SYM Maxsym 400 (Prueba): ¡A mil y un lugar!


Vota

0 0

El SYM Maxsym despunta entre los megascooter de 400cc como el más espacioso y orientado a la utilización Touring... ¡Y al mejor precio!

'¡Cómprate esta moto!', me gritaba esta mañana mi mujer desde el asiento de atrás del nuevo SYM Maxsym 400 mientras la llevaba a su trabajo circulando entre el siempre caótico tráfico del centro de Barcelona en hora punta. Ella es quien 'prueba' la zona del pasajero de casi todas las motos y scooters que pasan por mis manos, aportándome, gracias a su acumulada experiencia de años casada con un periodista del motor, sus analíticas y exigentes impresiones a bordo. Ya os avanzo que su listón está siempre alto y pocos vehículos aprueban fácilmente su severo examen...

En cambio, su confort a bordo del megascooter taiwanés ha logrado sacar una de las notas más benévolas que le recuerdo, y durante la semana que hemos tenido la unidad de pruebas ella ha disfrutado como nunca de su 'sofá' hasta el punto de desearlo como su transporte diario en la ciudad..., para siempre...

Esta conversación matutina me ha llevado a arrancar este artículo, precisamente, por la habitabilidad de un modelo que, en este sentido, emerge como el más cómodo y habitable para dos personas de su segmento. Tanto piloto como pasajero viajarán a sus anchas gracias a su enorme asiento de dos alturas: el conductor dispone de respaldo lumbar, holgado espacio frente al manillar y todavía más para las piernas que, incluso conductores de mucha estatura, podrán estirar por completo gracias a la espaciosidad de las plataformas de dos niveles, adoptando en todo momento una postura de conducción cómoda y relajada; idem para el acompañante, que cuenta con una gran parcela de asiento que permite sentarse con el ángulo ideal de apertura de piernas, estriberas retráctiles y automáticas donde apoyar los pies cómodamente, y un respaldo donde descansar.

Frente a sus rivales directos -Suzuki Burgman 400, KYMCO Xciting 400 y Yamaha Xmax 400- que pretenden transmitir una imagen y vocación más sport, el SYM surge, sin ninguna duda, como el modelo más habitable y enfocado al descanso en pareja, mientras sus contrincantes no centran tanto su atención en el copiloto.

El fabricante asiático SYM ha confeccionado el clásico concepto de maxiscooter GT donde la alta comodidad y nivel de equipamiento quedan por delante de cualquier aspecto de perfil deportivo. Su carrocería de gran volumen es suficientemente protectora para afrontar con confort los trayectos en autopistas o vías rápidas. Su pantalla parabrisas frontal es también amplia y cubre correctamente, aunque los conductores más altos quizás necesitarían algunos centímetros más de altura.

'TRASTERO' CON RUEDAS

Esta hogareña cualidad se convierte en uno de los principales motivos que nos han llevado a catalogar al Maxsym como el más Touring de su categoría. Con semejante confort no habrá quien acuse fatiga por muchos kilómetros que le eche, ampliando el radio de acción de un scooter que, como veremos más adelante, no se amilana lo más mínimo cuando abandona la ciudad y tiene que enfrentarse a desplazamientos de media distancia.

En su capacidad de carga encontramos un segundo argumento que lo ensalza como turístico: bajo el asiento, el hueco puede acoger dos cascos integrales, algo apretados -eso sí- y su colocación requiere cierto aprendizaje, mientras en el interior del escudo cuatro guanteras (dos de ellas provistas de cerradura) que incluyen toma de corriente convencional y por entrada USB, son más que suficientes para alojar esa impedimenta diaria de llaves, teléfonos (que se puede cargar en marcha), gafas, etc.

Además, el SYM se convierte en un auténtico 'contenedor' con dos ruedas gracias al baúl trasero de 48 litros (valorado en 400 euros, fabricado por SHAD) que equipa de serie y que permite alojar otros dos cascos integrales o bolsas de gran tamaño, incrementando su almacenaje y permitiendo a su usuario guardar en su interior todo lo necesario para el día a día en la ciudad o el equipaje para un viaje de fin de semana. Este top case gratuito incluye además un respaldo para acomodo del pasajero. En suma, la capacidad de carga que ofrece el taiwanés por el precio de compra es la más elevada de entre sus semejantes, reforzando su polivalencia y funcionalidad.

SOLUCIONES POR DOQUIER

Este maxiscooter atesora asimismo un elevado nivel de equipamiento y encontramos detalles y soluciones que facilitan el día a día, como su completo cuadro de instrumentos que combina esferas analógicas con un display central (incluye velocímetro, cuentarrevoluciones, cuentakilómetros, reloj digital, nivel gasolina, temperatura del motor, testigo intermitencia, luz de carretera, testigo de presión de aceite, testigo carga de batería) aunque cuya visibilidad es mejorable a plena luz del día; llave única para el contacto y la apertura del cofre sotoasiento; iluminación con tecnología LED tanto para la luz daylight como para el doble piloto trasero; corta-corrientes antirrobo; freno de estacionamiento; y un exclusivo sistema de calefacción, una rejilla de ventilación situada en el túnel central que dirige aire caliente hacia el puesto de conducción y que en estos pasados días de ola de frío siberiana tanto hemos agradecido...

