TGB Bellavita 300 EFI: ¿De verdad es de Taiwán?


Vota

0 0

Decidí inventarme un supuesto preparador italiano -Transformazioni Gianni Bellini- y explicarles a los curiosos que se acercaban a preguntarme por este coquetón scooter que éste era una de sus obras. En absolutamente todos los casos, lo creyeron. Y también en absolutamente todos los casos la cara de asombro fue mayúscula cuando les dije la verdad. La reacción era siempre la misma: ¿de verdad es de Taiwán?

Hay días en los que no te apetece nada hacer tu trabajo.
Hace frío, no andas fino de la garganta, amenaza lluvia, te has abrigado poco y estás de mal humor. De lo último que tienes ganas es de ponerte a dar vueltas por la ciudad con un puñetero scooter y lo único que quieres de verdad es que Manu -el fotógrafo- acabe pronto su trabajo y puedas volver a amodorrarte en tu sofá. Que lo que tenía que probar fuera un scooter "vintage" de Taiwan tampoco me ayudaba mucho a levantar el ánimo. Francamente, me temía lo peor: una especie de pagoda sobre ruedas recargada y absurda.
Me equivoqué.
Me equivoqué tanto, de hecho, que el Bellavita consiguió arrancarme una sonrisa, ponerme de mejor humor y me obligó a disculparme para mis adentros con TGB por haberme dejado arrastrar por los tópicos absurdos.
Así que con la misma honestidad con la que confesaba mis prejuicios debo admitir que nuestro invitado de hoy es un excelente scooter.
Es grande, elegante, está bien acabado y -sobre todo- equipa un motor impresionante.

La "Taiwan Golden Bee"

Explicaba al principio que me inventé que TGB eran las siglas de un preparador italiano de scooter y que todos los aficionados que se acercaron a preguntarme por el Bellavita lo creyeron a pies juntillas e incluso alabaron el tradicional buen gusto transalpino en estas lides. Cuando les explicaba quien era, en realidad, el fabricante y les hablaba de TGB la sorpresa era mayúscula: "pero si es tan italiano..."
Y sí, efectivamente, el Bellavita es muy italiano en las formas y en el nombre... pero es que en TGB tienen motivos para ello. Fue durante prácticamente cuarenta años una "joint venture" de Piaggio - la relación empezó en 1965 y aún perdura en algunos aspectos- y es una marca muy "italianizada" en sus diseños y modos de producción. Una buena muestra de ello es que TGB son las iniciales de Taiwan Golden Bee, la avispa dorada de Taiwan... y la referencia a la avispa -la Vespa- no es gratuita, como se ve. Asi que el aire italiano de la Bellavita es, obviamente, un argumento comercial pero va más allá de una simple referencia estética. Es un terreno en el que TGB se mueve bien porque ha sido el suyo durante décadas... y ha llegado el momento de demostrarlo en la práctica.

Gran tamaño...

El referente vespista es inevitable ya que las líneas del TGB recuerdan claramente a la Vespa GT. Pero los chicos de la Golden Bee han sabido encontrar el punto justo para que su producto tenga una imagen propia. En ese sentido el Bellavita es muy bonito y muy elegante y puedo dar fe que su imagen despertó extraordinaria curiosidad e interés, sobre todo en el color crema que lucía la unidad de pruebas.
Varias cosas llamarán la atención la primera que nos acerquemos al Bellavita: su tamaño y sus acabados. Es un scooter grande para los estándares habituales de los productos de Taiwan no GT o Maxi. Y pese a que no oculta su vocación económica, está cargado de buenos detalles de finición. La combinación de ambos factores da como resultado un puesto de conducción amplio y muy habitable -algo menos el del pasajero, en mi opinión peor resuelto dado el volumen disponible- así que incluso los usuarios de mayor estatura se encontrarán a gusto. Respecto a los acabados, se observa un cuidado especial por que nada chirríe. No vamos a negar que hay mucho plástico presente pero está bien trabajado, bien ajustado y no desentona en la imagen "cool" que pretende el vehículo. El cuadro de instrumentos es grande, ofrece excelente visibilidad y testigos luminosos de buen tamaño. La capacidad del cofre bajo el asiento es otro detalle que podía haber sido mejor dado el volumen disponible -solamente cabe un jet de los más pequeños- pero me da la impresión que los ingenieros no quisieron arriesgar con la altura del asiento pensando en la clientela femenina.

