Triumph Scrambler 1200 XE (prueba): ¿Scrambler o Trail? Tú decides


Vota

0 0

Si deseas una moto para cualquier terreno sin sacrificar un estilo y diseño fuera de lo común, ésta es quizás una de las mejores opciones.

Las nuevas Triumph Scrambler 1200 son el resultado de la madurez de una marca con más de 110 años de historia a sus espaldas, y varios modelos icónicos en su historia como la galardonada Triumph Bonneville ganadora del récord de velocidad en 1956 sobre las salinas del mismo nombre en Estados Unidos.

La nueva Scrambler 1200 XE está dentro del tipo de motos denominadas por la marca Modern Classics pero con un nuevo concepto de estilo más todoterreno, y es exactamente eso lo que la hace tan atractiva e única. La imagen es imponente a simple vista, transmitiendo mucha calidad en la construcción de materiales, y lo más notorio es que aunque parezca una moto de estilo clásico, sorprende su tecnología y equipamiento de última hornada que incorpora de serie.

Diseño

No hace falta más que estar delante de ella para disfrutar de su diseño inconfundible, combinando la pureza del diseño Scrambler con cuidados detalles como un largo escape lateral derecho situado en su parte alta, una correa del depósito en acero inoxidable cepillado, un tapón de combustible estilo Monza en aluminio, unas llantas de radios laterales, un asiento estilo clásico de corte plano y largo, un porta matrículas lateral en aluminio o un faro delantero redondo. El conjunto de todos esos elementos habla por sí solo.

Además, incorpora ciertos componentes de estilo más Trail, con son unas suspensiones de mayor recorrido -hasta 250mm-, un basculante de aluminio largo de 579 mm, su manillar ancho y alto o su altura de asiento de 870 mm, capaces de aportarle a la británica unas capacidades más off-road.

Motor y prestaciones

La nueva Scrambler 1200 XE está equipada por la ultima generación del motor bicilíndrico en línea tipo Bonneville de 1200cc, evolucionado específicamente para este modelo dando 90 CV de potencia máxima a 7.400 rpm, y un par motor máximo de 110 Nm a tan sólo 3.950 rpm, siendo hasta un 38% más potente que la Street Scrambler 2019.

Esta mecánica empuja a muy bajas vueltas, sin transmitir apenas vibraciones, y por tanto es una moto ideal para llevarla en el día a día en su régimen medio de giro, no le hace falta más. La entrega de la potencia es inmediata, muy lineal y sin vacíos gracias a su acelerador electrónico.

Su sonido es abrumador al disponer del escape en posición alta y tener el motor con un calado de 270, hace que todo el mundo se enamore de ese petardeo tan característico de las puras Scrambler.

Se alcanzan los 120km/h en autopista a tan solo 4.000 rpm en sexta velocidad, pudiéndola exprimir aún más para realizar cualquier adelantamiento sin tener que bajar marchas y sin ninguna dificultad.

En carretera este tipo de motor se conduce de una forma muy suave pudiendo enlazar curvas con la misma marcha gracias a su gran par motor. Con la Scrambler 1200 XE es muy fácil ir a buen ritmo entre zonas reviradas. Conseguimos un consumo medio real de unos 5,5l a los 100 km, bastante correcto para ser un motor de 1200cc. Su depósito de combustible es de 16 litros de capacidad.

Tecnología y equipamiento

La nueva Scrambler 1200 XE incorpora todos los avances actuales en cuanto a tecnología y equipación se refiere. Que no te engañe su estilo clásico, ya que dentro hay una larga lista de ayudas a la conducción así como componentes de alta calidad.

Ofrece hasta seis modos de conducción para disfrutar de cada momento en concreto: Sport, Road, Rain, Off-Road, Off road Pro y Rider donde destacaríamos el modo Off Road Pro exclusivo para este modelo, que permite desconectar por completo todos los controles de tracción y ABS, dando el control total de la moto al conductor mas experimentado. Y el modo Rider totalmente personalizable para ajustar el mapa de motor, la configuración del ABS y el control de tracción a las preferencias del conductor.

Tanto el ABS como el control de tracción están optimizados para actuar en plena curva mediante la IMU (Unidad de Medicion Inercial), desarrollada con Continental para registrar constantemente la aceleración, inclinación, alabeo y cabeceo, con tal de ofrecer al usuario un nivel máximo de seguridad en todo momento. También incorpora embrague asistido, que reduce el esfuerzo de la maneta al ser apretada, y control de Velocidad, que se activa de una forma sencilla desde la piña izquierda del manillar.

Encontramos además el arranque sin llave, que reconoce cuando el propietario se acerca, y sin tener que sacar la llave del bolsillo puede encender la XE , aunque sí que hay que usarla para abrir el tapón de deposito de combustible así como accionar el bloqueo del manillar.

No falta iluminación completa de LED, tanto los faros delantero como trasero y los intermitentes, completando una iluminación diurna circular y atractiva también de LED en el faro delantero. Dispone de mandos retro-iluminados, una característica muy útil cuando conducimos de noche para saber que accionar en cada momento fácilmente, y puños calefactables, que accionamos con un discreto botón justo al lado del puño izquierdo, ofreciendo 2 niveles de calor.

El usuario dispone de una toma de alimentación USB, que encontraremos justo debajo del asiento en un compartimiento acolchado, una toma muy útil para la carga de los diferentes sistemas electrónicos de hoy en día, pero que quizás sería aun más útil si estuviera situada en la zona del manillar.

El panel de instrumentos es TFT, totalmente en color, con buena visibilidad, y con 2 modos de visión, una más Sport con la esfera principal para las rpm, y la otra más clásica, llevando las rpm a un lado, y predominando la velocidad del momento en el centro. En general la información es dada de una forma muy clara, pudiendo ver al instante todo lo referente a consumos, modos de conducción, velocidad, rpm, nivel de combustible y temperatura de agua entre otros. Con un Joystick en la piña izquierda del manillar podemos movernos fácilmente por los menú y submenús.

