SYM Joymax GTS 300i: De tú a tú 2012


Vota

0 0

La ‘voz’ de SYM es cada día más firme y determinante. Y se nota, empezando por los propios responsables de la firma taiwanesa en España, que presentan cada nuevo producto con mayor orgullo y satisfacción. Y no es para menos, ya que desde la megafactoría asiática llegan vehículos cada vez más tecnológicos y ‘bien paridos’ –sin perder de vista la alta relación calidad/precio típica de SYM-, como el nuevo Joymax GTS, un maxiscooter listo para hablarle de tú a tú a los referentes de su segmento.

SYM quiere codearse con los de arriba. En los últimos dos años ha incrementado su gama de scooters creando un auténtico batallón en todas las cilindradas y segmentos, al mismo tiempo que ha ido mejorando exponencialmente la calidad de sus productos. La firma taiwanesa se ha reinventado, posicionándose en el mercado europeo ya no sólo como esa marca de vehículos económicos, sino también como una marca que aspira a tratar de tú a tú a las históricas y líderes de ventas.
Tal y como ha reconocido a este medio uno de sus responsables, en SYM son conscientes del largo camino que todavía les queda por recorrer, sin embargo su evolución es firme y decidida, y ésta le ha llevado a recortar en poco tiempo las grandes diferencias que le separaban de rivales naturales como Kymco. Hoy SYM es una marca orgullosa y satisfecha de los productos que vende, productos que, aún manteniendo el sello distintivo de la alta relación calidad/precio, se presentan en los concesionarios con un arsenal tecnológico a sus espaldas, con una correctísima calidad de materiales y acabados, y con un comportamiento dinámico de nota.
El último en engrosar las filas de la firma oriental ha sido el Joymax GTS -anteriormente llamado sólo GTS, o Joymax fuera de nuestras fronteras-, que llega a su tercera generación con una profunda renovación mecánica y estética. Este maxiscooter, encuadrado en el segmento de los GTs, se trata del “lanzamiento del año más importante de SYM, un producto clave en el mercado español”, tal y como proclamaba el responsable de comunicación de Motos Bordoy (empresa distribuidora de SYM para España), Carlos Muñoz, durante la presentación de su nuevo vehículo llevada a cabo el pasado 26 de julio en Barcelona. En primer lugar, la transcendencia que en SYM le otorgan a este lanzamiento se puede entender observando el comportamiento del mercado nacional en los últimos tiempos, que sitúa en los más alto del ranking de matriculaciones a modelos de idénticas características (como el Kymco SuperDink o el Suzuki Burgman). Y por otro lado porque, al igual que todas las marcas tienen su modelo referente o ‘punta de lanza’, los responsables de SYM seguramente desean que el nuevo Joymax GTS aspire a representar este papel, de ahí que lo hayan ‘vestido’ con toda la tecnología y equipamiento puntero que la marca posee en la actualidad.
El nuevo SYM Joymax GTS es, por tanto, una orquesta bien afinada de soluciones funcionales capaces de satisfacer al usuario que busque un scooter urbano y de media distancia. Es cómodo y protector para realizar trayectos por carretera, y ligero y maniobrable para su uso en ciudad. Tiene una excelente capacidad de carga y al mismo tiempo un comportamiento en marcha que solventará con eficacia hasta la secuencia de curvas más enrevesada. La gama está compuesta por tres versiones, 125, 125i y 300i, que salen al mercado con un precio de lanzamiento de 2.999, 3.299 y 3.999 euros (IVA del 18% incluido) respectivamente.

