de un recorrido de extrarradio, sin apuros, enlazando tu casa con la playa, o la terraza, o lugar de trabajo... Entonces la Tango se convertirá en una moto ideal por su ligereza y facilidad.

El freno delantero tiene la potencia suficiente a ritmos sosegados, en caso contrario, no ofrece tanto mordiente y necesitaremos apoyarnos con el trasero, pero entre ambos la frenada es más que solvente. Otro punto a favor es el nivel de vibraciones, bastante reducido en general. Tan solo se perciben algunas en lo más alto del cuentarrevoluciones, pero sin llegar a molestar. Opcionalmente, podemos comprar unas gomas para las estriberas para mejorar este aspecto.

Al ser tan corta entre ejes, se muestra muy reactiva y de rápido paso por curva, equilibrando en parte esa tendencia al subviraje que nace de su llanta de 19 pulgadas delantera. Los cambios de dirección son un poco perezosos, pero la sensación general, teniendo en cuenta que no es una moto para marcar 'vueltas rápidas', es la de una moto bastante ágil, manejable y comprometida.

Campo

¿Es la Tango una moto urbana que permite un uso off-road, o viceversa? Nosotros nos decantamos más por la segunda opción. Estamos ante una ligera moto de campo que, a diferencia de otras de su especie, puede desenvolverse sin problemas en la ciudad. Esta cara más excursionista la pudimos ver en la tercera parte de nuestra ruta, llevada a cabo por unas pistas de tierra y piedras que nos llevaron hasta la playa de Cala Joncols.

Los neumáticos mixtos permiten agarrarse con eficacia al terreno irregular y las suspensiones ofrecen un rendimiento apto para un off-road light. No se trata de una endurera ni una especialista en trial, pero es capaz de absorber lo suficiente los baches o desniveles, y su pequeño motor de progresiva entrega, adecuadamente exprimido, nos permite ir traccionando con facilidad por todas partes. Su ergonomía de pie, para conductores altos como es mi caso (1,87 m.) no es del todo ideal, pues el manillar queda algo bajo, así que hay que flexionar un poco las piernas para poder gobernar el manillar y dar gas con comodidad.

Conclusión

La nueva Tango, como la primera generación, es una de las motos 125 más versátiles que se pueden encontrar en el mercado. Su capacidad de adaptación casi a cualquier terreno, que emana de ese cuerpo ligero y manejable, la convierten en una opción ideal para usuarios que busquen ese transporte económico y fiable para enfrentarse a excursiones en el pueblo, en la costa, en la ciudad.

Un modelo capaz de discurrir en una colapsada ciudad o llegar a tu lugar favorito para hacer un picnic. Ahora, con la intención de ampliar su rango de usuarios, la marca de Figueres le ha aplicado una actualización que amplía un poco más sus horizontes, pues mejora autonomía, y confort, a raíz de un mejor asiento, equipamiento y mecánica ausente de vibraciones. Es toda una scrambler, pero sin acudir a elementos estéticos influenciados por las modas europeas y que tanto se repiten últimamente... Es una trail 125 'bañada' por el sol y las aguas del Mediterráneo...

HIGHLIGHTS RIEJU TANGO 125 2.0

Precio: 3.149 €

Nueva instrumentación digital con indicador de marcha engranada

Carrocería totalmente nueva

Depósito de combustible 2 litros mayor

Motor nuevo 125 cc, 11 CV, de aire, con eje de balance para minimizar vibraciones

Amortiguador regulable en dos posiciones

Asiento más ancho y confortable

Bastidor modificado para acoger nuevo tanque y permitir doble anclaje de amortiguador

Dos colores disponibles: rojo y negro

Fotos de la Rieju Tango 125 2.0

Fotografías por: Rieju Press (JC Orengo)
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"