Yamaha MT-03: Sorprendente 2006

Publicado el 27/05/2010


Vota

1 0

A primera vista parece una moto de diseño. Realizada por petición del importador francés, resultará extraña a los ojos de motoristas poco habituados a los mercados supermotard, pero uno se pregunta cómo puede ir tan bien...

Yamaha MT-03: Sorprendente

No entiendo por qué disfruté tanto. La ruta planeada por Yamaha para la prueba de lanzamiento de la MT-03 incluía una de las mejores carreteras de Europa desde el punto de vista motociclista. Un camino serpenteante de suave asfalto que recorre la espectacular Costa Brava, desde Sant Feliu de Guíxols hasta Lloret de Mar.

Pero no la pude encontrar al primer intento. Antes de llegar a la carretera conocida como "de las 320 curvas" me perdí poco después de dejar el hotel, ya que tuve que desviarme por unas obras.

Más perdido que un...

Yamaha MT-03: Sorprendente

Con cualquier otra moto y cualquier otro día, me habría vuelto loco intentando encontrar la ruta correcta. Pero la nueva Yamaha MT-03 era tan manejable, cogió las curvas con tanta facilidad y rodó tan suavemente por las carreteras de Sant Feliu, que dar vueltas por la ciudad fue puro placer, sin importarme en absoluto hacia dónde me dirigía. Tal vez Yamaha debería haber incluido esta diversión en el plan de ruta. Cuando al fin la encontré, la famosa carretera de la costa no me decepcionó.

Pero al final del día, la MT-03 me dejó impresionado tanto por su eficacia en ciudad como por su habilidad en curvas. Después de todo, la mayoría de las nuevas motos resultan muy divertidas en curvas, pero muy pocas habrían demostrado tanta destreza entre el tráfico urbano como la nueva Yamaha. Esta increíble habilidad para obtener lo mejor de una carretera aburrida es uno de los atributos que comparten la MT-03 y la MT-01, su predecesora en la gama de Yamaha conocida como Torque Sports (N. del R.: una nueva familia de motos deportivas, pero basadas en propulsores con mucho par motor).

Y no era una coincidencia. Esta nueva monocilíndrica de 660 c.c. de cubicaje es muy diferente de la gran bicilíndrica en V de 1.670 c.c. con la que se inició la saga MT hace un año. Pero, además de compartir las mismas iniciales, estas dos Yamaha tienen un mismo esquema de diseño que prioriza tanto el estilo y el carácter como las prestaciones.

Misma familia MT

Yamaha MT-03: Sorprendente

A pesar de que ambas motos presentan diferencias obvias en cuanto a dimensiones físicas y capacidad y distribución del motor, la MT-03 mantiene un parecido inconfundible con la MT-01 en cuanto a su impresionante imagen avispada, acentuada por algunos rasgos comunes como el manillar casi plano, la instrumentación minimalista y algo que parece un par de silenciosos cónicos elevados.

A la monocilíndrica le falta el volumen y el aspecto amenazador de la bicilíndrica, pero lo compensa con algunos componentes visuales interesantes, como el amortiguador trasero, montado horizontalmente a lo largo del motor, en el lado derecho de la moto (paradójicamente, como el que se montó en el prototipo de la MT- 01, pero no en la de serie). Yamaha afirma que la etiqueta Torque Sports incluye a ambos modelos, aunque de distinto modo: mientras que la MT-01 es todo par, la MT-03 se concentra en la parte deportiva, la otra mitad de la ecuación, especialmente en su ágil manejabilidad, que se consigue gracias a un chasis simple pero efectivo.

Aunque su motor de cuatro válvulas y refrigeración líquida sólo alcanza una potencia máxima de 45 caballos, la 03 está lejos de ser una auténtica deportiva. Su peso declarado en vacío es de 174 kg, lo que la hace algo más pesada que la Yamaha YZF-R1, tres veces más potente. Pero el motor monocilíndrico es bastante ligero y ágil, y se nota vivo y con buena respuesta.

Motor y diseño

Yamaha MT-03: Sorprendente


Este propulsor, bastante escondido para esta monocilíndrica, proviene directamente de los modelos trail XT 660 R y supermotard XT 660 X, presentados hace un par de años, y su mecánica se ha mantenido intacta. Pero tanto el sistema de toma de aire como el de escape son nuevos y se han ajustado para mejorar las prestaciones a bajo y medio régimen. El escape termina en lo que parecen dos tubos de escape bajo el asiento, pero de hecho es una única cámara. El airbox es mayor que el de su equivalente XT y se ha retocado la inyección para potenciar los bajos, a pesar de que esto hace perder 3 caballos de potencia a altas vueltas.

Con todos estos cambios, al final se obtiene una potencia máxima bastante modesta de 45 caballos a 6.000 vueltas. Gran parte del esfuerzo invertido en el diseño de la MT-03, obra de Michael Uhlarik, se enfocó en otorgarle una manejabilidad ligera pero estable, y en concentrar los componentes en la parte delantera de la moto para que tuviera una imagen musculada que gusta o no gusta (si quieres darnos tu opinión nos la puedes enviar al e-mail solomoto30@ alesport.com), pero que no te dejará indiferente casi nunca.

