Zontes T310 (prueba): Orgullosamente china


Vota

0 0

Zontes no reniega de su 'Made in China' y lanza con orgullo una nueva moto 300 para el A2, ahora en formato trail asfáltica, tan moderna como económica.

Que una marca comercialice motocicletas de fabricación china en nuestro país no es noticia. Ya estamos acostumbrados a sus productos o que muchas empresas con sede europea trasladen su producción al gigante asiático. También es habitual que los departamentos de marketing y comunicación intenten esconder este origen o, al menos, no anunciarlo a los cuatro vientos.

En cambio, lo novedoso es que una firma, delante de un grupo de periodistas, lo anuncie con orgullo e insista en que sus modelos son 100% 'Made in China'. A nadie se le escapa ya que los estándares de calidad de fabricación en aquel país son cada vez mayores, y que sus bienes y tecnología (smartphones, automóviles, compañías aéreas, etc.) van teniendo cada vez más acogida y reconocimiento en el exigente mundo occidental. Que nadie se extrañe, pues, que vaya sucediendo lo mismo en el sector de las dos ruedas...

Una de las primeras en romper ese tabú y no esconder la procedencia de sus motocicletas -y motivo de esta introducción- es Zontes, una marca perteneciente a la corporación Tayo Motorcycle Technology Co. Ltd (gigante con más de 1.600 empleados, avanzados procesos de fabricación robotizados, investigación y altos estándares de calidad e innovación tecnológica, con más de 600 ingenieros en su centro I+D) que ha arrancado hace poco su andadura en la construcción de motos y que, de la mano de un distribuidor de dilatada experiencia como es la empresa valenciana Onex -importadora a España de Ducati, Royal Enfield, Daelim, Mondial o Hyosung entre otras- ha empezado a operar en nuestro país hace pocos meses.

Los primeros modelos en llegar han sido las R310 y X310, una naked y una sport touring respectivamente, que ya han pasado por el equipo de pruebas de Motofan dejando unas notables impresiones centradas sobre todo en su modernidad tecnológica, su estética ultra agresiva y un correcto dinamismo, sin olvidar unos precios 'de derribo' con los que la marca pretende introducirse con fuerza en nuestro mercado.

Ahora llega la tercera integrante de esta emergente gama, la T310, una moto que utiliza exactamente la misma base mecánica, el mismo bastidor, basculante, suspensiones, frenos, llantas, depósito y equipamiento tecnológico, pero que, gracias al concepto modular diseñado por los ingenieros de Zontes, se convierte con unos meros cambios -plásticos de la carrocería y protecciones, manillar, asiento, neumáticos y mayor recorrido de suspensiones, principalmente- en una propuesta distinta, en una trail asfáltica o de uso mixto, que ingresa en uno de los segmentos más efervescentes de los últimos dos años.

Las motos comprendidas entre los 251 y los 500 cc son las que más crecen, siendo las de campo las que experimentan un mayor incremento, con las motos Trail como las más despachadas.
La Zontes se dirige por tanto a una categoría hasta hace poco sin importancia en el mercado pero que, con la llegada del A2 y el auge de las motos trails, ha atraído cada vez a más fabricantes, pues se han convertido en una de las motos de carretera de iniciación más lógicas y buscadas: espaciosas y confortables para dos personas, buena protección, capacidad de carga, largas suspensiones para afrontar con mayor control todo tipo de superficies, facilidad, confianza... En definitiva, motos polivalentes para jóvenes motoristas que las pueden usar cada día o en alguna escapada de fin de semana.

Hoy encontramos modelos de nueva factura como la BMW G310GS, la Kawasaki Versys X 300, la Macbor Montana XR3, la Suzuki Vstrom 250 o la Honda CRF250 Rally, y también otras de cercanas al medio litro como la Honda CB500X, la Benelli TRK 502 o la Royal Enfield Himalayan.

Numeroso grupo en el que la Zontes pretende destacar jugando sus propias cartas que, como hemos podido comprobar el pasado 7 de febrero en la presentación nacional a prensa organizada por la marca en Madrid, pueden generar una buena jugada...

