SYM Joymax GTS 300i: La hora de la ciudad


Vota

0 0

Teníamos una prueba pendiente con el último modelo lanzado por SYM, el Joymax GTS en su versión de 300cc. Su presentación, llevada a cabo el pasado mes de julio, nos dejó una toma de contacto eminentemente rutera –con casi 100 km por carreteras y autopistas- pero en Motofan queríamos conocer, además, cómo se comporta el taiwanés en el escenario que realmente lo está esperando: la ciudad.

Al revés que la mayoría de presentaciones de nuevos scooters (desarrollados eminentemente en ámbito urbano: alguna embotellada calle, un pequeño trozo de autopista, un par de glorietas y muchos semáforos) los distribuidores oficiales y responsables de SYM en nuestro país, Motos Bordoy, quisieron organizar allá por el mes de julio una primera toma de contacto con el Joymax GTS 300i poco común, es decir, a través de interminables kilómetros de carreteras secundarias y autovías, por lo que las primeras impresiones que sacamos en Motofan sólo se pudieron ceñir al análisis del comportamiento más rutero del nuevo GT taiwanés que, todo sea dicho de paso, dejó unas conclusiones muy positivas en este terreno (http://www.motofan.com/sym/gts-300-ie/prueba). Nos quedó en el tintero una prueba más profundamente urbana, y ese es el motivo por el que estamos aquí, de vuelta seis meses después, con una unidad del nuevo Joymax GTS 300i entre los guantes. 

Toda la tecnología en el asador

Ya en su tercera generación, el nuevo Joymax GTS emerge entre las filas de SYM como su último porta-estandarte, un modelo vestido con toda la tecnología actualmente al alcance del fabricante asiático. Para muchos de los lectores no será nada nuevo escuchar la idea de que SYM en los últimos años ha recortado mucho terreno a las marcas de referencia, tanto a nivel estético como de acabados o fiabilidad.
El nuevo GT de SYM hace alardes de un equipamiento como pocos, diseñado para convertirlo en el ‘mejor amigo del hombre’ en la ciudad.
A las soluciones ya presentes en las anteriores versiones -luces antiniebla, la piña de contacto con bloqueo magnético, la guantera con toma de corriente de 12V, el desconectador eléctrico de seguridad o el mecanismo de apertura eléctrico del asiento desde el contacto- se unen otras nuevas incorporaciones que potencian la funcionalidad del nuevo Joymax en el día a día, como la toma de corriente de 5V universal tipo USB (muy útil para la recarga de dispositivos móviles), el sistema de iluminación ‘Daylight frontal’ (con doble faro con ópticas multirreflectoras con bombillas halógenas H4), tecnología LED (en luces de posición, intermitentes anteriores y óptica trasera). Todas estas luces se pueden comandar mediante una pulsador con tres posiciones en la piña derecha del manillar: cortas, largas o automáticas. Un conjunto de soluciones altamente prácticas que, no sólo le dan un aspecto de última generación a este GTS, sino que además cumplen principalmente con el cometido de facilitar al usuario el trato cotidiano.

¿Qué convierte a un scooter en un buen urbanita?

Si hiciésemos una encuesta a usuarios de scooter por ciudad para averiguar cuáles son las principales virtudes que valoran de su vehículo, sin duda alguna una de las más votadas sería la capacidad de carga. En este aspecto, el nuevo GTS postula sobradamente a urbanita del año, gracias al hueco bajo el asiento capaz de alojar dos cascos integrales y a la guantera –accionada por pulsador- donde uno puede guardar sus pequeños objetos personales, como unas gafas, una cartera o un móvil (que por cierto, puede ser recargado ahí mismo gracias a la toma tipo USB de 5V ya citada). El habitáculo, muy amplio y de excelente factura, optimiza la funcionalidad del nuevo SYM con un completo cuadro de instrumentos de iluminación azul compuesto por cuatro esferas analógicas (velocímetro, cuentarrevoluciones, indicador del nivel de gasolina y de temperatura) y una pequeña pantalla digital con totalizador, cuentakilómetros parcial, reloj y estado de carga de la batería.
Más virtudes de vocación urbana: tapón de depósito de combustible sobre el túnel central para repostar sin necesidad de bajarse del vehículo, cerradura con sistema de blindaje del bombín mediante guillotina que impide ser forzada, asiento con respaldo lumbar tanto para el conductor (regulable) como el pasajero (acolchado), estriberas desplegables con recubrimiento de goma y asideras traseras, hueco bajo el asiento con tapizado y luz de cortesía y, como colofón de la voluntad del fabricante taiwanés de ‘dulcificar’ la vida a bordo, un sistema con rejilla –situado en el túnel central- de convención de aire caliente que recoge el calor proveniente del motor y lo traslada hacia las piernas del conductor, ideal para los fríos trayectos en invierno.