Funcionalidad a prueba de bomba

La primera en comparecer ante los medios ha sido la versión de 300cc. Más adelante –posiblemente en octubre- la gente de SYM organizará una presentación de las versiones de octavo de litro (idénticas en aspecto y medidas al 300), así que, de momento, vamos a centrarnos en el Joymax grande, que en Motofan pudimos testar a lo largo de 70 calurosos y divertidos kilómetros de carreteras de todo tipo gracias a la ruta organizada por Motos Bordoy.
Por orden cronológico, lo primero que descubrimos de este nuevo scooter ha sido su estética. La carrocería, que mantiene los rasgos de la anterior versión, es completamente nueva y en ella es patente el afán de SYM por modernizar el diseño de su vehículo, con una línea más atractiva y actual. Sus medidas son muy equilibradas y crean un balance idóneo entre la opulencia protectora de su carenado y la compacidad del conjunto. Llama especialmente la atención la importancia que los ingenieros taiwaneses le han otorgado al aspecto de la iluminación, ya que el nuevo Joymax se presenta con un arsenal de faros: doble faro en la base del escudo (con bombillas halógenas tipo H4), doble iluminación de posición a sus lados, óptica “LED Daylight” con una línea de 9 diodos blancos, indicadores de dirección con diodos LED situados en los retrovisores, y una gran óptica trasera mediante matriz de diodos LED. En SYM no quisieron escatimar en faros, un aspecto según ellos de “relevante importancia para incrementar la seguridad a bordo”. Todas estas luces se pueden comandar mediante una pulsador con tres posiciones en la piña derecha del manillar: cortas, largas o automáticas.
El habitáculo, en su conjunto muy confortable, deja varios aspectos a destacar, como su completo cuadro de instrumentos de iluminación azul compuesto por cuatro esferas analógicas (velocímetro, cuentarrevoluciones, indicador del nivel de gasolina y de temperatura) y una pequeña pantalla digital con totalizador, cuentakilómetros parcial, reloj y estado de carga de la batería.
En la parte derecha del retroescudo una guantera -accionada por pulsador- será útil para guardar los pequeños objetos personales o para recargar dispositivos móviles gracias a las dos tomas de corriente que posee (de 12V y de 5V universal tipo USB), y sobre el túnel central, el tapón del depósito de combustible permitirá repostar sin necesidad de bajarse del vehículo. La ergonomía sobre el GTS 300 está muy bien lograda y, a pesar de que el espacio para estirar las piernas es ciertamente justo (sobre todo para las personas más altas), la posición de la espalda y el ángulo de los brazos consienten una postura bastante agradable, gracias entre otras cosas al elevado manillar. Bajo éste, accedemos al pulsador de los ‘warnings’ y en cuanto a la cerradura, ésta cuenta con un sistema de blindaje del bombín, mediante guillotina, que impide ser forzada.

Máxima potencia en su categoría

El asiento también juega un papel importante en el confort: ancho, a escasa altura del suelo para facilitar el apoyo de los pies (765 mm), y con respaldo lumbar tanto para el piloto (en este caso regulable) como el pasajero, el cual dispone de estriberas desplegables con recubrimiento de goma y asideras traseras para una mejor sujeción. 
La capacidad de carga es una de las mayores virtudes de este scooter, ya que a la guantera ya mencionada se suma un hueco bajo el asiento capaz de alojar dos cascos integrales. En los últimos años el tema del almacenamiento ha sido priorizado por parte de los fabricantes con el fin de ceder ante una demanda cada vez más significativa. Es por ese motivo que en la actualidad un scooter GT no se puede permitir no tener espacio para al menos un casco integral. El SYM cumple las expectativas con un maletero amplio y funcional: además de estar tapizado ofrece una luz de cortesía en su interior, en donde al mismo tiempo, observamos un de los detalles más característicos de SYM y que casi ninguna otra marca comparte, o sea, un interruptor que desconecta la corriente del vehículo para evitar el robo. 
No cabe duda de que el nuevo GTS ha sido ideado como un scooter altamente funcional y fiel servidor en el día a día. Sus diseñadores, entre todas las ya comentadas, han querido regalarle una solución muy poco común. El Joymax dispone en el centro inferior del retroescudo un sistema de convención de aire caliente que recoge el calor proveniente del motor y lo traslada hacia las piernas del conductor, siempre y cuando éste lo desee y abra las rejillas. Un recurso sencillo pero seguramente muy agradecido durante los días más fríos de invierno.

"Sym" complejos...