Con esta idea en mente, el motor, sujeto por el bastidor tubular de acero, se ha montado tan adelantado como ha sido posible, y algunos componentes como la batería y el depósito del aceite se han ubicado bajo el depósito de gasolina y delante del motor, respectivamente. Además de resultar espectacular, la posición inusual del amortiguador también ayuda a trasladar peso hacia delante, por lo que, al fin, más de la mitad del peso estático de la moto se encuentra sobre la rueda delantera.

Estilo supermotard

Yamaha MT-03: Sorprendente


La posición de pilotaje también está adelantada a propósito, lo que coloca al conductor muy inclinado hacia delante para así poder alcanzar el ancho manillar; aunque tiene que mirar muy hacia abajo cuando se quiere controlar el cuentakilómetros digital y el pequeño tacómetro analógico del panel de mandos. Gracias a que el asiento es bajo (805 mm) y a que los controles se accionan fácilmente, Yamaha espera que una parte importante de los compradores sean féminas (a propósito, a las periodistas italianas que acudieron a la presentación les encantó la moto). Y aunque yo soy alto, la moto no me resultó incómoda.

La velocidad en línea recta no es uno de los puntos fuertes de la MT- 03, sobre todo debido a que el motor XT 660 no es muy potente, incluso comparado con monocilíndricas estándar, aunque resulta bastante flexible y es una gozaba llevarlo. De hecho, me impresionó más la entrega de potencia de la MT a bajas vueltas que las prestaciones del motor XT durante la presentación en Australia de hace dos años; por lo que parece que le han añadido un poco de potencia adicional en bajos. También me alegré al comprobar que la Yamaha emitía un agradable sonido a través de su doble escape elevado. También se han acortado un poco las marchas.

Esto hace que la MT salga de los semáforos con más fuerza, a expensas de ir más alto de vueltas en carretera abierta. No obstante la 03 se notaba muy relajada circulando a 110 km/h, aunque a través de los reposapiés me llegaba una pequeña vibración, en particular, cuando alcancé la línea roja de las 7.500 vueltas. Esto motivó que cambiara pronto de marchas, casi siempre sin problemas, aunque la caja me dio un par de puntos muertos falsos. Inevitablemente, el hecho de que el motor monocilíndrico proporcione una entrega de potencia suave a bajas vueltas restringía las prestaciones a altas velocidades.

Circulando muy rápido por un tramo curvo de suave bajada, la Yamaha empezó a moverse un poco, exactamente a 160 km/h, a la vez que me colgué del manillar para protegerme del frío viento invernal. Incluso cuando me encorvé en un vano intento de resguardarme detrás del pequeño panel de mandos, la moto de Iwata no mostró ninguna intención de poder ir más rápido. Tiene sus evidentes limitaciones. La capacidad del depósito es de tan sólo 15 litros, por lo que, evidentemente, no es la moto del mercado que puede recorrer más kilómetros sin repostar, aunque su autonomía de más de 150 km resultará más que suficiente para la mayoría de sus propietarios.

Diversión asegurada

Yamaha MT-03: Sorprendente


Por lo menos, estos amplios manillares me proporcionaron un gran brazo de palanca en la carretera de la costa, en cuyas curvas cerradas raramente necesité girar más de un tercio de su radio máximo. A pesar de que su geometría de dirección es bastante conservadora (su ángulo de lanzamiento es de 26 grados, un grado más abierto que el de la supermotard XT 660 X), la moto se desliza sin esfuerzo por las curvas y marca muy bien las trazadas gracias a la suspensión bastante blanda que proporcionan los amortiguadores tipo roadster, de 130 mm de recorrido el delantero y de 120 mm el trasero.

Quizás el amortiguador trasero se podría ajustar mejor en algún momento, pero en general la moto trazaba bien y tenía suficiente distancia al suelo como para poder probar el agarre de los neumáticos Dunlop de 17 pulgadas. En muchas ocasiones y no sólo en ciudad, quedé muy satisfecho de la agilidad de la MT-03 cuando al tomar las curvas me encontré el asfalto cubierto de arena arrastrada por las recientes lluvias torrenciales. Afortunadamente, la potencia del freno de la Yamaha era de toda confianza, sobre todo en el caso del delantero, muy bueno y sensible, compuesto de pinzas de cuatro pistones y discos de 298 mm tomados de la FZ6.

Estos potentes frenos también fueron muy útiles en ciudad, donde la posición de pilotaje elevada proporcionaba una buena visibilidad. Por otra parte, su gran maniobrabilidad y el generoso ángulo de giro de la rueda delantera ayudaban a pasar por cualquier sitio que fuera un poco más ancho que los manillares.

¿Bonita o fea?

Yamaha MT-03: Sorprendente

...diferente Otro tema igualmente importante es el diseño. La MT tiene un estilo llamativo y diferente a todas las motos (aunque se parece algo a la MT-01) y está bien hecha como para atraer las miradas cuando la dejé aparcada frente a un café en Lloret de Mar.

Pero además, existe una gran gama de accesorios para mejorarla tanto estética como funcionalmente, desde protectores de manillar y una pantalla derivabrisas, con lo que todos encontrarán su MT-03.



Roland Brown
Fotos: Yamaha Motor Europe

La alternativa

Lógica pasional por la Kawasaki ER-6n

¿Puede una moto aglutinar términos tan antagonistas como lógica y pasión? La Kawasaki ER-6n, sí. La lógica la firma su vocación eminentemente práctica y la pasión está refrendada por los 60.000 usuarios que han quedado prendados de esta naked desde su aparición en 2006.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"