Suzuki GSX 650 F: El hábito no hace al monje 2008

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Si te enamora la estética de las deportivas, pero no quieres renunciar a la comodidad o a la última tecnología ni a un precio realmente suculento, sigue leyendo...

Suzuki GSX 650 F: Imagen deportiva

Si estás buscando una moto funcional pero que te permita disfrutar de viajes a dúo, pero a la vez te ha de convencer estéticamente, y no le puede faltar la última tecnología en equipamiento y, puestos a pedir, que se mantenga en la barrera psicológica de los 6.000 euros, no reces más, la Suzuki GSX 650 F es la mejor opción para todos aquellos que estáis barajando la posibilidad de adquirir una moto con estos requisitos. Sobre la base de la última Bandit 650 se ha instalado un estilizado carenado con esencia R, muy resultón, que además facilita una excelente protección aerodinámica gracias a una cúpula elevada, que posibilitará despreocuparnos de las turbulencias. A primer golpe de vista nos da la sensación de tener delante un modelo ultradeportivo, un espejismo que se produce por un intencionado parecido con sus hermanas GSX-R, ya que de ellas hereda la óptica, la forma del frontal y los colores de guerra. Es como tener una deportiva con truco, impresionante ante los colegas, pero sin que el piloto sufra las habituales posturas-torturas propias de una moto de este tipo.

Y es que desaparecida la GS 500 con carenado, su sustituta es esta GSXF, una moto lógica, cómoda y con un gran carenado de corte R, pero que no obliga a su conductor a posiciones incómodas y, sin embargo, ofrece la confortabilidad y la estética que brinda un carenado integral lógico. Y es que si echamos un vistazo al mercado, no hay ninguna otra de su cilindrada que equipe un carenado de estas características.

Comodidad ante todo

Suzuki GSX 650 F: Instrumentación

Estamos seguros de que si aún estás leyendo estas líneas es porque la GSX-F se adapta a tus exigencias, y también a tu ergonomía. Podríamos decir que es una de las motos más cómodas de la categoría, y con razón. El asiento, de nuevo diseño, se ha estrechado un poco para tener más control con las piernas en el depósito, ya que ahora quedan en una posición relajada sin forzar la postura, además de que el asiento es realmente amplio para adoptar la postura que más se adapte a tu estilo de conducción. Asimismo, las rodillas encajan bien en el depósito y no chocan contra el carenado. Hablando de carenado, en marcha protege bastante bien gracias a una cúpula bastante alta, aunque no en exceso, y de una anchura justa. Pecho protegido, hombros al aire y casco poco resguardado de las turbulencias –hay que agacharse–, ése es el resumen aerodinámico. También las manos quedan expuestas, aunque el carenado desvía el flujo de aire. Pero en cuestión de comodidad, el gran secreto de nuestra protagonista es su ancho manillar. No nos cansaremos de decir que un manillar ancho aporta muchas ventajas frente unos semimanillares convencionales. El tacto y el control sobre la dirección se multiplica y la manejabilidad en parado y la confortabilidad en marcha se ven claramente beneficiadas. Tener una posición erguida tras el manillar también nos facilita el accionamiento de todas las palancas y levas, que por si fuera poco, las de esta Suzuki tienen un tacto de mantequilla. Sobre todo el embrague, que es de accionamiento hidráulico, por tanto, no tendremos que hacer grandes esfuerzos, cosa de agradecer en los dichosos atascos de hora punta. Esta postura también nos permite una perfecta visión por los retrovisores, que están muy bien posicionados, además de presentar un diseño estilizado y funcional.

Ciclo para divertirse

Suzuki GSX 650 F: Asiento

Aparte de la faceta humana y utilizable, esta nueva Suzuki también esconde una cara más deportiva. Así, su parte ciclo se ha tenido en cuenta para satisfacer aquellas almas guerreras que les apetezca de vez en cuando darle un poco al gas.

El chasis es de configuración clásica de doble cuna en acero, pero mantiene la compostura incluso a ritmos elevados. Parte de la responsabilidad de estas buenas maneras recae sobre las suspensiones. La horquilla, por ejemplo, puede ser regulada en precarga, lo que nos facilita sin demasiados quebraderos de cabeza ajustar el tren delantero a nuestras exigencias.

La suspensión trasera actúa sobre un único amortiguador, también regulable en muelle e hidráulico, que a su vez se ayuda de bieletas para suavizar las reacciones. El conjunto que forman es muy equilibrado y permite apoyarse bien en las curvas sin que la moto flanee o pierda la compostura, aun siendo bastante agresivos con el puño del gas o en frenadas, la moto se comporta.