Aunque los responsables de SYM en España no quisieran reconocer abiertamente el perfil anti-SuperDink de su nuevo scooter –por otra parte, una costumbre de todas las marcas-, nosotros como medio de comunicación sí que podemos hacerlo: el nuevo Joymax GTS 300 nace clarísimamente con un objetivo entre ceja y ceja, es decir, el megascooter compatriota de Kymco, líder de ventas en su segmento. El de SYM quiere luchar en todos los frentes, empezando por las prestaciones: con 29 CV de potencia a 8.000 rpm, se sitúa cerca del techo de la categoría, y casi empata con el SuperDink 300 (32,8 CV) y el Honda SH300 (27,2 CV). Se trata de un motor completamente nuevo basado en una configuración monocilíndrica de 4 tiempos, 4 válvulas, 278,3 cc, alimentación por inyección y refrigeración líquida. Durante la jornada de presentación pudimos llevar a cabo una completa prueba donde el SYM pudo dejar patente el buen resultado de su propulsión. En el momento inicial de la arrancada o en las fases de aceleración a la salida de la curva puede que este scooter flaquee levemente en comparación con su inmediato competidor el Kymco SuperDink. Sin embargo, y gracias a los avances tecnológicos que la planta de Taiwán ha impreso en este motor F4, como el tratamiento cerámico del cilindro y otras técnicas de fabricación (simulación aplicada, sistema de baja presión en el sistema de engrase, mejora en la eficiencia de la programación…), el comportamiento del Joymax demuestra una curva de potencia más rectilínea. Esto se traduce en que, la entrega de potencia es muy más plana así que el motor es más aprovechable en todos los regímenes. Lo notamos enlazando curvas amplias, donde el vehículo ofreció unas prestaciones excelentes, y también en las rectas, sintiendo que se podía alcanzar la velocidad máxima declarada por el fabricante, 140 km/h. Además de las buenas sensaciones del motor, el comportamiento dinámico del conjunto dejó una nota alta.

Gran parte ciclo

Muy ligero y maniobrable a pesar de tratarse de un GT, el GTS se expuso muy estable y decidido en los giros. La rueda delantera, que trabaja el servicio de una horquilla hidráulica con barras de 33 mm y recorrido de 88 mm, completaba las curvas con mucho aplome, a pesar de las 14’’ de sus neumáticos. De los traseros, de 13’’, se encarga una pareja de amortiguadores hidráulicos y muelles helicoidales, con brazo basculante de aluminio. La suspensión se mostró firme a lo largo de toda la prueba, y especialmente precisa a altas velocidades, donde el habitáculo apenas recibe vibraciones. También en esta situación, cumple a la perfección la pantalla parabrisas, muy amplia y protectora, que evita el incómodo ‘golpeo’ del viento en el pecho incluso con los pilotos de mayor envergadura. Los retrovisores anclados a la carrocería, a primera vista muy generosos (10 x 17 cm), no logran sin embargo ofrecer la visión que se espera de ellos y, aunque no dificultan los ángulos, la mayoría del espejo queda ‘ocupado’ por nuestros propios brazos y hombros. 
La frenada fue un aspecto que me gustó especialmente. Con un tacto de equilibrado mordiente, pero a la vez con suficiente progresividad, los discos ondulados de 260 y 240 mm detienen al vehículo con mucha vivacidad e inmediatez. En el test, fueron sometidos a prolongadas en intensas frenadas, y en cambio reaccionaron con eficacia en todas las circunstancias. Además, cumple un papel relevante el sistema de bombeo con reparto de frenada: al accionar la maneta izquierda se combina la frenada entre el tren delantero y el trasero, un sistema muy útil principalmente para los conductores menos hábiles y que aumenta los niveles de seguridad. 
Por último en este apartado de la parte ciclo, hay que destacar una de las novedades más importantes del Joymax, residentes en su esqueleto interno. A diferencia de la mayoría de scooters, el nuevo Sym Joymax GTS equipa una doble estructura de tubos de acero “Double Bone”, que es clave en el reparto de pesos y a la hora de erradicar los efectos de la vibración, que tal y como comentamos anteriormente, son prácticamente inexistentes.

Creciendo

Con la renovada familia Joymax GTS hemos comprobado y confirmado que SYM está rozando las cotas de calidad de las marcas de referencia. Y los más importante es que parece que su evolución todavía no ha alcanzado su propio techo. La tecnología presente en su último maxiscooter, al igual que lo sucedido con el Maxsym 400, no sólo sube el listón del confort y seguridad a bordo, sino que lanza un órdago a otros modelos de la competencia. Iluminación LED a borbotones, 30 CV de potencia, gran capacidad de carga, diseño moderno y atractivo, chasis doble y soluciones de gran practicidad como el sistema de calefacción, las tomas de corriente o su trabajado asiento doble convierten al nuevo SYM Joymax GTS en un scooter sin complejos ante nadie.

La alternativa

Suzuki Burgman 400 ABS: El pionero incombustible

Con el Suzuki Burgman empezó todo. Fue quien abrió la puerta al resto de maxiscooters y los convirtió en el fenómeno que son hoy. Catorce años después de su llegada al mercado empiezan a soplar vientos de relevo aunque, mientras tanto, el ya venerable Burgman 400 sigue siendo un vehículo extraordinariamente eficaz, completo y bien resuelto...

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"