Yamaha X 1200 Z Super-Tenéré: Un buen renacimiento 2012

Publicado el 13/12/2012


Vota

0 0

Yamaha ha aprovechado el tirón y el éxito que en este momento están teniendo las maxitrail para relanzar un modelo mítico: la Yamaha Super-Teneré. Esta preciosa 1200 es una moto diseñada desde cero para seducir a los más viajeros, haciendo hincapié en la robustez, fiabilidad, manejabilidad y espíritu aventurero que se asocia ineludiblemente a la Super-Teneré.

El desierto del Teneré es uno de los más áridos del mundo. Era también conocido por albergar el sagrado árbol del Teneré, una acacia que sirvió durante siglos a Tuaregs, exploradores y comerciantes como punto de referencia. Era el único árbol en 400 Km a la redonda... hasta que un conductor chocó contra él confirmando una vez más la premisa de que cuando se conduce un vehículo, este va allá donde miremos. Suponemos que siendo lo único a la vista distinto de arena el conductor iría mirando el árbol...
El caso es que e
n 1979 Thierry Sabine deambuló por el desierto del Teneré con su Yamaha XT500, al perderse mientras competía en el Rally Abidjan-Niza. Thierry fue rescatado “in extremis” de las dunas del desierto pero la experiencia le marcó tanto que después madurar la idea de cómo dar a conocer la belleza de este desierto y su gente impulsó la creación del mítico Rally París-Dakar. 
La marca del diapasón decidió sacar en 1983 una replica de las motos que habían competido en el Dakar los años anteriores, -ganando las dos primeras ediciones- dándole el nombre de la etapa más dura del rally: la Yamaha XT600Z Teneré
Gracias al éxito en ventas Yamaha sacó 5 modelos más hasta el 94 y continuó en 2008 con la saga XT660.

¡¡¡En marcha!!!

Lo primero que me sorprende es la indiscutible rápida adaptación y comodidad que propicia esta Super-Teneré. Y  es que poco más os puedo contar sobre la ergonomía de esta Yamaha: salta a,la vista que es una moto muy grande -261 kilos- pero pese a eso tampoco es demasiado alta ya que con una estatura estandar llego bien el suelo con ambos pies, entre otras cosas gracias a la estrechez del chasis y del depósito a la altura del asiento. El asiento es cómodo y mullido por lo que los kilómetros pasan sin apenas darme cuenta y la pantalla es regulable en varias posiciones... aunque resulta algo estrecha y el aire me da en los hombros. En Yamaha deben saberlo porque ofrece como accesorio unos deflectores laterales para mejorar este punto. El confort general se ve respaldado por las escasas vibraciones del bicilíndrico y una posición perfecta en los estribos y el manillar.
Me sorprende igualmente la suavidad del motor y la docilidad de una moto que, como os he contado al principio, impresiona por su volumen. Incluso en la curva deportiva del régimen, destaca la progresividad y dulce entrega de potencia. Puede que para muchos aventureros radicales esta XTZ resulte incluso algo falta de “picante”. Se puede decir que los CV que nos entrega son de tipo percherón y no de pura sangre... pero desde luego para el uso rutero para el que -sin duda- esta moto fue diseñada es toda una delicia.
En cuanto al cardan, deciros que sus reacciones son muy neutras y es también muy poco ruidoso.

El secreto está delante

Pero lo que más me llama la atención dinámicamente es la eficacia y rigidez del tren delantero, una de las grandes bazas de esta moto. Gracias al tren anterior se consigue una estabilidad, un control y un comportamiento perfecto incluso en zonas reviradas donde una moto tan grande se desenvuelve -sorprendentemete- como pez en el agua.
Aun así, siempre hay detalles ligeramente mejorables como es el hueco que queda entre los relojes y la horquilla, ese cable de acelerador que tapa ligeramente la visión del reloj digital o la regulación de las manetas
Por otro lado, a pesar de ser ultratecnológica y de incluir dos modos de motor, control de tracción regulable en tres niveles de intervención y frenada combinada "inteligente" con ABS, se puede decir que su estructura es -pese a eso- tradicional. Monta suspensiones de calidad con muchas posibilidades de regulación pero más o menos convencionales, con una horquilla invertida de 43 mm de diámetro, regulable en todos los sentidos: precarga del muelle e hidráulicos en compresión y extensión. El monoamortiguador trasero también es multirregulable y se puede graduar con un mando muy accesible en el lateral derecho, debajo del asiento y sin necesidad de herramienta alguna.