Zontes afronta la difícil tarea de salir del anonimato e introducirse en el mercado español proponiendo, en primer lugar, un precio realmente competitivo y asequible. 4.495 € es todo un reclamo, casi un 'sacrificio' para la marca, que incita a darle una oportunidad a esta T310, sobre todo después de haber conocido su ficha técnica y equipamiento al que no podemos ponerle otro calificativo que premium.

¿Cómo si no podríamos llamarle a una moto que ofrece sistema smart key, iluminación totalmente led, cuadro de instrumentos 100% digital, dos modos de conducción, pantalla regulable eléctricamente, dos tomas de corriente, conmutadores retroiluminados o apertura del tapón de combustible y del asiento eléctrica mediante un botón?
La T310 está plagada de toda una serie de 'pijadas' tecnológicas al servicio del confort y seguridad del motorista que, hasta ahora, solamente estábamos acostumbrados a encontrar en modelos de alta cilindrada. ¿A que ahora os parece una moto todavía más económica?

Las cuestiones estéticas las dejamos a gusto del lector (os dejamos al final de este artículo una completa galería fotográfica donde revisar hasta el más mínimo detalle de su carrocería), no sin antes comentar que, en directo, la Zontes impacta por su diseño agresivo.
Al igual que sus 'hermanas', se le podría achacar cierto exceso o recargamiento en sus plásticos, pues los diseñadores han pretendido exagerar sus volúmenes y formas, a nuestro juicio, pretendiendo transmitir precisamente que estamos ante una moto vanguardista tecnológicamente.

Estética y detalles

Su aspecto recurre a ciertos elementos habituales en el segmento Adventure como el prominente 'pico de pato' frontal, pero en general la T310 busca su propio camino exterior con un grupo óptico delantero muy llamativo con luz de posición DRL en el centro, y unas líneas voluptuosas y modernas. El depósito, que incluye gráficas, está disponible en colores azul metálico o negro.

De serie, equipa unas deportivas llantas de aleación mecanizadas, las barras protectoras ancladas al propio bastidor que cubren los laterales de la moto ante posibles caídas, la parrilla portabultos trasera con base plana para instalar top case, o una placa cubremotor que envuelve la parte interior de los cárteres para salvaguardarlos en conducción offroad.

Destacamos en la zaga el portamatrículas flotante anclado en la parte izquierda del basculante y que también soporta los intermitentes traseros. Se genera una sensación de moto robusta, con aires de 'todocamino' que incita a afrontar eventualmente alguna pista de tierra o tramo off-road ligero, aunque en el fondo estamos ante una trail cuyo hábitat natural será el asfalto, tanto el de las carreteras a las que nos enfrentemos en un viaje de media distancia, como el de las calles de nuestro desplazamientos diarios, pues no cabe duda de que se trata de una montura de pura versatilidad.

A bordo

Una vez subidos a bordo de la T310, nuestra postura es relajada y natural. La posición es la habitual en este tipo de motos, con la espalda erguida y los brazos bien posicionados sobre el alto y ancho manillar (tubo de aluminio de conicidad variable) para un fácil gobierno, yn un triángulo ergonómico que facilita ponerse de pie sobre la moto, apoyándonos en las estriberas dentadas. Nos gustó mucho la forma en que las piernas se encajan a la perfección en el depósito.

Está claro que la ergonomía está estudiada para un uso turístico, de media o incluso larga distancia. La altura del asiento es de 830 mm, algo elevada de cara al acceso a la moto, pero una vez sentados, gracias a la estrechez del sillín, se apoyan fácilmente los pies en el suelo.
El mullido del sillín, más amplio y confortable que el de sus hermanas y de una sola pieza, es satisfactorio. La protección aerodinámica también es notable: entre la generosa carrocería, la cúpula delantera y los paramanos de fundición de serie, el conductor se verá bien resguardado, incluso a altas velocidades. El pasajero cuenta con un amplio asiento y asas traseras.

