Yamaha XMax Iron Max 2019 (prueba): Broche de acero


Vota

0 0

La cuarta generación del exitoso megascooter deportivo de Yamaha ya tiene su edición especial Iron Max, colofón de exclusividad y distinción.

La casa de los diapasones tiene la costumbre de configurar una versión 'deluxe' de cada de una de las generaciones de su popular saga XMax. Todas las generaciones que conocemos desde su lanzamiento en 2006 han sido acompañadas en el catálogo con una edición especial que incrementa todavía más la exclusividad de un modelo ya de por sí premium -la Black Max de 2009, la Sport Max de 2011 y la Momo Design de 2013-, así que no es de extrañar que, tras la llegada en 2017 de la cuarta generación, las tres cilindradas que conforman en la actualidad la familia (125cc, 300cc y 400cc) dispongan a partir de este año de un acabado que intenta satisfacer a todos aquellos usuarios que desean sentirse y sentarse a bordo de un vehículo todavía más distinguido, atractivo y especial.

Llegan así para 2019 las nuevas XMax Iron Max disponibles, como decíamos, para las tres versiones con un sobre precio de 400 € sobre el modelo estándar, es decir, 5.199 € la 125cc, 6.199 € la 300cc y 7.199 € la 400cc.

El comprador recibirá a cambio una edición que añade, sobre la base del modelo estándar, una serie de elementos cosméticos que buscan generar una presencia todavía más cualitativa. No hay la más mínima modificación a nivel de motor, parte ciclo, equipamiento, carrocería, etc. y todos los cambios o añadidos que encontramos se ciñen a una faceta estética.

Megascooter de alta gama

Es difícil encontrar actualmente en el mercado un megascooter que suba tanto el listón a nivel de percepción constructiva como el XMax. Sus materiales, acabados, finura de ensamblajes, etc. no dejan lugar a dudas de que el japonés es de lo más elitista de su segmento y sólo el Honda Forza le mantiene el pulso en este sentido.

Pero el de Iwata sube un peldaño más en esta versión Iron Max, que para empezar exhibe un exclusivo color Sword Grey (Gris Acero) en su carrocería, nunca antes usado por la marca, una 'piel' que aporta al conjunto un toque elegante generando un fuerte contraste entre las superficies oscuras y aquellos componentes cromados repartidos a lo largo del vehículo.

Otro de los componentes propios de esta edición más llamativos es el asiento. No varía en dimensiones, pero sí en su especial diseño, tanto en costuras como materiales. Se trata de un confortable sillín doble, con respaldo independiente para el conductor y muy amplio para dos personas, en el que destacan los elementos metálicos.

A juego con el asiento, encontramos en el retroescudo las dos mismas guanteras del modelo estándar, pero en esta ocasión tapizadas o acolchadas en cuero en su parte externa, como si de un salpicadero de un coche de alta gama se tratara, aportando sin duda al habitáculo una gran sensación de calidad y distinción. En su interior podemos guardar pequeños objetos e incluso recargar nuestro dispositivo móvil gracias a una toma de 12 V. El compartimento izquierdo sólo se puede abrir mediante el pulsador eléctrico que encontramos bajo el manillar, no así el derecho, de pulsador convencional.

En las plataformas se ubica uno de los elementos más vistosos de esta versión, los reposapiés en aluminio, todo un símbolo de deportividad. Para acabar, redondea el estilismo de esta versión un anillo plateado para el velocímetro, una luz trasera ahumada y, por supuesto, los emblemas 'Iron Max' que lucen en la carrocería remarcando la especialidad y prestigio de este vehículo.

Packs de accesorios 2019

Asimismo, Yamaha España lanza para este año una nueva gama de paquetes de accesorios originales para la familia XMax, que buscan cubrir las necesidades de los clientes en función a sus tipos de usos/desplazamientos.

El paquete urbano 'Urban Pack' (543 €) cuenta con portaequipajes trasero y un top case de 39 litros con acolchado para el respaldo, una bolsa con divisor de compartimento y una pantalla parabrisas alta.

El paquete deportivo 'Sport Pack' (289 €) incluye una pantalla parabrisas deportiva, paneles para los pies con detalles de aluminio, un portamatrículas sport y tapas de plástico.

Finalmente, hay un paquete de invierno 'Winter Pack' (349 €) que incluye puños calefactables y un panel indicador del calor del puño, así como un Apron y un cargador para la batería.

XMax 300 Iron Max

De las más de 370.000 unidades de XMax vendidas desde su llegada en 2006 y que no dejan lugar a dudas de la gran acogida comercial de este modelo, convertido durante años en el gran referente a batir de su segmento, aproximadamente el 25% han sido ediciones especiales.

La predilección de los usuarios hacia estas versiones premium es bastante alta, a pesar de su precio superior, dejando constancia de que el público objetivo al que se dirige la marca japonesa con su saga XMax no contempla el mayor precio superior como un hándicap, y valora antes otros aspectos como la exclusividad y calidad de fabricación de su scooter.

