Yamaha Nmax 125 2018 (prueba): El orgullo de Iwata


Vota

0 0

El pequeño Nmax está completando su tercera temporada como el Yamaha más vendido en España, devolviendo a la firma japonesa algo que no tenía desde 2009...

Yamaha está consolidada en el mercado español como la segunda marca en cantidad de motos nuevas matriculadas (motocicletas y ciclomotores), despachando entorno a 25.000 unidades anualmente en nuestras fronteras. El prestigio del fabricante japonés está fuera de toda duda y su capacidad para liderar las tendencias del ramo de las dos ruedas y para construir productos innovadores, fiables y atractivos se ha disparado en el último lustro.

En sus filas encontramos algunas de las monturas más deseadas por la parroquia motorista, como la súperdeportiva YZF-R1 o la elitista T-Max 530, pero además la casa de los diapasones dispone de un completo catálogo en el que encontramos gamas tan exitosas como las naked MT, tan polivalentes como las sport-touring Tracer, tan seductoras como las neoretro XSR, o tan aventureras como las famosas Tènèrè, sin olvidarnos de sus revolucionarias Niken y Tricity de tres ruedas.

Este despliegue de cualitativas motocicletas de toda índole incluye además una de las flotas de scooters más variada del mercado encabezada por los populares X-Max (125, 300 y 400) y apoyada por la denominada gama Urban Mobility que, como su propio nombre indica, se circunscriben a una utilización totalmente urbana y funcional.

Precisamente aquí, en la más 'insignificante' de las gamas de Iwata habita un menudo scooter de 125cc, el Nmax, que aterrizó sin mucho ruido en los concesionarios españoles a mediados de 2015 y que poco a poco fue mejorando sus resultados comerciales hasta convertirse en el Yamaha más vendido en nuestro país en 2016, 2017 y -va camino de serlo- también en 2018. Pero es que además, este compacto GT ha conseguido algo que la firma nipona no lograba desde 2009: colarse en el 'top 5' del ranking de matriculaciones absoluto por modelos, algo que había logrado por última vez el X-Max 125 en 2009 (cuando fue 4 de la clasificación) y que no se repetía hasta que en 2017 el Nmax obtuvo también la 4 plaza con 4.311 uds. vendidas (en 2018 mantiene la posición). Podemos decir que el Nmax 125 se ha convertido, como indicamos en el titular de este reportaje, en todo un orgullo comercial para Yamaha...

Así que nos hemos subido nuevamente a este scooter de octavo de litro -que ya habíamos probado en su presentación internacional en 2014- para conocer la puesta a punto que recibió el año pasado con la entrada en vigor de la normativa europea Euro 4 y, de paso, repasar las claves que han llevado al Nmax a convertirse en el Yamaha más solicitado en las tiendas españolas...

La agilidad y maniobrabilidad con la que discurre en el denso tráfico urbano es uno de sus principales argumentos. Se trata de un scooter en formato GT compacto que apenas marca los 130 kg en la báscula y cuyas contenidas geometrías (tan sólo 1350 mm de distancia entre ejes) y baja altura del asiento (765 mm) permite que sea gobernado con suma docilidad por todo tipo de conductores y, sobre todo, conductoras.


Su adaptación a la ciudad es magistral convirtiéndose en uno de esos escurridizos vehículos que se cuela por cualquier parte con total facilidad, gracias a su menudo cuerpo y su cerrado radio de giro: se filtra entre los coches y 'ratonea' a su antojo para adaptarse a las necesidades de todos esos usuarios de ciudad cuyo tiempo es oro...

Para avanzar con solvencia en esas congestiones de tráfico, el Nmax equipa un motor de 125cc y refrigeración líquida 'Blue Core', una compacta mecánica de reducidos consumos (2,2 litros a los 100 km declarados por la marca, aunque en nuestra prueba estuvo más cercano de los 3) que ya supera la EU4, y que en su día fue la primera entre los scooters Yamaha en contar con una culata de 4 válvulas con un nuevo accionamiento de válvula variable (VVA), una tecnología que cambia entre dos árboles de levas distintos en función de la velocidad del motor.

Este mecanismo mejora la combustión para reducir el consumo, y además proporciona una curva de par más suave y lineal, mejorando así la respuesta del acelerador especialmente en bajos y medios.