Otro de los puntos fuertes donde sorprende esta Suzuki carenada es precisamente la frenada. No se han ahorrado recursos para equiparla con un buen equipo de frenos, punto realmente importante. Dos discos delanteros de grandes dimensiones (310 mm) mordidos por pinzas Tokico de cuatro pistones nos brindan un poder de frenada importante. El conjunto ofrece una perfecta dosificación, y cuando se precisa, la potencia suficiente para parar los 235 kg que pesa llena de gasolina. Este depósito de 16,5 litros de capacidad nos posibilita una autonomía de más de 250 km, lo que confirma las aptitudes ruteras de la GSX.

Última tecnología

Suzuki GSX 650 F: Óptica

Si de algo se puede sentir orgullosa esta 650, es de su propulsor. Con una corta vida en el mercado, ya se ha ganado las alabanzas de sus satisfechos usuarios. Para refrescaros la memoria, diremos que este motor es un 4 cilindros en línea, 656 cc refrigeración líquida, DOHC y 16 válvulas, además de la alimentación vía inyección electrónica. Rinde una potencia a la rueda de 78 CV con una entrega muy suave y progresiva, y una finura mecánica realmente destacable. La motorización es muy utilizable desde bajas vueltas, cosa a admirar en un tetracilíndrico, no importa si vas en una marcha más o menos de la ideal, sin prisa pero sin pausa, su brío ininterrumpido nos sacará de cualquier situación sin toser lo más mínimo. Su carácter dócil es de agradecer, pero si lo subimos de vueltas, también descubrimos un motor con ganas de ganar vueltas. Asimismo, los colectores de escape de nuevo diseño se notan en el carácter renovado de la F.

A tener en cuenta

Suzuki GSX 650 F: Polivalente

Un detalle que queda por encima de las motos de la competencia y que se hereda directamente de la gama R de la marca es la instrumentación. Se abandona la instrumentación de corte clásico y se monta una más moderna. Consta de un cuentavueltas analógico con una gran pantalla digital donde encontramos toda la información que necesitamos, en la que se incluye nivel de gasolina, indicador de marcha insertada y luz de sobrerrégimen.

Otro detalle que será muy bienvenido por los acompañantes es el espacio generoso que hallamos en la parte de atrás, con grandes y anatómicas asas donde agarrarse y estribos en los que descansar las piernas sin necesidad de ser contorsionista.

Mucho han cambiado las cosas en la última década, y es que hace 10 ó 15 años, una moto en condiciones no bajaba del millón de pesetas, y hoy, década y media después, tienes una moto mucho, pero que mucho mejor, y por el mismo precio. Y recuerda que en este caso se puede aplicar aquello de que el hábito no hace al monje...


Eduard Fernández
Fotos: Santi Díaz

 
Da tu opinión

Comentarios (5)

  • TONIN
    TONIN 06-03-2010

    HE COMPRADO ESTA MOTO POR QUE LA VEO CON BUENA ESTETICA Y BUENAS PRESTACIONES PERO BUENO VAMOS HABER CUANDO ME LA ENTRGEN COMO VA.

  • IceDevil
    IceDevil 20-03-2010

    Comentar 2 puntos, la moto no tiene un depósito de 16,5 litros, tiene uno de 19 litros, y no tiene 78 cv, tiene 85. Soy poseedor de esta maravilla de moto, y a todo el k se esté pensando en comprar esta moto, la recomiendo 100%, a la hora de ir en carretera es un gusto ir a lomos de ella, tanto solo, como acompañado. Mido 1,85 y peso 110 kg y el carenado me ofrece una protección impecable. Potente, agil aun con sus 240 kg. Puntuacion 10/10

  • philippe
    philippe 16-04-2010

    Hola tengo 45 años,me compre mi primera moto en 2008, una suzuki gsx 650f ,puede parecer voluminosa y pesada ( que lo es en maniobras ) pero no es exigente con lo cual me hice rapidamente con ella.(mido 1,80 por 88 Kgs).La utilizo todos los dias,21 meses y 39000 Kms.Ni un problema,consumo espartano,posicion muy comoda(solo o duo),precio revision normal.Muy buena la visibilidad de los espejos,entrega de potencia muy lineal, frenada "pobre",cuadro relojes completo,buena proteccion,me encanta.

  • Javi
    Javi 14-12-2017

    Soy propietario de hace pocos meses de una gsx650f y quisiera que me aclare el comentario "del habito no hace al monje" quiere decir que no es buena moto?? O que aparenta lo que no es? Gracias por su respuesta .

  • ramon
    ramon 01-09-2018

    Hola buenos días he comprado una Suzuki GSX F del año 2008 quisiera saber por favor qué tal esa moto tiene 45000 km la moto es la primera vez que voy a comprar una moto de esas categorías quisiera saber si alguien sabe sobre ir a por favor contestar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"