Suzuki DR 125 SM: Moto fácil 2008

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Al contrario de lo que muchos dicen, para acumular experiencia en el mundo de las dos ruedas no hace falta rescatar del garaje la reliquia de nuestro abuelo o comprarse una moto de discutible fiabilidad a precio de derribo. Existen motos fáciles de conducir y con una relación calidad-precio muy aceptable; por ejemplo, la que hoy os presentamos...

Suzuki DR 125 SM: Moto fácil

La marca de la gran ese nos propone una nueva forma de afrontar los desplazamientos urbanos y, para los beneficiados por la convalidación, de cogerle el tranquillo a esto de las dos ruedas. La nueva Suzuki DR 125 SM dispone de un equipamiento que, aun sin contar con excesivos lujos, destaca por su funcionamiento fácil y su extraordinaria manejabilidad.

Es una moto sencilla pero sabiamente equipada, destinada a la competitiva categoría de los vehículos convalidados. Decimos "vehículos" y no motos, por ser un segmento en el que motos y scooters pelean por seducir al mayor número posible de usuarios.

Manejabilidad y facilidad de conducción; la pequeña Suzuki aúna dos de los requisitos básicos en una moto-escuela como ella. Además, en una conducción tranquila, controlando el mando del gas, la DR 125 SM es capaz de contener su consumo medio a tan sólo 2,9 litros a los 100 km.

Made in Spain

Suzuki DR 125 SM: Moto fácil

La DR 125 SM llega a los concesionarios con el estándar de calidad y la garantía de estar fabricada en la factoría que Suzuki Motor España posee en Gijón. Una de sus principales novedades, el motor, se construye en una de las dos factorías que Suzuki posee en China, aunque bajo la estricta supervisión de técnicos japoneses, para asegurarse de que el producto final llegará al público con la habitual calidad de los vehículos de Hamamatsu.

En su caso se trata de un monocilíndrico cuatro tiempos con culata de simple árbol de levas y dos válvulas, muy similar al empleado en la Van Van y Marauder 125, pero con todas las tapas y cárters remodelados. Para alimentarlo, en Suzuki le han instalado un sistema de inyección electrónica firmada por Mikuni, con tobera de 26 mm, que reduce sus consumos al mínimo y, al mismo tiempo, ayuda a controlar las emisiones de CO2.

Aunque sus prestaciones no son lo más destacable, posee una potencia de 11,3 CV a la rueda, un dato que le confiere unas cifras más que suficientes para desenvolverse desahogadamente por ciudad. Lo más destacable, sin duda alguna, es su agradable suavidad de funcionamiento. El motor apenas se desprende algún sonido, pero lo mejor es que casi no emite vibraciones, por lo que resulta realmente agradable de conducir.

Cambio y embrague están a la par del propulsor en finura; las velocidades (cinco en el caso de la DR) engranan a la perfección, incluso cuando para no perder tiempo decidimos subir marchas sin embrague.

Como ya hemos dicho, las prestaciones de la DR se encuentran en la media de la categoría, la aceleración es buena y el escalonamiento entre marchas nos pareció acertado. En quinta a fondo, la aguja del cuentakilómetros no remolonea para superar los 100 km/h, lo que resultará perfecto si por cualquier motivo necesitamos salir a carretera o circular por vías rápidas.

Urbanita sin par

Suzuki DR 125 SM: Moto fácil

En ciudad es realmente rápida y se mueve entre el tráfico como pez en el agua. Su cerrado radio de giro nos dejará maniobrar entre coches sin dificultad, y su peso, de algo más de 130 kg reales, puede ser controlado sin apenas esfuerzo. Por si fuera poco, su asiento se encuentra a escasos 835 mm del suelo, lo que nos permitirá hacer pie con facilidad, aun no siendo excesivamente altos.

La DR es una motocicleta noble y dócil de reacciones, perfecta para aprender. Se apoya sobre el asfalto mediante unas suspensiones de agradable comportamiento que ofrecen un gran confort de marcha, sin penalizar en funcionamiento. Su largo recorrido nos deja superar baches, tapas de alcantarillas, adoquines y cualquier otro tipo de obstáculo urbano con comodidad, absorbiendo el impacto sin inmutarse y sin que afecte a la dirección.

En cada eje se monta una llanta de radios de 17 pulgadas, que a su vez se complementa con unos neumáticos firmados por Pirelli de gran agarre y con unas medidas de 100/80 delante y 130/70 detrás. Debido a su correcto compuesto y al generoso perfil de ambos, la DR 125 SM llegará a sorprendernos a la hora de inclinar y por su gran rapidez al cambiar de apoyo para, por ejemplo, enlazar varias curvas.

Verdaderamente, la parte ciclo, pese a no contar con elementos de gran relevancia, está bastante por encima de la mecánica. Al contrario de lo que podamos pensar, no es por falta de prestaciones, sino por el discreto pero efectivo trabajo que llevan a cabo componentes como los frenos (dos discos Nissin de 250 y 220 mm con pinzas de doble pistón paralelo delante y un pistón atrás), que son capaces de detener la moto sin titubeos. Ambos gozan de una gran potencia, e incluso, en el caso del posterior, de muy buen tacto.

