Yamaha WR 450 F Johnny Aubert: Exquisita

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Ponerse a los mandos de la Yamaha WR 450 F con la que Johnny Aubert conquistó el de E2 es un privilegio para cualquier piloto del planeta. No en vano, se trata de una moto completísima en todos los aspectos increíblemente fácil de llevar.

Yamaha WR 450 F Johnny Aubert: Horquilla

Por extraño que pueda parecer, el éxito de la fórmula ganadora de la WR 450 F no recayó en Johnny Aubert, sino en el acertado trabajo de evolución que en su día hizo Stefan Merriman en Yamaha. El australiano, cuya pequeña estatura nunca ha acompañado a su enorme talento como piloto, ha pasado siempre por ser uno de los mejores probadores del mundo, y por desarrollar motos lógicas, fáciles de llevar para cualquier tipo de piloto. Lo hizo en Yamaha hasta 2006 y durante las dos últimas temporadas en Aprilia. Su huella y experiencia quedaron plasmadas en la moto de Johnny Aubert, y así lo afirman los mismísimos responsables técnicos del ya extinto Yamaha UFO Corse tras su última aparición en el Mundial de Enduro después de una década de participación y cinco títulos en su haber. La herencia de Merriman significa un camino inverso en la evolución de una moto. Tal era la confianza en las apreciaciones del australiano, que el Yamaha Ufo Corse, en vez de evolucionar la moto a partir de los nuevos modelos de Yamaha, adaptaba a la medida de Aubert los cambios hechos en su día por el pequeño aussie a los nuevos modelos que han ido apareciendo desde entonces. Sobre la base de la nueva generación de Yamaha WR 450 F standard con chasis de aluminio, el Ufo Corse de Vito Consoloni fue introduciendo pequeñas modificaciones. La primera, un volante de inercia con más peso para conseguir una moto menos agresiva sin quitarle ni un ápice del nervio propio de una 450; un CDI de la fi rma Vortex, y, como buenos italianos, un escape Leo Vince, con una cámara de resonancia en el colector y con la parte delantera de la curva del mismo reforzada. Un pistón Vertex de alta compresión y de un solo segmento, la eliminación del arranque eléctrico y un desarrollo del cambio de 13/50 completan la preparación del propulsor.

El resultado es un motor con una entrega de potencia lineal, lo que lo hace muy fácil de pilotar. Es un motor dulce que permite a Jonhy Aubert abrir gas sin contemplaciones, y así explotar al máximo su estilo de pilotaje agresivo. El desarrollo del cambio dispone de una primera muy corta, con una segunda y una tercera muy aprovechables. Especialmente esta última, que al ser tan versátil te permite afrontar una especial sin casi tener que cambiar. Sin duda, la respuesta sin altibajos en el propulsor tiene mucho que ver, y es que puedes abrir gas con el motor muy bajo de revoluciones, consiguiendo una alta capacidad de tracción que se traduce en unas aceleraciones impresionantes. Con este tipo de desarrollo, la primera es muy útil en trialeras, o bien en los pasos más difíciles de las extremas, en los que necesitas más precisión que velocidad. La segunda queda reservada para las curvas más cerradas, y la tercera es la marcha más utilizada por Aubert. El encendido Vortex permite elegir entre dos mapas de potencia, uno con plena potencia y otro más suave para condiciones de poca adherencia; hemos de decir que el cambio entre uno y otro es realmente significativo, y que, por tanto, nos parece muy útil.

La joya del enduro

Yamaha WR 450 F Johnny Aubert: Manillar

Las suspensiones Kayaba de serie han sido substituidas por la preparación de Solva, tanto en la horquilla delantera como en el monoamortiguador trasero. La horquilla con barras de 49 mm de diámetro se sujeta al bastidor por medio de unas tijas mecanizadas en aluminio de la misma Solva. El manillar es un Renthal Twin Wall 997 con unos soportes más altos, para evitar golpes en las rodillas en las inclinaciones más fuertes. Con este mismo fin se han instalado unas espumas en la parte inferior del manillar para proteger las piernas del francés de los soportes del embrague y del freno. Otros cambios significativos en la posición de conducción de la WR del Team Ufo son el depósito de gasolina de procedencia YZ-F y un asiento de dos niveles rebajado en la parte delantera. Los frenos también reciben importantes modificaciones.

La bomba del freno delantero se ha sustituido por una similar a las utilizadas por Honda, el disco es un Newfren fl otante de 260 mm de diámetro, mientras que en el freno trasero el disco ha dejado paso a uno tapado, que incrementa la dureza de las pastillas en condiciones extremas de barro. Estas modificaciones sumadas a un chasis reducido hacen que la WR oficial sea mucho más ligera y manejable que la moto de serie. Las suspensiones se caracterizan por un taraje muy duro en el tren delantero, combinado con un tren trasero blando y sensible en la primera parte de su recorrido. De este modo, la moto carga mucho peso en el tren trasero, por lo que la tracción es uno de sus puntos fuertes. El reglaje duro de la horquilla hace que la estabilidad aumente de manera muy significativa en las zonas rápidas, y sobre todo en los baches, donde el origen crossero de Aubert marca las diferencias. Con ello se pierde un poco la característica entrada en curva de las WR, pero claro está que el francés prefiere marcar diferencias en las partes veloces de las especiales.

Las mejoras introducidas en los frenos hacen que su comportamiento sea realmente
impecable. El freno delantero destaca por su tacto y por la enorme potencia, que nos permite frenar con un solo dedo. Resulta increíble que sólo con cambiar la bomba y el diámetro del disco un freno pueda mejorar de manera tan significativa. El freno trasero nos ha parecido muy correcto.

Desde luego que el comportamiento de la Yamaha de Aubert cambia respecto a la moto de serie, pero lo que está claro es que ésta supone una base excelente sobre la que desarrollar una moto de carreras. Los cambios introducidos son significativos, pero cabe tener en cuenta que muchos de ellos están disponibles en el mercado de la industria auxiliar.


Texto y fotos: Nicki Martínez
Con la colaboración de Xavi Galindo

La alternativa

Suzuki RM-Z 450: Injection

La japonesa Suzuki presenta la montura más innovadora de la temporada 2008. Sin lugar a dudas, las prestaciones de este modelo son las más novedosas, por lo que se demuestra que la tecnología de la marca amarilla es un referente.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"