Mecánica a tope

Incluso aunque no se sea aficionado a la mecánicano, la XTZ es tan interesante que invita a un examen más profundo. El propulsor es un bicilíndrico paralelo al estilo del que hizo famoso el primer modelo de la familia hace 20 años pero elevado hasta los 1200 cm³ y proporcionando 110 CV de potencia a 7.250 rpm, Personalmente creo que unos 10 o 15 CV de más no le vendrían mal...  
En cualquier caso equipa una más que eficaz inyección electrónica con la posibilidad de elegir dos curvas de potencia –Sport y Touring- y un intervalo de encendido similar al de su hermana deportiva R1 -Crossplane- o sea, el cigüeñal calado a 270°-lo que mejora la tracción suavizando la entrega de potencia aunque produzca un poco más de vibraciones.
Aunque según el banco de potencia, las curvas de ambos son prácticamente calcadas y la potencia máxima es la misma (casi 99 CV). Para ello, se han montado dos árboles de equilibrado. Además, también cuenta con tres posiciones de control de tracción.
En TC1 evita casi totalmente el deslizamiento de la rueda trasera; puedes acelerar a tope en primera con el suelo mojado y la moto ligeramente inclinada y apenas pierde tracción, corrige inmediatamente con mucha suavidad y sin apreciar tirones ni petardeos.
En el modo TC2, si conduces por pistas de tierra, el sistema te permite hacer largas derrapadas controladas aunque, en realidad, llevas un control de tracción. Y si pones el interruptor  en “off”, es decir, apagas el control de tracción entonces también puedes seguir haciendo esas grandes derrapadas, incluso más largas y más cruzadas… pero ya es cuestión de que te atrevas.
La Super Teneré incorpora la aceleración controlada por circuito integrado (YCC-T) con el mencionado control de tracción de 3 etapas; es posible desactivar dicho sistema para aumentar la tracción de la rueda trasera en off-road. La moto también dispone del exclusivo sistema de gestión del motor regulable D-MODE de Yamaha.

Una frenada muy inteligente

Estaba dejando para el final de la parte técnica el tema de los frenos con ABS “inteligente” pues también me ha sorprendido gratamente su funcionamiento. Tiene un uso excelente en carretera y -sobre todo- en off road. Utiliza un sistema de frenada combinada con antibloqueo de última generación que manda presión a los dos trenes cuando frenamos únicamente con la maneta. Si pisamos también el pedal, los efectos se independizan, repartiendo la frenada de manera selectiva según la carga y velocidad pero sin bloquear nunca las ruedas y buscando siempre la máxima eficacia. Por cierto, el ABS no se puede desconectar salvo que quitemos el fusible específico. Sea como sea no es un ABS deportivo pero funciona bastante bien y la sensación en carreteras sin muchos baches es que no alarga excesivamente la frenada.
Pese a los matices, en la práctica me impresionó su eficacia. En pistas de tierra puedes frenar como si estuvieras sobre asfalto y no notas ninguna vibración en la maneta ni el pedal y la moto siempre se siente muy neutra, mientras comprime y frena muy equilibradamente.
No se le puede poner ninguna pega al sistema; puestos a hilar muy fino, en puertos de montaña, en trazados con muchas curva, tal vez eche de menos un poco más de potencia en la frenada o tener que hacer menos fuerza en la maneta. Aunque no olvidemos que estamos conduciendo una Super-Teneré; una moto para tipos duros. Una moto sinónimo de aventura, competición, velocidad, desafío...
¿Te atreves con una?

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"