A principios de abril, los responsables de Yamaha organizaron en Barcelona una presentación internacional de sus nuevas Iron Max 2019, un evento al que acudimos tan sólo periodistas de Francia, Italia y España, los principales mercados de scooters del continente (entre los tres países, cubren el 58% del mercado scooter), y en el que pudimos, además de conocer los detalles de estas nuevas variantes, realizar una breve toma de contacto con la versión 300cc y que nos permitió refrescar las grandes virtudes dinámicas y funcionales de una de las familias más vendidas de todos los tiempos.

En España, concretamente, está viviendo una época dorada, pues las tres versiones fueron líderes de sus respectivas categorías durante 2018 y este comienzo de 2019.

Tal y como ya habíamos podido comprobar en las anteriores pruebas realizadas por este medio de las XMax 125, XMax 300 y XMax 400, que a pesar de su diferente cubicaje comparten su estética y la mayoría de su equipamiento, estamos sin duda ante uno de los megascooters más versátiles, por su acertada combinación entre manejabilidad y practicidad para el día a día en la ciudad, y elevadas prestaciones y estabilidad para circular en el extrarradio.

Esta última generación, presentada en 2017, no sólo ha recibido una renovación estética, sino que ha puesto más tecnología al servicio del usuario y un equipamiento más completo con la adopción de un sistema de control de tracción (TCS) de serie -fácilmente desconectable con los mandos del manillar-, grupos ópticos con doble led, un mejorado interface de pulsadores y encendido smart key que nos permite, sin sacar la llave inteligente del bolsillo, usar el mando esférico bajo el manillar para arrancar, bloquear la dirección, abrir el tapón de gasolina o acceder a uno de los huecos bajo el asiento más amplios del mundo de las dos ruedas, en donde podemos guardar tranquilamente dos cascos integrales de cualquier talla además de otros objetos en medio. En su interior tenemos una luz de cortesía led.

El amplio confort a bordo, como ya sabíamos, está asegurado para dos ocupantes. El conductor dispone de una posición bastante erguida, un gobierno directo de la moto, y disfruta de una correcta protección aerodinámica para los trayectos por vías rápidas. El parabrisas es regulable mediante herramientas en 50 mm de altura.

En el uso urbano, tan sólo podríamos penalizar la accesibilidad al habitáculo debido al túnel central y la dificultad para apoyar los pies en el suelo, por culpa no tanto a la altura del asiento (795 mm) como de la anchura de éste, que nos obliga a arquear demasiado las piernas. Más allá de estos dos aspectos, estamos ante un vehículo brillante.

Sus dimensiones y conjunto ciclo ofrece una gran agilidad y capacidad de ratoneo para tratarse de un megascooter. Gracias a un ligero tren delantero, sus cambios de dirección son rápidos y precisos, y apoyado sobre unas suspensiones efectivas, de tarado ligeramente duro, la conducción en carretera de curvas puede llegar a ofrecer ciertas dosis de deportividad.

En el caso de la versión que nos ocupa, la 'media', su gran novedad radica en su propulsor, un monocilíndrico de 300cc -4 válvulas SOHC de refrigeración líquida y 4 tiempos- que integra la tecnología 'Blue Core': acelera mejor, tiene más velocidad punta, consume menos y se compromete con el medio ambiente.

En total declara una potencia de 27,6 CV. En su funcionamiento casi no se perciben vibraciones y ofrece una buena respuesta en bajos y medios, con una finura extrema del acelerador, para escapar de las zonas de tráfico, mediante su par motor muy lineal, de 29 Nm a 5.750 rpm. En carretera abierta, el motor nos invita sin esfuerzos a alcanzar los 140 km/h.

Usa un chasis tubular central de acero, aligerado en 4 kg respecto a la anterior versión y rediseñado específicamente para este modelo para ganar un mayor equilibrio entre fuerza y rigidez. El equipo de suspensiones se compone de una horquilla delantera de tipo MC como la TMAX y un doble amortiguador trasero ajustable en 5 posiciones.

Las ruedas, ahora de 15'' delante y 14'' detrás, dan confianza y un alto equilibrio entre estabilidad y maniobrabilidad. La frenada recurre a frenos de disco -267 mm delante y 245 mm detrás- de los que tan solo mejoraríamos la contundencia del tacto delantero. Se complementa con un ABS de serie que no se hace intrusivo.

Características específicas versiones XMax Iron Max 2019

- Exclusivo color Sword Grey

- Nuevo asiento doble especial

- Acolchado interior de cuero en las guanteras

- Reposapiés de aluminio

- Anillo del cuentakilómetros en cromo satinado

- Gráficos específicos 'Iron Max'

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • Henry
    Henry 01-05-2019

    organizar una prueba y podre opinar... fotos mo me gustan .

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"