Triumph dispone de una App propia disponible para iOs y Android, donde el conductor podrá estar conectado con las diferentes funciones de navegación, que por cierto la marca británica incorpora por primera vez un sistema de navegación por símbolos denominado turn-by-turn en colaboración con Google, donde una vez incorporado el modulo de conectividad Bluetooth, accesorio aparte, se irán mostrando sencillos gráficos de navegación en el panel de instrumentos, para llegar hasta destino de una forma cómoda. La conectividad al teléfono y música está también disponible una vez adquirido el modulo de conectividad Bluetooth, como accesorio aparte, las Scrambler XE incorporan una completa integración del teléfono vía Bluetooth, con un fácil manejo a través del Joystick del manillar.

Posición de conducción y funcionamiento

Desde el primer momento que te sientas en ella, ya notas la primera diferencia en comparación a las Scrambler convencionales, y es que Triumph así lo ha anunciado desde el principio: es una mezcla entre Scrambler, por su diseño atractivo, pero combinado con el de una Trail, y prueba de ello son los 870 mm de altura de asiento, o su recorrido de suspensión de hasta 250 mm, otorgándole una altura semejante a la media de otras Trails del mercado.

Su posición de conducción es más bien erguida, con el manillar ancho y alto. La distancia hasta el manillar una vez sentado es algo larga. La posición de las estriberas es bastante adelantada para circular cómodo tanto sentados como cuando vamos de pie sobre ellas. El asiento totalmente plano y largo es de mullido algo estrecho pero no por ello es incómodo. Para el pasajero su posición es también relajada y confortable.

En conjunto es más bien una moto delgada en comparación a la competencia de la misma cilindrada, hecho que se agradece al usarla en el trajín diario. Como por ejemplo para franquear entre coches en un uso en ciudad, donde allí habrá que tener especial cuidado con el calor desprendido del escape en la pierna derecha al parar en los semáforos ya que se nota mucho la temperatura.

Una vez en marcha, la XE se comporta de una manera dócil, ayudado por los 6 modos de conducción, dependiendo de la climatología del momento, hace que sea muy agradable conducirla. Es de esas motos que te apetece tanto conducirla como detenerte en una terraza y sentarte delante de ella para disfrutar de su estética única.

Te transmite mucho aplomo en su conjunto en cualquier terreno, y lo más satisfactorio es la entrega de potencia su gran motor, con mucho par y muy lineal.

Su comportamiento en carreteras reviradas es bueno, y es muy fácil realizar kilómetros con total comodidad de marcha. Para mi gusto, la llanta delantera de 21 es ideal para circular por pistas off road, pero quizás para un uso totalmente asfáltico hubiera preferido una de 19 para poder tener una sensación de aún mas agilidad del conjunto en el cambio de lado entre curvas.

Parte ciclo

La nueva Scrambler 1200 XE tampoco defrauda en este aspecto, de hecho sorprende por los buenos componentes que monta así como los dos discos de freno delanteros flotantes de 320 mm montados sobre unas pinzas radiales Monobloque M50 de 4 pistones y detrás un disco simple de freno de 255 mm con pinza flotante y 2 pistones todo ello firmado por Brembo, dando un tacto de frenada preciso y contundente en todo momento.

Las suspensiones son de primera calidad, montando un horquilla Showa totalmente ajustable de largo recorrido de 250 mm y dos amortiguadores traseros firmados por hlins totalmente ajustables también de 250 mm, que tienden a ser más duros que la horquilla, y hay una sensación de empuje del tren trasero a la entrada de las curvas.

El basculante es de aluminio de 547 mm siendo de mayor longitud para ayudar a la estabilidad y franquear todo tipo de terrenos. Las llantas de radios laterales son ideal para la conducción off road por su flexibilidad y resistencia.

Y los neumáticos Tubeless Metzeler Tourance son una goma mixta que personalmente me gusta mucho ya que te permite ir bien y con seguridad en todo tipo de terrenos.

Packs, precios y colores

La nueva Triumph Scrambler 1200 XE dispone de una larga lista de accesorios a disponibilidad del nuevo propietario, pero aparte de ello, Triumph ha querido facilitar la compra de accesorios a sus clientes ofreciendo la posibilidad de adquirir unos Kits ya pensados específicamente para el uso que se le va a dar a la moto. Por un lado el Kit Escape, para los mas viajeros, incluye alforjas con kit de anclaje, cubremanos, parrilla porta-equipajes, faros antiniebla de LED, caballete central y pantalla con kit de anclaje.

El segundo es el Kit Extreme, para remarcar más aún el estilo Off Road, incluye silenciador Arrow de fibra de carbono, protector de radiador de aluminio, tapón de aceite mecanizado, guardabarros delantero en posición alta, abrazadera de manillar negra, intermitentes LED con Kit de recolocación, extension de la base de la pata de cabra, defensas de motor en acero inoxidable, rejilla para faro delantero y embellecedor de faro delantero

La nueva Triumph Scrambler 1200 XE ya esta disponible en todos los Concesionarios Oficiales y se puede adquirir en 2 colores: Fusion White y Brooklands Green; y Cobalt Blue y Jet Black (como la unidad probada)

Su precio base es de 15.900 € impuestos incluidos, donde si queremos disponer de la misma unidad de pruebas de este reportaje , deberemos añadir 1.800€ más por el Kit Extreme que llevaba instalado.

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Casco Dexter Marty

Fotos de la Triumph Scrambler 1200 XE

Fotografías por: Sessantuno (Guillem Hernández)
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"