La dura vida callejera

Puestos a hablar de su respuesta en marcha por la ciudad, vaya por delante que estamos ante un GT, o sea, un vehículo con las miras puestas más allá de los límites metropolitanos. La necesidad de realizar cada día viajes inter-urbanos –comúnmente por autovías, autopistas, nacionales o vías de acceso- define a este tipo de scooter como vehículos voluminosos –por tanto, más pesados- y protectores, confortables y con el acento de su motor puesto de manera que ofrezca una buena velocidad punta. Del SYM podemos decir que cumple bien con el patrón, y sin embargo, encuentra el justo equilibrio para ofrecerse también como un vehículo ágil y maniobrable por la ciudad. De las buenas sensaciones que dejó el día de su presentación por autopistas y carreteras –con un motor potente, buenas velocidades de crucero, correcta protección aerodinámica, pocas vibraciones y gran comodidad a bordo- el Joymax GTS 300i no baja el listón cuando se tiene que enfrentar a los entramados de la ciudad, por muy compleja que se ponga. A pesar de su tamaño de GT, es capaz de ratonear entre lo coches como uno más. La altura de su asiento (760 mm) permite apoyar con mucha facilidad los pies en el suelo, cualidad que en cualquier situación favorece la seguridad y manejabilidad, sobre todo con el vehículo en parado, que es cuando se muestra más torpe. 

Motor potente y fino

Puestos a hablar de su respuesta en marcha por la ciudad, vaya por delante que estamos ante un GT, o sea, un vehículo con las miras puestas más allá de los límites metropolitanos. La necesidad de realizar cada día viajes inter-urbanos –comúnmente por autovías, autopistas, nacionales o vías de acceso- define a este tipo de scooter como vehículos voluminosos –por tanto, más pesados- y protectores, confortables y con el acento de su motor puesto de manera que ofrezca una buena velocidad punta. Del SYM podemos decir que cumple bien con el patrón, y sin embargo, encuentra el justo equilibrio para ofrecerse también como un vehículo ágil y maniobrable por la ciudad. De las buenas sensaciones que dejó el día de su presentación por autopistas y carreteras –con un motor potente, buenas velocidades de crucero, correcta protección aerodinámica, pocas vibraciones y gran comodidad a bordo- el Joymax GTS 300i no baja el listón cuando se tiene que enfrentar a los entramados de la ciudad, por muy compleja que se ponga. A pesar de su tamaño de GT, es capaz de ratonear entre lo coches como uno más. La altura de su asiento (760 mm) permite apoyar con mucha facilidad los pies en el suelo, cualidad que en cualquier situación favorece la seguridad y manejabilidad, sobre todo con el vehículo en parado, que es cuando se muestra más torpe. Las suspensiones -horquilla hidráulica con barras de 33 mm y recorrido de 88 mm delante y brazo basculante de aluminio trasero- de correcto funcionamiento y tarado blando dejan patente el espíritu rutero de este scooter ya que, si alcanzan un equilibrio idóneo en carretera absorbiendo todo tipo de irregularidades en el asfalto a altas velocidades y evitando que las vibraciones perjudiquen el piloto, en la ciudad este comportamiento no es tan apreciado y lo convierte, en ocasiones, en un vehículo lento de reacciones y con un tren delantero de escaso aplomo sobre todo en las curvas. 

Buena nota

El nuevo SYM Joymax GTS 300i, en resumen, se enmarca con todos los requisitos en el segmento de los GTs más polivalentes. Es un vehículo de equilibrado carácter, que puede dejar satisfechos tanto a los usuarios que vivan a las afueras de una gran ciudad (por su confortabilidad y prestaciones) como a aquellos que se muevan eminentemente en terreno urbano (por su maniobrabilidad y capacidad de carga) y necesiten realizar algún desplazamiento mayor esporádicamente. Además, su estética moderna y dinámica, juega un papel importante al igual que la mejoradísima calidad de sus acabados y materiales. Y por último –aunque bien podría ser lo primero- está disponible a partir de 4.099 euros…
¡Qué decir del precio!
En definitiva, un scooter que entra por la puerta grande en el escaparate de GTs más atractivos del mercado capaz de mirar con descaro y sin prejuicios al asfalto de la ciudad… ¡y a los líderes del segmento!

Fotos de la SYM GTS 300 i.e.

Fotografías por: Manu Lozano

La alternativa

Suzuki Burgman 400 ABS: El pionero incombustible

Con el Suzuki Burgman empezó todo. Fue quien abrió la puerta al resto de maxiscooters y los convirtió en el fenómeno que son hoy. Catorce años después de su llegada al mercado empiezan a soplar vientos de relevo aunque, mientras tanto, el ya venerable Burgman 400 sigue siendo un vehículo extraordinariamente eficaz, completo y bien resuelto...

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"