Poco, pero acertado

Suzuki DR 125 SM: Moto fácil

En cuanto al equipamiento de serie, la DR 125 SM no se puede considerar una motocicleta excesivamente generosa. Es cierto que entre las de su clase no suele ser frecuente contar con un listado de equipamiento muy extenso, pero en ocasiones la pequeña Suzuki se queda un poco corta.

El cuadro de instrumentos es compacto, pero eso no dificulta su comprobación. Los testigos luminosos que integra son de buen tamaño y su luminosidad nos deja consultar su información sin problemas. Lo mismo sucede con el resto de los elementos que lo forman, que están bastante agrupados pero se diferencian con facilidad. Lo malo es que carece de elementos como un cuentavueltas, un indicador de gasolina o -puestos a pedir- un reloj horario como el que montan la inmensa mayoría de los scooters con los que rivaliza.

Por otro lado, hay que felicitar a sus creadores por detalles como el faro anterior, que gracias a la utilización de una óptica Multiconvex y una bombilla halógena HS1 de 35/35 W nos garantiza unas prestaciones lumínicas muy destacables para una motocicleta de su filosofía.

Pese a todo, debemos llamarles la atención en la falta de otros componentes como un protector de cárter, ya que su chasis monocuna abierto deja indefensa esta delicada parte del motor.

A pesar de su sencillez, la DR 125 SM presenta unos acabados bastante bien rematados; todo el cableado está bien oculto y las escasas fibras muestran un ensamblaje milimétrico.

Hay detalles estéticamente no muy atractivos, como por ejemplo el espartano manillar de doble altura, que tiene un aspecto un poco enclenque para una supermotard, o el tapón del depósito de gasolina (de nueve litros de capacidad), que no cuenta con una bisagra que lo sujete cuando queremos repostar. En definitiva, detalles, que seguro alzarían su precio, que ha quedado bastante ajustado, en 2.999 euros.

Al mismo tiempo, en una faceta más funcional, sus creadores la han dotado con un anclaje para el casco con cerradura (utiliza la misma llave de contacto) en el costado izquierdo del colín. Junto a éste, una pequeña caja da cobijo a una bolsa con algunas herramientas.

Chica para todo

Suzuki DR 125 SM: Tablier

Respecto a la posición de conducción, no tenemos nada que objetar, queda claro que la DR 125 SM no invita a que ruteemos cada fin de semana, pero para tratarse de una motocicleta de octavo de litro, más bien económica, el asiento resulta relativamente acogedor. Además, cuenta con un doble tapizado (en dos coloraciones en algunas versiones), que en la parte superior es de un material antideslizante para evitar resbalones.

Igualmente, en lo que se refiere a las piernas, encontraremos unas estriberas muy bien colocadas (tanto las del conductor como las del pasajero) y generosamente forradas de goma para minimizar las posibles vibraciones que nos lleguen del motor.

Con todo, estamos ante una muy buena moto de iniciación. Es cierto que es sencilla de equipamiento y no posee demasiados lujos, pero, al fin y al cabo, es una moto de batalla que ha de soportar los malos tratos y errores que todos cometemos o hemos cometido con nuestras primeras motos. Si es de aprender de lo que se trata, la DR 125 SM será una perfecta moto-escuela; fiable, noble, robusta y, lo mejor de todo, por sólo 2.999 euros.

Sus rivales

Suzuki DR 125 SM: Inyector

Junto con las trail y las custom de 125 c.c., las motocicletas pertenecientes a la categoría de supermotard son en la gran mayoría de los casos unos vehículos de iniciación perfectos por su facilidad de manejo y dóciles mecánicas. Las rivales de nuestra DR 125 SM nos son muchas, pero las pocas que encontramos en el listado de ventas destacan por su competitividad.

Para combatirlas, Suzuki opta por fabricar una motocicleta noble, equilibrada y con una suavidad de funcionamiento excepcional. Su precio no es el más económico, pero es que detalles como la inyección electrónica, de momento poco habitual en la categoría, lo encarecen sensiblemente.

Derbi Senda Baja 125 SM 2.499 euros
MH Duna 125 Sport City 2.699 euros
Suzuki DR 125 SM 2.999 euros
Rieju SMX 125 Pro 3.350 euros


J. Hernández
Fotos: Xavier Pladellorens/S. Díaz (estudio)

 
Da tu opinión

Comentarios (2)

  • Mao
    Mao 30-08-2013

    Fantastic, Steve! I love your insights! I wish I could be hnsiesrang my energy whenever I bicycle, I could at least pop some corn by now! There are so many cool ways to think about generating and conserving energy, we just have to get our creative thinking-caps on'.

  • Eduardo
    Eduardo 01-09-2013

    ... Fred's line is "are they not Conservative"? That 'whooshing' noise you hear is the sound of my point going right over your head (as usual, it seems)... If you don't actually know antyhing about Suzuki's shameless public pronouncements of support for Liberal politicians and overt attacks on Conservatives, maybe just keep your mouth shut, okay? Don't embarrass yourself by demonstrating your ignorance for all to see. THINK before you post.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"