Victory Vision Tour: 'USA is different' 2010

Publicado el 12/05/2010


Vota

0 0

Las integrantes de la familia Victory son custom, pero no son custom al uso. Sirva de ejemplo el buque insignia de la marca, la Vision Tour, una megacruiser rutera con cierto aire alienígeno, muy poco común.

Victory Vision Tour: 'USA is different'

Presente en nuestro mercado desde comienzos de este año, adonde llegó de la mano del gigante Polaris, grupo al que pertenece, Victory lleva fabricando motocicletas en Estados Unidos desde 1998. Ahora ha considerado llegado el momento de mostrar en sociedad su gama de motocicletas, todas custom, integrada por cinco modelos.

Nosotros hemos querido centrarnos en una, la que hemos creído la novedad más importante, que no es otra que la exótica y llamativa Vision Tour ABS.

Gran custom grande

Victory Vision Tour: 'USA is different'


Viendo las fotos con las que hemos ilustrado la prueba, más de uno se llevará las manos a la cabeza ante semejante motocicleta. Tienen motivos para hacerlo: la Victory Vision Tour ABS declara un peso en seco de nada más y nada menos que 395 kilogramos, con una longitud total de 2.665 milímetros y una distancia entre ejes de 1.670 mm. Esta tourer es una motocicleta larga y pesada, no cabe ninguna duda, pero llega a sorprender lo manejable que es una vez iniciada la marcha.

Una vez que ponemos los pies sobre sus cómodas plataformas. El radio de giro es relativamente corto y el asiento se halla a tan sólo 673 mm del asfalto, con lo que las maniobras en parado no son tan complicadas. Sólo se requiere algo de espacio al realizar giros cerrados a baja velocidad, porque, como decimos, es un modelo muy largo entre ejes. En curvas también se comporta con dignidad, gracias a unas geometrías más bien cerradas para el tipo de motocicleta que es (29º y 137 milímetros de avance), lo que comporta que no sea necesario poner demasiado empeño a la hora de introducirla en la curva ni en el momento de cambiarla de un lado a otro.

Acompaña asimismo el hecho de que el centro de gravedad sea más bien bajo. También nos gustó el funcionamiento de las suspensiones –con bieletas el amortiguador trasero-, que son firmes sin dejar de ser confortables. En curvas rápidas no apreciamos apenas flaneos de la dirección al pasar por alguna irregularidad del asfalto, a la vez que notamos la moto muy aplomada en todo momento.

Bicilíndrico descomunal

Victory Vision Tour: 'USA is different'


El dos en V a 50 grados de la Vision es el mismo que utiliza el resto de motocicletas Victory. Cubica 1.731 centímetros cúbicos, está refrigerado por aire y aceite, respira a través de ocho válvulas y su potencia máxima declarada es de 90 CV a 4.900 rpm, con un par motor de hasta 14,3 kgm a 2.900 kgm. Semejante mecánica, con tales datos de banco, empuja desde muy bajas vueltas, con una finura de funcionamiento que también llega a sorprender, ya que las vibraciones se pierden por el camino y no llegan ni a conductor ni a acompañante. Cierta rumorosidad sí que llegamos a percibir, pero no con la importancia suficiente como para ser destacada.

Por otro lado, el tacto del cambio y de la leva de embrague son propios de una custom. Es decir, algo seco el primero y dura la segunda. En cualquier caso, como en el tema de la rumorosidad del motor, no resulta importante porque no hay que aplicarse demasiado (léase dejarse el empeine y la mano izquierdos) para accionarlos. Y es que la Vision es una motocicleta muy confortable, ideal para realizar largos trayectos (depósito de combustible de 22,7 litros) y que, a pesar de su apariencia, pone las cosas muy fáciles a su propietario.

Mucho de serie

Victory Vision Tour: 'USA is different'


El equipamiento con el que esta custom rutera sale de la línea de montaje, incluido en su precio, merece mención aparte. Encontramos detalles como puños y asientos calefactables, pantalla regulable en altura eléctricamente, control cruiser, equipo de música con posibilidad de conexión de un MP3, maletas laterales y baúl trasero, y ABS con sistema de frenada combinada. Y es la frenada otro de los apartados en los que acabamos sorprendidos, porque, incluso con su peso (con carga y pasaje puede irse a cerca de seiscientos kilogramos), no lo hace nada mal.

En el tren delantero monta dos discos de cara300 mm de diámetro, con sendas pinzas de tres pistones. Tres pistones porque cuando frenamos de detrás entra en funcionamiento sólo uno de ellos (además del disco posterior de 300 mm con pinza de dos pistones), mientras que al frenar de delante lo hacen tan sólo los otros dos. Lo que mejor define este sistema de frenada combinada es un mordiente suficiente y un buen tacto, algo que viene muy bien para detener una motocicleta de las características de la Vision. Por otra parte, hemos de decir que el ABS es demasiado intrusivo al frenar de delante, al hacer acto de presencia mucho antes de ser realmente necesitado.

El precio de la Vision Tour ABS en color negro es de 23.900 euros, mientras que si la queremos en blanco Perla habremos de pagar 24.300. La azul Ocean y la granate Cherry están a la venta a un precio de 24.500 euros. Es una cantidad algo elevada la que hay que desembolsar por una motocicleta como ésta, pero tendréis que tener en cuenta que os haréis con un producto exclusivo y diferente. Con el tope de gama de la firma norteamericana. Con lo más de lo más de Victory.


Juanan Martín
Fotos: Oleguer Serra

La alternativa

Suzuki GSX 1300 R Hayabusa: La moto bala

La reina de la velocidad, así se ha conocido a la Suzuki Hayabusa durante mucho tiempo, la bestia de Hamamatsu, renueva muchos de sus componentes conservando su esencia de moto bala.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"