Este motor que entrega casi 13 CV de potencia ofrece un alto par, con mucha finura de marcha, un tacto casi eléctrico y una aceleración constante desde abajo. Su nivel de vibraciones y rumorosidad es casi inexistente. Se ha dado prioridad a que la mayoría de esa potencia se entregue en la zona baja y media, y es algo más perezosa a altas vueltas, aunque es capaz de llegar a alcanzar unos meritorios 110 km/h superando a sus rivales de segmento, unas velocidades adecuadas incluso para uso interurbano.

El Nmax cuenta bajo los plásticos con una parte ciclo sencilla pero solvente. Usa un bastidor de tubos de acero de paso elevado por la plataforma, es decir, con "túnel" central que contiene el depósito de combustible, una configuración que ofrece una gran rigidez al conjunto permitiendo una conducción más estable que no merma los ágiles cambios de dirección. Cuenta además con soportes del motor enlazados que utilizan silent blocks que minimizan las vibraciones.

El tren trasero cuenta con doble amortiguador de doble etapa con un recorrido de 90 mm. Ambas llantas son de 13 pulgadas (un neumático delantero de 110/70-13 y un neumático trasero ancho de 130/70-13) que priman la agilidad y capacidad de zigzagueo entre coches antes que la estabilidad. Tanto chasis como suspensiones aguantan con corrección los maltratos del asfalto urbano.

La frenada cuenta con dos discos de freno en ambos trenes, de 230 mm, con un tacto de mordiente justo pero buena progresividad, apoyados por un sistema ABS que evita los deslizamientos indeseados de los neumáticos.

A pesar de su compacidad general, el Nmax 125 acoge con un correcto confort a dos ocupantes. El asiento es de doble escalonado. El conductor encontrará una postura cómoda y erguida, cercana al manillar para un fácil gobierno de la dirección, y con un segundo nivel en las plataformas que le permitirá estirar ligeramente las piernas. Es una ergonomía, obviamente, ideada para cortos desplazamientos en ciudad. La protección aerodinámica es escasa. El pasajero cuenta con amplios asideros y estriberas plegables.

La capacidad de carga es elevada para tratarse de un compacto GT, y semejante a la dos sus principales oponentes, el Honda PCX y el SYM Jet14. Bajo el asiento podemos albergar un casco integral y algún objeto cotidiano más de tamaño medio. La apertura del asiento, que se realiza desde el contacto, cuenta con bisagra para facilitar el acceso y mantenerlo abierto. Echamos en falta una luz de cortesía para iluminar el hueco. Dispone además de dos guanteras abiertas donde depositar pequeños objetos personales, pero en las que no encontramos toma de corriente.

Cuenta con un buen equipamiento, en el que encontramos casi todas las luces con tecnología LED, tanto para los conjuntos ópticos delantero como trasero (usa bombillas halógenas para intermitentes), y con un panel de instrumentación completamente digital, una pantalla LCD con retroiluminación LED y amplia información. Ofrece otros detalles como cerradura de contacto con obturador del bombín, cerradura para el tapón de gasolina, y para estacionar propone tanto caballete central como lateral.

El producto queda empaquetado con una imagen dinámica y de trazos agradables, que inspira cierta deportividad aunque no tanto como sus 'hermanos' de la saga Xmax. Además, se percibe positivamente la calidad general constructiva, con el uso de materiales de imitación del carbono y buena finición. Con un precio de 3.099 €, el Nmax 2018 está disponible en tres colores: Matt Gris, Viper Azul y Milky Blanco.

Características clave del Yamaha Nmax 125 2018

- Motor de 4 tiempos de 125 cc con refrigeración líquida y homologación EU4

- Válvulas de distribución variable (VVA) para una potente aceleración

- Consumo de gasolina: entorno a los 3 litros a los 100 km

- ABS de serie con discos delanteros y traseros de 230 mm

- Compartimento de almacenamiento bajo el asiento para un casco integral

- Dos guanteras abiertas

- Llantas de 13 pulgadas con neumático trasero 130

- Faros LED

- Instrumentación LCD

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Fotos de la Yamaha N-Max

Fotografías por: Sessantuno (Guillem Hernández)
 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • Edu
    Edu 21-09-2018

    ¿Qué tal de dimensiones para alguien de 1'90m? La PCX la descarto por ese motivo y la Nmax parece con más espacio para las piernas.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"