Observando las piñas del manillar, riquísimas en botonería, diríamos que estamos ante una Gran Turismo 'de lujo'. Al alcance de nuestros dedos pulgares disponemos de múltiples pulsadores, tanto los habituales como otros menos frecuentes (sobre todo en motos de menos de 5.000 €) como el de regulación eléctrica de la cúpula parabrisas, el de selección de los dos mapas de inyección, o el de apertura del asiento o del tapón de acceso al combustible. Excepto el de los intermitentes, todos los botones son bastante ergonómicos.

Como indicábamos, la instrumentación se compone de una única pantalla digital tipo tablet monocromo, de buenas dimensiones y visibilidad, con retroiluminación, donde disponemos de una completa información: cuentavueltas gráfico, nivel de gasolina, nivel de temperatura del refrigerante, velocímetro de grandes dígitos, totalizador/parcial de kilómetros, modo seleccionado (Eco o Sport) y una zona multifunción que muestra el mensaje de bienvenida, velocidad media/consumo medio (desde que el parcial se puso a 0), marcha engranada, estimación del combustible que queda en el depósito junto con la autonomía en km, y el código de error si se ilumina el testigo de avería en el motor (inyección).

Para el encendido o apagado de la moto no hace falta sacarse la llave del bolsillo, gracias al sistema Keyless o de llave inteligente. El bloqueo de la dirección es automático. Incluye además un sistema de hibernación automática de la batería (por cierto, de litio), que evita el agotamiento total de esta cuando, por ejemplo, no se utiliza durante un largo período de tiempo.

Encontramos además en el puesto de conducción otros detalles valorados, como las manetas regulables, una pequeña guantera con tapa bajo el cuadro para guardar las llaves, por ejemplo, o dos tomas de corriente, una junto a la cúpula tipo USB para conectar a ella un smartphone o navegador GPS, y otra de 12V bajo el depósito por el lado izquierdo, para conectar accesorios eléctricos como puños calefactables o ropa térmica.

En general, la calidad de materiales de todos estos componentes es correcta, así como los ensamblajes, creando una sensación que sin bien denota el nivel 'low cost' de la moto, está muy por encima de las expectativas que se pueden tener sobre una moto tan económica.

Parte ciclo

Entrando en el conjunto ciclístico, la T310 es una casi gota de agua respecto a sus hermanas X y R. Usa el mismo chasis simple tubular de acero (hay pequeñas modificaciones para los anclajes de la nueva carrocería), pero ahora asociado a unas suspensiones de mayor recorrido que supuestamente consienten ese mayor control en un uso campero: una horquilla invertida sin regulación y un monoamortiguador posterior hidráulico con ajuste de la precarga.

Llama la atención el basculante, de doble brazo de una pieza de fundición de aluminio que deja a la vista los refuerzos internos. Las llantas son de aleación de 17 pulgadas y los neumáticos son de tipo mixto, unos radiales tubeless CST en medidas 110/70 17' y 160/60 17'.

Las suspensiones generan, principalmente, confort y suavidad de marcha, y sus tarados de perfil blando están destinados a engullir las irregularidades del suelo que pisamos. Por tanto, no hay que esperarse unas suspensiones tan aplomadas ni sólidas. Hacen su trabajo, y sólo se 'descomponen' cuando intentamos meterle a la moto un ritmo sport para el que nos está enfocado.

Pudimos hacer una ligerísima incursión en una pista de tierra, donde la T310 nos demostró que puede defenderse fuera del asfalto, pero no mucho más: sus suspensiones y llantas no son especialistas en estas lindes, aunque gracias a su manillar ancho, las gomas mixtas, la posibilidad de desconectar el ABS y las protecciones que la 'envuelven', podremos realizar alguna escapada campera ligera y corta.

Por otro lado, el tacto de la dirección lo hemos percibido algo suelto, quizás por el reparto de pesos que carga más el tren trasero o por unos neumáticos que no acaban de mostrarse muy efectivos, pero lo cierto es que por momentos, la parte delantera de la moto parece poco aplomada y precisa. Por lo demás, el dinamismo de la moto es muy agradable, los cambios de dirección son ágiles y el paso por curva es bastante neutro y limpio.