El nivel de acabados es excelente, con una pintura de calidad y unos plásticos que encajan bien, logrando que este voluminoso scooter de diseño elegante -encargado a los especialistas italianos de Nova Design- sea poseedor de uno de los mejores vínculos entre calidad y precio que se mueva en su segmento.

MOTOR Y SUSPENSIONES GT

Conscientes de que estamos ante uno de los scooters con la carrocería más grande del mercado, lo cierto es que el Maxsym se desenvuelve por el tráfico urbano con cierta soltura. El punto de centrado de masas está muy bien logrado, se llega muy bien al suelo con los pies, así que la maniobrabilidad, sin ser una de sus principales virtudes, no es mala.

De todas formas, no es el ratoneo entre coches su actividad favorita, y tendremos que tener en cuenta siempre su peso (229 kg) y sus grandes volúmenes si queremos deshacernos de los atascos.

Su manillar elevado y la buena visibilidad que ofrecen sus retrovisores nos ayudarán a la hora de gobernar el vehículo con viveza.

Su motor, un monocilíndrico (4T, 399cc, 4 válvulas, SOHC) de 34 CV a 7.500 rpm ofrece unas buenas prestaciones aunque con cierta personalidad bipolar: a bajas vueltas se notan las vibraciones y su empuje es algo perezoso. Digamos que responde sin vacíos cuando circulamos lento o salimos desde parado, y a punta de gas, pero esta mecánica no se encuentra tan cómoda por debajo de las 4000 rpm como por encima, donde su actitud cambia y se convierte en un propulsor más emocionante y de funcionamiento más fino.

Su aceleración, por tanto, es más que correcta para el uso urbano, gracias también a un generoso par motor de 3,6 kgm a 5.500 rpm, pero no es un motor alegre que busque rápidamente la zona alta. Su potencia sobra para circular en ciudad, pero no asusta, y se entrega de forma progresiva.

Su hábitat favorito sería el de los tramos rápidos de extrarradio, por ejemplo, donde el Maxsym muestra su cara más alegre y eficaz a nivel de prestaciones. Como buen commuter 400, su vocación se encuentra precisamente en esos desplazamientos hacia/desde la ciudad, en donde gana mucho más sentido que en el núcleo urbano.

Sus suspensiones, con horquilla telescópica de doble tija y doble amortiguador regulable detrás, ofrecen un tarado bastante blando comprometido principalmente con el confort. La amortiguación es todo un bálsamo ante las irregularidades del asfalto, buscando ese confort en el habitáculo, aunque el hundimiento en fase de frenada y aceleración en ocasiones es excesivo, generando el indeseado efecto barca. Esto era de esperar en un vehículo que emerge como el maxiscooter más GT de su categoría, que no pretende ser reactivo o aplomado pues no se dirige a usuarios con ganas de trazar curvas con precisión, si no más bien a conductores que requieran un vehículo con un buen balance entre las necesidades urbanas, interurbanas y -ocasionalmente- desplazamiento tranquilos de fin de semana, todo mirado siempre desde la óptica del confort.

La frenada (doble disco delantero de 275 mm con pinzas radiales y disco trasero de 275 mm) también prefiere actuar con suavidad, aunque me pareció excelente su tacto y progresividad. La versión 2018 llega equipada, como es norma obligada, con sistema de frenada ABS, que funciona en todo momento de una forma modulable y poco intrusiva.

EN CONCLUSIÓN

Los scooter de 400cc son vehículos adaptados al carnet A2, así que modelos como el SYM Maxsym se puede convertir en una opción interesante para conductores que aspiren con esta licencia a una buena dosis de potencia y comodidad. El taiwanés, en un segmento en el que han ido desapareciendo rivales en los últimos años (Honda Silverwing 400, Peugeot Satelis 400, etc.) juega claramente la carta más Touring, primando ante todo el confort para dos personas, el precio y el nivel de equipamiento por encima de otras cualidades en clave de prestaciones, refinamiento mecánico o aplomo de suspensiones. Para todos aquellos usuarios que precisen de un megascooter de gran compromiso entre habitabilidad, capacidad de carga y usabilidad tanto en la ciudad como afueras, el Maxsym puede convertirse en su fiel aliado, un compañero con el que moverse a mil y un lugar...

Fotos de la SYM MaxSym 400i ABS

Fotografías por: Sessantuno (Guillem Hernández)

La alternativa

Suzuki Burgman 400 ABS: El pionero incombustible

Con el Suzuki Burgman empezó todo. Fue quien abrió la puerta al resto de maxiscooters y los convirtió en el fenómeno que son hoy. Catorce años después de su llegada al mercado empiezan a soplar vientos de relevo aunque, mientras tanto, el ya venerable Burgman 400 sigue siendo un vehículo extraordinariamente eficaz, completo y bien resuelto...

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"