Suzuki Bandit 650 S: Rizando el rizo 2007

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Tras muchos años con el veterano motor SACS de aire-aceite, finalmente la popular Bandit monta un propulsor enfriado por líquido e inyección que consigue mejorar aún más el buen comportamiento de esta Suzuki... sin variar el precio. Esto sí que es rizar el rizo.

Suzuki Bandit 650 S: Rizando el rizo

La llegada de la nueva y estricta normativa antipolución Euro 3 ha ido obligando a todos los fabricantes a recurrir a la inyección electrónica en detrimento de los clásicos carburadores, y en Suzuki han acompañado esta medida con un rediseño total y absoluto de la arquitectura de este propulsor, dotándolo finalmente de refrigeración líquida en lugar de la mixta aire-aceite del SACS. De hecho, y aunque su arquitectura –y tamaño- recuerda bastante al modelo anterior, este propulsor es enteramente nuevo y con mejores prestaciones.

Esta moto está basada en la nueva Bandit 1250 -mismo chasis y frenos-, con el lógico cambio de cilindrada; de aquí el aumento de peso.

Más y mejor

Suzuki Bandit 650 S: Rizando el rizo

La filosofía de la Bandit ha sido siempre la de una moto versátil, cómoda y amigable, y está claro que esto sigue siendo así, a petición del público y de los propios distribuidores de la marca, que insistieron a la fábrica en este aspecto. Para polivalentes con sangre más caliente, Suzuki dispone de la GSR 600, con motor GSX-R de 100 cv y chasis de aluminio. Y de hecho, cuando te sientas sobre ella ya te acoge muy bien; llegas al suelo con ambos pies sin el menor problema, porque además puedes ajustar la altura del asiento en dos posiciones y también el manillar. El tiro del asiento en su unión con el depósito ya fue revisado en la anterior versión y es bastante más estrecho que en la primera GSF. Las dos manetas son también ajustables, con lo que la ergonomía roza la perfección. Lo único que encontramos mejorable fue que la distancia al manillar era aún algo lejana para lo que estamos habituados.

Al ponerla en marcha advertimos que la rumorosidad ha bajado notablemente, así como las vibraciones. Sin duda, lo primero se debe a que la refrigeración líquida amortigua mucho los ruidos, y lo segundo, a un mejor equilibrado de las piezas internas... y a los silentblocks de anclaje al chasis.

Circulando sobre la Bandit recordamos lo amable que es esta moto, de conducción tremendamente fácil. Todo funciona con mucha suavidad, y tan sólo pondríamos un pero al embrague en ciudad, por ser algo duro para lo que hoy se estila, a pesar de ser hidráulico. Por cierto, en la urbe agradeceremos lo bien que gira para movernos entre el tráfico, y también detalles como el práctico caballete central.

Navaja suiza

Suzuki Bandit 650 S: Rizando el rizo

Esta sport es un poco como las famosas navajas suizas Victorinox, que sirven para todo. Con ella te puedes desplazar a diario al trabajo, porque, por su finura y buen radio de giro, se mueve bien. Tan sólo su elevado peso, que ha aumentado respecto a la versión SACS, será una relativa molestia a la hora de moverla en parado.

La faceta viajera es una de las que cumple mejor. La comodidad para ambos ocupantes es elevada, y los dos disponen de amplias estriberas revestidas de goma. El pasajero puede usar el asa para sujetarse, pero sin duda lo haría mejor con un par de ellas. La cúpula se redujo respecto a la primera Bandit para integrarla mejor en el resto de la carrocería, pero si bien no genera turbulencias y desvía el aire del casco, los hombros quedan más expuestos que antes. Es de agradecer la mayor finura del motor, y tan sólo se manifiestan unas ligeras vibraciones en el manillar. El consumo medio se sitúa en poco más de seis litros, con lo que la autonomía está alrededor de los 300 km. No está nada mal, ¿no?

Donde sorprende en positivo es en conducción sport, puesto que su rendimiento está por encima de lo que esperas de una moto de su filosofía. Los tarados de suspensión parecen ahora algo más consistentes que antes, especialmente en lo que concierne a la horquilla, que es ajustable en precarga de muelle, y ello hace que sea más precisa y más estable en curvas que antes. Ayudados por su ancho manillar, no cuesta ningún esfuerzo balancearla de lado a lado, y una vez dentro de la curva mantiene la trazada perfectamente. No tiene, obviamente, la agilidad de una GSR 600 o de una Fazer, ni siquiera la de una CBF, debido a su peso y tamaño superiores, aunque como ya hemos recordado, para los más quemados existe la GSR dentro de la misma marca, si te gustan las deportivas populares, pero puedes ir notablemente rápido en carreteras viradas y con una buena dosis de seguridad. Además, dispone de suspensión trasera con bieletas de progresividad, detalle que algunas de sus rivales más caras y deportivas no tienen.

En cuanto a los frenos, han aumentado el diámetro -310 mm- mejorado la potencia; cumplen sobradamente con su función, con buen tacto. Recordemos que existe una versión con ABS por sólo 400 euros más.

El motor es claramente más potente que el SACS y parece incluso disponer de mejores bajos y medios. Sale desde pocas vueltas mucho mejor que el de las motos que hemos comentado antes, si bien no dispone de la rabia arriba ni sube tanto de vueltas como lo hacen las más deportivas... naturalmente; no es su guerra.

Un regalo

Suzuki Bandit 650 S: Rizando el rizo

Por un precio de 6.699 € (la versión naked por 6.299 €), casi el mismo que para el modelo anterior, no podrás encontrar nada mejor que esta Bandit S.

Te encomendamos que mires cualquier listado de precios, y si encuentras otra moto mejor equipada, tan cómoda y ajustable como ésta y más potente por el mismo precio, nos lo comunicas.

Sin duda, esta nueva Bandit es un auténtico regalo.


Jordi Aymamí
Fotos: Santi Díaz

 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • Intefekanty
    Intefekanty 22-10-2013

    You ought to choose snug footwear and free becoming, comfy clothes. Your selection of clothes should be according to the weather. Walk slowly for the first five minutes with a purpose to warm up your muscles. Then you may increase your pace until you get sufficiently warm from the exercise. Nearly each health career will come with a bunch of necessities that should be fulfilled as a way to attain a job in that field. Most fitness services require that private trainers bear a training certification program. Some amenities even require bachelor's degrees in a associated field akin to kinesiology or sports activities medicine.


    health bracelets sports
    weight loss product reviews
    men's health big book of sex
    health o meter massaging

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"