La frenada corre a cargo de un freno de disco delantero de 300 mm y uno trasero de 240 mm, que se ayudan con un ABS de Bosch 9.1M de doble canal que puede ser desconectado. Tanto el tacto de la maneta como el mordiente anterior son correctos, algo justos en dosificación, siempre y cuando no salgamos de la zona de confort de la moto. El pedal de freno posterior nos pareció estar demasiado bajo, complicando su accionamiento sobre todo cuando circulamos de pie en conducción offroad.

Motor

La T310 emplea el mismo motor que el resto de la gama, un monocilíndrico de agua, de diseño propio, de 312 cc (4 válvulas, DOHC), con inyección Delphi. Su potencia máxima llega a los 35,4 CV a 9.500 rpm -a unos 10 CV del techo permitido por el A2- y su par motor a los 30 Nm a 7.500 rpm.

En su segmento, sus prestaciones se quedan en una zona intermedia. No son unas cifras para alabar, pero estamos ante una mecánica honesta con su propósito de empujarnos con bastante solvencia en nuestros desplazamientos urbanos o extraurbanos y además ofrece la suficiente energía como sacarnos de paseo.

En nuestra ruta madrileña pudimos comprobar su buen funcionamiento en bajas y medias vueltas, suave y comprometido, con unas aceleraciones vivas siempre y cuando juguemos adecuadamente con su cambio de 6 marchas (de buena precisión) para mantenerlo en su régimen de giro 'caliente', entre las 6.000 y las 8.000 rpm. Su velocidad máxima alcanza sin muchos esfuerzos los 150 km/h.

Apenas notamos vibraciones en el conjunto excepto en la zona alta del cuentarrevoluciones, que es cuando se perciben algunas sobre todo en las estriberas. Contamos con un par de modos de conducción, el Sport y el Eco. No pudimos notan una diferencia sustancial entre ambos, aunque se anuncia que en el segundo se reduce el consumo de combustible y la entrega de potencia es algo más suavizada. El consumo medio de la T310 es de unos 3,5 litros a los 100 km.

Conclusión

Estamos convencidos de que la nueva marca Zontes, que se jacta de que el 80% de sus componentes de sus motos están diseñados, desarrollados y fabricados en su factoría, dará mucho que hablar en nuestro mercado. Sus responsables han anunciado que a lo largo del próximo año llegarán un buen número de novedades, de distintas cilindradas y segmentos, incluyendo una custom de 310cc, una naked deportiva de 125 y, más adelante, incluso scooters.

Esta firma china, que ha demostrado en sus primeros productos de dos ruedas un potencial de fabricación y unos estándares de calidad bastante 'europeizados', tiene una hoja de ruta muy clara: lanzar motocicletas de asombrosa relación calidad/equipamiento tecnológico/precio. Con la nueva T310, estamos ante una moto adaptada a las necesidades de los jóvenes motoristas que busquen un vehículo muy versátil, pero al mismo tiempo que se dejen seducir por su estética impactante y su inacabable lista de gadgets electrónicos. Su comportamiento equilibrado, su rendimiento mecánico correcto y su confort a bordo hacen el resto.

Highlights Zontes T-310

- Precio 4.495 €

- Monocilíndrico, DOHC, 4 válvulas, refrigeración líquida 312 cc

- 34.8 CV a 9500 RPM

- 30 Nm / 7500 rpm

- ABS Bosch 9.1 M independiente delantero/trasero.

- 1 disco de accionamiento hidraúlico en ambos trenes

- Horquilla invertida

- Amortiguador Monoshock

- 110/70 R17 y 160/60 - R17

- 2021 x 850 x 1320 mm

- Capacidad de combustible 15 L

- Distancia libre al suelo (mm) 168 mm

- Peso en orden de marcha (kg) 159 kg

- Altura del asiento (mm) 830 mm

- Distancia entre ejes (mm) 1.394 mm

EQUIPAMIENTO PROBADOR

Fotos de la Zontes T310

Fotografías por: Zontes Press
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"