¡Mucho motor para un scooter de paseo!

Dinámicamente el TGB también muestra algunos rasgos característicos. El primero y más importante es el excelente motor, de origen SYM. Fue la mayor sorpresa de la prueba; un dechado de potencia y suavidad pero que, al mismo tiempo, muestra un inesperado carácter. Tira con alegría desde el primer instante, no muestra ningún vacío a ningún régimen y corre muchísimo arriba sin vibraciones y siempre con sensación de girar cómodo. De lo mejorcito de su segmento y, desde luego, capaz de plantar cara a cualquier otro de su cubicaje -italiano o japonés- en prestaciones. De verdad: me encantó ese motor. Ignoro si es por el diferente variador que TGB le ha montado o si es por estar unido a un conjunto muy ligero (sólo 152 kg) pero el caso es que ha mejorado un propulsor que ya de por sí era muy bueno.
Me gustó tanto que llegué incluso a la conclusión de que resulta excesivo para el tipo de scooter en el que va montado. Quien quiera comprarse un Bellavita 300 creyendo que se trata de un amable producto para pasear debe saber que -por supuesto- puede pasear tranquilamente con él... pero que se lleva también un señor motor capaz de rozar los 130 km/h y con un brío más cercano a un scooter sport que a un mero urbanita "vintage" elegante.

Lobo con piel de avispa

Tenemos, por un lado, un motor muy potente y, por otro, una parte ciclo muy ligera. El resultado es previsible: muchísima agilidad en los cambios rápidos de dirección, en el ratoneo, en los cambios de ritmo... y un tren delantero que -a alta velocidad- se muestra más nervioso que un adolescente en su primera cita. De nuevo vuelvo a tener la sensación de que a la Bellavita le sobra motor... como si en TGB se hubieran limitado a montar un motor 300 en el bastidor 125. Los frenos -dotados con sistema de frenada combinada- evidentemente cumplen su función pero, ni por mordiente ni por tacto, están tampoco a la altura de las posibilidades del propulsor. Imagino que el Bellavita 125, con su potencia mucho más moderada, debe ser un scooter mucho más equilibrado. En cualquier caso y teniendo en cuenta que estamos hablando de un scooter de 300 cc todo esto debería resultar más una ventaja que un inconveniente... si se está advertido de antemano de lo que esconde el Bellavita bajo su "cool" aspecto.

Sin prejuicios

Teniendo claro que estamos hablando de un scooter cuya imagen retro no se corresponde para nada con un motor de prestaciones prácticamente sport, el TGB Bellavita es uno de esos cacharritos que -como decía también al comienzo- te ponen de buen humor en cuanto lo conduces durante un par de calles. Es bonito, es grande, tiene clase... y es divertido. Muchísimo más divertido de lo que uno imagina.
Buen scooter, en resumen, este TGB Bellavita 300 EFI. Para merecer el sobresaliente debería tener una parte ciclo y -sobre todo- unos frenos más acordes con su potencia pero -sin duda- puntúa muy alto en estilo, prestaciones y acabados. 
Estamos, sobre todo, ante una propuesta completamente diferente en el sector, que en la práctica convierte al Bellavita -y a la Vespa original- en las dos únicas propuestas "vintage" de la cilindrada.
Atractivos para triunfar al TGB no le faltan.
Incluso el precio es interesante...
Para ser honestos su principal lastre puede tenerlo -paradójicamente- en su excesiva similitud con el referente italiano, que puede alejar a algunos puristas. Pero quienes no tengan complejos en ese sentido pueden acercarse al Bellavita sin prejuicios y con interés.
Yo lo hice... y me puse de buen humor...

La alternativa

Suzuki Burgman 400 ABS: El pionero incombustible

Con el Suzuki Burgman empezó todo. Fue quien abrió la puerta al resto de maxiscooters y los convirtió en el fenómeno que son hoy. Catorce años después de su llegada al mercado empiezan a soplar vientos de relevo aunque, mientras tanto, el ya venerable Burgman 400 sigue siendo un vehículo extraordinariamente eficaz, completo y bien resuelto...

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"